23.4.11

La felicidad en el albañal

O por qué tantos creen que los Fujimori son una solución

Curioso, pero no tan curioso: quienes se aprestan a votar por Keiko Fujimori colocan como uno de sus argumentos (el más disparatado) su temor de que con Humala llegue una dictadura represiva, que barra con las libertades de información y de prensa.

Y para documentar su temor hacen circular información tergiversada, rebotan emails de entrevistas que nunca se realizaron, forman cadenas de mensajes cuyo origen debe de ser una oficina fujimorista largamente entrenada en campañas de desprestigio y cortinas de humo, y circulan artículos escritos por exabogados de Vladimiro Montesinos.

Y para ponerse al día sobre las cosas que Humala hará con sus libertades de expresión, leen los diarios y las  estaciones de televisión del grupo El Comercio, medios en los cuales, hace varios días, han empezado los despidos y los extraños nombramientos: despidos de periodistas que se niegan a escribir en favor de Keiko Fujimori y contra Humala, nombramientos de otros periodistas que ya estuvieron conectados con la mano negra fujimorista en la dictadura anterior.

Lo más lamentable es que en verdad creen que votar por Fujimori es mejor. Lo creen por otras razones: o porque son parte del circuito de la corrupción, o porque son parte del circuito del clientelaje, o porque el anterior gobierno de Fujimori los benefició de alguna manera y no les importan demasiado los costos que otros tuvieron que pagar (con su miseria o con sus vidas).

Empeñados en repetir los méritos de la dictadura fujimorista (la derrota de Sendero Luminoso y la salida de la hiperinflación), olvidan dos verdades coyunturales y muchas otras verdades más riesgosas.

Una de las verdades coyunturales es que la derrota de Sendero Luminoso fue producto del trabajo de un grupo policial que no contó con el apoyo de Fujimori y que laboró más a pesar de él que gracias a él: desfinanciado por su gobierno, minado por las desinteligencias de quienes dirigían la política interna, completamente al margen de la estúpida estrategia violentista del fujimorismo.

La otra es que la corrección de la hiperinflación fue la ejecución parcial y malhecha de un plan que había sido elaborado por el equipo de Vargas Llosa, que Fujimori implementó obviando las medidas de apoyo social, de la manera más salvaje e indolente (con lo que generó el súbito crecimiento de la pobreza extrema, de cuya reducción tomó el crédito años más tarde) y en estricta oposición a todas y cada una de las promesas que hizo durante su campaña.

Las verdades mayores, sin embargo, las que más importan de cara al futuro, son otras, aunque se conecten con las previas: el régimen de Fujimori implantó la mentira como forma habitual de discurso político, el acoso a la oposición como reemplazo del debate, las campañas de desprestigio como método permanente, la corrupción como mecanismo institucional, el chantaje como palanca para moverlo todo, la violencia mediática como lenguaje público, el menosprecio a la inteligencia como nueva forma de sentido común, el asesinato como instrumento de Estado, la compra de conciencias como modo de convencimiento.

El gobierno de Fujimori le puso un precio en oro a la hipocresía, a la vulgarización de la escena pública. Formó una generación entera de peruanos (y reformó a las anteriores y a las siguientes) en la idea de que cualquier síntoma menor de mejoría económica o financiera era más importante que la dignidad de la gente, les inculcó la idea de que una fluctuación negativa de la bolsa es más dañina que un homicidio masivo, que las cifras en azul son más cruciales que el respeto a la vida humana.

Más importante todavía y más aborrecible: el fujimorismo educó a los peruanos en la noción de que no importa la verdad sino la aceptación de la verdad oficial; les hizo creer que la tranquilidad de sus conciencias está en abrazarse al primer discurso que les diga, desde el poder, que los fines son infinitamente más importantes que los medios, o en forzarse voluntariamente a creer que las mentiras que les cuenten son equivalentes a una verdad, si esa mentira les resulta más cómoda.

¿Algo más triste? Sí: el fujimorismo le dio a millones de peruanos una excusa para suponer que toda acción inmoral es justificable en función del relativo bienestar económico inmediato, o, peor aun, en función de unas cifras macroeconímicas que difícilmente afectan el bienestar real de esas mismas personas.

¿Ustedes se han sorprendido en estas semanas al conversar con una prima abogada, un primo desempleado, un abuelo retirado, un ama de casa, un taxista, que cree que los muertos del gobierno fujimorista y los latrocinios del gobierno fujimorista son anecdóticos y secundarios?

Yo también (o yo sí): secretarios y administradoras, economistas y vendedoras de perfumes, hombres y mujeres perfectamente respetables que le dicen a uno: "bien hecho que mataron a todos los terrucos y qué pena si murieron inocentes, lo que cuenta es que Fujimori nos dio tranquilidad; en todas las guerras mueren inocentes, yo no me voy a mortificar pensando en los inocentes que murieron en esta guerra".

O dicen: "Bueno, quizás Fujimori robó más que nadie en la historia del Perú, pero él mismo creó esa riqueza". No los peruanos (que suelen pensar, tristemente, que la riqueza del Perú les ha sido regalada por un caudillo, no creada por ellos mismos), sino Fujimori. Fujimori el gran padre, Fujimori el dios inescrutable de cuyos procedimientos no hay que dudar. ¿Que el fujimorismo robó 6 mil millones de dólares: 750 dólares por cada peruano que vive en la pobreza; unos dos mil dólares por cada peruano en la pobreza extrema? Misteriosos son los caminos del Señor.

Esa es la terrible cualidad del fujimorismo: que cada vez que se vuelve a ofrecer como alternativa, confía en que su trabajo en la dictadura estuvo bien hecho: que, en efecto, la dictadura creó un número suficiente de peruanos que creen firmemente que el mal produce bien, que aceptan sin cuestionamientos éticos que el sufrimiento ajeno produce bienestar propio, que piensan que la prosperidad de los números es la única posible.

Criados en el albañal del fujimorismo, piensan que una cierta cantidad de basura no es sólo aceptable sino que es la condición natural de la vida peruana, y están condicionados a aceptar que en medio de esa basura está la felicidad. La única mediocre felicidad que creen que merecemos.

...

32 comentarios:

Rubén Gutiérrez dijo...

Definitivamente los Fujimori no son la solución, sin embargo,no existe otro camino posible por ahora. El plan de Gobierno del Sr. Humala destruirá todo lo que hemos construido en los últimos 20 años y luego de X años de gobierno nos dejará en la quiebra fiscal. Seria interesante que Usted informado comentarista leyera el plan de Gobierno de Humala y lo estudiase al detalle. Me parece muy soberbia su actitud e indignante, el hecho que Usted se sienta en la capacidad de meterse en mi conciencia y defina el porque yo no votaria por Humala y si por Keiko. Me gustaria que en caso ganase el Sr. Humala todos los peruanos del exterior (incluyendolo a Usted) regresasen a luchar por su Perú, y no se queden de meros espectadores cuando la crisis comience. Es muy fácil de lejos decir: si pues nos equivocamos! pobrecitos nuestros compatriotas! y los q de verdad amamos este país estemos otra vez aqui luchando por recuperar su institucionalidad y la economía una vez mas, y seria una lástima que nuestro Perú vuelva a retroceder en el tiempo. Ojala la Historia no se repita otra vez. Aunque dicen que nuestra "Historia" siempre se repite ...

Diego Trelles Paz dijo...

De acuerdo en todo lo que dice tu post.

José Oswaldo dijo...

Creo que todos aquellos que critican el Plan de Gobierno de Gana Perú no han leído, y sólo han escuchado la parte que tanto critican los medios (quienes claramente están a favor del Fujimorismo), si bien el Plan de Gobierno tiene cosas criticables, tiene muchos aspectos importantes como el desarrollo de la investigación, tecnología, industria nacional; por lo cual votar por Gana Perú no sólo significa frenar al Fujimorismo, sino desarrollar una economía sostenible, lo cual los que siguen el "modelo" no quieren hacer. Lean completo el plan y después critiquen ... No al Fujimorismo.

Félix Reátegui dijo...

Qué aburridas son todas las variantes de ese falaz argumento del tipo: "si no vives en el Perú, no puedes opinar". Me recuerda a otro muy enraizado en el sentido común, ese que suele venir después de una crítica: "bueno, ¿y tú qué propones?"

Anónimo dijo...

Es curioso que Ruben Gutierrez argumente que Keiko es el camino frente a Humala, porque con este ultimo tendriamos que recuperar la institucionalidad y la economia dentro de pocos años; joder!, quien fue el que destruyo la institucionalidad en la decada de los 90s? comenzando por la destruccion de los partidos politicos?, quien envilecio las FFAA? si no fue FUjimori?, quien cerro el congreso en el 92? quein dio un golpe de estado en el 92? quien se tiro abajo el Tribunal Constitucional?, quien puso de rodillas a la prensa comprando su linea editorial, coactando asi nuestra libertad de prensa??? quein hizo fraude, para eso pasandose por encima el JNE y la ONPE? institucines democraticas encargada de llevar a cargo elecciones?, entonces el argumento de RUben no tiene ni pies ni cabeza, escandalosamente obvia la historia que pasamos con el chino. Con el simple objetivo de continuar la politica enconomica sin ninguna minima modificacion o cambio se pretende borrar nuestra memoria reciente de envilecimiento como sociedad, NUNCA MAS UN FUJIMORI AL PODER, POR DECENCIA HUMANA MINIMAMENTE.
Omar

Un Oso Rojo dijo...

Salga Keiko Fujimori o salga Ollanta Humala ya veremos lo que haremos. Ni el uno ni la otra me convence; el uno porque no están claras sus intenciones y su verdadero plan para el país; la otra porque no acaba de matar al padre desligándose de la mafia de esos años.

Yo no creo que los que votarán por KF sean todos unos locos. Creo mas bien que sopesando ambas propuestas tienden a la opción más conservadora, y esa (lo querramos o no) es Keiko.

En cuanto al temor de que se repita el ciclo del fujimorato, este es un riesgo sí, pero bastante menor dada la actual coyuntura. El Perú no está en la misma situación de principios de los 90s, a menos que Perú Posible y el APRA traten de boicotear un eventual gobierno de Keiko más allá de sus labores de fiscalización. Aunque el boicot sería relativo, claro, pues hay más coincidencias que divergencias entre ellos y pienso que lograrán acomodarse. Es Ollanta el que talvez (repito: talvez) por la misma naturaleza de su visión de país trate de forzar reformas que choquen con el resto de grupos políticos, además de tratar de iniciar un carnaval populista que nos deje sin reservas, y acaso enfrentarse a los grandes intereses económicos. Lo siento, OH, los grandes intereses económicos ganarían y en tu derrota (posible) arrastrarías a todo el país... haciéndonos perder otra década.

Los números son crueles. Fujimori siendo dictador, en su gobierno murieron menos en la lucha contra la sedición que en los de los democráticos Belaúnde y García (incluyendo el García 2.0). Y si hablamos de corrupción, la de García 1.0 sólo se le puede comparar a la de Fujimori. La mayor diferencia es que Montesinos grababa sus tratos y los apristas (y todos los que los antecedieron) no.

Un Oso Rojo dijo...

a

Anónimo dijo...

No pudo explicar mejor todo lo que quería decir. Sí, sobre todo lo de mi familia: gente muy respetable y hasta católicos practicantes restándole importancia a la muerte de personas inocentes, es indignante, es decepcionante. No a Keiko. Los que amamos y respetamos la vida humana jamás apoyaremos a Keiko

Anónimo dijo...

Contundente.

Una pequeña nota, tengo la impresión que en esta oración hay un "no" omitido, o me equivoco?

"Lo más lamentable es que en verdad creen que votar por Fujimori es mejor. Lo creen por otras razones..."

Ivi dijo...

Desde luego que NO, nunca mas un Fujimori, por decencia y por un poco de autoestima!!

Fico dijo...

Anónimo: No vale la pena rebatir los argumentos de Rubén Gutiérrez, es uno de esos hijos criados en el albañal del fujimorismo tan claramente descrito en el excelente post de Gustavo Faverón

Ivi dijo...

Desde luego que NO, nunca mas un Fujimori al poder, por decencia y por un poco de autoestima!!

Anónimo dijo...

Excelente artículo. Coincido plenamente, sobre todo en aquella parte en el que mencionas lo de la economía por encima de la dignidad. Resulta curioso, pero este discurso coincide casi plenamente con el del comunismo más ortodoxo cuando dice que lo fundamental es satisfacer las necesidades básicas, y que luego habría que preocuparse por los derechos humanos. Las grandes naciones no se conformaron ni se unieron a una gran bonanza económica, lo hicieron a partir de crear entre ellos lazos y proyectos únicos, basados en la confianza y el respeto mutuo. Hasta una empresa capitalista no solo es número y cifras. Para que pueda crecer y desarrollarse necesita crear a su interior un espíritu de cuerpo, que no puede ser sino a condición de que todos se sientan representados y respetados.
El fujimorismo es la expresión más dura de la falta de respeto al ciudadano, del latrocinio y de los proyectos personales.
Nunca más. Que no nos arrebaten otra vez nuestra dignidad. No a la mafia fujimontesinista.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con este artículo. ¿Qué es lo que pesa más, el bolsillo o la ética? De eso se trata finalmente, nadie quiere perder lo ganado y por eso prefieren ignorar el pasado.

ani guerrero dijo...

Otro aspecto interesante del comentario del señor Ruben Gutiérrez es que al mismo tiempo en que desea que el Perú "no retroceda", ignora el hecho de que los mismos gobernantes de los 90 estarán respaldados con su voto. No quiere retrocesos pero vota por quienes representan "lo pasado". Sería interesante saber sus argumentos sobre por qué los Fujimori, esta vez, harán todo lo contrario a lo que hicieron antes. Por lo demás, encontré el artículo bastante prolijo en el análisis, ayuda mucho para ordenar las ideas.

gladysrodriguezvasquez dijo...

hay gente que se dice culta e inteligente y con criterio pero solo repiten lo que comenta vargas, mariategui o palacios, casi las mismas palabras y los mismos argumentos pero ninguno sustentado en su propio criterio o analisis, el tema de la afp ya da lastima por que no han escuchado a ningun economista solo es la mima opinion " nos van a quitar nuestro sueldob " tal como lo dice j. tapia

Luis Paz dijo...

A veces a mucha gente le importa tanto el billete, que pueden justificar cualquier cosa abominable, incluso a poner en segundo plano sus valores ... bueno pues si no crees en Humala no votes por él, pero si viste toda la miseria moral que dejó Fujimori tras de si, aunque sea vota blanco o nulo, si es cierto lo de Humala prefiero vivir eso (aunque dudo mucho sinceramente porque los medios que lo defienden son los mismos que nos engañaron con Fujimori) lo asumiré, prefiero mil veces eso a respaldar moralmente a alguien que le hizo tanto daño a mi país, y por su responsabilidad muchos compatriotas desaparecieron, murieron y/o sufrieron. No todo es billete en la vida.

Ruben Gutierrez dijo...

Es interesante ver que ninguno de los comentaristas ha leido el plan de Humala, o simplemente lo quieren dejar pasar por alto, o por último concuerdan con los lineamientos de ese plan. Si es q concuerdan con el plan les recomiendo irse a vivir a Cuba. (1) No digo que los que viven fuera no opinen, toda la libertad del mundo para opinar. Sin embargo, si su opinión guia al pais a decisiones erradas que asuman su responsabilidad y el compromiso de recuperarlo del hoyo donde lo metieron. Si un comentarista es formador de opinión pública, minimamente debería ser coherente con las consecuencias de su opinion. (2) Aqui lamentablemente se está eligiendo el mal menor. Es increible q no quieran enterarse de lo que el plan describe. Me he tomado el trabajo de leerlo y ya iré publicando con el correr de los días cada cosa que quieren hacer los humalistas con nuestro Peru. Ellos creen q destruir el modelo permitira que los pobres salgan de la pobreza y lo único que harán es distribuir mas pobreza. (3) Si quieren comentar los posts que escribo, excelente, solo espero que se identifiquen con nombre y apellido para saber con quienes estoy debatiendo. La discusión debe ser alturada. Es muy facil decir, este piensa asi, este proviene de alla. Asi como ustedes trato de informarme lo mejor posible. Si no concuerdan con mi opinion, argumenten, y no prejuzguen. (4) Al que dice que mi argumento no tiene pies y cabeza. Por favor, 2+2=4. Humala dice: "haremos el plan de gobierno, sin ningún cambio, 30% del Peru lo respalda". OK. No tiene mayoría en el Congreso y su plan requiere de muchas reformas constitucionales, ¿como lo hara? hasta la pregunta es impertinente. ¿Se quedara de brazos cruzados y no ejecutara su plan? Es obvio que no. Entonces, ¿como?, violentando la Constitucion y el estado de derecho. Quien no quiera ver, haya el. Es facil decir, Fujimori lo hizo y lo volvera hacer. Eso es una mentira. Sabemos que ellos no quieren realizar cambios radicales a la actual forma de gobierno ni sistema economico. Es muy probable que quien violente (porque necesita hacerlo) el estado de derecho es Humala. A vender humo a otra parte. Slds.

Anónimo dijo...

a ud. sr. gutierrez, le parece poco que roben,asalten y maten a indefensos ciudadanos en pos de la politica sucia y rastrera de fujimori? por favor ud, debe de ser un moustruo de aquellos que creo el dictador, se ve claramente que ud, ni siquiera respeta a su familia! que haria ud, si de la noche a la mañana 20 sujetos encapuchados visitan a su casa matan a toda su familia hasta al perrito faldero que tiene por no pensar como ellos? hablaria o pensaria ud.como lo esta haciendo ahora? keiko hara esto y mas,por que esa mujer no tiene escrupulos como su padre convicto, a ella solo le interesa el dinero de todos los peruanos, incluso el suyo; ahora si no me cree, entonces ud., es parte de esa mafia de matones sinverguenzas!

Anónimo dijo...

Y al final, ¿"por qué tantos creen que los Fujimori son una solución"?

Tantas palabras y dejaste tu propia pregunta sin respuesta. Que me devuelvan mi dinero.

José Oswaldo dijo...

Sr. Ruben Gutierrez, digo que usted no ha leído el Plan de Gobierno que tanto critica porque allí mismo se proponen hacer reformas en investigación, tecnología, Industria nacional (que ya ha sido reconocido por expertos http://www.rpp.com.pe/2011-04-17-experto-destaca-propuesta-de-humala-en-ciencia-y-tecnologia-noticia_356473.html), que como todos sabemos (aunque los medios quieren callarlo) son el único camino para poder tener un desarrollo sostenible y poder soñar con ser una potencia algún día, el Plan de Gobierno de Fuerza 2011 no tiene nada de eso, y aquellos que defienden el actual modelo tampoco hablan de eso, eso es mala para el Perú? ... Hay cosas criticables sí, pero las cosas buenas las superan, y creer que sólo destruirá todo lo que se ha hecho es FALSO, así como Ud. mismo argumenta, Gana Perú no tiene mayoría ni al apoyo de todos; tanto Fujimori, Chávez y Morales tuvieron el apoyo de la gran mayoría en sus países para poder cerrar sus congresos, no sea parte de esa campaña de miedo que los Grupos de poder nos quieren hacer creer.

zeta dijo...

Estoy también de acuerdo, y prácticamente esto consolida mi opinión: no votaré por ningún motivo por Keiko... Ahora está en decidir entre Humala y el voto viciado... ¿Podría dedicarse más a Humala?

Anónimo dijo...

Zeta, ¿tan fácilmente te convencen?

Anónimo dijo...

Sr. Faverón, a cer si puede ud. rebatir los argumentos de Jaime Bayly:

Los Golpes de Humala

UNO
El señor Alberto Fujimori dio un golpe de Estado en abril de 1992. Fue un grave error. Nada justifica atropellar el imperio de la ley. Sin embargo, la gran mayoría de los peruanos lo aplaudió entonces y lo reeligió años después. ¿Todos esos peruanos que celebraron el golpe del señor Fujimori y lo convalidaron votando por él en 1995 se habrán muerto ya? ¿Tanta gente se muere tan rápido?

DOS
Cuando el señor Fujimori dio el golpe de 1992, su hija Keiko tenía apenas 16 años. Era menor de edad. Estudiaba en el colegio Recoleta. No tiene sentido suponer que Keiko tramó el golpe o participó del golpe o animó a su padre a dar el golpe. Keiko era una adolescente que cumplía deberes escolares. Por lo tanto, es injusto y abusivo culparla del golpe de su padre. A los hijos menores de edad no se les culpa por los errores o los delitos de sus padres.

TRES
Cuando el señor Fujimori dio el golpe de 1992, el señor Ollanta Humala era oficial del Ejército peruano. Tenía 29 años, estaba a punto de cumplir 30 años. Era un soldado hacía ya 10 años desde 1982. Como todos saben, el señor Fujimori dio el golpe de Estado con el apoyo explícito del Ejército peruano. Para que no quedaran dudas, sacó los tanques a la calle y los jefes militares apoyaron públicamente el golpe. El Ejército fue, pues, cómplice del golpe, aliado del golpe, pieza clave del golpe. Sin el apoyo del Ejército, el golpe no hubiera sido posible. El señor Ollanta Humala no era menor de edad cuando el señor Fujimori dio el golpe. El señor Ollanta Humala estaba a dos meses de cumplir 30 años cuando el señor Fujimori dio el golpe. El señor Humala pudo renunciar al Ejército en protesta por el golpe. El señor Ollanta Humala debió renunciar al Ejército en protesta por el golpe. No lo hizo. El señor Humala siguió sirviendo leal y diligentemente al Ejército golpista de Fujimori durante ocho largos años más. En todo ese tiempo, el señor Humala, miembro activo del Ejército golpista al servicio de Fujimori, fue por consiguiente un aliado tácito del Jefe Supremo de su Ejército golpista. Si el señor Ollanta Humala fuese un demócrata, hubiese renunciado al Ejército cuando Fujimori dio el golpe del 92. No lo hizo. De modo que, como todos los militares que formaron parte del Ejército golpista a la órdenes de Fujimori y Montesinos, el señor Ollanta Humala también es responsable por apoyar con su silencio cómplice ese golpe de Estado.

(continúa)

Anónimo dijo...

(continúa)

CUATRO
Cuando el señor Fujimori dio el golpe de 1992, yo tenía 27 años, vivía en Lima y presentaba un programa en Canal 5. Al día siguiente renuncié y me fui del Perú. Si yo pude renunciar a la televisión para no apoyar el golpe, el señor Humala también pudo renunciar al Ejército para no apoyar el golpe. El señor Humala no renunció ese año, ni el siguiente, ni el subsiguiente. Bien callado y contento se quedó sirviendo al Ejército golpista. Durante ocho años fue un peón del ajedrez de Fujimori y Montesinos. No tuvo el coraje ni la decencia de renunciar a un Ejército que todos sabían acanallado y envilecido y que era el sostén de la dictadura.

CINCO
Si el señor Humala fue cómplice del golpe del señor Fujimori en 1992 (el que calla, otorga), a finales de octubre del 2000, coludido con su hermano Antauro, lideró una rebelión militar el mismo día que huyó del Perú el bribón de Montesinos. Ocho años y medio necesitó el señor Humala para darse cuenta de que el Ejército abusivo al que servía con entusiasmo era, en la práctica, el partido político sin escrúpulos del señor Fujimori. Cuando por fin advirtió algo tan evidente, no renunció a dicho Ejército en forma pacífica. Lo que los hermanos Ollanta y Antauro Humala hicieron a finales de octubre del 2000 fue dar un golpe militar. Lo que pretendían era capturar el poder. No lo consiguieron. Fue un golpe torpe, fallido. Pero fue un golpe militar a una dictadura que se desplomaba. Por consiguiente, es rigurosamente cierto que el señor Ollanta Humala, junto con su hermano Antauro, se alzó en armas para tomar el poder de un modo violento los últimos meses del 2000. Si los hermanos Humala hubiesen tenido éxito en dicha sublevación golpista, ¿habría democracia ahora en el Perú? Yo creo que no.

Anónimo dijo...

(continúa)

SEIS
No fue aquella la única vez que los hermanos Ollanta y Antauro Humala dieron un golpe militar fallido para capturar el poder. Lo intentaron de nuevo años después. El 1 de enero del 2005, el señor Ollanta Humala, desde Seúl, fue el autor intelectual del golpe militar frustrado que su hermano Antauro, siguiendo sus órdenes, perpetró en el Perú. Dicho golpe había sido anunciado una y otra vez en el panfleto “Ollanta” que se repartía gratuitamente en el Perú. En ese pasquín, que llevaba el nombre de Ollanta Humala, se pedía el derrocamiento del gobierno del señor Toledo y el fusilamiento del presidente Toledo y de varios de sus ministros, entre ellos el señor Kuczynski. El señor Ollanta Humala era agregado militar del presidente Toledo en Seúl. El señor Ollanta Humala no podía ignorar que en el Perú su hermano Antauro repartía, mes a mes, miles de ejemplares de un libelo venenoso precisamente llamado “Ollanta” (no muchos peruanos se llaman Ollanta) que exigía el golpe sangriento contra el gobierno legítimo del señor Toledo y reclamaba “ajusticiar” (léase asesinar) a varios miembros de ese gobierno democrático. Si el señor Ollanta Humala permitió que durante meses su hermano Antauro distribuyese aquel periódico inmundo que llevaba el nombre de “Ollanta” y que pedía el golpe contra el presidente Toledo, es porque el señor Ollanta Humala estaba de acuerdo con las barbaridades antidemocráticas que dicho periódico publicaba. Pero, además, para confirmar que el golpe militar fallido del 1 de enero de 2005 fue una decisión tomada conjuntamente por los hermanos Ollanta y Antauro Humala, es preciso recordar que ese mismo día pasaba el retiro como militar el señor Ollanta Humala. Por si eso fuera poco, luego de que Antauro Humala capturase una comisaría de Andahuaylas, matando a cuatro policías y dando vivas desaforadas a su hermano Ollanta como próximo presidente del Perú, el propio señor Ollanta Humala declaró desde Seúl a Radioprogramas del Perú que apoyaba la rebelión de su hermano Antauro. Allí están como pruebas irrefutables las grabaciones en las que, a viva voz, desde Seúl, el señor Ollanta Humala aplaude con entusiasmo el golpe militar de su hermano Antauro. Ambos pensaban (deliraban) que capturarían el poder de un zarpazo, no importaba si matando policías inocentes. Como a finales del 2000, en enero de 2005 ambos pensaban (deliraban) que llegarían al gobierno a balazos. Si el señor Antauro Humala hubiese tenido éxito en su golpe militar de enero de 2005, ¿no es razonable suponer que enseguida habría llegado como un héroe al Perú su apandillado hermano Ollanta y que a continuación hubieran implantado una dictadura? Si ambos hubiesen tomado violentamente el poder en enero del 2005, ¿habría democracia ahora en el Perú? Yo creo que no.

SIETE
La señora Keiko Fujimori no ha tramado nunca un golpe militar. Su padre dio un golpe de Estado cuando ella tenía 16 años. La señora Keiko era menor de edad y, por tanto, no es responsable de los desmanes autoritarios en que incurrió su padre. Pero el señor Ollanta Humala fue cómplice de ese golpe porque no renunció (estando a punto de cumplir 30 años) al Ejército golpista de Fujimori y Montesinos, a quienes continuó sirviendo durante ocho años. Años más tarde, el 2000 y el 2005, el señor Ollanta Humala y su hermano Antauro trataron de tomar el poder violentamente en el Perú. Dieron dos golpes militares. Ambos golpes resultaron fallidos. Es decir que, además de golpistas, los hermanos Humala son un par de inútiles como golpistas. Si hemos de comparar las credenciales democráticas de la señora Fujimori y del señor Humala, la señora Fujimori no ha dado nunca un golpe militar y el señor Humala ha perpetrado dos golpes militares fallidos en el Perú.

Anónimo dijo...

(continúa)

OCHO
Los venezolanos que votaron por el señor Hugo Chávez en 1998 lo hicieron a sabiendas de que había encabezado un golpe militar contra Carlos Andrés Pérez en 1992. Chávez era un golpista probado. Sin embargo, lo eligieron presidente y, por supuesto, no tardó en destruir la democracia venezolana. Los peruanos que voten el próximo 5 de junio por el señor Ollanta Humala estarán votando por un golpista probado no una sino dos veces. Como Chávez, si Humala llega al gobierno, no tardará en socavar la democracia peruana (convocará a una Asamblea Constituyente y terminará cerrando el Congreso, tal como hizo el presidente Correa en Ecuador) y en implantar un gobierno autoritario basado en el poder militar.

NUEVE
Votar por la señora Fujimori es votar por la preservación de la democracia peruana y por un modelo exitoso de crecimiento económico. Votar por el señor Humala es votar por un golpista probado que dinamitará la democracia y el crecimiento económico. Los verdaderos demócratas no votan por golpistas probados. El señor Ollanta Humala es un golpista probado. Por el bien del Perú, es hora de votar por la señora Keiko Fujimori.

DIEZ
No pocos temen que si la señora Fujimori gana, su padre saldrá en libertad. Del mismo modo, no pocos temen que si el señor Humala gana, su hermano Antauro, asesino convicto de policías, saldrá de la cárcel. Puestos a elegir el menor de los males, creo que el señor Fujimori en libertad será menos peligroso para el Perú que el golpista confeso y asesino de policías inocentes, Antauro Humala.

Anónimo dijo...

Creo que el sr de arriba lee mucha prensa burguesa y elitista en fin, pues Keiko como lider del Fujimorismo si tiene responsabilidad porque ella ASUME como suyo TODO lo que hizo el Fujimorismo, ya la escuchamos en el debate presidencial "HIZIMOS" "NOSOTROS LOGRAMOS" asi que ella si tiene responsabilidad, ya que ella misma lo asume, creo que este artículo refleja como todos los anti-fujimoristas nos sentimos al respecto.

Anónimo dijo...

¿"Prensa burguesa y elitista"?

¿Y qué crees que es este blog? ¿Proletario y de base?

Diego Trelles Paz dijo...

Acaso de todos los que apoyan el voto pro Keiko, Bayly es el menos consecuente y el más esquizofrénico.
Bayly es un peligro, siempre ha sido un peligro y no debería ser la conciencia ni la moral política de nadie.
Pruebas?
Aquí están.

Es de febrero del 2010, salió en Perú21 (que ahora es fujimorista).

Enjoy.

***

Bayly le dice 'No a Keiko': "Ella actuaría como geisha de Alberto Fujimori"

El escritor y posible candidato presidencial indicó que los peruanos no se merecen que la hija del ex presidente maneje los destinos del país.

La hija mayor del ex presidente tiene una considerable intención de voto. (Perú.21)

El periodista Jaime Bayly, quien en enero podría convertirse en un candidato presidencial más, continuó criticando a sus posibles contrincantes, y esta vez le tocó el turno a Keiko Fujimori, de quien dijo que de ganar la Presidencia, ella no gobernaría sino su padre.

“Keiko, lo primero que haría, sería liberar a su padre (condenado a 25 años de cárcel por violar derechos humanos)”, indicó Bayly en diálogo con la prensa extranjera, y tras hacer notar que el ex jefe de Estado sería el verdadero gobernante con “Keiko actuando como geisha con funciones protocolares”.

Cuando estuvo criticando a los militares por “haber usurpado el poder” en Perú y porque se “dedicaron a saquear el tesoro público” con el pretexto de la compra de armas, Bayly puso como ejemplo de esto el gobierno cívico-militar de Fujimori, donde según su posición “se cometieron trapacerías”. Y por eso añadió que los peruanos no se merecen que Keiko Fujimori sea elegida en 2011.

En otro momento, Bayly se autocalificó como “un liberal de izquierda”, defensor del aborto y de las bodas gay. Para él, los militares son “inútiles, un cáncer” y lo que se gasta en mantener a las fuerzas armadas es “una obscenidad”. Además cuestiona “abiertamente la injerencia de la iglesia católica en los asuntos de Estado”.

“Solo esos dos puntos demuestran que no soy del sistema porque tanto los militares como la iglesia son pilares fundamentales de este sistema, son los dos partidos políticos más importantes de Perú”, subrayó."

Anónimo dijo...

"¿Y qué crees que es este blog? ¿Proletario y de base?"

¿Sabían que ahora en primaria se enseña qué son las falacias?

Anónimo dijo...

Absurdo tomar en serio a un tipo como Bayly XD que lo que pretende ahora es que Keiko le de una embajada. Hay que ser bien vacuo (por no decir escazo) para poner como referente a Bayly (un tipo que ventila sus miserias familiares sin las más mínima gracia, a quién le importará si su esposa "cholea", o si sus hijas sólo se apaciguan cuando les da dinero o cuántas nanas tiene).