8.10.09

El premio y los lectores

Herta Müller gana el Nobel de Literatura 2009

Se supone que una consecuencia inmediata del hecho de ganar un Premio Nobel de Literatura es que la obra del triunfador renace, se reedita masivamente, se traduce por primera o por enésima vez a infinitas lenguas, inunda las librerías del mundo entero.

Como prueba, basta con darse una vuelta por las librerías limeñas y regocijarse ante las decenas y decenas de títulos a la venta de autores como Jaroslav Seifert, Joseph Brodsky, Seamus Heaney, Wislava Szymborska, Gao Xingjian o Elfriede Jelinek.

El hipotético lector de este Puente Aéreo conoce más de un poema de Heaney; sabe que la premiación a Jelinek fue escandalosa e incluso más discutible que la de Dario Fo; sonríe
knowingly but also doubtfully ante la mención de Brodsky; asiente algo despistado cuando le nombran a Szymborska; tira la toalla y pide que le repitan, por favor, los otros nombres... ¿Jarosqué Xingqué?

No sé cómo es la cosa en el resto del mundo, pero diré que en los dos países que mejor conozco la adjudicación del Nobel de Literatura concita más atención por las especulaciones previas que por las consecuencias, y sólo cuando el premiado gozaba de cierta fama antes de la nominación su aura crece y resplandece un tanto, post-Nobel; mientras que quien era oscuro anteriormente, vuelve a la oscuridad en poco tiempo.

Herta Müller se merecería una fama mayor y se merecería, sobre todo, que su obra no llamara la atención por la decisión de los académicos suecos, sino por su búsqueda impenitente de un lenguaje que sirva para expresar el constante y obsesivo tema que la informa: la violencia indiscriminada y sin embargo discriminatoria de las dictaduras (en su caso, la que le tocó sufrir en carne propia: la de Nicolae Ceausescu).

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero el Nobel sí sirve para popularizarlos, aunque, usualmente, a precios ridículamente inflados.

Imre Kertesz, Gao Xingjian, Orhan Pamuk o J.M Coetzee son tres autores recientes de los que no había escuchado antes de que ganaran el Nobel y me alegro profundamente de haberlos descubierto. No es que ande explorando la literatura contemporánea húngara, china, turca o sudafricana.

Pinter y Saramago sí eran bastante más conocidos, pero es probable que alguien que, como yo, lee ficción solo por placer y no es especialista (pero que igual se angustia por todos los buenos libros que aún no ha leído), no los hubiera llegado a leer. A Saramago me lo regaló una tía por navidad: nunca me lo habría dado si no hubiera aparecido "Premio Nobel" en una cinta de papel en la portada. Si no fuera por el Nobel, me habría quizás regalado uno de Coelho. Los jurados son académicos y, auqnue los criterios pueden ser muy discutibles, creo que hay un mínimo de calidad aún (no conozco a Jelinek).

Joaquín Ferrer Ramos dijo...

No conozco la obra de Herta Müller pero no pongo en duda lo que escucho y leo de personas (incluido este bloger)en cuyo criterio confío. Pero por qué tengo la impresión de que la academia sueca vive apuntando sus flechas (o sus dardos) hacia la periferia, en lugar de dirigirlos hacia el luminoso e impelable centro en donde pastan unos cuantos genios de la literatura. Por qué tengo la impresión de que el literario no es el criterio de evaluación que predomina en las mentes de los académicos. A ver. La pregunta es: ¿Quién es el autor vivo más importante, perdurable, arriesgado, no se, etc.hoy día? Seguramente nos vendrá a la menta más de un nombre, tal vez cuatro o cinco, no siempre los mismos, pero habrá coincidencias. De una cosa estoy seguro, el nombre de Herta Müller no estará entre ellos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pero, Joaquín, no hay que equivocarse con Herta Müller. Es verdad que es rumana, pero escribe en alemán, vive en Berlín desde hace décadas y es una figura central de la escena literaria alemana. Difícilmente es una escritora periférica.

Joaquín Ferrer Ramos dijo...

Claro, claro. No quise decir que la literatura de Müller fuera periférica por su ubicación geográfica o por la trascendencia de su trabajo. No conoczo su obra, haría mal en criticarla. No use la palabra periférica para abordar el caso espesífico de Müller y tal vez esté, de mi parte, mal usada la palabra en este caso en particular. Pero a ver, tú Gustavo Faverón habría elegido a Herta Müller para el premio nobel por encima, no se, de Roth o Pynchon o por poner a una mujer (aunque esto no es una cuestión de géneros) Alice Murno, nombre que asomo sin conocer su obra, solo porque estaba bien ubicada en las quinielas.

Anónimo dijo...

Será entonces de los rumano-alemanes, incluso hay una región con nombre alemán Siebenburger, la mayoria "retornó" incluso antes de la caida del muro de Berlin.

Juaneco

Anónimo dijo...

Hola. Para tu información, se escribe Seamus Heaney, no Seamus Heany (lo escribiste así, las dos veces que lo mencionaste al ganador del Nobel de Literatura en 1995).

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Cierto, gracias.

Joaquín: te volteo la pregunta: qué te hace pensar, sin haber leído ni a Munro ni a Müller, que quien las haya leído preferirá premiar a la primera de ellas. No entiendo bien cuál puede ser la lógica de esa pregunta hipotética tuya. Lo otro que noto es que tu separación entre centro y periferia parece colocar en el centro únicamente escritores angloparlantes. Eso tampoco creo que sea muy preciso, ¿no?

Anónimo dijo...

Los cuentos de Munro son una delicia

Magda Díaz y Morales dijo...

No he leido a Herta Müller, pero también me alegro de su descubrimiento. De Kertesz ni hablar, para mi el mejor escritor vivo en la actualidad.

Lo que me parece increible es el Nobel de la paz a Mr. Obama. Entre otras cosas: No ha dejado de amenazar a Irán, no se ha salido de Medio Oriente, sigue en guerra en Irak y Afganistán, el Congreso estadounidense no ha aprobado el proyecto de ley para reducir las emisiones de carbono y apenas ha habido reducciones en los arsenales nucleares a nivel global desde que Obama subió a la presidencia. ¿Nobel de la paz? Tal vez sea el próximo Nobel de literatura, ya escribió un libro.

Joaquín Ferrer Ramos dijo...

pego de nuevo este comenterio que escribí por la mañana y que me parece que un problema técnico impidió que te llegara:

Es cierto: No hay ni lógica ni precisión en mis planteamientos, pero es que más que dejar asentado un punto, me hago preguntas (desde mi ignorancia) y de paso te las hago a ti que sí conoces la obra de Müller y de, seguramente, casi todos los grandes escritores con posibilidades de ganar el premio, y de los que ni siquiera se nombran y que se lo merecen.¿Sería posible decir que la academia no premia siempre (o casi nunca) al mejor autor? ¿Qué los criterios de selección pasan primero por la política, la ubicación geográfica, el género del autor, los temas que ese autor toca en sus libros y después, en segundo lugar, por la calidad literaria? No lo se. No digo que este sea el caso con Müller. Quizás su obra es maravillosa y yo solo estoy diciendo tonterías. Pero tengo mis dudas. Dudas que aclararé cuando las librerías de Caracas se abarroten con los libros de Herta Müller, como en su momento las aclaré con Le Clezio

M.P. dijo...

Sí, Gustavo Faverón siempre anda muy informado y ya había leído a Herta Muller mucho antes. Apenas se enteró que le concedían el Nobel fue corriendo a informarse en Wikipedia y a "leer" a Muller.

Siempre es así, es muy penoso que no nos puedas informar mejor.

M.P.

Anónimo dijo...

qué falta de perspectiva la de esa comentarista. Obviamente el premio no está orientado a lo que Obama ha hecho por la paz (no ha hecho nada) sino por lo que hará, y en especial por lo que dejará de hacer ahora que es Premio Nobel. Es como ponerle amarras, ahora se andara con cuidado dentro de la política exterior estadounidense.

Melitón

Anónimo dijo...

Me alegra que el premio nobel de la paz vaya a Obama.
Sobre el premio de literatura, imagino que algunos peruanos esten molestos porque no sea Vargas Llosa (aunque creo que Cisneros lo mereceria antes que aquel)
Sobre cuestiones de canon formation, amplio espacio por discutir. Gustos, ideologias, prejuicios.
Lo chistoso es que hace poco un vocero del Nobel de Literatura reivindicaba la literatura de las Americas, mientras criticaba el eurocentrismo de varias de sus premiaciones.
Con todo, yo no minaria (usando la dinamita de su fundador) el premio nobel. Muchos conocidos y desconocidos se pueden encontrar en librerias o bibliotecas, a veces, por primera vez. Y enriquecen la imaginacion, la diversifican, cuestionan ideas, y finalmente sirven como una plataforma de encuentros.
Y para quienes critiquen los criterios del nobel, la pregunta es: Cuales son tus criterios que, universal, aplicarias? Cuantos libros tendrias que leer, o que referencias te habrian de dirigir hacia A o B? Si la sola premisa es excelencia en literatura, que es literatura en las distintas culturas de este mundo globalizado?
Sabihondo, responde.

Anónimo dijo...

Y por si acaso, quien te señaló la errata de Heaney (es decir, yo) es un lector tanto de tu blog como de la poesía del Nobel de Literatura de 1995.

Anónimo dijo...

Apenas enterados lo del premio Nobel de la Paz para Obama, aqui en los EEUU, se armo una interesante discusion sobre la procedencia de este galardon. La derecha conservadora gringa se mostro indignada con el premio y aprovecho la coyuntura para atacar a Obama, comparandolo con lo q realmente hizo Bush por la paz en el mundo (????) Los liberales y las gentes de izquierda, mas pensantes, se mostraron sorprendidos y reflexionaron en torno a la idea del premio como un reto para el presidente Obama, se premiaba entonces no los logros presentes (q no los hay) por la paz en el mundo, sino el cambio de actitud, de giro de un nuevo presidente en relacion a su antecesor. Es no un premio para Obama y sus logros, sino contra Bush y sus desastres.
En lo que se refiere al Nobel de Literatura para Muller, claro uno se siente sorprendido, porq ella no es muy conocida en los EEUU, o en latino america, pero tengo entendido que si es una escritora de cierto prestigio literario en Europa. Me pregunto si se conoce a Bryce Echenique en Polonia, y en paises de Europa del este, probablemente algunos lo conocen, los mas leidos, pero en iberoamerica si es un escritor muy conocido. Creo que igual con la nueva Nobel de Lit., ademas se guro es una escritora de estilo "perfil bajo" -que los hay y muy buenos-, lo mediatico tiene mucho que ver, los medios pueden "inflar" por un tiempo la obra de determinado escritor y luego queda en el olvido, mientras que hay escritores extraordinariamente buenos que producen en silencio y algun dia son descubiertos...