3.5.09

La nueva revolución

Stephen Wolfram y la biblioteca Wolfram Alpha

Imaginen este argumento para una novela. Un grupo numeroso de judíos sale de Alemania en 1933, huyendo de las ominosas señales del creciente antisemitismo.

Se refugian en Inglaterra. Pasa el tiempo. Dos de ellos, hombre y mujer, se enamoran y se casan. Él es un novelista que construye historias políticas y romances y adopta el inglés como idioma literario. Ella es filósofa, estrella de su departamento en Oxford University, y su tema es la lógica filosófica.

En 1959 tienen un hijo que crece escuchando las más divertidas discusiones sobre una infinidad de temas, brincando entre libros de ficción y ensayos sobre el rigor del racionamiento científico. El resto de su vida parecerá balancearse entre esos dos polos: la creación de mundos imaginarios y la vanguardia de la ciencia contemporánea.

El niño estudia en Eton, es mucho menor que sus compañeros. A los dieciséis años publica ensayos de física en revistas académicas, a los diecisiete pasa a Oxford y un artículo suyo sobre la producción de
quarks pesados lo convierte en una autoridad. A los dieciocho entra en Caltech, a los veinte consigue el PhD.

En las siguientes dos décadas, su fama crece y sus hallazgos también. Pero él tiene un as adicional bajo la manga: quiere construir una casi infinita biblioteca inteligente, una a la que los lectores puedan formularle preguntas y que sabrá entenderlas y ofrecer una o varias respuestas. Una especie de oráculo.

Poco después de cumplir cuarenta y nueve años de edad, lo consigue.


Y dentro de pocas semanas, abrirá esa biblioteca al mundo. El hombre se llama Stephen Wolfram. No es una sorpresa que su biblioteca inteligente sea un mecanismo digital, porque Wolfram cree que la naturaleza del mundo mismo lo es: eso lo escribió hace siete años en un libro que ocasionó un escándalo en la academia: A New Kind of Science.

La biblioteca, un buscador online un millón de veces más sofisticado que Google, se llamará Wolfram Alpha, y se anuncia como la más radical revolución en internet en la última generación. Una novela de ciencia ficción, como las que escribía su padre. Un fruto de la lógica estricta y la razón rigurosa, como el trabajo de su madre. Wolfram nos deja a un paso de HAL 9000. Ojalá Wolfram Alpha no aprenda a leernos los labios.

PD: Este artículo de The Independent explica la utilidad de Wolfram Alpha y las expectativas que viene despertando.


9 comentarios:

Anónimo dijo...

Revolucion? El libro de Wolfram es una basura, no aportaba nada nuevo y preentaba ideas antiguas , como propias.

Julio dijo...

Oy tìo depre, còmo que es una basura?, no vez que ya funciona ese primer protocerebro cibernètico?, y si se encuentran coincidencias con la Teorìa de La Complejidad, normal pes queso, Wolfram se aproxima de manera empìrica mas que teòrica a su propuesta, y ya lo està logrando...onstarà Terminator???

Terminetoy dijo...

El ser humano se extiguirá en unas cuantas décadas, quizás cien años, pero no mucho más. Por eso me dan carcajadas cibernéticas cuando veo que agarran a golpes por alto tan efímero como la literatura.

Miguel Rodríguez Mondoñedo dijo...

Muy bien, Gustavo. El trabajo de Stephen Wolfram es en efecto tan fascinante como lo describes, aunque no le han faltado críticos. Una de las críticas centrales ha sido precisamente la presunta falta de aplicabilidad de sus nuevas propuestas sobre la naturaleza de la ciencia. Evidentemente, este projecto, si es exitoso, cubre ese vacío suficientemente. Esperemos.

Cabe decir que sus ideas constituyen uno de los más ambiciosos intentos por encontrar una "fórmula", es decir, un mecanismo formal que explique el comportamiento de la naturaleza de la misma manera en dominios considerados radicalmente diferentes. De hecho, uno podría decir que, si las ideas centrales son correctas, por primera vez es posible pensar en una unificación la física y la biología (en el sentido en que se inició la unificación de la física y la química con los avances durante las primeras dácadas del siglo XX). Eso significa que podríamos tener modelos matemáticamente precisos (o más exactamente, computacionalmente precisos) sobre la evolución---el "eslabón", el vínculo explícito, entre la selección natural y la morfología particular de una especie. En otras palabras, su proyecto consiste en explicar cómo se construye la complejidad en todos los dominios---incluido el arte.

Lo más interesante del projecto es que postula que el universo (y aquí incluimos la vida, y quizá la cognición) es en verdad simple. O para ser más exacto es el resultado de la repetición de principios muy elementales (y su interacción). Y que esa intereacción es reconstruible.

En coherencia con ese resultado, Wolfram escribió ya hace unos años un libro fascinante que es uno de los libros científicos más fáciles de leer que uno puede imaginar. Está online aquí, por si alguien quiere darle un vistazo.

http://www.wolframscience.com/

Habrá que ver qué resulta de esta aplicación, pero es en verdad modesta en comparación con las muchas otras posibilidades.

Anónimo dijo...

FUERA DEL TEMA....

Silvio Rodríguez denuncia que EEUU le impide asistir homenaje a Pete Seeger

El cantautor cubano Silvio Rodríguez afirmó el domingo que se siente "tan bloqueado y discriminado" por la administración de Barack Obama como por "los otros gobiernos" anteriores, pues no recibió la visa para ir a Estados Unidos al cumpleaños 90 de Pete Seeger.
--------------------------
A ver mi estimado, si nos da su opinion sobre cuales podrian ser las razones de EEUU (Obama) para impedir que este musico visite por unos dias los EEUU.

Anónimo dijo...

"Esto es puro Borges" es lo que pense cuando lei el post. Realmente parece ciencia ficcion.
¿Sera todo esto verdad?

QUE MIEDO.... latas de conservas de conocimiento procesado

cecilia dijo...

Segun como resume su concepto de inteligencia , en expresiones que resultan de procesos similares a los obtenidos usando la computacion pura,quiere decir que realmente todo el mundo sin distinguir raza ni clase social etc. puede llegar a conclusiones inteligentes y nada propias de unos cuantos ? antes claro teniendo la oportunidad de estudiar el uso de los ordenadores.
Si es asi como lo entiendo, me encanta la idea, por que realmente lo creo que es asi.
saludos.

Anónimo dijo...

Anónimo fuera de tema:

¿Por qué no le preguntan a Silvio Rodríguez cuáles son las razones por las cuales el Estado cubano restringe a sus propios ciudadanos la salida de ese paraíso comunista?

Batuque.

Anónimo dijo...

Ok, el buscador de Wolfram es basado en seres humanos que preparan las respuestas. Es decir, buscador Internet modelo 1997. Pero claro, en el estilo Wolfram, se presenta como propia ideas de otros. Eso se llama Modus Operandi. No creo que la gente se deje sorprender otra vez.
http://scitech.blogs.cnn.com/