1.2.11

Mora Zero

Última pregunta (o: la misma pregunta, por última vez)

Mi último intercambio de posts, cartas y comentarios con el poeta horazeriano Tulio Mora me ha dejado convencido de cuáles son los límites finales de su supuesto desenfado y su supuesto no tener pelos en la lengua y su supuesto no temerle a nada a la hora de decir las cosas con claridad.

El límite aparece cuando se le pide que coloque un número sustancial (y, en este caso, sustantivo) de nombres propios en sus frases, en sus acusaciones a mansalva y en sus descontrolados arrebatos contra esos fantasmas de su invención a los que quiere hacernos creer que se enfrenta.

"Muchos están descalificados para opinar" y "muchos otros son gente muy respetable", dice. Y eso es lo más cerca que Mora puede llegar a la transparencia que se esperaría de cualquiera que interponga una acusación como la suya. No es transparencia, obviamente. Tampoco es opacidad, sin embargo. Más bien, parece pura mala fe, porque es el tipo de frase que deja a unos y a otros, a todos, cubiertos por la sombra de su inquina, pero no deja a nadie la oportunidad de rebatirlo.

Mora, resumiendo, ha acusado a los futuros autores de la "antología consultada" de poesía peruana 1968-2008, de haber querido usar una encuestra entre escitores, críticos de prensa y académicos para, manipulando la muestra de los consultados, obtener una especie de canon contemporáneo que, entre otras cosas, los incluya a ellos mismos (a dos de ellos) y margine a otros.

Para eso --sigue la acusación de Mora-- los futuros antologadores han reunido a un grupo en el cual, entre "gente muy respetable", han deslizado a "decenas" de otras personas que no están calificadas para opinar.

Pues bien: resulta que tanto aquellos que a Mora le parecen respetables como los otros, los que le parecen ignorantes y desacreditados, son gente de carne y hueso, profesionales de la literatura cuyo prestigio, cuya historia personal, cuyo trabajo a lo largo de los años no se puede poner en cuestión sin un solo argumento y, peor aun, sin dejar en claro de quiénes se está hablando.

Cuando le pido a Mora que diga quién es quién, a su juicio, es decir, quiénes son los válidos y quienes son los desacreditados, responde con ingenuidades de palomilla adolescente, cosas del tipo "usted es uno", o "ya mencioné a un par", pero sigue con la práctica de ocultar y callar.

Por supuesto, si todo se redujera, finalmente, al par de nombres que él se atreve a mencionar, en medio de una muestra original de más de un centenar de encuestados y casi un centenar de respuestas ofrecidas, la acusación de Mora regresaría al basurero de la que surgió.

Pero eso sería demasiado idiota. Nos permitiría decir sin sombra de duda que lo que Mora y Pimentel plantearon como un cuestionamiento grave no es otra cosa que una pataleta infundada. Por eso, vale la pena repetir la pregunta una vez más: ¿quiénes son las "decenas" de críticos y poetas y reseñadores y profesores universitarios que, según Mora, no tienen autoridad alguna para opinar sobre poesía peruana contemporánea? ¿Cómo se llaman y cuán significativa es su presencia, hasta el punto de invalidar todo el proyecto? Y, obviamente, ¿por qué no tienen autoridad para dar sus opiniones en una muestra de este tipo?

Para que Mora tenga mayores facilidades en la respuesta, le recuerdo la lista completa de los que fueron consultados por Güich, Susti, Chueca y López Degregori:

Javier Ágreda / Gastón Agurto / Fernando Ampuero / César Ángeles L. / Joel Anicama / Ricardo Ayllón / Miguel Bances / Violeta Barrientos / Carlos Germán Belli / Mónica Bernabé (Argentina) / Andrea Cabel / Jesús Cabel / Miguel Cabrera / Martha Canfield (Uruguay-Italia) / Ernesto Carrión (Ecuador) / Luis Alberto Castillo / Antonio Cisneros / Alfonso Cisneros Cox / Rocío Cerón (México) / José Córdova / Roxana Crisólogo / Eduardo Chirinos / Paolo de Lima / Juan Carlos de la Fuente / Rosella Di Paolo / Mariela Dreyfus / Peter Elmore / Jorge Eslava / Gabriel Espinoza / Carlos Estela / Ana María Falconí / Gustavo Faverón / Carolina Fernández / Camilo Fernández Cozman / Rocío Ferreira / Javier Gálvez / Luis Eduardo García / Carlos García Miranda / Javier Garvich / Ana María Gazzolo / Ericka Ghersi / Willy Gómez / Odi Gonzales / Ricardo González Vigil / Gustavo Guerrero (Venezuela) / Victoria Guerrero / Paul Guillén / Lorenzo Helguero / Héctor Hernández Montecinos (Chile) / Miguel Ángel Huamán / Reinhard Huamán / Miguel Ildefonso / Ignacio Infantas / Alexis Iparraguirre / Reynaldo Jiménez / Úrsula León / Óscar Limache / Santiago López Maguiña / Ernesto Lumbreras (México) / Óscar Málaga / Miguel Ángel Malpartida / Marco Martos / Maurizio Medo / Víctor Manuel Mendiola (México) / Bruno Mendizábal / Raúl Mendizábal / Marcos Mondoñedo / José Morales Saravia / Mario Montalbetti / Jorge Nájar / Guillermo Niño de Guzmán / Carmen Ollé / Diego Otero, / Abelardo Oquendo / Julio Ortega / José Miguel Oviedo / José Ignacio Padilla / Hildebrando Pérez / Sandra Pinasco / Enrique Planas / Bruno Polack / Giovanna Pollarolo / Rubén Quiroz / Alonso Rabí / Susana Reisz / Edgardo Rivera Martínez / Martín Rodríguez-Gaona / Rodríguez Jaime Zavaleta / Fred Rohner / Patrick Rosas / Víctor Ruiz / Alonso Ruiz Rosas / Isabel Sabogal / Claudia Salazar / Ina Salazar / Enrique Sánchez Hernani / Abelardo Sánchez León / Renato Sandoval / Roger Santiváñez / Romy Sordómez / Juan José Soto / Carlos Sotomayor / Modesta Suárez (España) / Iván Thays / Carlos Torres Rotondo / Mito Tumi, / Jaime Urco / Helena Usandizaga (España) / Alberto Valdivia / Selenco Vega / Stanley Vega / Dennise Vega Farfán / Marcel Velásquez / Elio Vélez / Carlos Villacorta / Gabriela Wiener / Jorge Wiesse / Rodolfo Ybarra / José Carlos Yrigoyen / Carlos Yushimito / Miguel Ángel Zapata / Luis Zúñiga / Raúl Zurita (Chile).

...

37 comentarios:

Anónimo dijo...

Alguien debería una encuesta de este tipo en narrativa.

Anónimo dijo...

Quizá confundió a Gastón Agurto con Gastón Acurio y ahí empezó todo el entuerto.

Anónimo dijo...

Señor Faverón,

El principal problema de la antología en cuestión es su punto de partida: no tiene criterios para delimitar el universo de estudio ("la institución literaria nacional" según los organizadores).

Por eso no se puede definir quién cumple con las características como para entrar en el universo de encuestados. (Simplemente porque no fueron definidas las características por escrito, ni fueron sustentadas por escrito).

Tampoco ha habido exhaustividad en términos "nacionales" para ubicar a las personas que cumplirìan con las características -características, repito, que no existen porque no fueron definidas.

El resultado es una ridícula muestra de apenas 100 personas aprox. donde, efectivamente, aparece gente variopinta que no sabemos qué requisitos cumplieron para ser encuestados.

Eso nos permite cuestionarlo todo porque no hay criterios de selección señor Faverón. ¿Por qué fue encuestado este y no este otro? Es la pregunta que todos nos hecemos. ¿Por qué no es amigo de los organizadores? ¿por qué les dio flojera hacer una llamada telefónica a la mejor universidad de Arequipa o de Cusco?

Si los organizadores dicen que querían conocer el canon de "la institución literaria nacional". ¿Por qué no buscaron encuestar a los especialistas que viven en Arequipa o Cusco, y que son tan conocedores o más de poesìa peruana que Rodolfo Ybarra o Gabriela Wiener?

La "institución literaria nacional" no fue definida, no hay criterios de selección, por lo tanto todo se reduce a encuestar a "la gentita que conocemos en Lima".

Entonces no hay coherencia señor Faverón. Tampoco hay una mínima credibilidad en tanto no se ha dicho cuánto porcentaje -de encuestas respondidas- del universo de encuestados calificados era necesario para que el estudio sea válido.

Señor Faverón, el señor Mora tiene todo el derecho a cuestionar una encuesta, como el dice, donde están "jalados en estadística", y a decir que muchas personas, a su juicio, no están calificadas, simplemente porque los organizadores del estudio no han presentado sus criterios de selección ni los han justificado.

Espero que esto lo ayude a entender esta situación y a no ser tan condescendiente con la falta de metodología y argumentos de sus amigos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ay, anónimos. El último anónimo comete todos los errores y tiene todos los prejuicios. Acaba diciendo que no debo ser condescendiente con mis "amigos". A ver. De los cuatro antologadores, a dos no los he conocido nunca. A otros dos sí, muy superficialmente. Aunque son personas que me caen bien, la verdad es que ninguno de ellos es mi amigo. ¿Por qué los llama amigos míos el anónimo? Porque así de pequeñito es su espíritu y así de chiquitas las ideas que encierra su cerebro... En cuanto a los errores metodológicos, le recuerdo que yo los señalé en mi primer post, y la respuesta de Mora fue que yo "quería quedar bien con todos".

tulio mora dijo...

Al anónimo/a que responde brillantemente a Faverón, también conocido como "Copy/Paste de Wikypedia", o también ICK: "ideas cero kilómetros". Lo/a felicito por el aporte teórico y solo por esa razón uso este espacio. Efectivamente para la Banda de los 4 la "institución literaria nacional" es Lima y todo lo que usted replica sobre el mamarracho metodológico de esa muestra revela que tiene una profesionalidad y conocimiento impecables sobre la materia. Le sugiero que publique ese comentario en otro espacio más visible y amplio para que la Banda de los 4 sepa cuál ha sido el impacto de un despropósito que tiene una sola razón: el billete. ¿No ve que la universidad financia iniciativas, incluso descabelladas como esta? Claro que antes la U debe aprobarla y para lograrlo la Banda de los 4 hizo lo mismo que Faverón: copió una antología consultada española y usó su metodología sin saber que allá ya había originado una durísima polémica. Claro está, era una antología privada (de la editorial Visor), de modo que el dueño de esa empresa podía hacer lo que le viniese en gana con su libro, pero en este caso estamos hablando de la plata de una universidad, mejor dicho del bolsillo de los padres que envían a sus hijos a ese centro de estudios. Así de irresponsable es todo.
A Faverón, que sigue cumpliendo su triste papelón de mayordomía: aparte de insultar groseramente al autor de este estupendo comentario, encima miente. Usted no aportó más que su foto en este cuestionamiento a la abortada antología, más algunas bajadas de Wikipedia. Los únicos argumentos que se pusieron en juego son los que usamos Pimentel y yo en nuestras dos cartas. El resto no ha hecho más que agarrarse de ellos.

Anónimo dijo...

Habria que precisar que esa no es la lista completa de los que fueron consultados por los profesores de la de Lima. Es la lista de los consultados que respondieron, porque hay quienes no lo hicieron, como los propios Pimentel y Mora, entre otros.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

La enésima oportunidad perdida por Tulio Mora para responder a una pregunta que se cae de madura y cuya contestación le daría cierto aire de seriedad a sus cuestionamentos.

Podría quedar, por fin, como lo que no es, un individuo transparente, en vez de seguir presentándose como lo que sí es: un intrigante que dice a gritos los predicados pero se guarda mucho de mencionar los sustantivos.

PD: Las referencias que uso provienen, obviamente, de diversas fuentes. Eso se debe a que no las he inventado yo: son datos objetivos y largamente historiados. Que Tulio Mora sólo pueda identificarlos con Wikipedia nos habla más de sus hábitos lectores que de mis hábitos referenciales. Y por cierto, aplaudo que lea Wikipedia, aunque debería hacerlo sin ese remilgo culposo de senectud que lo lleva a leer una enciclopedia virtual como si estuviera cometiendo un pecado.

No sé a los demás, pero a mí los ex-muchachos de Hora Zero me parecen cada vez más un club de canasta y cotilleo y chismografía de media tarde.

Anónimo dijo...

De acuerdo Mora, pero sigues sin especificar quien esta calificado y quien no para formar parte de la consulta. A la hora de dar nombres te tiembla la mano; para inventar subterfugios, forzar argumentos y enmascarar razones te sobra ingenio. Ay horazerianos, se creen tan originales y tan trascendentes, pero lo unico que han hecho ha sido estirar como un chicle las poeticas que ya estaban sobre la mesa en el 60. Que consecuencia podemos esperar de alguien como Mora que, critica a quienes se autoantologan cuando el mismo lo ha hecho, y con gran bombo, en esa cosa de seiscientas y tantas paginas llamada El broche de oro del sonido.

Anónimo dijo...

Mora ha hecho una antología de parte, una selección de todo loq ue hizo un determinado grupo literario, y Mora no cuestiona que nadie haga antologías personales.

El problema es que la de los amigos de Faverón no es una antología personal, sino un intento de capturar el canon de la "institución litararia nacional".

Y, querido pobre diablo anónimo, Mora y Pimentel prefieren los elogios públicos y la admiración de Roberto Bolaño -te invito que leas el prólogo de Bolaño a Ave Soul, y la mención a Pimentel en los versos de sus poemas- y no de un triste epígono llamado Faverón.

Así que señor Faverón poco pueden sus rabietas colegiales contra el respaldo de gigantes que no vieron en Hora Zero ningún chicle de los sesenta.

Usted siga con su papel de reaccionario y guardián del museo purista cultista de primera mitad del siglo XX. A nadie le importan sus gustos ni sus bajezas.

tulio mora dijo...

Oye: ¿eres tontito o te haces? ¿No leíste la 2ª carta a la banda de los 4 y nuestra entrevista en Caretas donde citamos a varios? Por lo demás, si fueras más listo y menos flojo te darías el trabajo de averiguar quién es quién en esa lista. Total, ya Faverón, siguiendo a la Banda de los 4, la publicó como el único argumento que tiene. Y si fueras aún menos distraído recordarías que le dije a Faverón que entre los descalificados también se encuentra él. Así que sigue sumando. A mí solo me tiembla la mano de indignación cuando la sinvergüencería se quiere disfrazar de "institución literaria", tontito. Tan tonto que ni siquiera recuerdas que jamás cuestioné la inclusión de López Degregori en su antología. Sostengo que tiene todos los méritos para hacerlo. Ya antes Hinostroza, en una breve antología que realizara, también se incorporó, advirtiendo que lo hacía sin falsa modestia, y otro tanto hicieron, pero con un pudor típico de los años 50, Eielson y Salazar Bondy cuando publicaron una antología de poesía peruana en Buenos Aires (toma nota de ambos datos, Faverón, para que aprendas a citar con más autoridad; en realidad ya me debes bastante con toda la clase que te he dado últimamente) al final del libro y con la advertencia de que lo hacían por exigencia del editor.
Para mí no es un problema ético si el antologador es un poeta bueno.
En cuanto a "Los broches mayores del sonido" que canallitamente, aparte de tontito, calificas el "broche de oro del sonido" (¿nos estás tirando dedo insinuando que somos senderistas?), fue considerado el mejor libro del año pasado y uno de los más importantes de la década pasada en Hispanoamérica. ¿Satisfecho? Si no lo estás agregaré que solo el día de la presentación (asistieron a la biblioteca nacional casi 500 personas) se vendieron 160 ejemplares y que a la actualidad ya se agotó. Y si me incluí fue justamente porque no se trataba de una antología -lo digo en la introducción, pero parece que como Faverón tú no lees nada-, sino de una "muestra" donde no pretendía un criterio discriminador, propio de una antología, sino de presentar la dimensión que tuvo HZ. Pero si tuviera que hacer una antología no solo de HZ sino sobre los 70, digamos, me incluiría, fíjate tú. Tengo una beca en México por mi primer libro "Mitología", un premio latinoamericano por "Cementerio general" con un jurado de lujo: Carlos Germán Belli, Alberto Escobar y Enrique Lihn y un Copé por "País interior", aparte de una traducción al inglés de "Cementerio..." y cuatro ensayos sobre ese libro y "Mitología" en los EEUU, uno de ellos de Consuelo Hernández pubicado por Visor en 2009. ¿OK?

profe de litera dijo...

bueno, de esa lista, para mí los únicos que podrían responder a una encuesta como esa en t[erminos de institucionalidad literaria, es decir, que podemos imaginar que para un lado u otro comprenden cabalmente el significado del asunto, son:
Javier Ágreda / Fernando Ampuero / César Ángeles L. / Violeta Barrientos / Carlos Germán Belli / Mónica Bernabé (Argentina) / Andrea Cabel / Jesús Cabel / Martha Canfield (Uruguay-Italia) / Ernesto Carrión (Ecuador) / Antonio Cisneros / Rocío Cerón (México) / Roxana Crisólogo / Eduardo Chirinos / Paolo de Lima / Rosella Di Paolo / Mariela Dreyfus / Peter Elmore / Jorge Eslava / Gustavo Faverón / Camilo Fernández Cozman / Rocío Ferreira / Javier Gálvez / Luis Eduardo García / Carlos García Miranda / Javier Garvich / Ana María Gazzolo / Willy Gómez / Odi Gonzales / Ricardo González Vigil / Gustavo Guerrero (Venezuela) / Victoria Guerrero / Paul Guillén / Lorenzo Helguero / Héctor Hernández Montecinos (Chile) / Miguel Ángel Huamán / Reinhard Huamán / Miguel Ildefonso / Ignacio Infantas / Alexis Iparraguirre / Reynaldo Jiménez / Óscar Limache / Santiago López Maguiña / Ernesto Lumbreras (México) / Óscar Málaga / Miguel Ángel Malpartida / Marco Martos / Maurizio Medo / Víctor Manuel Mendiola (México) / Marcos Mondoñedo / José Morales Saravia / Mario Montalbetti / Guillermo Niño de Guzmán / Carmen Ollé / / Abelardo Oquendo / Julio Ortega / José Miguel Oviedo / José Ignacio Padilla / Hildebrando Pérez / Sandra Pinasco / Enrique Planas / Bruno Polack / Giovanna Pollarolo / Rubén Quiroz / Alonso Rabí / Susana Reisz / Edgardo Rivera Martínez / Martín Rodríguez-Gaona / Alonso Ruiz Rosas / Claudia Salazar / Ina Salazar / Enrique Sánchez Hernani / Abelardo Sánchez León / Renato Sandoval / Roger Santiváñez / Carlos Sotomayor / Modesta Suárez (España) / Iván Thays / Carlos Torres Rotondo / Mito Tumi, / Jaime Urco / Helena Usandizaga (España) / Alberto Valdivia / Selenco Vega / Marcel Velásquez / Jorge Wiesse / Rodolfo Ybarra / José Carlos Yrigoyen / Carlos Yushimito / Miguel Ángel Zapata / Raúl Zurita (Chile)

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Con su firma unas veces y sin ella otras, el señor Mora se negó a hablar con nombres propios, hizo los roches mayores del sonido, perdió los papeles y nos dejó, solamente, la vergüenza ajena.

Anónimo dijo...

El que ha hecho vergüenzas ajenas solo eres tú faverón, porque solo has querido agredir a Mora y a Hora Zero, y no has dado ni un solo argumento a esta discusión sobre el principal y más importante punto debatible: la metodología y la ética de los investigadores.

Anónimo dijo...

Faverón, no hay "datos objetivos", no seas chicha!!

Aprende a consignar fuentes!!

Anónimo dijo...

Señor Faverón,

Le recuerdo que usted, en vez de analizar el tema metodológico (porque solo lo mencionó de paso, pero no dilucidó ni entró en materia en lo más mínimo -como sí hizo didácticamente e impecablemente Mora y uno de los anónimos), se agarró del tema para denostar a Hora Zero.

Desde entonces no ha hecho más que discutir detalles retóricos para enjuiciar la competencia intelectual de los demás, y querer desterrarlos del mundo "dialógico" -que, le recuerdo, no le pertenece a usted ni a sus caprichosas "reglas universales de debates racionales".

Se nota que usted ha aprovechado un tema coyuntural para atacar a Hora Zero, por puro resentimiento porque alguna vez uno de ellos le puso el mote de mayordomo.

Señor Faverón, le aconsejo con sinceridad que en vez de querer vengarse a cada rato de Hora Zero, trate de ignorarlos, por que sino lo que se evidencia es una necesidad de querer agredir, de querer llamar la atención a los que lo "despreciaron" alguna vez.

Por último, yo que soy provinciano le digo que, si bien puedo no compartir el tono de "manifiesto" y algunas veces beligerante de Hora Zero, sí comparto sus razones con respecto a esta investigación mal hecha, y sobre todo un poco insultante cuando pretende acercarse a la "institución literaria nacional" (sobre todo porque de encuesta "nacional" NO TIENE NADA).

Y si Hora Zero ha sido beligerante esta vez, pues es algo que comparto, como provinciano, ya que encuestas como la de la U. de Lima no hacen sino perpetuar la terrible tradición de EXCLUSIÓN histórica de nuestro país.

Por eso señor Faverón, no importa si los investigadores de la de Lima tuvieron "una buena intención". Pues de "buenas intenciones está hecho el camino del infierno". A estas alturas no nos debería importar las "intenciones", sino las políticas inclusivas, las metodologías coherentes, las investigaciones serias.

Por último le recuerdo, también como profesor provinciano que soy, que uno de los pocos -por no decir el único- movimientos poéticos y artísticos que alguna vez persiguieron DESCENTRALIZAR la producción de literatura y poesía en el Perú, en un sentido moderno -temático y estilístico- fue Hora Zero. Por eso mis saludos a este nuevo y bien fundamentado repudio del señor Mora a formas poco coherentes y éticas de querer reflejar "la institución literaria nacional".

Eduardo Gonzalez dijo...

Un chancho hincha sus pulmones bajo un gran limonero
mete su trompa entre la Realidad
se come una bola de Caca
eructa
Pluajjj
un manifiesto

(...continuará)

Anónimo dijo...

"PD: Las referencias que uso provienen, obviamente, de diversas fuentes. Eso se debe a que no las he inventado yo: son datos objetivos y largamente historiados."


¿Qué es eso? ¿Una especie de explicación gratuita? ¿Una excusa autoindulgente para encubrir taimadamente las diversas páginas de la "objetiva y largamente historiada" Wikipedia? ¡Por los dioses! ¡Después se habla de vergüenza ajena!

Gustavo Faverón Patriau dijo...

NOTA 1

Mis queridos anónimos: les recuerdo que el hecho mismo de que ustedes escriban estos insultos gratuitos y los envíen cobardemente sin una firma, es suficiente demostración de su nivel ético e intelectual. No es necesario para nadie abundar en otras demostraciones.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Es el colmo que alguien me acuse de querer desprestigiar la calidad intelectual de los demás. Eso es precisamente lo que ha hecho Tulio Mora: descalificar a "decenas" de intelectuales peruanos y extranjeros sin tener la valentía de mencionar sus nombres. Lo que estoy pidiendo es que hable con transparencia, en vez de ocultarse en sus frases dejadas a medias. Lleva cuatro o cinco días tartamudeando en todas direcciones sin decir un solo nombre propio.

Por otro lado, si los anónimos no se dan el trabajo de leer lo que he escrito antes, y entonces dicen que yo no me he referido a tal o tal tema, eso no es asunto mío. Lean, después opinen. Es el orden natural. Se lo recomiendo.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Al último anónimo: No. Es una respuesta a un comentario directo sobre el tema. Una vez más: leer antes de opinar, es el orden natural.

tulio mora dijo...

Para el ya apabullado Faverón y ese inesperado como pobre diablo de aliado que le ha salido, Eduardo González (incondicional de Chueca y Mazzotti), otro ignorante que ya reconoció en mi página de FB que de poesía solo sabe escribir su nombre: acabo de publicar íntegramente la trayectoria de cada uno de los consultados. Así que ahora puede callarse la boca para siempre, en cuanto a mí se refiere, y a seguir consultando wikipedia u ofrecer sus servicios de mayordomo a alguien de moda o simplemente a llorar porque ya vio: le ha caído duro. Para que sepa la vigencia que tiene HZ y cómo se identifican los jóvenes, de aquí y provincias, con nuestro movimiento.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

De antemano quiero pedirle disculpas a Tulio Mora por publicar el comentario anterior, obviamente escrito por un oligofrénico que firma con su nombre y se hace pasar por él, presumiblemente para desprestigiarlo.

Al falsofirmante, a su vez, debo hacerle notar que si "publica" notas en Facebook, sólo sus "amigos" serán capaces de leerlo. Y, aunque la noción no quepa en su cerebro, lo cierto es que el mundo es más grande que el círculo de sus amistades.

Ya que aparentemente ha aprendido a golpear el teclado con al menos una de sus patas delanteras, se le pide que aproveche ese nuevo talento y haga llegar el resultado de su notable investigación a este blog, donde será recibido con el mismo conmovido jolgorio con que disfrutamos del resto de su producción ficcional.

Silvius dijo...

Nota 2: Supongo que debe estar claro para Faverón, que eso de andar quejándose de los anónimos, es ya cosa de tías de media tarde, verdad?. Desde que su -blog se ha caracterizado por denegar opiniones firmadas cuando son discrepantes, quejarse de los anónimos es una trolada fatigosa.
Luego, Faverón debería pasar de esa seudo ironía o ironía escolar con Mora. Eso va bien para chicos de generales, no para un pata que anda dando vueltas por Maine.
Sobre su exigencia de nombres, creo que también ya quedó ocioso, no?. Mora ha dado ya nombres.
Nota 3: Pero, si Faverón no pasa de tratar de insultar a HZ o a los anónimos, como si fuera un listillo o maldito de secundaria, simplemente confirmará su condición de Mayordomo de la institucionalidad literaria.
Mayordomo, ¡qué buena! ja.

Anónimo dijo...

Que lamentable espectaculo de piconeria senil el de Tulio Mora. Simplemente no acepta que haya una antologia que no sea la suya. Ese es el meollo del asunto. La antologia consultada tiene sus obvios errores, pero no consagra a nadie. Ninguna antologia es suficiente para asegurar un puesto en el volatil canon. Eso lo sabe bien Mora, pero se transforma en un higado porque esa antologia podria eclipsar, aunque fuera momentaneamente, la suya propia, “humildemente” intitulada “Los broches mayores del sonido”, en la que se autoincluye.
A partir de tal berrinche, discute sin fundamentos, insultando, y vociferando contra un vaso vacio, mientras envidia la mesa del lado.
Como ejemplo, una de sus ultimas: “acabo de publicar íntegramente la trayectoria de cada uno de los consultados”
Seguramente se refiere a lo que aparece en el blog LuzdeLimbo, donde efectivamente se hace recuento de algunos -no “cada uno”- de los consultados.
Pero lo que se dice no es “la trayectoria de cada uno” sino un simplemente ligerezas que tratan de pasar por descalificaciones.
Mas importante es notar que varios de los consultados no respondieron. Y varios de los que no respondieron figuran en la antologia, incluidos Mora y Pimentel. Como nadie lo ha hecho, aca pongo la lista de los poetas que aparecerian en la antologia consultada pero que no respondieron a la encuesta. Tal vez habria que preguntarse por que no respondieron –en el caso de los que no estan muertos- y como asi aparecen en la lista. Descontando a Lopez Degregori y Chueca, estos no votaron “por sus amigos”, no votaron por nadie, incluso se negaron a participar en la encuesta, sin embargo aparecerian en la antologia:
Alba, Alvarez, Burgos, Chanove, Chocano, Cornejo, De Ramos, Echarri, Frisancho, Herrera, La Hoz, Martinez, Mazzotti, Mora, Morales, Moromisato, Quijano, Pimentel, Ramirez Ruiz, Rojas, Silva Santisteban, Verastegui, Watanabe.

Anónimo dijo...

Que lamentable espectaculo de piconeria senil el de Tulio Mora. Simplemente no acepta que haya una antologia que no sea la suya. Ese es el meollo del asunto. La antologia consultada tiene sus obvios errores, pero no consagra a nadie. Ninguna antologia es suficiente para asegurar un puesto en el volatil canon. Eso lo sabe bien Mora, pero se transforma en un higado porque esa antologia podria eclipsar, aunque fuera momentaneamente, la suya propia, “humildemente” intitulada “Los broches mayores del sonido”, en la que se autoincluye.
A partir de tal berrinche, discute sin fundamentos, insultando, y vociferando contra un vaso vacio, mientras envidia la mesa del lado.
Como ejemplo, una de sus ultimas: “acabo de publicar íntegramente la trayectoria de cada uno de los consultados”
Seguramente se refiere a lo que aparece en el blog LuzdeLimbo, donde efectivamente se hace recuento de algunos -no “cada uno”- de los consultados.
Pero lo que se dice no es “la trayectoria de cada uno” sino un simplemente ligerezas que tratan de pasar por descalificaciones.
Mas importante es notar que varios de los consultados no respondieron. Y varios de los que no respondieron figuran en la antologia, incluidos Mora y Pimentel. Como nadie lo ha hecho, aca pongo la lista de los poetas que aparecerian en la antologia consultada pero que no respondieron a la encuesta. Tal vez habria que preguntarse por que no respondieron –en el caso de los que no estan muertos- y como asi aparecen en la lista. Descontando a Lopez Degregori y Chueca, estos no votaron “por sus amigos”, no votaron por nadie, incluso se negaron a participar en la encuesta, sin embargo aparecerian en la antologia:
Alba, Alvarez, Burgos, Chanove, Chocano, Cornejo, De Ramos, Echarri, Frisancho, Herrera, La Hoz, Martinez, Mazzotti, Mora, Morales, Moromisato, Quijano, Pimentel, Ramirez Ruiz, Rojas, Silva Santisteban, Verastegui, Watanabe.

tulio mora dijo...

No extiendas tu oficio de mayordomo al resto, "Ideas Zero Kilómetros". Lloras como un marica cuando agudas e inteligentes comentaristas, pero para mala suerte tuya adversas a tus desperdicios que llamas respuestas, te replican con agudeza deplorando el nivel que pusiste a este intercambio de ideas. Y hasta reclamas, chaira en mano, propio de la lumpenería policiaca del fujimorismo, que se identifiquen sin ir al fondo de las cosas que te inquieren. No he leído una sola cosa inteligente tuya. Todos los argumentos que expusimos Pimentel y yo siguen vigentes, a los cuales he agregado otros en mi página Facebook que antes sí encontraste. Sigue golpeando el teclado con la cabeza (ya que no te sirve para nada más) y entra al blog de Víctor Coral y cállate para siempre. Pero antes debo agradecerte por ratificarme, en esta pocilga, a la que nunca había entrado, el nivel que representas como parte de la "comunidad literaria": sus miserias, su arribismo, su desconcertante ignorancia, la rápida tentación de la copia y sobre todo el fácil recurso del adjetivo con que reemplazan la argumentación consistente. Así es como consiguen trabajo en las universidades gringas pues (exceptuando a los intelectuales honorables, por supuesto): con la lengua en el culo para no opinar sobre la guerra en Iraq e Afganistán, porque el patrón los echaría a patadas (¿dónde encontrarían trabajo después con ese nivel intelectual?), fisgoneando financiación, becas y viajes, para seguir trepando y trapeando, codeando, desalificando, serruchando y sacudiendo alfombras como todo agachado mayordomo. Gracias que retratarnos la moral del peor pobre diablo que he conocido en estos últimos tiempos y encima bruto, porque los jefes de tu mafia al menos sabe esconder sus malas artes en la discreción.

tulio mora dijo...

UN COMENTARIO COMPLEMENTARIO A LA NOTA DE VÍCTOR CORAL
TULIO MORA
1
Estimado Víctor: complemento los nombres que presentas hoy en tu blog y que se suman a los que Pimentel y yo habíamos dado en una de las cartas a la Banda de los Cuatro y en Caretas. Aunque olvidaste que ese tipejo Rubén Quiroz quemó libros de Watanabe, de Pimentel y míos, entre otros del 70 (algún despistado dice que de Cisneros, eso no es verdad porque con los del 60 es un agachado). Me he enterado además (para eso hemos hecho periodismo) que ese hijito chuqui de Goebbels, celebrado por Abelardo Oquendo porque dijo que era discípulo de Lauer, y que debería ser sancionado con el desprecio de todos los poetas por el repudiable acto nazi del que solo habían sido capaces los militares cuando quemaron "La ciudad y los perros" de Vargas Llosa, publicó un segundo libro en España ¡nada menos que con un epígrafe de Watanabe! O sea, por arribismo, hizo lo mismo que Oviedo, al incluirlo en su pésima antología cuando lo cierto es que siempre habló mal de él. Esta es pues la ética de algunos de los consultados que la Banda de los Cuatro, como dice Sebastián Pimentel, metió en una lista mientras se tomaban un cafecito en la U de Lima.
Otra cosa que está demostrada a estas alturas es que la metodología utilizada, en tanto suma elemental de desopinadas subjetividades o simplemente de ignorancia, nunca iba a dar resultados objetivos o "científicos". Por ejemplo, un dato que habíamos olvidado y que ayer un agudísimo comentarista anónimo puso en cuestión en el blog de Faverón fue: ¿cuál es el margen de error de la ficha muestral de la encuesta consultada? ¿Cómo nos expican nuestros "científicos" de la Banda de los Cuatro que en una lista haya 100 votos (por los escritores más reconocidos) y en otra 23 (por los cinco libros "decisivos")? Ya lo sabemos por Faverón: conocen de nombre nomás a los poetas o porque los han visto más citados en los diarios.
Una última advertencia: pongo comentarios entre paréntesis sobre determinados consultados que no necesariamente son descalificadores sino información sobre la trayectoria del aludido, y quienes aparecen solo con su nombre obviamente son los que en mi opinión tienen todas las condiciones para ingresar en cualquier consulta, aun cuando, como repito, en muchos casos son adversos a HZ.

tulio mora dijo...

2
Aquí van:
Javier Ágreda (descalificado por sus constantes comentarios estúpidosen La República que Lauer evalúa previamente) / Gastón Agurto / Fernando Ampuero (nunca supo nada de poesía y es feroz enemigo de HZ) / César Ángeles L. (integrante de la mafia de Boston) / Joel Anicama (trabaja en colección Underwood de la Católica) / Ricardo Ayllón (chimbotano, de la editorial Ornitorrinco) / Miguel Bances (profesor de SIL, tiene un libro de cuentos y una tesis sobre el narrador Adalberto Varallanos, solo ha hecho crítica narrativa) / Violeta Barrientos (tiene una tesis sobre Enrique Verástegui) / Carlos Germán Belli / Mónica Bernabé (argentina, ha escrito un libro sobre el dandysmo en Valdelomar y Mariátegui, pero no sabe de poesía reciente) / Andrea Cabel / Jesús Cabel / Miguel Cabrera (vive en España y hace 40 años está desconectado del Perú) / Martha Canfield (Uruguay-Italia) / Ernesto Carrión (ecuatoriano, hizo una antología de poesía peruana joven) / Luis Alberto Castillo (amigo de CLD desde La Sagrada Familia, tiene un solo libro y ha sido reseñista en La Casa de Cartón) / Antonio Cisneros (el canciller de la poesía, al que Oviedo le puso 11 poemas frente a los 33 de Vallejo, es archienemigo de HZ) / Alfonso Cisneros Cox / Rocío Cerón (México) / José Córdova (arequipeño, editor de un sujeto innombrable) / Roxana Crisólogo / Eduardo Chirinos (uno de los jefes de la mafia de Boston) / Paolo de Lima (mayordomo de la mafia de Boston) / Juan Carlos de la Fuente / Rosella Di Paolo / Mariela Dreyfus / Peter Elmore (ha insultado a toda la poesía peruana al decir que pedigüeña del Estado) / Jorge Eslava (jefe de ediciones de la U de Lima) / Gabriel Espinoza / Carlos Estela (profesor de San Marcos, tiene un sello editorial) / Ana María Falconí / Gustavo Faverón (autodescalificado por ignorante, figureti y copión) / Carolina Fernández (profesora de San Marcos) / Camilo Fernández Cozman / Rocío Ferreira / Javier Gálvez (poeta chiclayano, vive en Arequipa, hizo una tesis creativa sobre Juan Ojeda que Miguel Angel Huamán desaprobó por no seguir los lineamientos del canon, sino utilizando el método de Lezama Lima para desmontar la obra de Góngora) / Luis Eduardo García (trujillano, tercer puesto en Copé, pero no hace crítica) / Carlos García Miranda (ignorante profesor de San Marcos, incondicional de MA Huamán) / Javier Garvich (un conocedor de la obra de Mariatégui que cita en los bares a gritos) / Ana María Gazzolo / Ericka Ghersi / Willy Gómez / Odi Gonzales / Ricardo González Vigil / Gustavo Guerrero (Venezuela) / Victoria Guerrero / Paul Guillén / Lorenzo Helguero (enemigo de HZ) / Héctor Hernández Montecinos (Chile) / Miguel Ángel Huamán / Reinhard Huamán (vive en España) / Miguel Ildefonso (tiene una tesis sobre Eduardo Chirinos y es colaborador solapa de la mafia de Boston) / Ignacio Infantas (cusqueño, sacó hace 10 años un librito de poesía, que se sepa nunca ha hecho crítica) / Alexis Iparraguirre (narrador, tenía un blog con comentarios banales) / Reynaldo Jiménez (sobrino de Sologuren, vive en argentina, editor y buen conocedor de poesía) / Úrsula León (editora de la revista Casa de Citas de la Católica) / Óscar Limache / Santiago López Maguiña / Ernesto Lumbreras (México, hizo una reciente antología de poesía peruana) / Óscar Málaga / Miguel Ángel Malpartida (poeta de San Marcos, trabaja una tesis sobre Wanatabe)/ Marco Martos (archienemigo de HZ) / Maurizio Medo (el de la "cholita y tropical") / Víctor Manuel Mendiola (México, miembro de la mafia de Boston) / Bruno Mendizábal (autor de un libro de poesía) / Raúl Mendizábal (conformó el grupo Tres Tristes Tigres, junto con los dos cabecillas de la mafia de Boston, Chirinos y Mazzotti, de oficio carpintero, publicó solo un librito) / Marcos Mondoñedo (profesor de San Marcos, tiene una tesis sobre Rodolfo Hinostroza y algo sobre Vallejo, su especiaidad es interpretación de textos, no la crítica de poesía) / José Morales Saravia / Mario Montalbetti / Jorge Nájar / Guillermo Niño de Guzmán / Carmen Ollé / Diego Otero /

tulio mora dijo...

3
Abelardo Oquendo (enemig de HZ) / Julio Ortega / José Miguel Oviedo (él mismo declaró que no conocía la poesía peruana desde los 80 y es autor de una oligárquica antología de poesía peruana, Visor 2009) / José Ignacio Padilla (dirige una revista, hizo un homenaje a Eielson y Moro en “Nudo”) / Hildebrando Pérez (solapa enemigo de HZ) / Sandra Pinasco (correctora de la excelente editorial de Arturo Higa, profesora de lenguaje en la Ruiz de Montoya, pero no practica la crítica literaria) / Enrique Planas (narrador, periodista cultural, jamás ha hecho crítica de poesía) / Bruno Polack (poeta de la U de Lima y miembro del taller de poesía cuando lo dirigía el gran Renato Sandoval a quien sacaron a la mala para colocar a CLD) / Giovanna Pollarolo / Rubén Quiroz (el hijito chuqui de Goebbels) / Alonso Rabí / Susana Reisz (feminista argentina, ha escrito bastante sobre Varela y Eielson) / Edgardo Rivera Martínez (excelente narrador, sobre todo de cuentos, y paisano mío, pero conoce poco de la poesía peruana más reciente) / Martín Rodríguez-Gaona (otro denostador de HZ) / Jaime Rodríguez Zavaleta (dirige la revista Quimera de España) / Fred Rohner (escribió algo de poesía y es experto en música criolla) / Patrick Rosas (vive en París hace 40 años, es autor de dos libros de poesía y de varios de cuentos, nunca ha hecho crítica literaria) / Víctor Ruiz (editor de Lustra, conoce algo de la última poesía) / Alonso Ruiz Rosas (conocido como el chauchiller porque es hijo del canciller Cisneros) / Isabel Sabogal / Claudia Salazar (editora de Fuegos de Arena en San Marcos, hizo un libro sobre Moro y ahora vive en NY) / Ina Salazar / Enrique Sánchez Hernani / Abelardo Sánchez León / Renato Sandoval / Roger Santiváñez / Romy Sordómez (joven poeta interesante, pero no ejerce la crítica) / Juan José Soto (conocido como “Augusto Ferrando”, es promotor cultural y autor de un libro, “Airado verbo”, nunca ha ejercido la crítica) / Carlos Sotomayor (hasta hace poco periodista cultural del diario Correo donde hacía entrevistas) / Modesta Suárez (España) / Iván Thays (narrador de medianías, no sabe de poesía) / Carlos Torres Rotondo / Mito Tumi (tiene una larga trayectoria periodística y es un hombre de integridad) / Jaime Urco (profesor de San Marcos, autor de un libro memorable, “Poca luz en el bar”) / Helena Usandizaga (España) / Alberto Valdivia / Selenco Vega / Stanley Vega (editor y promotor cultural de Chiclayo) / Dennise Vega Farfán (chimbotana, hace crítica de poesía) / Marcel Velásquez (se autodescalificó solo al decir que no lee poesía peruana) / Elio Vélez (ganó un concurso en la Católica por el libro jurado integrado por Silva Santisteban y sus padres putativos Marco Martos e Hildebrando Pérez / Carlos Villacorta (poeta inmanente, miembro de la mafia de Boston) / Gabriela Wiener (periodista y narradora que vive en España hace más de una década, no conoce de poesía) / Jorge Wiesse / Rodolfo Ybarra / José Carlos Yrigoyen / Carlos Yushimito (buen narrador pero de poesía sabe muy poco, editaba una revista en internet) / Miguel Ángel Zapata / Luis Zúñiga (editor de Borrador) / Raúl Zurita (buen poeta chileno y amiguísimo de los integrantes de la mafia de Boston).

tulio mora dijo...

4
Sumen, resten y saquen sus conclusiones. ¿Esta es la "calificada comunidad literaria"? ¿Existe? Por ejemplo, qué hizo ella cuando murió Westphalen, casi sin un cobre en los bolsillos, lo mismo que Paco Bendezú, Wáshington Delgado y César Calvo, a quien, según se dice, tuvieron que prestarle un terno para enterrarlo y hace poco su madre ha sido estafada por unos miserables que le pidieron su obra inédita sin que le dieran algo a cambio por sus derechos de autor? ¿Qué hace la comunidad literaria por derechos de autor, la jubilación y la seguridad social de los poetas? Cuando respondan los señorones académicos, los "científicos", los estúpidos como Faverón o los mafiosos, que solo buscan financiación, becas y viajes a costa de los poetas, entonces merecerán un reconocimiento. Mentras tanto, provecho nomás. Que se lo coman todo, Vallejo dixit. Y a otra cosa raposa mariposa.

Lima, 2-02-11

Anónimo dijo...

Hago un llamado para restituir el orden de las ideas en el debate.
Ricardo

tulio mora dijo...

ESTO DEBE IR AL FINAL DE LA PRIMERA PARTE
A ver si respondes este otro argumento como no hiciste con ninguno que te presentamos:

Pero otra pregunta que quedó pendiente es ¿cómo van a distribuir los poemas de los poetas seleccionados: seguirán la desastrosa manera de Oviedo, vale decir la oligárquica visión de que cuanto más tienes, más eres y resulta que Eduardo Chirinos tiene 13 poemas, Cisneros 11 e Hinostroza, el más importante poeta de Los Nuevos, solo 7; se orientarán por los resultados que obtuvieron en la encuesta: digamos, Watanabe entrará con 10 porque lo mencionaron 103 personas, López Degregori con 8 porque lo mencionaron 84 y así sucesivamente hasta que un significativo número (eso va a ser evidente) solo tendrá un poema? ¿Qué criterio primará en esa selección: el de los consultados o el de la Banda de los Cuatro? Pongo otro ejemplo, Abelardo Sánchez León, destacadísimo poeta de los 70, autor de dos memorables libros, "Rastro de caracol" y "El mundo en una gota de rocío", quien no aparece entre los diez citados y tampoco se hace mención a alguna de sus obras, sino solo su nombre entre los 35 restantes, ¿tendrá menos poemas que Domingo de Ramos o José Carlos Irigoyen que aparecen entre los diez más citados? ¿A eso se llamará una muestra panorámica de los últimos 40 años? Esta pregunta se desprende de una conversación que sostuve con Jerónimo Pimentel en 2009 quien me envió su carta dirigida a Luis Fernando Chueca, cuando también se autoexcluyó, argumentándole que le parecía absurdo comparar poetas con mayor trayectoria y libros publicados con los jóvenes que como él recién estaban empezando. Hoy él acaba de publicar un libro consagratorio: "La muerte de un burgués" y tampoco estará en esa muestra fallida.
Una advertencia antes de presentar la lista: hago comentarios entre paréntesis sobre determinados consultados no necesariamente descalificadores sino como información sobre la trayectoria del o de a aludido/a, y quienes aparecen solo con su nombre obviamente son los que en mi opinión reúnen todas las condiciones para ingresar en cualquier consulta, aun cuando, como repito, en muchos casos son adversos a HZ. Efectivamente estos últimos constituyen un grueso número y por eso sostuve, en mis cartas que le envié a CLD, que me autoexcluía porque ya presentía ese evidente sesgo si sumamos a la mafia de Boston, dos de la Banda de los Cuatro y amigotes de distinto pelaje, comenzando por los de San Marcos, desde Marco Martos, Hildebrando Pérez y Miguel Ángel Huamán para abajo.

Eduardo Gonzalez dijo...

2.

Un chancho hincha sus pulmones bajo un gran limonero
mete su trompa entre la Realidad
que es cambiante
se come una bola de Caca
(dialécticamente es una Caca Nueva)
eructa
(otra instrumentación)
pluajj
otro premio.

(...continuará...)

tulio mora dijo...

Ese que me califica de "piconería senil" es sin duda Chueca, disfrazado de anónimo. De otro modo, ¿cómo sabe quiénes eran los 14 de los 137 de los convocados que se negaron a participar, aunque olvida a Jerónimo Pimentel, a quien también invitaron?
No me pregunte, Chueca, por qué esos señores se negaron a responder, lo que sé es que poetas como Alba, Alvarez, Burgos, Chanove, De Ramos, La Hoz, Mora, Quijano, Pimentel y Verastegui. He excluido a los muertos (todos respetables) y a quienes tienen clarísimas vinculaciones con ustedes, los que me confirman que efectivamente era cierto lo de "yo voto por ti y tú votas por mí".
Y no hable de envidia que es trilladísimo. En esa tontera se escudaba el flojo de Oquendo (el que prometió que iba a ser el mejor crítico del Perú y hasta ahora lo estamos esperando) cada vez que nos aludía. ¿Se puede ser envidioso cuando uno se excluye de por lo menos 6 antologías? Ya dije que me parece ridícula gloria entrar en uno de esos mamarrachos, en el que solo ganan los que obtienen financiación, como ustedes, sorprendiendo a la U de Lima con una copia de antología muy cuestionada pero por lo menos salió del bolsillo privado de Visor y no de los de los padres de los chicos que estudian allí.
Y aprenda a ser más sagaz cuando analice las palabras: "broches mayores del sonido", verso de Vallejo, no alude necesariamente a mejor en calidad, sino a volumen. Es lamentable que no haya leído la introducción donde sostengo que lo tradicional de la poesía peruana es la poética del silencio, salvo Vallejo y algunos pocos más y por eso insurge una poesía con el alto volumen de las calles. A eso me refiero con el título. ¿Usted hace crítica literaria o juega yo-yo? (Y aquí intente ver si hay doble sentido)
En fin.

Anónimo dijo...

Al anónimo que sigue hablando de envidia hay que decirle:

1.-"Los broches mayores del sonido" es UNA MUESTRA de la producción de Hora Zero, una muestra de parte, QUE SE BASA EN LA PRETENSIÓN DE ABARCAR CON EXHAUSTIVIDAD LA PRODUCCION del movimiento (incluyendo a todos los poetas del movimiento), y también se basa en el GUSTO de un de los integrantes del movimiento (el gusto de Mora, para escojer los poemas).

2.- Mora no cuestiona que se hagan antologías personales como la que él hizo. En el caso de su libro, siendo él un miembro del movimiento, y siendo el libro una "muestra", Mora incluye sus poemas, sin ningún reparo ético.

3.- Lo que Mora cuestiona es que se hagan encuestas mal hechas, cuestiona una antología "nacional" para la que se encuestaron a unos amigos y gente cercana de los encuestadores, pero no a los especialistas de las provincias del Perú. Lima no es el Perú, señor, por favor entienda eso. Existen universiaddes y especialistas y escritores muy buenos y conocedores de la poesía peruana en Trujillo, Piura, Arequipa, Huancayo, Cusco, etc, etc.

Mora cuestiona el hecho de que, los que preguntan en la encuesta (porque estos investigadores pretenden conocer el canon de la "institución literaria nacional"), se pongan como canididatos en la lista de nominados que ellos mismos elaboran, por una cuestión deontologógica: los investigadores deberían tratar de no influir en el voto de sus encuestados.

Además, no ha habido criterios que permitan justificar, no solo la calidad "nacional" de la encuesta, sino la posbilidad de discernir sobre quién debía ser consultado y quién no.

Como ve señor anónimo, no son rabietas ni envidias, sino argumentos concretos sobre una encuesta. Mora no hizo ninguna encuesta ni pretendió conocer el canon de la "institución literaria nacional".

Por otro lado, señor Faverón, entienda de una vez por todas que usted no se va a pasar de listo con los poetas de Hora Zero, a punta de epítetos pueriles y baratos, ni con su ironía amariconada y tramposa.

Trate de ponerse más serio y responda con razones y entrando en materia, y no tratando de defender, como mayordomo que dicen que es, a un irrisorio y minúsculo grupito limeño y pituco de encuestados que de conocedores de la poesía peruana -y de representantes de la institución literaria "nacional"- tienen bien poco.

¿y todavía tiene la concha de reclamarse admirador de Roberto Bolaño?

Señor Faverón, Roberto Bolaño no solo fue un gran amigo de Tulio Mora y de Jorge Pimentel -con quienes además de compartir una militancia literaria, compartía proyectos editoriales-. Roberto Bolaño fue uno de los admiradores más acérrimos de Hora Zero y de sus poetas, de sus ideas, de su actitud, se sentía como un hermano menor de ellos. El movimiento Hora Zero fue esencial para Bolaño, para su poesía, y "Los detectives salvajes" es también un homenaje al movimiento y a todos ellos.

¿y usted viene a insultar miserablemente a los hermanos, compañeros e inspiradores de su admirado R. Bolaño?

¿por qué insiste en covertir su blog en una cloaca?

Jorge Frisancho dijo...

Hey, ¿no que no había provincianos en la consulta? La lista de Tulio identifica varios explicitamente, y varios otros que él no identifica como tales también lo son, por ejemplo el chino Mendizábal (Piura) y Alonso Ruiz (Arequipa).

Por lo demás, alguien pregunta así que contesto, aunque sea totalmente al margen: a mí me consultaron y no respondí porque no he leído suficiente poesía peruana reciente, y me encontré imposibilitado de opinar. La lista que los organizadores proveyeron como guía estaba llena de nombres que no pude ni siquiera identificar, así que preferí no meter mi cuchara. (Igual, creo, me hubieran descalificado los parámetros de Tulio, ya que vivo en el extranjero hace mucho tiempo, soy amigo de Eduardo Chirinos y J. A. Mazzotti, hace 25 años trabajé con Mazzotti en un periódico, he pubicado muy poca crítica de poesía, alguna vez Oquendo dijo que le gustaba un libro mío, y demás etecés). Me incluyeron nomás en la antología. Será que son mis amigos. O que estoy, sin haberlo sabido, en la misma mafia.

Otrosí, buena pregunta la de Tulio: ¿Qué hace la comunidad literaria por derechos de autor, la jubilación y la seguridad social de los poetas? Pero habría que expandirla: ¿Qué hace Hora Zero? O más, ¿qué hace el PEN club? Pregunto sin mala intención. Es que no lo sé.

Monseño B. dijo...

Así se habla, Tulio, en criollo.