23.10.09

Trabalenguas 23

Rasca-rascas de la epiglotis en días recientes

"Bajamos música, bajamos videos y eso según la ley peruana es piratería. Entonces, revela que la ley del siglo XX no se adapta a la mentalidad del siglo XXI y hay que cambiar esa ley".

(Blogger Marco Sifuentes, explicando que, como 6 de cada 10 limeños cometen el delito de piratería, entonces hay que dejar de considerar delito a la piratería. Claro, y como 8 de cada 10 limeños evade impuestos, supongo que también habrá que cambiar esa ley. Y como 9 de cada 10 directores de medios de comunicación se vendieron al gobierno de Fujimori, habrá que dejarlos tranquilos, considerando que lo que estaba mal era la ley: la ley que no se supo adaptar al mundo de hoy).

"Fue uno de los pocos escritores que influenciaron directamente en la obra de su compatriota Fernando Pessoa".

(Estupefaciente Víctor Colomural, disertando sobre el poeta portugués Mario de Sá-Carneiro, aprovecha para proponer la idea de que casi nadie influyó en la obra de Pessoa... ¿Y entonces de dónde salió el arte de Pessoa? Poesía infusa, que le llaman).

"Qué duda cabe de que la poesía está en efervescencia en el Perú. En la prestigiosa revista especializada en literatura Letras S5 han tenido por correcto reproducir mi reseña a Oeste oriental de Pedro Favarón".

(Notable demostración de modestia del antedicho Colomural, que esta semana dupletea en esta mi pequeña antología de necedades).

"Difícil denominar como salsa a toda la música hecha por Blades. El panameño ha hecho colaboraciones con Fabulosos Cádilacs o Calle 13, ha tocado música celta, ha experimentado con todos los ritmos, desde la música disco hasta el vallenato".

(José Alejandro Godoy encuentra problemático llamar salsa a la música que... evidentemente no es salsa).


30 comentarios:

Anónimo dijo...

"como 6 de cada 10 limeños cometen el delito de piratería"

hay turistas que vienen y se llevan piratería, sé de un cineasta argentino que se fue con su torre de películas europeas piratas

Luis Aguirre dijo...

Lo de Sifuentes es extraordinario. Muy gracioso. En ese mismo video -me parece que es de una entrevista a Enlace Nacional- tambien afirma que "segun la ley peruana bajarse musica o videos de internet (ilegalmente se entiende) es pirateria". ¿Y en qué país, me pregunto, no lo es? Quizas en el país de las Mulas.

Godoy es ya un clásico del humor. Realmente pensé que era amigo o conocido de Blades cuando tituló su post "Blades y yo". Homenaje a Jiménez, me dije (y al burro).

saludos

Mario dijo...

El comentario de Sifuentes parece reflejar un desdén a la ley y un deseo de volverla una mera acomodaticia del Zeitgeist imperante.

Me parece interesante y válido discutir los efectos y la racionalidad de las leyes, pero lo cierto es que mientras no se cambien debieramos respetarlas.

Esto me recuerda la idea de que en el Perú no hace falta tanto crear nuevas leyes sino más bien hacer cumplir con rigor las existentes.

José María Pérez Collados dijo...

Las leyes se derogan por otras leyes, no por su incumplimiento (caso contrario estaríamos sustituyendo a los legisladores por delincuentes). Pero en relación con el asunto de que tratamos, la piratería, su causa está en la deficiente regulación que todavía existe de un campo nuevo como es Internet. En todo caso, si permitimos que la ley de la Selva impere en este medio, ello justificará a los que ya comienzan a decir que "habría que limitar el libertinaje que impera en la Globosfera..."

Anónimo dijo...

tal vez puedas nombrar a MUCHOS escritores que hayan influenciado en Pessoa, enumera

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10
Si no, callate la boca nomas.

El anticuario dijo...

Sobre la inmodestia de Coral, no creo que realmente la haya, o, en todo caso, no creo que haya algo no natural en la inmodestia. Echa halagos a la revista que publica su reseña y anuncia que se la están publicando: ¿no es algo que tú, como cualquiera, haces o harías?

Anónimo dijo...

Quien habla de inmodestia, despues de pegar semejante foto al estilo ferni ampuero

Anónimo dijo...

Yo bajo semanalmente toneladas de pelicula, musica y series. Algunas las veo y borro inmediatamente, otras las guardo. Es algo que vengo haciendo sin parar desde el 2001. Nunca se me cruzo por la cabeza que eso que hago sea absolutamente legal. No soy tan caradura. Se que existen areas grises, pero una cosa es el intercambio entre cercanos, otra poner una obra recien salida a disposicion de millones de consumidores de manera abolutamente gratuita.

Anónimo dijo...

No hay nada en el DL 822 que norme específicamente sobre las bajadas de música por internet, lo que indica es que su distribución con fines de lucro está penada. Es decir, nadie puede ser sancionado a no ser que se pruebe que la múscia que has bajado la vas a emplear para venderla ya sea en Polvos Azules o en las Galerías Brasil, etc. Si encuentran en tu casa una copia pirata, puede ser para tu uso personal, pero si encuentran cien de la misma obra ya es otra cosa. En resumen, no hay sanción si no está específicamente detallada en la ley, tampoco cabe vías de interpretación en este caso. Lo curioso es esto: la mayor parte de la música que se vende pirata no se puede encontrar aquí. Vete a un tienda de discos, de las pocas que quedan, a ver si encuentras todo lo que quieres. Las distribuidoras de discos ya desaparecidasd eran un desastre: los viejos LPs salían en edición nacional muy trade y eran de calidad inferior a la de los países vecinos, ni hablar der los cassettes que eran lo peor de Sudamérica. Ahora que se tiene los CDs, las tiendas tampoco cumplen con ofrecer novedades, la mayoría son álbumes del recuerdo, recopilaciones y basura Disney, en este sentido nada compite con las Galerías Brasil u otros piratas. ¿Dónde está la oferta formal? ¿Dónde encuentro un original de The Fireman, Five for Fighting (u Ondrasik, como quieran) o Miranda Lambert?

Anónimo dijo...

Pero no te pases pues Gustavo Faveron, si tu tbn tienes notables muestras de modestia...; hace unos dias nomas publicaste unas entrevistas que te hicieron por ahi, ya deja tranquilo a Colomural.

R

Sebastián dijo...

Oh, esta terrible situación que vive mi país, en donde se me hace imposible encontrar un original de The Fireman, Five for Fighting (u Ondrasik, como quieran) o Miranda Lambert.

Julio Meza Díaz dijo...

Estimado Gustavo:

Sobre el primer trabalengua, un detalle: creo que deberías revisar algunas lecturas sobre Sociología del Derecho. Quizás de ese modo puedas entender la lógica del comentario referido.

Te recomiendo comenzar por los textos de Hernando de Soto.

Un abrazo,

Julio Meza Díaz.
DNI: 40894255

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Estimado Julio: tu comentario es precisamente el tipo de comentario que ningún blog necesita. ¿Tienes tiempo y ganas? Explica, entonces, cómo la sociología del derecho (y, dentro de ella, ¿la obra del economista Hernando de Soto?), pueden convertir en lógico el disparate citado.

Julio Meza Díaz dijo...

Estimado Gustavo:

En primer lugar, tengo ganas, pero no mucho tiempo (por si acaso, no me refiero al sexo, sino al asunto ese de explicar lo que me pides).

En segundo lugar, resumir la obra de Hernando de Soto y, sobre todo, el tema de la Sociología del Derecho en un par de párrafos carecería de seriedad. Es más, sería una tomadura de pelo para ti y los demás lectores.

En tercer término, te recomiendo que, cuando estés en Lima, te des un salto por la Facultad de Derecho de la PUCP. Alí hay un curso especializado sobre el asunto en cuestión (lo dictan cerca de cinco profesores). Quizás no te vendría mal que escucharas algunas de sus clases.

En cuarto término, ¿no te parece poco adecuado hacer una analogía entre la piratería y los medios de prensa que se vendieron a Fujimori? Como dirían los de mi generación, "te maleas".

En fin, ya sabes: te queda una tarea. Leer a De Soto y asistir a las clases de Sociología de Derecho de la PUCP.

Un abrazo. Y gracias por responder mi comentario.

Julio Meza Díaz.
DNI: 40894255

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Nadie te ha pedido que desarrolles en un comment todos los puntos cruciales de la sociología del derecho ni que resumas la obra entera de Hernando de Soto. Pero imagina si cada vez que alguien me pregunte algo sobre literatura en este blog yo le respondiera: bieno, léete estos cinco libros y lleva una maestría y después hablamos. ¿Te parecería una respuesta seria? No, obvio. Si en verdad tienes una opinión sobre el tema, estoy seguro que tendrás la capacidad de explicarla, ¿no?

Julio Meza Díaz dijo...

Ok, Gustavo.

El asunto se resume más o menos así. De Soto, tomando como base Desborde Popular y Crisis de Estado, de Matos Mar, desarrolla una teoría interesante sobre la informalidad y la formalidad. En El Otro Sendero pone como objetos de análisis las rutas informales de las combis, el tema de la posesión precaria de terrenos, y los vendedores ambulantes que pugnaban por un espacio en la vía pública. Todos ellos eran informales y, por ende, violaban leyes. Sin embargo, generaban normas internas y construían un capital cada vez más vivo. Este panorama generó lo que, por ejemplo, ahora es Lima Norte: el emporio comercial de grandes inversionistas y de un mercado de consumo descollante.

Ahora bien, siguiendo lo propuesto por De Soto, en las clases de Sociología del Derecho analizamos, allá por el 2002, algunas otras actividades que eran informales, y que estaban generando un capital impresionante. Uno de los puntos de estudio fue la piratería de programas de computo. Recuerdo que investigamos a profundidad este tema, y concluimos que, en Wilson, se comenzó vendiendo programas pirateados a comienzos de los 80. Y, a inicios del 2000, el mismo Wilson se había convertido en un bolsón económico importante, que acumulaba tantos activos que bien podía competir con todas las empresas formales juntas de Lima.

Aquí hay que agregar algo: la informalidad, como tal, tiende a la formalidad. Y es a esto a lo que se refería el comentario que hiciste mención. La informalidad es la muestra de que la realidad está más allá de la norma. Y es esta última la que, ante el panorama de la violación constante de la ley, debe abrir sus límites y abarcar a las construcciones normativas informales.

Otro detalle: esto sucede con temas muy específicos. Es decir, si todos se convirtieran en asesinos, la ley no tendría por qué expandirse y no castigar a los criminales. Hay temas que pertenecen a los principios del Derecho y, antes que nada, a la Ley Natural.

Un tercer detalle: no hay un solo ciudadano sentenciado ni civil ni penalmente en el Perú por el delito de piratería. Esto sería prácticamente un absurdo. Y los jueces lo saben bien. Saben que el dique de la norma está quedando débil frente a la marea de la realidad.

Cuarto detalle: recuerdo que, en el mismo curso, llegamos a esta conclusión, entre otras: los programas de cómputo están dirigidos a los mercados Norteamericano y Europeo que, por sus ingresos, puden adquirir dichos programas a los costos dados por sus productores. Estos jamás piensan adquirir utilidades en América Latina o África. Sin embargo, a los mencionados lugares envian su mercadería con los precios que ponen para el primer mundo. Y, como es obvio, casi nadie en América Latina o África puede comprar formalmente los programas de marras. Así que, frente a esta situación, sólo queda la piratería. O que los productores adecuen sus precios según el mercado a donde se dirigen. Puesto que, si Microsoft recupera sus inversiones y gana enormes utilidades en América del Norte y Europa, no sería interesante que, en vez de no obtener nada en Latino América o África, le de una forma económica a sus productos para que, en esto últimos sitios, la gente no opte por la piratería y compre y venda formalmente.

Quinto: mientras lo anterior no suceda, seguirá realizándose la piratería.

Bueno, espero haber sido bastante gráfico. Disculpa que no haya tenido la paciencia necesaria en los anteriores comentarios para exponerte estas ideas.

Un abrazo.

Julio Meza.
DNI 40894255

Julio Meza Díaz dijo...

Ok, Gustavo.

El asunto se resume más o menos así. De Soto, tomando como base Desborde Popular y Crisis de Estado, de Matos Mar, desarrolla una teoría interesante sobre la informalidad y la formalidad. En El Otro Sendero pone como objetos de análisis las rutas informales de las combis, el tema de la posesión precaria de terrenos, y los vendedores ambulantes que pugnaban por un espacio en la vía pública. Todos ellos eran informales y, por ende, violaban leyes. Sin embargo, generaban normas internas y construían un capital cada vez más vivo. Este panorama generó lo que, por ejemplo, ahora es Lima Norte: el emporio comercial de grandes inversionistas y de un mercado de consumo descollante.

Ahora bien, siguiendo lo propuesto por De Soto, en las clases de Sociología del Derecho analizamos, allá por el 2002, algunas otras actividades que eran informales, y que estaban generando un capital impresionante. Uno de los puntos de estudio fue la piratería de programas de computo. Recuerdo que investigamos a profundidad este tema, y concluimos que, en Wilson, se comenzó vendiendo programas pirateados a comienzos de los 80. Y, a inicios del 2000, el mismo Wilson se había convertido en un bolsón económico importante, que acumulaba tantos activos que bien podía competir con todas las empresas formales juntas de Lima.

Aquí hay que agregar algo: la informalidad, como tal, tiende a la formalidad. Y es a esto a lo que se refería el comentario que hiciste mención. La informalidad es la muestra de que la realidad está más allá de la norma. Y es esta última la que, ante el panorama de la violación constante de la ley, debe abrir sus límites y abarcar a las construcciones normativas informales.

Otro detalle: esto sucede con temas muy específicos. Es decir, si todos se convirtieran en asesinos, la ley no tendría por qué expandirse y no castigar a los criminales. Hay temas que pertenecen a los principios del Derecho y, antes que nada, a la Ley Natural.

Un tercer detalle: no hay un solo ciudadano sentenciado ni civil ni penalmente en el Perú por el delito de piratería. Esto sería prácticamente un absurdo. Y los jueces lo saben bien. Saben que el dique de la norma está quedando débil frente a la marea de la realidad.

Cuarto detalle: recuerdo que, en el mismo curso, llegamos a esta conclusión, entre otras: los programas de cómputo están dirigidos a los mercados Norteamericano y Europeo que, por sus ingresos, puden adquirir dichos programas a los costos dados por sus productores. Estos jamás piensan adquirir utilidades en América Latina o África. Sin embargo, a los mencionados lugares envian su mercadería con los precios que ponen para el primer mundo. Y, como es obvio, casi nadie en América Latina o África puede comprar formalmente los programas de marras. Así que, frente a esta situación, sólo queda la piratería. O que los productores adecuen sus precios según el mercado a donde se dirigen. Puesto que, si Microsoft recupera sus inversiones y gana enormes utilidades en América del Norte y Europa, no sería interesante que, en vez de no obtener nada en Latino América o África, le de una forma económica a sus productos para que, en esto últimos sitios, la gente no opte por la piratería y compre y venda formalmente.

Quinto: mientras lo anterior no suceda, seguirá realizándose la piratería.

Bueno, espero haber sido bastante gráfico. Disculpa que no haya tenido la paciencia necesaria en los anteriores comentarios para exponerte estas ideas.

Un abrazo.

Julio Meza.
DNI 40894255

Anónimo dijo...

Julio Meza,

Habrás llevado muy bien el curso de sociología del derecho, pero al parecer no te matriculaste en derechos de autor, ni en análisis económico del derecho ni en varios cursos de derecho civil patrimonial y derecho penal.

También en Tacora y la Cachina se desarrolla un gran mercado de productos robados, pero eso no puede llevar a pensar que se trata de actividades lícitas o que se deban legalizar. Lo que plantea De Soto es reconocer derechos de propiedad para formalizar y hacer crecer los negocios. La piratería es justamente lo contrario: desconocer la propiedad privada.

El hecho de que en el Perú la ley no se haga cumplir no significa que los derechos deban ser desconocidos.

Ello sin perjuicio del gran atraso que vive nuestro país debido al poco respecto de los derechos de propiedad intelectual. Acá muy pocos pueden inventar algo o darle valor agregado a sus creaciones, porque no hay una adecuada defensa de los derechos intelectuales. No hay desarrollo de software ni de nuevas tecnologías.

Es correcto lo que dices acerca de los precios prohibitivos que se establecen para el software, pero eso no quiere decir que el único camino sea la piratería. ¿Si el precio de los alimentos es también alto, ello facultaría a la gente a robarlos? La única diferencia entre un caso y el otro es que en uno hay más facilidad para detectar el delito.

Saludos,


Salvador

Julio Meza Díaz dijo...

Estimado Salvador:

Creo que Bullard, entre otros errores y horrores, siempre se olvida de hacer un análisis del contexto, pues, equivocadamente, para él esta palabrita es sinónimo de relativismo. En fin.

En ningún momento he hablado de que en Tacora o La Cachina se dan actos que deban legalizarse. Allí solo se comenten delitos, que tienen que ser penados sin ninguna tolerancia. No obstante, cosa rara es que, por ejemplo, la Sunat cierra negocios pequeños de aborrotes, pero (y hay que subrayarlo) se muere de miedo de sancionar a los delincuentes de aquellos mencionados lugares.

Ahora bien, con los derechos de autor el contexto es distinto. Tú hablas de desarrollar tecnologías y softwares, pero ¿cuántas personas podrían hacerlo si no se tuviera acceso a la piratería informática? Ve a la facultad de sistemas de la misma PUCP. Allí se trabajan con softwares, se generan programas y (no exagero) casi todos emplean de base tecnologías piratas. Gracias a ellas, la tecnología avanza en el Perú.

No niego que el derecho de propiedad debe ser respetado. En diciembre al parecer saldrá a la luz mi primera novela. A mí no me gustaría que me pirateen (claro que, desde una óptica lúdica, sería
muy divertido). Pero también tengo en cuenta que muchos libros son inaccesibles. En la misma PUCP: ahora no se puede fotocopiar libros enteros, pero ¿tú crees que la gente no cruza la universitaria y emplea las fotocopiadoras de enfrente?

No se puede negar la realidad con un dedo (y, en este caso, con una uña). No todos tenemos el poder adquisitivo de Bullard. Y no por eso debemos negarnos de un buen software o un libro. De otro modo, ¿no te parecería que el acceso a esos medios de información sería muy elitista?

Tú sabes que este debate da para más. Requeriríamos de doctrina jurídica y de perspecitivas combinadas sobre el derecho y la realidad nacional. Si quieres seguir dialogando sobre el tema, te dejo mi correo: julio.meza@pucp.edu.pe

Un abrazo,

Julio.

Martín dijo...

"Ello sin perjuicio del gran atraso que vive nuestro país debido al poco respecto de los derechos de propiedad intelectual. Acá muy pocos pueden inventar algo o darle valor agregado a sus creaciones, porque no hay una adecuada defensa de los derechos intelectuales. No hay desarrollo de software ni de nuevas tecnologías."

Salvador, China se desarrolló tirándose abajo todos los derechos de propiedad intelectual del mundo!!!! Y mira dónde están.

Eso sí es un trabalenguas...

Anónimo dijo...

Julio, Martín,

Lo que están proponiendo entonces es que el Perú haga lo que no ha se ha hecho ningún país del mundo (y probablemente no se haga nunca, salvo en una dictadura).

Que en China haya piratería no quiere decir que la ley no la prohíba ni que se combata. Tampoco se puede afirmar (¿fuentes, por favor?) que el desarrollo de China obedezca a la piratería.

Repito la pregunta: ¿si la necesidad y los precios altos de los libros, la música o el software justificarían la piratería, entonces estaríamos autorizados también a robar alimentos para dárselos a los más necesitados?




Salvador

Ivo dijo...

¿(lo dictan cerca de cinco profesores)? ¿4 o 6?

Julio Meza Díaz dijo...

Salvador:

Además de ser paradójico tu nombre, creo que no entiendes mi argumentación.

No digo que no se respete la propiedad privada. Lo que propongo (y sobre lo que se ha escrito mucho) es que las grandes empresas de diversos bienes y servicios acomoden sus precios según el contexto de América Latina y África. Te lo he señalado ya: dichas empresas recuperan la inversión y ganan grandes utilidades en Europa y América del Norte. Si esas empresas no adecuan su propuesta económica a nuestra realidad, no se podrá evitar la piratería.

Por otra parte, en ningún momento he hablado de dictadura. ¡No sé de dónde sacas eso! Al parecer demasiado Bullard te ha afectado en tu comprensión de lectura. Algo que es nocivo para cualquier abogado que se respete de serlo.

Ahora bien, nadie está diciendo que se robe a los ricos para darle a los necesitados. El ejemplo que suscribes es de una pobreza argumentativa que sorprende y da vergüenza ajena. Yo no creo que se deba repartir la riqueza, sino más bien producirla. Con tu ejemplo relativizas el asunto en discusión. Te propongo algo: ¿por qué mejor no lo contextualizas? ¿Sabes la diferencia de uno y otro concepto?

Finalmente, no suscribo lo mencionado por Martín. Primero porque hace unos años atrás en China se celebró el día del Derecho de Autor. Y luego porque China ha crecido por diversos factores distintos a los mencionados por mismo Martín. Uno de ellos: trabajadores que gozan de vivienda, alimentos, salud, etc. etc. debido a un estado benefactor. Gracias a esto, las empresas no necesitan gastar en sueldos elevados para la mano de obra que emplean. Por supuesto, no estoy de acuerdo con esta política. Hay que recordar, además, lo señalado por Vargas Llosa: China está expandiéndose económicamente; pronto su población reclamará más derechos; ergo, China derivará en una verdadera democracia.

En fin, Salvador. Te recomiendo leer un poco más. Recuerda que no solo de códigos y leyes vive el hombre.

Un abrazo,

Julio Meza.
DNI: 40894255

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ok. O sea que si esas empresas no venden a precios especiales, está bien piratear sus productos. Supongo que si decidieran no vender sus productos en el Perú también estaría bien piratearlos. O, en otras palabras, deben vendernos las cosas que ellos crean al precio que nosostros prefiramos o si no las vamos a robar, nomás...

Como quizás sepas, yo he publicado libros, en el Perú y afuera. Siempre que lo he hecho afuera ha pasado lo mismo: los precios resultan demasiado altos para el Perú, y nadie importa los libros. Y las editoriales peruanas casi nunca publican una segunda edición de un libro nacional porque, si es tan "exitoso" como para merecer una reimpresión, eso correrá a cargo de los piratas. A los piratas les importa un pepino si el producto es nacional o importado. Les importa que venda. Y si alguien plantea que los productos nacionales se deban vender a precios normales pero los importados se puedan piratear a precios ridículos, entonces se está creando una absurda diferencia y una discriminación sin razón alguna. El problema no lo notarás en materia de softwares porque el Perú no los produce, pero sí, por ejemplo, en materia de libros: el Perú es uno de los pocos miserables lugares del mundo hispano donde casi no se puede encontrar literatura clásica en ediciones decentes. ¿Por qué? Porque los piratas publican ediciones ridículamente malas, mutiladas, plagadas de errores o, en su defecto, ediciones malamente robadas a editoriales extranjeras y a las que se les extirpa el aparato crítico, etc, para abaratarlas incluso más. Y las editoriales peruanas no se atreven a sacar ediciones bien hechas de esos mismos libros porque no podrían competir con el precio de los piratas. Y eso que allí no tienen importancia los derechos de autor ni nada similar, porque se trata de obras con la autoría ya expirada. En cualquier lugar del mundo hispano puedes encontrar ediciones baratas y buenas de Vallejo, excepto en el Perú: maravillas de la piratería. ¿Y quien va a ingresar en el negocio de importar, aunque sea en cantidades pequeñas, DVDs de cine mundial? Nadie, porque no podrá competir con los piratas de Polvos Azules y demás. En el colmo de la mediocridad, los limeños creen que en verdad las selecciones hechas por los vendedores de Polvos llenan perfectamente el vacío, como si se tratara de selecciones hechas con algún criterio. Yo que doy clases sobre cine hispano veo esa desgracia de cerca: los piratas tienen casi todo el cine comercial latinoamericano y muy poco del mejor cine. No es que la piratería cubra el hueco: la piratería IMPIDE que el hueco se cubra con productos de calidad y selecciones inteligentes.

Anónimo dijo...

A ver si te animas, al menos, a incluir en tu trabalenguas 24 esta cita: "Y así como a veces está de un lado, a Rodrigo Fresán le toca este año también estar del otro".
La cita es de Thays: http://notasmoleskine.blogspot.com/2009/10/fresan-comenta-su-novela.html

Julio Meza Díaz dijo...

Gustavo, no le estoy dando categorías de valor a la piratería. En ningún momento señalo que es buena o mala. No sé por qué indicas que, según mi postura, está "bien" piratear los productos de las empresas transnacionales o peruanas. Esto tú lo infieres ¿de dónde?... no lo sé.

Pero bueno, lo que señalo es lo siguiente: que no se va a poder combatir la piratería si se sigue con la política económica actual. Pensar que se debe enviar tropas de policías a Polvos Azules o procesar a los vendedores de la Javier Prado es un absurdo. Meterás a la cárcel ¿a cuántos? ¿A cien?, ¿mil? Y, pese a ello, seguirá habiendo piratería. Puesto que la gente preferirá comprar las películas de Polvos Azules (que dices que son seleccionadas sin ningún criterio), antes que no ver nada. Seguirán comprando libros piratas antes que no leer nada.

De modo que el asunto amerita una solución razonable. Y no racional como propone Bullard o sus seguidores como Salvador. Es racional que, en el caso de la piratería, la ley debe ser respetada incluso a la fuerza. ¿Pero es razonable hacerlo? ¿Se logrará algo con eso? ¿Se acabará con la piratería?

Hhmm... no lo sé.

En fin. Te agradezco, Gustavo, por tu paciencia e interés. Ha sido un debate muy bacán. No compartimos las mismas ideas. Pero ha sido agradable exponer nuestras perspectivas del tema. Sin embargo, me retiro de este diálogo, puesto que en los días siguiente estaré ajustado de tiempo.

Un abrazo. Y felicitaciones por tu blog. Es bueno leer tus análisis. En lo personal, me gustan más los literarios.



Julio Meza
DNI: 40894255

Lucio Suárez dijo...

Gustavo dice:
Y las editoriales peruanas no se atreven a sacar ediciones bien hechas de esos mismos libros porque no podrían competir con el precio de los piratas.
Lo que puede extraerse de lo que nos dice, es que primero, el tema precio, es el único criterio con el que trabajan también las editoriales. En esto no se diferencian de los piratas. Segundo, que dichas editoriales, no son lo suficientemente competitivas como para crear un mercado que permita encontrarse el tipo de ediciones que refiere gustavo. Por lo cual, por no ser competitivas, podría establecerse que no merecen estar en el mercado.
La diferencia está en que el amigo Julio pone el problema que origina la piratería, en el lado de los oferentes de tecnología o, de cultura. Y gustavo, en el lado del consumidor, y su canallezco gusto por la piratería.
El problema, creo, es que Gustavo le exige atributos al lado que aún no tiene la sartén por el mango, vale decir, los consumidores. hay que recordar que el autor, el escritor o creador, no suffre solamente por la piratería, sinó, de igual o peor forma, por la índole de los contratos que establecen las editoras, o disqueras.
Una prueba de que la debilidad o falla está en los oferentes, es que, aún para gente que quisiera consumir productos dentro de los cánones del mercado formal, como en el caso de iTunes, no le es posible, por razones de cobertura geográfica. Alguien que quisiera comprar algún software o música del iTunes, no lo puede hacer. Entonces, en reemplazo del itunes, queda el emule, o los Torrents. De igual modo, alguien que se comprara los actuales Kiddle, si quisiera leerse algunos libros en su idioma nativo, no podría hacerlo, por la oferta limitada de la bibliografía de Amazon. en este sentido, a amazon tambi´
en debería caerle la descalificación que le propina gustavo a las colecciones mediocres de Polvos Azules. Si uno quiere leerse los últimos libros de cercas o de quien sea en Castellano, emule nomás.
No hay justificación de la piratería. Tiene que haber, sí, una entrada sincera a eso que llamamos realidad.
Saludos.

lucio

Anónimo dijo...

"tal vez puedas nombrar a MUCHOS escritores que hayan influenciado en Pessoa, enumera"

jajaja asqueroso bicho inmundo lárgate de la literatura peruana y universal.

quieres inluencias? toma influencias:

A:los evidentes, los wikipediables:

1-Schopenhauer.
2-Nietzche.
(nunca te preguntaste: DE DONDE VENDRA TANTO AFORISMO?)
2-Byron
3-Shelley
4-Keats
5-Bergson
6-Poe
7-Withman
8-Carlyle

B: pa tu libro pa que te luzcas bien bacán:

8- Marinetti (si el futurista del cual tanto renegaba pero que tan atento andaba de su obra) "Mi Oda Triunfal en el Nº1 de Orpheu, es lo único que se aproxima al futurismo"

9- Hegel:

Asi es. A pesar que la lectura de nietzche remodula esta influencia. En Hegel Pessoa encontró lo siguiente:
"Sólo el absoluto de Hegel ha conseguido, en las páginas, ser
dos cosas al mismo tiempo. El no-ser y el ser no se funden y
confunden en las sensaciones y razones de la vida: se excluyen,
mediante una síntesis al revés"
(pessoa, Libro del desasosiego)




FE DE RATAS (o sea tu creencia).

sobre lo que dices acerca de Sa carneiro esta bien excepto en una sola: QUE ESTA TODO MAL. Carneiro era su contemporaneo, su compatriota, su compañero de publicaciones, su mejor amigo. Taradazo. Precisamente por ese hecho no se puede hablar de influencia. Al menos en el sentido estético.

CARNEIRO FUE SU MEJOR Y MÁS CERCANO AMIGO. ES JODIDAMENTE IMPROBABLE QUE LA OBRA DE ALGUIEN SEA INFLUENCIADA POR UN CONTEMPORÁNEO, MEJOR AMIGO Y COMPAÑERO DE PUBLICACIÓN.

Mira pa q comprendas: Seria como si Alarcón dijera que su única influencia directa fuera Roncagliolo.

AHI TAN TUS INFLUENCIAS PEQUEÑO SER.

Anónimo dijo...

PARA JULIO MEZA QUE PONE DNI LOS CURSOS SUS PROFESORES EL AÑO Y CUAN ARDUO FUERON SUS PROLIJISISIMAS INVESTIGACIONES:

"China está expandiéndose económicamente; pronto su población reclamará más derechos; ergo, China derivará en una verdadera democracia."

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJA

ILUSO.
Te recomendaré como tú unos libros o quizá algunos cursos????



expansión ecónomica = reclamación de derechos = verdadera democracia

parafraseando tu suave sarcasmo con que te dirigiste al dueño de este blog:

ES BUENO LEER TU ANALISIS PERO EN LO PERSONAL PREFIERO VER PORNO.

tenemos señores a un mecanicista ultra liberal con su ya clásico discurso aforico: pronto...derivará...reclamará...

ayayay como decia Borges. ESTE MUNDO ES TAN RARO QUE TODO ES POSIBLE INCLUSO LA PROVIDENCIA

Anónimo dijo...

PARA JULIO MEZA QUE PONE DNI LOS CURSOS SUS PROFESORES EL AÑO Y CUAN ARDUO FUERON SUS PROLIJISISIMAS INVESTIGACIONES:

"China está expandiéndose económicamente; pronto su población reclamará más derechos; ergo, China derivará en una verdadera democracia."

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJA

ILUSO.
Te recomendaré como tú unos libros o quizá algunos cursos????



expansión ecónomica = reclamación de derechos = verdadera democracia

parafraseando tu suave sarcasmo con que te dirigiste al dueño de este blog:

ES BUENO LEER TU ANALISIS PERO EN LO PERSONAL PREFIERO VER PORNO.

tenemos señores a un mecanicista ultra liberal con su ya clásico discurso aforico: pronto...derivará...reclamará...

ayayay como decia Borges. ESTE MUNDO ES TAN RARO QUE TODO ES POSIBLE INCLUSO LA PROVIDENCIA