22.11.05

Hazme el favor de escribir como zonzo

Mientras en la prensa peruana se le pide a columnistas y reseñadores que, por favor, no se metan en temas complicados, que no suenen muy complejos, que no parezcan muy intelectuales y, sobre todo, que no luzcan académicos, la prensa del resto del mundo continúa, como siempre, siendo tribuna, eventual o estable, de intelectuales a los que se busca por su capacidad de escribir artículos agudos y aproximarse a temas difíciles.

Chomsky sigue publicando en Z Magazine; Eagleton sigue escribiendo en diarios británicos; Eco sigue siendo columnista de la prensa italiana; las reseñas que escribe Updike en el New Yorker son verdaderos estudios, largos y penetrantes;
Žižek es una presencia ubicua en infinidad de diarios y revistas, como lo fue Said hasta su muerte reciente, o Sontag; Krauze edita en México una revista que tira decenas de miles de ejemplares, etc.

En el Perú existe la idea absurda de que la prensa debe hablar como hablan sus lectores, el error aun peor de creer que los lectores son siempre menos inteligentes que los escritores, y, por tanto, el axioma ridículo de que una columna entregada a un intelectual es una columna perdida.

Si una revista un día tiene una página entera dedicada al comentario de un libro semanal, pronto se convierte en una página de pastillitas predigeridas, sin ningún espacio para la reflexión. Los pocos columnistas que siguen entregando textos inteligentes y argumentados (obviamente todavía hay varios, gracias a Dios, no todos son betoortices y eduardolavados), son vestigios del pasado, o accidentales sobrevivientes, y no pasará mucho antes de que un editor o un director con un dedo de frente les pida "bajar el nivel".

Los suplementos culturales pasan de ser museos de ideas cadavéricas a ser magazines ilustrados de espectáculos sin la menor política editorial que los sustente.

Y luego quedan aquellos que, idiotamente, aseguran que, en el Perú, ese problema es originado por la manera en que la academia se sofistica innecesariamente, se complejiza sin motivo, se llena de jergas y oscuridades, se "desconecta del pueblo" (para usar la frase que más les gusta repetir), haciendo que para la prensa sea inútil darle espacio a un intelectual, sobre todo a un académico, porque nadie lo va a comprender.

En el Perú, donde la vida intelectual, en razón sobre todo de la pobreza y el desamparo del sistema educativo, es más pobre que en muchísimos otros lugares del mundo (y donde un académico atento al cambio, entregado al estudio y pendiente de la bibliografía es, básicamente, un héroe), el problema, créanme, no es la extrema sofisticación de la academia.

El problema, al menos en parte, es que hay que buscar con lupa editores y directores de prensa que sean capaces de comprender mínimamente cualquier tipo de discurso intelectual. En el fondo, cuando rechazan algo diciendo que "la gente" no lo va a comprender, lo que están confesando entre dientes, íntimamente, es que ellos no lo pueden entender (aunque a veces lo dicen en voz alta, y lo celebran, porque para muchos en el Perú la ignorancia es un mérito). Y esas mismas personas creen que, como negocio que es, la prensa no tiene otra responsabilidad que vender, vender y vender.

La idea es tan absurda como suponer que a un laboratorio químico, con tal de cumplir con sus metas comerciales, le da lo mismo vender cápsulas llenas que cápsulas vacías. El periodismo cree que sólo tiene como meta vender y como compromiso informar sobre lo coyuntural. No es así. Tiene un compromiso con el futuro de sus lectores, como país. ¿Algún día comenzará a hacer algo en serio al respecto?

Imagen: Chapa tu Chomsky: visión en un kiosko utópico (Fotomontaje: gfp).

78 comentarios:

Anónimo dijo...

Ok.
Te proponemos que hables de la guerra en Irak. Es un tema que no has abordado en tu blog. Cuentanos cual es tu perspectiva.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Involuntariamente, el Anónimo anterior da lugar a un comentario obvio pero importante: sólo permitiendo la presencia de muchos intelectuales en la prensa se puede asegurar que siempre haya expertos comentando cada tema. ¿Qué es preferible?: ¿Tener a un politólogo, un internacionalista, un historiador del medio oriente o un experto en políticas expansionistas nortemaericanas comentando el tema de Irak, o tener a Guido Lombardi hablando sobre eso (y sobre absolutamente todo)?

Por cierto, mi tema no es Irak; nada más antiintelectual que hablar sobre lo que se desconoce.

Julio Suárez Anturi dijo...

Esta observación, Gustavo, me temo que es aplicable desde el sur de Río Grande hasta el norte del Estrecho de Magallanes.
Cada uno puede pensar en que es un mal nacional, y no lo es así, completamente.
Haces una caricatura tragicómica de la industria editorial en el Periodismo.
Cordial saludo.

PD.-Abuso de tu tácita hospitalidad. A propósito de un debate con Javier Munguía, que comenté en su blog, llegué acá. Aprecio la agudeza de tus notas provocadoras.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Hola, Julio.

Pero le das una mirada a La Nación de Buenos Aires, por ejemplo, y te encuentras en un mismo número con reseñas de tres mil palabras de un libro de Sarlo, una entrevista a Laclau sobre los errores teóricos de Zizek, y un ensayo de Alan Badiou traducido ad hoc para ese diario, y, bueno, te das cuenta de que eso no lo encontrarás en la prensa peruana (es verdad, tampoco en será muy frecuente en la chilena, pero incluso si fuera muy común en muchas partes, no deja de ser malo).

Fui periodista algunos años y no me interesa caricaturizar a la prensa, sino decir lo que pienso sobre ella.

Dante Moreno dijo...

Una pregunta, Gustavo:
¿La Nación digital es la misma que La Nación impresa?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Si entras a una hay siempre un link a la otra. Son el mismo diario pero los contenidos no coinciden enteramente.

Anónimo dijo...

¿En serio no sabes nada de la guerra de Irak? Te comento que no necesitas estar en Irak para hablar de ello.

Hace poco te permitiste hablar de la brecha entre una presunta idea "afrancesada" de estado nacion hibrido y la realidad de su historia política... y no estabas en francia.

Pero entiendo si es que te incomoda.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

En Cornell escribí una tesis doctoral sobre la representación de la nación y además un libro sobre conceptos alternativos de nación en Latinoamérica, que ya está en línea de edición en Alianza/Tecnos en Madrid e imagino saldrá el próximo año: la verdad, puedo hablar sobre esos temas contigo cuando quieras, aunque no tengo razones para suponer que lo comprendas.

No soy tan idiota como para creer que yo tenga algo que decir sobre Irak en calidad de experto. Los intelectuales son estudiosos que se especializan en ciertas cosas, no son médicos brujos que curen lo que les pongan en frente. Por supuesto, tú no tienes por qué saberlo, pero, si no lo sabes, tampoco tienes por qué ironizarlo.

(Por cierto, nada de "idea afrancesada de estado nación híbrido", yo nunca he dicho nada tan estúpido en mi vida, entre otras cosas porque Francia es el Estado más centralista de la tierra; y sí, he leído muchísimo sobre ese tema, cosa que te aconsejo en general: aprende a leer antes de ponerte a escribir).

diego trelles paz dijo...

Gustavo, en tu reciente post dices: "El problema, al menos en parte, es que hay que buscar con lupa editores y directores de prensa que sean capaces de comprender mínimamente cualquier tipo de discurso intelectual. En el fondo, cuando rechazan algo diciendo que "la gente" no lo va a comprender, lo que están confesando entre dientes, íntimamente, es que ellos no lo pueden entender". Pues, bien, yo recuerdo claramente el caso del critico de cine Emilio Bustamante en la revista "Somos" cuando Fernando Ampuero era el editor general. Emilio (que es un critico serio e inteligente) comentaba las peliculas con la mayor honestidad y sus articulos eran muy buenos. Sin embargo, despues de cuatro o cinco colaboraciones, lo sacaron. La excusa de Ampuero fue que sus criticas eran muy criticas, que no le gustaba nada (cosa que no era cierta porque el habia hablado bien, entre otras, de "La delgada linea roja" de Terrence Malick), que, basicamente, pues, el critico era muy critico y que se necesitaba algo mas ligero. Es bueno precisar que los textos de Emilio no eran hermeticos o indescifrables. Una excusa de esta indole en medios como el New York Times o El Pais seria, por lo menos, insolita sobre todo viniendo de un escritor. Mi pregunta es: de acuerdo a tu cita y a la veracidad de lo que cuento, el senior Ampuero estaria, entonces, dentro del grupo de los editores "incapaces de entender minimamente cualquier tipo de discurso intelectual"?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Diego,

Antes que nada, la respuesta es no. Ampuero es evidentemente una persona inteligente.

Por otro lado, Ampuero fue quien convirtió a Somos originalmente en una revista con columnas semanales o quincenales de escritores como Alfredo Bryce, Balo Sánchez y Edmundo Paz Soldán, de psiconalalistas, de críticos literarios como Julio Ortega (y yo, muy modestamente).

Antes de que Fernando llegara a El Comercio, Somos sólo publicaba trivialidades, y ni siquiera tenía una sección de política, ni mucho menos una línea editorial. Los que le critican (a él y a mí) la existencia de artículos triviales, modas, sociales, etc., olvidan que eso ocupaba el 100 por ciento de Somos antes de Fernando.

La página de cine de la que hablas, la puso él allí, por si no lo sabes, igual que la página de crítica de libros, que comenzó conmigo y que sólo desapareció después de que nos fuimos ambos.

La decisión de solicitar críticas de cine a otras personas la tomamos Fernando y yo en conjunto (yo era editor de Somos, él era editor general de revistas): en efecto, las críticas de Bustamante fueron una sucesión de destrucciones, todo le pareció mal excepto Malick, y, por si no lo sabes, le pedimos que se diera el trabajo de ver y comentar algunas cosas que pudieran cambiarle el tono a esa página, lo que quisiera, eso era decisión suya por completo (jamás se le pidió que viera algo en particular, ni se le sugirió que cambiara una coma de sus textos). Su página se estaba convirtiendo en un cementerio fílmico y él no modificó nada, a pesar de que siempre dijo que lo haría. Buscamos otros críticos, igual de serios. Bustamante jamás fue fijo en esa página, por si acaso, siempre fue sólo un colaborador entre otros, jamás fue censurado, ni nada parecido.

Tú estabas por allí en esos años, no escuché ni vi que te quejaras ni me dijiste gran cosa. Mucho menos a Fernando. Pero está bien que vayas perdiéndole el miedo a hablar y vengas a hacerlo aquí, ahora, a miles de millas de distancia, sintiéndote más seguro. Te felicito por el progreso.

Anónimo dijo...

Las páginas de los "cuerazos" (mujeres semidesnudas) tambien las puso Ampuero en Somos, verdad? Por favor, refréscanos la memoria, y disculpa si me equivoco.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No, no es verdad, pero creo que él les puso el desafortunado nombre, que cambiamos luego. Mal, ¿no?

Anónimo dijo...

Faveron, excelente la cuadrada al diminuto Trelles, que se cree este pata? Un nuevo Zelada? En cualquier caso, un oportunista mas que ni siquiera pudo entrar a Somos: "Tú estabas por allí en esos años, no escuché ni vi que te quejaras ni me dijiste gran cosa. Mucho menos a Fernando. Pero está bien que vayas perdiéndole el miedo a hablar y vengas a hacerlo aquí, ahora, a miles de millas de distancia, sintiéndote más seguro. Te felicito por el progreso."

diego trelles paz dijo...

Gutavo,
1. En mi carta no se dice en ningún momento que Emilio fuera censurado (no sé a qué viene eso de que "jamás se le sugirió que cambiara una coma de sus textos" si yo ni siquiera lo he sugerido). Dice lo que pasó: Emilio no colaboró más porque, como dices, para los editores, su página se estaba convirtiendo en un "cementerio fílmico".
2. Cuando hablas del "tono" de una página de crítica de cine, a qué te refieres en concreto? Tiene que ser más accesible, más amable con las películas de la cartelera limeña? El crítico tiene que hablar bien de dos películas y mal de otras dos para que haya equilibrio y los lectores (y distribuidores, es bueno recordarlo) no se ofendan? Acaso los argumentos de Emilio para descalificar las películas eran antojadizos, rebuscados, insensatos? Si esto fuera así: José Tsang (crítico de "Correo", uno de los mejores críticos de cine en la actualidad) ya no escribiría más ni en "Correo" ni en ningún lado; algo que, felizmente, no ocurre.
3. No sé: yo no puedo imaginarme, Gustavo, que el editor del "New York Times" le diga a A.O. Scott algo como: "señor Scott creemos que debe cambiarle el tono a sus críticas porque son muy destructivas. Es decir: sus argumentos son inteligentes, las películas son malas o regulares pero, comprenda, uno no puede ir por la vida criticándolas tan feo (aún se dedique a eso profesionalmente); tiene que ser más amable, matizar un poco, no cree?"
4. A mí me gusta tu blog porque es un lugar donde se pueden debatir, intercambiar ideas. Mi pregunta específica, la contestaste en tres cuartas partes de tu respuesta pero, sobre el final, cuando escribiste: "Tú estabas por allí en esos años, no escuché ni vi que te quejaras ni me dijiste gran cosa. Mucho menos a Fernando" me parece que estás personalizando el asunto. Voy a responderte porque hay ciertas inexactitudes en lo que dices: I. Sí, yo estaba allí pero sabes que nunca fui parte de "Somos" ni estuve contratado (como Emilio, era colaborador pero de "TV+" cuando Malca era el editor). Qué podía decirte a ti o a Ampuero si yo estaba como colaborador en otra publicación? Tú me hubieras mandado a rodar. II. Con el señor Ampuero nunca en mi vida he hablado. III. Cuando dices: "Pero está bien que vayas perdiéndole el miedo a hablar y vengas a hacerlo aquí, ahora, a miles de millas de distancia, sintiéndote más seguro. Te felicito por el progreso"... Creo que es injusto lo que afirmas... Gustavo, tú me conoces y sabes que jamás me he quedado callado. Es más: una vez escribí una columna de opinión contra Laura Bozzo (época de la dictadura) en TV+ y el señor Ampuero me calificó de "termocéfalo" y le llamó la atención a mi editor por publicarla.
Si te soy sincero, creo que sería mejor y más sano volver al debate de tu post. Mi pregunta iba por ese lado. Tu respuesta, al parecer, no.

diego trelles paz dijo...

Dime lo que quieras, anónimo, menos Leo Zelada... Por favor.

Anónimo dijo...

"Tu me hubieras mandado a rodar"? Que poca dignidad para hablar de este chatito. O sea que solo era un pata metido sin contrato ni nada en TV+. Que se alucina este zeladita de medio metro! Otro combatiente de la dictadura!! Que caradura este arribista! Miente al decir que "Con el señor Ampuero nunca en mi vida he hablado." Como entonces nos cuenta que en su cara pelada lo llamó "termocefalo"? Que aprenda a escribir, ni siquiera le han dado bola en la UNAM, donde esta medio mundo en la antologia "Retratos sin familia: tres generaciones de cuentistas" (puede leerse la nomina en el weblog de Aguirre). Que se quede con su cuadrada y se ponga a leer.

diego trelles paz dijo...

En ninguna parte de mi carta dice que Ampuero me haya calificado de "termocéfalo" en "mi cara pelada". Desde luego, no me lo dijo a mí directamente. Soy yo el que debo aprender a leer?

Anónimo dijo...

Lo que debes hacer es aprender a escribir, como tambien se te ha dicho. Mira lo que pones aca alucinandote combatiente de la dictadura desde los medios masivos de comunicacion: "una vez escribí una columna de opinión contra Laura Bozzo (época de la dictadura) en TV+ y el señor Ampuero me calificó de "termocéfalo" y le llamó la atención a mi editor por publicarla." "ME califico" y al editor "LE llamo la atencion". Dos situaciones distintas en base a un mismo hecho. Una dirigida a ti y la otra dirigida al editor al cual le pasabas tus cositas. Precisa, no escribas a la diabla, Pulgarcito.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Diego, respondo tus preguntas siguiendo tu enumeración:

1. Tu mensaje original está tan mal escrito que deja miles de interpretaciones posibles. Dices que Ampuero sacó a Bustamante y no dices cuál fue la razón; dices que la “excusa” fue que sus críticas eran muy negativas y que “el crítico era demasiado crítico”. Si esa fue la “excusa”, ¿cuál fue la causa real? No lo dices. ¿Qué eran muy "difíciles" o muy intelectuales? Imposible, porque no tenían nada de difíciles; más "oscuras" podían ser, incluso, las críticas de libros que yo mismo escribía en la página anterior. La posibilidad más negativa sería una intención de censurarlo, obviamente; como esa posibilidad es falsa, la negué en mi respuesta. Me habrías ahorrado el trámite si hubieras escrito con alguna claridad.

2. Así como escribes mal, también lees mal: no hablé de cambiarle el tono a sus artículos en particular, sino a la página en general, como espacio de discusión, para lo cual Bustamante tenía muchas opciones, comenzando, por ejemplo, por la opción de comentar películas de cineclubes, que él considerara recomendables, o al menos dignas de atención: en Lima, la gente no va a salas y muchas veces no sabe siquiera que existen. Esa posibilidad era análoga a lo que yo hacía en mi página de libros: en vez de esperar a ver qué libro me regalaban las editoriales, y comentar cualquier cosa que cayera gratis en mis manos, como hacen muchos, iba a la librería, compraba libros con mi plata, y comentaba cosas que valía la pena discutir. En el cine hay menos oferta, claro, pero se puede hacer. Y Somos daba esa posibilidad, precisamente, porque no era TV+ y no tenía que estar pendiente del último estreno comercial. Una página de crítica en la revista más leída de un país es una responsabilidad, y la manera ideal de afrontarla es tratar de darle una cierta unidad crítica a la página; esa unidad no puede consistir simplemente en repetir semana tras semana que Hollywood hace mal cine.

3. Tu punto tres no viene al caso. Es una caricatura tonta, pura retórica. Y es una pena que me vengas a plantear esas tonterías a mí, como si tú no supieras nada sobre mi trabajo como crítico.

4. Es un descaro que digas que yo te habría “mandado a rodar”. Quisiera que me dieras un solo ejemplo de un redactor de El Comercio que haya ido donde mí con un comentario, una preocupación o un reclamo y al que yo haya “mandado a rodar”. Yo, Diego, por si lo has olvidado, también fui tu editor en otra revista. Me entregabas tus artículos y yo, cuando los encontraba defectuosos, o sea siempre, no te mandaba a rodar como cualquier editor hace, ni te despedí como cualquiera habría hecho; yo me sentaba contigo a corregir tus textos, contigo allí, a simplificar tu sintaxis enrevesada, a enseñarte a escribir, cosa que, está claro, nunca conseguí.

Una cosa más: es bien triste querer pasarse de vivo y después hacerse el yonofuí. La única intención de tu pregunta, en tu mensaje original, fue hacerme decir algo en contra de un amigo, por el puro placer de incordiar a los demás y sin ningún afán de contribuir a ninguna discusión. Eso está más claro que el agua y nadie lo podrá negar. Y ahora vienes con que qué pena que yo me haya tomado las cosas personalmente. Un papel lamentable el tuyo.

L. B. dijo...

Cuando a Faverón no le gustan o no está de acuerdo con las opiniones de los demás, los demás escriben mal u opinan estupideces. No me interesa defender a Trelles, pero él si tiene un punto en sus posts, algo que mezquinamente Faverón no reconoce (el asunto de ambos es claramente personal), y es que a Bustamante lo echaron por una cuestión editorial. 'Somos' no es ni fue, con o sin Ampuero, con o sin Faverón, una revista que busque hacer crítica. Todo lo contrario, 'Somos' es un magacín que puede o no ser entretenido, cuya misión siempre fue que la pequeña burguesía se mire a sí misma en un espejo periodístico embellecedor. Y está bien, es una opción. Como es prerrogativa del editor decidir qué colaboradores se ajustan a la línea editorial del medio que dirigen. Eso sí, Trelles es ingenuo al querer que Faverón hable mal del autor de 'Taxi Driver sin Robert De Niro'. ¡Si hasta escribió un ensayo sobre la obra de Ampuero! Ya pues, Trelles, no te pases, sólo un cretino habla mal de sus amigos.

Anónimo dijo...

Coincido con Gustavo esn que la prensa peruana lo que necesita es una revolución mental. COnstantemente escucho quejas de intelectuales que trabajan en prensa por la falta de sintonía que hay entre ellos y sus editores y eso es, ciertamente, grave. Hay personas que dirigen medios como si ejercieran poder sobre el mundo y son ellos los responsables de la imbecilización del lenguaje de esos medios, con esa absurda postura paternalista ante un lector que, según ellos, no entiende nada y por eso hay que darle todo masticado. Este extendido prejuicio es casi una norma, una ley sagrada. Muy excepcionalmente la prensa peruana está en capacidad de entregarnos páginas brillantes, reveladoras (no hablo de la investigación periodística, cosa para la que sobra talento en el país), que nos sitúen en el estado actual del pensamiento mundial, el debate de ideas, en fin. No se trata simplemente de rajar de los periodistas, es obvio que ellos no tienen la culpa, el problema está en los líderes de los medios, ellos son quines moldean el asunto para que tenga estas características.

Anónimo dijo...

Lo que este claro es que Trelles no tiene altura. Un pata del monton. Se ha inflado solo. Pero que converse mas con su ego, que no le hace ningun bien. Cae mal donde va y quiere no darse cuenta.

Félix Reátegui dijo...

Me gusta la idea de Gustavo según la cual "una página de crítica en la revista más leída de un país es una responsabilidad". Es algo que parece ser obvio para todos menos para los que están en la posición de cumplir con esa responsabilidad. Creo que ese es el caso, hoy en día, de todo El Comercio. Su página de opinión -- con asiduos como Raúl Ferrero Costa, Mariella Balbi, Jorge Santistevan y varios abogados pomposos, de esos que se refieren a los congresistas como los "padres de la patria" -- es una frustración diaria para quien quisiera ver algún comentario interesante sobre la actualidad. Y el caso es el mismo para todos lo que han tenido a su cargo El Dominical durante los últimos veinte años, si no desde antes. ¿Cómo es posible que el diario más influyente del país no tenga ni quiera tener un suplemento cultural respetable?

Lo más patético de esta celebración de la ignorancia es que hay una cierta moda entre algunos editores o redactores de El Comercio que consiste en comentar irónicamente los erroes de lenguaje de Toledo (que, dicho sea de paso, no son peores que los de cualquier congresista). Hoy veo una cita de una frase suya con el coqueto comentario "sic" (lo que en sí mismo contraviene las reglas básicas del buen oficio editorial), mientras que en la nota abridora de portada se escribe "Aunque se excusaron de NO brindar los nombres de los inculpados, tanto la jueza como la procuradora antidrogas Sonia Medina confirmaron que la detención de estas personas permitirá estrechar el círculo delictivo de quien es considerado por Estados Unidos uno de los capos del narcotráfico internacional".
Naturalmente, sin sic, con la diferencia de que esta burrada fue escrita y revisada y editada, mientras que el error que le atribuyen a Toledo fue en una declaración oral.

Félix Reátegui dijo...

Por otro lado, no sé nada de Diego Trelles, pero no entiendo qué tiene que ver su estatura -- que parece obsesionar a uno de los anónimos -- en esa discusión.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

El Comercio (que sigue estando repleto de buenos amigos míos, por si acaso), anda peor que de costumbre.

En estos días está por ocurrir un nuevo cambio de editor en "El Dominical". Esperemos que pase algo positivo.

Pero sí quiero decir algo en favor de los editores y ex editores de El Dominical: me consta que tienen las manos atadas por los caprichos de varios accionistas del diario.

Yo he estado presente cuando un directivo del periódico le pedía a sus editores de suplementos y cultura que por favor bajaran el nivel, así, con todas sus letras.

Cualquier intento de darle cierta profundidad al diario es contrariado inmediatamente desde arriba.

Algunos se sorprenderán de que lo diga yo (ya que aquí también se me ha acusado, faltaba más, de ser un adulador de los Miró Quesada), pero para cualquiera que sepa leer es evidente que el primer objeto de crítica de mi "post" es El Comercio.

---

Esos "sic", Félix, se deben, claro está, a que El Comercio ya no cuenta con la mano de sus correctores estrella, Daniel Salas y Miguel Rivera.

Félix Reátegui dijo...

Fuga de talentos, que le dicen. Así es cuando la gente no ama a su Patria. (Chequea la mayúscula en patria).

Daniel Salas dijo...

Yo descubrí una nota sobre la muerte de Simon Wiesenthal que se basaba nada menos en una revista seudo-académica dedicada a negar el Holocausto. La redactora, basándose en esta información, retrataba a Wisenthal como un personaje cuestionable e inexplicablemente obsesionado con el pasado, incapaz de olvidar. Alucinante. Vean cómo El Comercio retrata a Wisenthal como un hombre que buscaba llamar la atención:
"Simon Wiesenthal quería ser Dios, eso está claro. Por eso buscaba las primeras planas en diarios y revistas." Y esta otra es desopilante: "Hay un mensaje escrito por el historiador Mark Weber en el que se informa que Wiesenthal fue en realidad un tipo sin escrúpulos." La redactora no dice o, peor aún, ignora que Mark Weber es uno de los más entusiastas miembros del infame Journal of Historical Review, boletín antisemita. En fin.

diego trelles paz dijo...

Gustavo,

1. Es típico de tu parte calificar de mal escritor o de “decir estupideces” a todos aquellos que osan cuestionar tus opiniones. No soy el único usuario que lo nota (“Cuando a Faverón no le gustan o no está de acuerdo con las opiniones de los demás, los demás escriben mal u opinan estupideces”). Con ese razonamiento, tu labor como crítico imparcial queda algo expuesta. Mi mensaje original no está mal escrito, pero cuando pierdes los papeles, eres implacable y recurres a cualquier argumento mínimo (señalar, por ejemplo, la diferencia entre “excusa” y “causa” como si eso fuera lo importante de mi comentario) para quedar como el supremo detentor de la verdad (papel que, desde luego, adoras).
2. No me digas, por favor, que mi primer comentario no fue claro. En tu columna planteaste lo siguiente: “Los pocos columnistas que siguen entregando textos inteligentes y argumentados (...) son vestigios del pasado, o accidentales sobrevivientes, y no pasará mucho antes de que un editor o un director con un dedo de frente les pida "bajar el nivel"”. Lo único que hice fue recordarte el caso del crítico de cine Emilio Bustamante en “Somos”, al cual Ampuero le pidió que hiciera, precisamente, lo que tú denuncias. (Aunque, claro, ahora me vas a decir que nadie le pidio "bajar el nivel", que no he entendido nada, que no se leer ni escribir, que soy una bestia, etc, etc, etc...) Dudo, ademas, que Emilio se haya negado a comentar un filme de los cineclubes limeños.
3. No hay ningún descaro en nada de lo que he afirmado. Lo que a mí me parece lamentable es que me quieras hacer quedar como un cobarde (“Pero está bien que vayas perdiéndole el miedo a hablar y vengas a hacerlo aquí, ahora, a miles de millas de distancia, sintiéndote más seguro. Te felicito por el progreso”) y que quieras hacerte pasar de maestro bondadoso porque, según tú, ¡no me despediste! (tú y yo sabemos que fui yo el que renuncié a “Visto y Bueno”... en todo caso, no entiendo para que me contrataste... Porque tu leiste mis articulos antes de hacerlo, no?)... ¿O sea que tú me enseñaste (mal) a escribir?... Ya.... Dejémoslo ahí, mejor Gustavo.

Una cosa más: lo que es triste es que pierdas los papeles en una discusión que tú mismo promueves. Yo no necesito pasarme de vivo contigo (no le veo mayor utilidad) y, menos aún, hacerme el “yonofuí” Pero si tú piensas que mi primer comentario no hizo ningún aporte a la discusión y, además, que “eso es más claro que el agua (y que) nadie lo podrá negar” (¡Menos mal que somos abiertos y tolerantes en este blog!), pues, debes tener razón. Algo normal, desde luego, porque siempre la tienes... ¿O para qué crees que hiciste este blog?...
En fin, Gustavo, mas alla de lo que me respondas, hasta aqui llega mi intervencion en esta discusion...

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Nunca he conocido a nadie con un ego tan inversamente proporcional a sus méritos como tú. Y no recuerdo haber conocido a muchos tan descarados para decir que no dijeron lo que dijeron.

Diego, tú no has intervenido en la discusión, tú solamente has venido a poner tu nombre a la vista de la gente y a lloriquear por carta las cosas que no te atreviste a decirle a la gente cara a cara.

Por otro lado, es mentira que se le haya pedido a Bustamante que bajara el nivel. Si él se entera de esta conversación, podrá confirmarlo. Tampoco se le dijo que fuera a los cineclubes; se le dijo, simplemente, que pensara en cómo reformular el tono de su página. Eso, como imagino que sabes, es el trabajo de los editores. La página de cine, Diego, no es una columna personal de opinión, es una sección de la revista que se le da a quien la revista quiera dársela.

Una cosa más: jamás leí un sólo artículo tuyo antes de que fueras contratado. Te aseguro que no te habría recibido. Cuando tú entraste, yo era subeditor y no me correspondía. Imagino que los habrá leído Fernando. (Quizá, quién sabe, le gustó tu bajo nivel).

Anónimo dijo...

¿Qué es esto, Faverón? "Descarado", "lloriquear". El bajo nivel que criticas en los periódicos de Lima parece que se te está contagiando (o resurgiendo, dirían otros). Una polémica bien puede hacerse sin incurrir en apelativos denigrantes. Tú eres un caballero y un académico. No te parezcas cada vez más al blog de Aguirre. Qué decepción (y espero que no contestes con un insulto; si lo haces, me estarás dando la razón, simple y llanamente).

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Es cierto, la llegada de Trelles en defensa del nivel del debate, le ha bajado el nivel al debate. Disculpas a los demás lectores, y podemos regresar al tema.

Daniel Salas dijo...

No entiendo a Diego Trelles. Si yo pensara, como él, que "Es típico de tu parte calificar de mal escritor o de “decir estupideces” a todos aquellos que osan cuestionar tus opiniones", entonces ¿para qué comentaría en este blog? Si Trelles sabía cómo iba a reaccionar Gustavo, ¿para qué hizo este comentario abiertamente destinado a derivar el tema del debate a una pelea personal?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Una cosa más sobre el pobre Trelles, antes de cerrar esta discusión, ahora sí: Jeremías Gamboa, que estaba en Somos en esa época, y que tiene mejor memoria que yo, me acaba de hacer recordar una cosa clave que yo (típico en mí) había olvidado: a Emilio Bustamente NADIE le pidió que se fuera de Somos.

Se fue porque quiso, después de que le pedimos que buscara otras películas que comentar y que no insisitiera con películas que era obvio que no le iban a gustar. Así que lo de Trelles, encima, era mentira desde el arranque.

Anónimo dijo...

Bueno ya que propones regresar al tema, que asi sea.

a.
Quiero agradecer con todo mi cariño tu sugerencia de que lea antes de escribir. Te devuelvo la cortesía recomendandote no que leas mis comentarios, sino que mires con atención lo que tú mismo pusiste en tu post sobre el comentario de la De Souza.


b.
Como bien indicas, tu jamás suscribirias una "idea afrancesada de estado nación híbrido". Pero el problema es que yo nunca afirme eso.

Lo que dije - y que parece que no leiste motivado por un nerviosismo revelador - es que habias indicado que existia una brecha entre lo que postuló Patricia de Souza y la realidad de la historia del, en efecto, centralista estado francés.

Te cito para que no queden dudas

"Creo que si lees con detenimiento el texto de De Souza, encontrarás que ella dice que Francia en verdad ha virado de modelo hacia uno menos centralista y más inclusivo, que ella descibe, en un exceso de optimismo y por comparación con (no sé por qué) los modelos chino y brasileño (e incluso americano),como "híbrido".

No soy yo quien dijo esa estupidez.


c.
Respecto a tu tesis doctoral la conozco tanto como tu trabajo sobre esclavitud y literatura. Pero eso es tema para otro dia.

Lamento que todavia necesites afirmar tus logros académicos para enfrentarte al debate. Me temo que tienes un problema muy serio tomando en cuenta que ya estas al borde de tus cuarenta. Pero no te preocupes, seguro lo superarás, cuando pases los cincuenta.

d.
De otro lado, no estoy tan seguro que en este blog te hayas limitado a hablar sobre aquellos temas en los que tienes un doctorado o alguna trayectoria académica sólida como para calificarte de experto. Algunas de tus afirmaciones sobre marxismo, semiotica, política, historia y hasta psicoanalisis son bastante inexactas, tendenciosas por no decir que estan plagadas por lugares comunes.

e.
Aunque es saludable solo hablar de lo que se conoce, creo que guardar silencio o evadir ciertos temas porque no se es un experto reconocido puede ser cuando menos un gesto cinico.

Llevando al absurdo esa tesis, los alemanes que sabian del holocausto tendrían que haberse abstenido del hablar o actuar publicamente sobre el tema porque no eran expertos en lo que sucedia. (No pareces la misma persona que escribió sobre Heidegger y el nazismo.)

Si quieres creer que lo que sucede en medio oriente es algo de lo que solo puede hablar un politólogo, un internacionalista, un historiador del medio oriente o un experto en políticas expansionistas nortemaericanas comentando el tema de Irak, pues entonces te recomiendo que vayas a pie y no uses ningun vehiculo que usa gasolina.

f.
Así pues, tu abstención a hablar del tema (que como veras no tiene que ver solo con medio oriente o con teorias politicas inaccesibles a tus lectores) me parece descortante y preocupante.

Encontramos importante tu reclamo de que debe hablarse de los años de violencia politica en el Perú.

Tu preguntaste: ¿Dónde estabamos? Aceptando el reto de esa pregunta te devuelvo la gentileza te pregunto ahora: ¿Tu sabes dónde estas? Hablanos de donde estas


Saludos

ella, sie dijo...

Me parece que la respuesta de Faveron a la pregunta de Trelles (por supuesto todo el mundo sabe que es antipatiquisimo, pero ese no es el asunto ahora) y a las propuestas de otras personas que han ingresado su comentario en esta oportunidad ha sido tremenda. Te has desbordado, Gustavo. Creo que has revelado esa parte intolerante que siempre tratas de contener, pero esta vez se te fue de las manos. Ahora si no hay Salas ni Mondoñedos que te salven.

Como se te ocurre poner un post con un tema que evidentemente te interpela a ti mismo y esperar que la gente no cuestione a nuestro mediocre "decano de la prensa nacional"? Era un hecho que la gente lo comentaria en este sentido.

En todo caso, por supuesto, estoy muy de acuerdo en lo que planteas en tu post. Quien de nosotros no quisiera leer algo interesante en el medio escrito mas caro del Peru? Y, por supuesto, alli ha trabajado mucha gente que quisiera que el diario fuese otra cosa muy diferente a lo que es.

Deberias bajarte un poco de esa nube o escudo academico porque al parecer esto te hace creer que tienes la razon en todo. Relajate que mal no te haria.

Esta bien que uno defienda sus argumentos con pasion, pero responder y atacar con ese tufillo de superioridad y paternalismo es patetico a estas alturas.

A veces me pregunto que te podria diferenciar de los argumentos intransigentes de un miembro de SL o de cualquier partido radical de izquierda.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

El anónimo de las 11:07 no dice nada, y lo dice en muchas palabras, además de escudarse en el anonimato para sugerir que conoce mi trabajo y que además ha reconocido sus defectos, pero sin citar una sola línea de él. No me sorprende que no cite nada, porque, lamentablemente, no ha dado en el clavo con su intento de adivinanza: se ha referido a un ensayo mío sobre el tema de la esclavitud que ni siquiera ha sido publicado, porque forma parte del proyecto en el que estoy trabajando ahora mismo.

A esa vacuidad agrega una inteligente reflexión acerca de que yo estoy obligado a hablar acerca de Irak porque... a él le da la gana.

(Respecto a la cita mía referida al texto de Patricia de Souza: la estupidez es atribuirme un concepto tal como el del "estado nación híbrido en Francia", o cosa parecida, cuando es obvio que lo que yo hago es criticar la idea errada de Patricia).

El anónimo de las 11:57 en cambio sí dice cosas: por ejemplo, se pregunta qué diferencia hay entre: (a) alguien que le dice a Diego Trelles que todo lo que ha contado son mentiras descaradas y (b) Sendero Luminoso. ¿Necesito responder una pregunta tan disparatada? No. Más sencillo aún: nadie tiene por qué responder ataques anónimos.

Y sin embargo permito los anónimos, y no los borro, como muestra de mi intolerancia.

Miguel Rodríguez Mondoñedo dijo...

Ya que me han mencionado en esta discusión---en la que no tenía ganas de participar porque ha desbordado en lío de comadres---quiero protestar porque alguna gente (casi todos anónimos) insisten en incluir temas que no tienen ninguna relación con lo que aquí se discute. A los que nunca hemos trabajado en El Comercio nos importan un bledo las andanzas de Gustavo Faverón (o de cualquier otro) allí. Si alguien tiene cuentas pendientes con él, debería mandarle los mensajes en forma privada, no molestar a los demás. El hecho de que los estén poniendo aquí solo indica que esas personas solo quieren desahogar frustraciones antiguas. Creo que este no es el sitio para eso.

Más increíble todavía es que se acuse de intolerancia a quien, pudiendo borrarlos fácilmente, deja esos mensajes insultantes aquí.

Y esto no lo digo para defender a Gustavo. Como es fácil ver, él se defiende muy bien solo.

Daniel Salas dijo...

El anónimo de las 11;07 dice algo muy interesante:

"Algunas de tus afirmaciones sobre marxismo, semiotica, política, historia y hasta psicoanalisis son bastante inexactas, tendenciosas por no decir que estan plagadas por lugares comunes."

Yo creo que todos nos beneficiaríamos muchísimo si nos pudiera decir cuáles son esas afirmaciones tendenciosas o inexactas o constituyen meros lugares comunes. Es bastante extraño, pero cuando un post reclama mejorar el nivel del debate
suele suceder lo contrario: es pasado por alto o bien es derivado a un asunto personal. (A mi post sobre Quijano y Elmore, por ejemplo, me respondieron con el cuento de que todo se explicaba porque hace treinta y tantos años
una persona ganó o no ganó los juegos florales de la PUCP, un concurso irrelevante, como lo demuestra el hecho de que yo mismo lo gané en el año 88.)

Al momento hay aquí ya como 37 comentarios. Más de 12 horas después de abierto el debate, el anónimo de las 11:07 se anima a señalar la existencia de errores y lugares comunes tan evidentes para él al punto que no puede, si quiera, especificarlos. Justamente de lo que se trataría este blog es de que dicho anónimo planteara esa discusión. Sin embargo, todo suele quedarse en una afirmación retórica. ¿Por qué el anónimo no nos dice cuáles son? Más aún: ¿por qué no da su nombre?

Lo único que saco en claro es que mucha gente comprometida con la "cultura" tampoco está, ni de lejos, comprometida con la inteligencia. Es muy triste, de verdad.

Julio Suárez Anturi dijo...

Permítanme adherir a Miguel Rodríguez-Mondoñedo.
El tema no es Diego Trelles, a quien algunos, como argumento, han tratado de liliputiense, y “ella” de “antipatiquísimo”.
Lo que dijo Diego Trelles es que a un crítico de cine, llamado Emilio Bustamante, “lo sacaron” de la revista Somos, y “la excusa de Ampuero fue que sus criticas eran muy críticas”.
Lo que entiendo, es que quiso con ello sorprender en terreno pantanoso a Gustavo Faverón, porque este, en esa época, al parecer tenía cartas en el asunto de Bustamente, y tal hecho no se compadece con lo dicho en el presente post (nota o texto) de Gustavo, sobre la pobreza de contenidos culturales en la prensa.
Gustavo ya aclaró que Bustamente se fue porque quiso.
De modo que el tema sigue vigente, y me permito solicitarle a Gustavo -de quien aprecio la agudeza de sus notas- que elabore un poco más la idea sobre La Nación de Buenos Aires, quizás contrastando con El Comercio, u otros medios, como el El País de Uruguay, El Nacional de Venezuela, El Tiempo de Colombia o El Universal de México. Yo sí tengo interés.
Porque lo planteado por Gustavo es algo de fondo, que habla de la pauperización cultural en Latinoamérica, y su enanismo para “crear” ideas, o entrar en la mesa de poker de los grandes talladores de la cultura europea o estadounidense, que son, quiérase o no, nuestros referentes.
De nuevo gracia por tu hospitalidad, Gustavo.

Daniel Salas dijo...

El comentario de Julio Suárez no debe ser pasado por alto. Creo que es muy importante.

Ahora bien. Veo que Julio viene de Chile y creo que eso nos da una pista. Es posible que la pauperización a la que se refiere pueda ser extendida a muchos países de América Latina. Sin embargo, todo parece indicar que el caso peruano es particularmente clamoroso. Un dato que no puedo ofrecer con exactitud: cuando hubo la crisis argentina, cerraron algo así como más de treinta librerías (creo que, incluso, solamente en Buenos Aires). Si en Lima cerraran treinta librerías, nos quedaríamos con un saldo negativo: -20 librerías, es decir, tendrían que cerrar unas veinte librerías imaginarias, porque no llegamos a treinta existentes ni de broma. Yo no entiendo bien, en consecuencia, de dónde sacan algunos críticos culturales como Víctor Vich el programa de asediar a la ciudad letrada.

Sería interesante que Julio ofreciera datos sobre el caso chileno. Sospecho que con todo lo malo que pueda detectar en él, no puede ser tan calamitoso como el caso peruano. No es ningún consuelo, pero en fin.

Daniel Salvo dijo...

Hola a todos
El "caso chileno", como lo ha llamado Daniel Salas, puede analizarse desde la internet. Basta ver el blog de Ivan Thays: una gran parte de noticias del ambiente literario las extrae de suplementos periodisticos chilenos. Si uno entra a las versiones on-line de varios diarios de Chile, los suplementos culturales no son la excepcion sino la regla. Incluso uno puede encontrar entrevistas a autores o intelectuales peruanos. Y no son suplementos de 4 hojitas, a veces son tan extensos que la version on-line solo tiene extractos de la versión impresa.
Ya se sabe, no es bueno ponerse muy "culturoso" (me deprime pensar que solo en el Perú pudo haberse acuñado un término así) por que no vende.
Pero es que no solo no vende, sino que tal vez ni regalado lo aceptarían.
Sobre el dato de las librerias que cerraron en Argentina, creo que fue un comentario publicado en "La República" hace algunos años, y creo que hacia referencia a 300 librerias cerradas. El comentarista no se lamantaba tanto por el cierre de las mismas como por la diferencia evidente con nuestro país (¿alguna vez llegaremos a tener siquiera 50 librerias?)

Anónimo dijo...

No se si tu intención Gustavo, ha sido convertir tu Blog en una especie de Blog de Autoayuda para Intelectuales Peruanos(en el exilio, con aplicaciones locales). Perdida de tiempo para el que lo lee(a pesar de la graciosa chismografía intelectual de la que esta plagada, que como toda chismografía es engañosa, y pretenciosa), y doble perdida de tiempo para el que la tiene que editar. A mi se me ocurriría sugerirte, que seas mas despiadado, eres muy concesivo. Un abrazo.

M

Ivan Thays dijo...

Creo que uno de los anónimos ha entendido mal lo que dijo Gustavo del panel de expertos. Mejor dicho, lo ha caricaturizado. Creo que cualquier escritor o periodista, por ejemplo, puede hablar desde su perspectiva sobre temas en los que no es un experto, desde Irak hasta genética. Pero esos textos, interesantes por otros motivos, no pueden reemplazar la opinión de los cientificos o de los internacionalistas.

En este blog Gustavo ha escrito sobre disciplinas en las que, probablemente, no es un experto. Lo ha hecho siempre con cuidado, utilizando lo que sabe del tema para usarlo con argumentos para sus reflexiones. Y encima, deja abierto los comments para que, si alguien no está de acuerdo o piensa que ha interpretado mal un conocimiento, lo rectifique (cosa que nunca ha sucedido, salvo con insultos a la persona como los que cita Daniel). Jamás ha querido estafarnos haciéndonos creer que sí lo es, como el "hijo pródigo" Augusto Z. copiando páginas halladas en el google, o el autodidacta M.A. Denegri metiéndose a opinar con soberbia de "erudito" sobre muchas cosas que le son no solo ajenas sino oscuras, como la crítica literaria.

IVAN

Ivan Thays dijo...

En cuanto a lo del crítico Bustamenate, me preocuparía que Diego Trellez piense que un crítico es "bueno" o "mejor" o siquiera más "exigente" porque le parecen malas 39 de 40 películas que ve. Al contrario, creo que ese crítico -y no me refiero a Emilio B. necesariamente- se ha equivocado en sus parámetros para calificar las películas. Haciendo una comparación con la enseñanza: un profesor que desaprueba al 99% de su clase es tan malo como uno que aprueba a todos sin mayor exigencia. Un curso debe diseñarse para ser aprobado, y que solo lo desaprueben los que no cumplen con lo exigido promedio.

Igual, un crítico que considera que todas las películas son malas hasta que no se compruebe lo contrario, está equivocado de saque. Un crítico que cree que el 99% de películas que ve son malas, es un mal crítico simplemente, porque usa un parámetro erróneo y distorsionador. O, en todo caso, lo mínimo que puede decirse de él es que está escogiendo mal las películas que reseña (como si un reseñista de libros solo leyese best seller de auto-ayuda y, obvio, todo le parece pésimo). En ese sentido, que el editor de la revista donde dispara con metralleta le diga que, por lo menos, tenga más cuidado en elegir las películas que reseña me parece correcto y no creo que tenga nada que ver con el tema del post de Gustavo, que trata sobre editores o directores de medios que rebajan el nivel de sus redactores hasta el ínfimo: es decir, el del propio director.

Finalmente, una anotación: no digo que Trelles piense así, necesariamente, porque su texto es ambiguo en ese sentido, pero de ser cierto estaría cometiendo un error típico de muchos profesores y sobre todo jefes de práctica que han interpretado mal la exigencia del profesor Kingsfield en la serie ALMA MATER y se dedican a repartir ceros arbitrariamente en los cuadernillos de sus alumnos con una sonrisa de superioridad insufrible.

Ivan Thays dijo...

Finalmente, sobre el tema de los suplementos culturales, me parece que el problema es:
1.- Que los directores del diario no saben qué demonios debe ir en esas páginas, a diferencia de las policiales y las de política.
2.- Que no sabiendo eso, dejan que sea el departamento de ventas el que juzgue el contenido: si tiene publicidad y ventas, le da lo mismo si el que habla de la guerra de Irak es Melcochita o Chomsky.

Una prueba es EL Dominical. Cuando Alonso Cueto se fue de la dirección, en vez de hacer el suplemento menos denso que le exigían siempre, hicieron uno que no es precisamente ligero sino muchas veces pomposo y con una diagramación de boletín médico. Me entero que, al parecer, cambian de editor nuevamente y eso me crea expectativas porque ese suplemento no se puede desperdiciar.

Lo último: del post es esta frase la que me parece más feroz y, lamentablemente, más cierta: " para muchos en el Perú la ignorancia es un mérito".

Tristísimo pero ABSOLUTAMENTE cierto.

Saludos

IVAN

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Entiendo que es aburrido seguir hablando de los seudo temas de conversación que plantean los anónimos ofensivos del montón, pero hay una cosa que debo aclarar, sólo por la salud ya casi perdida de esta discusión.

El menos inteligente de esos anónimos, que es también el más pretencioso, dice que conoce mi tesis doctoral. Ocurre que mi tesis no está aún en catálogo en la biblioteca de Cornell, porque fue defendida apenas este año, de modo que sólo la han leído los asesores de tesis que la aprobaron, es decir, los escritores Edmundo Paz Soldán y Ricardo Piglia, la crítica americana Debra Castillo y el crítico belga Bruno Bosteels.

Este pobre tipo que manda anónimos disparando para donde le salga el tiro, parece querer decir que él es una de esas personas, o, en todo caso, un amigo cercano de una de ellas. La primera opción es ridícula (esas personas son demasiado transparentes e inmensamente más inteligentes que este anónimo).

Y dudo que alguna de esas personas tenga a su vez amigos de esa calaña. Excepto por uno, un conocido intrigante que ingresa a este blog, siempre anónimamente, pero cuyo IP queda, como es obvio, registrado en el servidor cada vez que él viene de visita.

Nada más fácil para mí que desenmascararlo, pero hacerlo me evitaría el entretenimiento que me causa registrar cada uno de sus ingresos furtivos, e imaginarlo frente a su computadora pensando su siguiente insulto anónimo, sin saber que será anónimo para cualquiera excepto para mí.

Anónimo dijo...

"Creo que cualquier escritor o periodista, por ejemplo, puede hablar desde su perspectiva sobre temas en los que no es un experto, desde Irak hasta genética. Pero esos textos, interesantes por otros motivos, no pueden reemplazar la opinión de los cientificos o de los internacionalistas."

Esta es una muy buena opinión.

Anónimo dijo...

Felix da en clavo al traer a colacion las palabras de la Comision de la Verdad y la Reconciliacion sobre el imperativo etico de pronunciarse sin medias tintas contra los abusos. Por eso la pregunta de un anonimo arriba sobre la guerra de Irak no es caprichosa, es no solo pertinente: es "el" mismo tema solo que actualizado -porque es bien comodo hablar a estas alturas de lo que hizo en el pasado Sendero Luminoso si se escurre asi el bulto de tener una posicion etica clara frente a los problemas del presente. Las justificaciones de Gustavo para no pronunciarse sobre la guerra de Irak son analogables a las que se hacian para callar lo que ocurria en los Andes en la epoca del terrorismo. Por eso, ante el tema de la guerra Vargas Llosa por ejemplo la justifica en un opusculo arbitrario (como tergiverso los hechos en su desacreditado Informe Uchuraccay, y satanizo lo andino en "Lituma en los Andes")Entonces, Felix, maestro, ya que Faveron prefiere hacerse al de la vista gorda y en boca cerrada no entran moscas -una muy etica actitud escudada en no ser experto-, instruyanos usted Felix. O usted tambien es mas amigo de Faveron que de la verdad? -parafraseando su maniqueismo.

Magda dijo...

Si, en México tenemos la suerte de contar que excelentes revistas, afortunadamente, y Suplementos culturales. Además de Letras libres, hay muchas y muchos más. En el Instituto adonde trabajo se hace Texto Crítico, no se si la conozcas. Cuando gustes te/les envio un ejemplar con mucho gusto (a "Basta de carátulas" le comentaba que si queria le mandaba el prólogo que escribió Margo Glantz para Historia de ojo, pero no me contestó nada de nada).

Ya no estaré en este blog que tienes enlazado -y que te agradezco mucho-, estaré en este otro por si gustas visitarme algun dia.

Saludos

Christopher Logue dijo...

"para muchos en el Perú la ignorancia es un mérito". Y sin duda para otros la pretensión también lo es.

"Finalmente, sobre el tema de los suplementos culturales, me parece que el problema es:
1.- Que los directores del diario no saben qué demonios debe ir en esas páginas, a diferencia de las policiales y las de política.
2.- Que no sabiendo eso, dejan que sea el departamento de ventas el que juzgue el contenido: si tiene publicidad y ventas, le da lo mismo si el que habla de la guerra de Irak es Melcochita o Chomsky."

Alguien puede pensar que en realidad los directores de los diarios y editores de los suplementos no saben que debe aparecer en ellos. Esto es una idea bastante inocente por parte del señor Thays. Y una simple explicación de lo que viene sucediendo. Lo que determina todo es la venta que ellas puedan producir. Y en esto si estoy de acuerdo con el señor Thays.

Lo que deben hacer los llamados intelectuales que discuten en estos espacios, es el de crear medio alternativos y no quedarse en la crítica y la retórica.
Si nuestro fin realmente es el de contribuir a la reflexión y el análisis de los problemas de nuestra realidad.

Anónimo dijo...

¿Y qué les parece como suplemento cultural Identidades de El Peruano?

Anónimo dijo...

Como suplemento cultural? Pues es lo uncio que hay.

Daniel Salas dijo...

El anónimo no pidió que Gustavo se pronunciara sobre la guerra de Iraq. Lean bien, dice: "Te proponemos que hables de la guerra de Irak". ¿Por qué mejor no le piden a Gustavo que dé una opinión sobre el calentamiento global o sobre el uso de la insulina humana?

Hay muy poca gente fuera de Estados Unidos que pueda decir que la guerra de Iraq está bien. Pero que se pida hablar relevantemente sobre la guerra de Iraq implica que uno tiene que ser experto en el tema, ya que no se trata de decir cualquier cosa. Es obvio que el objetivo del anónimo no es que Gustavo nos ilustre con una comprensión lúcida de este proceso bélico. Simplemente, cree, desde su ignorancia, que condenar la guerra de Iraq puede traer problemas para quien trabaja en una universidad de Estados Unidos sin ser norteamericano. Eso es falso. En todo caso, no sabemos cuál es la posición de los que también trabajan en Estados Unidos y que aparecen aquí anónimamente.

Para una opinión inteligente e informada, quienes de verdad quieran enterarse del tema y no, simplemente, plantear una trampa que no funciona, pueden ir al blog de Eduardo González Cueva, un peruano en New York:

http://www.eduardo33.blogspot.com/

Renzo Augusto dijo...

Hola, acabo de leer este blog y me parece que es uno de los pocos intentan mantener un nivel mínimamente alturado de discusión y debate, aunque, claro está, nunca faltarán los comentarios fuera de lugar. Debo comentar una cosa. Yo estudié en una Facultad de Comunicaciones de una universidad limeña y, lamentablemente, existe un dogma de fe con el que somos formados todos los comunicadores: "Hay que darle lo que le gusta a la gente". Este dogma, aplicado en los diarios y revistas se traduce como "Lectoría" y "Publicidad". Concuerdo con el señor Faverón en que los directivos de este tipo de medios siempre van a buscar la manera de ganar más y más lectores y por eso creen que la forma más simple de hacerlo es "poniéndose al nivel de los gustos de la gente". De más está decir que el dogma al que hice mención es una soberana estupidez, pero muchos de los que trabajan en los medios lo creen a pie juntillas.
Planteo una idea surreal: ¿qué pasaría si todos los comunicadores nos pusiéramos de acuerdo y decidiéramos ofrecer en los medios sólo informaciones relevantes, valiosas e importantes? Se me ocurre que así la "gente" (de tanto leer a Chomsky, Eco o Savater) terminaría por aceptarlos y, de paso, alentaríamos la capacidad de pensar en abstracto de la que adolece, lamentablemente, la mayoría de nuestra población.

Un saludo a tod@s.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Sólo he tenido dos razones para no responder lo de Irak.

La primera es que no soy una rocola que se vaya a poner a tocar la canción que cualquier anónimo le pida.

La segunda es que mi post propone que en el Perú se le dé tribuna a los expertos para hablar sobre las cosas que conocen. ¿Qué ejemplo daría yo poniéndome a disertar sobre algo completamente ajeno a mi campo?

Pero bueno, ya que Daniel me hace notar la posible lógica absurda del pedido, diré lo que pienso.

Pienso que el gobierno de Bush ha causado más desgracias en el mundo que cualquier otro en los últimos años. Es evidente que sus invasiones poco tienen que ver con la pantalla de la lucha antiterrorista, y que se vinculan más bien con su afán de adueñarse de recursos ajenos que le son necesarios, eso sin entrar a rebuscar entre los intereses financieros y comerciales privados que haya de por medio.

Bush ha sido tan torpe, por otra parte, que ha motivado incluso que algunos que detestan la exdictadura iraquí por una cuestión de principio se vean empujados a defender la idea de que Irak nunca debió ser agredido. Por mi parte, creo que el mundo estaría mucho mejor si jamás hubieran existido ni Bush ni Saddam Hussein.

Si alguien estaba tan desinformado como para pensar que mi situación como académico en Estados Unidos me impedía abrir la boca sobre ese tema, ahora se dará cuenta de que no es así.

Por cierto, cada mañana cuando voy a mi oficina, paso frente a la del director del Departamento de Literaturas Hispanas, un colega londinense que llegó a Estados Unidos hace mucho, para ir al concierto de Woodstock, poco después se convirtió en traductor de Cortázar en el mercado americano, y nunca se fue del país: en su puerta hay un cartel negro que en letras blancas dice, en inglés "Salvemos a America: derrotemos a Bush". No es el tipo de jefe que va a pedir mi deportación por estar contra la invasión a Irak...

El anónimo parece vivir en la luna.

Anónimo dijo...

Excelente ese colega londinense del Departamento de Literaturas Hispanas. Buenas vibras para el pata.

Ivan Thays dijo...

Elvis: desde hace 13 años trabajo estoy vinculado a medios de difusión cultural, he sido editor y he colaborado en casi todas las revistas y suplementos culturales del país. Además, desde hace 5 años llevo un programa cultural ¡en TV! con lo que el drama que describe Gustavo se eleva a la n potencia.

¿Y tú, que dices tener 20 años y que "lee en las noches, interrumpidamente, desde los 19 años y piensa escribir un poemario" dices que mi visión es "inocente"? ¿"Inocente" con respecto a la tuya, debo entender?

En fin, tu post te da la razón en eso de que ignorancia y pretensión van juntos. O, como quien dice, "la ignorancia es atrevida"

Félix Reátegui dijo...

No me había dado cuenta --obtuso que soy-- de que la interpelación a Gustavo sobre Irak era en el tono de "pronúnciese: con ellos o con nosotros". Francamente ridículo, y francamente inocente, también. Basta ver los retazos de televisión estatal estadounidense que ofrece el servicio de TV por cable limeño para saber que no hay ningún problema con declararse contra la guerra en los Estados Unidos. Y suscribo la recomendación de Daniel: quien desee una discusión informada e inteligente sobre esos temas acuda al blog de Eduardo González.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ciertamente. Aunque quizá el anónimo vaya al blog de Eduardo y le exija pronunciarse sobre la partenogénesis vegetal, tema espinoso entre los verdes de Brooklyn.

El blog de Eduardo, donde asuntos como el de Irak y otros se discuten con las razones y los fundamentos que puede ofrecer un conocedor del tema, lo encontrarán aquí:

http://www.eduardo33.blogspot.com/

Es altamente recomendable.

Anónimo dijo...

Las polemicas entre Elvis y Thays se estan poniendo cada vez mas interesantes. En todo caso Elvis esta demostrando ser mucho mas inteligente que el insolente Trelles.

Anónimo dijo...

Y para tener solamente 19 años, miren que bien escribe y opina en su post este miraflorino Elvis Mendonza:


http://buskandotreboles.blogspot.com/


Alonso Cueto

Se puede leer un texto de Alonso Cueto en Peru21, en donde habla de la última publicación del escritor Luis Hernán Castañeda y de él. De quien, entre otras cosas, dice: "Castañeda, que solo tiene 23 años, pertenece a una generación de escritores muy prometedora. Junto a él están escritores de veintitantos años como Johan Page, Edwin Chávez, Ezio Neyra, Carlos Gallardo, Miguel Idelfonso, Gabriel Ruiz Ortega y muchos otros (as)". Existe una imprecisión. Incluye aquí Alonso Cueto a un escritor que nació en el año 1970, y que en estos momentos paso los 'veintitantos años', de los otros escritores: Miguel Ildefonso, quien además formo parte del Movimiento poético Neón, de los años 90's. Para afirmar luego que: "La aparición de Castañeda, Page y Chávez está vinculada con la influencia de un escritor de la talla de Iván Thays, que introdujo un modo de narrar cuya preocupación fundamental es proteger la plasticidad y versatilidad del lenguaje literario". Sin duda, que esto último, generará polémica. En este espacio Cueto no hace una crítica del libro de Castañeda; sino que, simplemente da su opinión. Cueto es libre de poder decir abiertamente su admiración por su amigo, el escritor Ivan Thays (y éste es libre, también, de ser amigo de Castañeda). El problema surge cuando muchos no pueden tener ese espacio y, además, cuando por ser un escritor conocido, todo lo que escribe puede ser tomado por muchos como referente para leer a tal o cual escritor. Con lo que es innegable la influencia que tiene entre los lectores y, más aún, entre los nuevos lectores. Dejando de lado a otros escritores que no tienen a un escritor como Cueto; publicitado, ganador del premio Herralde, como amigo.

....................

Una temporada en el infierno

Visiten el blog de Daniel Salas. Hace unos dias intervine en su blog y he salido bastante golpeado. Debo decir que me equivoqué al momento de recordar algunas declaraciones que el escritor Ivan Thays realizó en el Dominical el año pasado, en el mes de mayo; además, de no entender lo que Gustavo Faveron escribió hace unos días. Los adjetivos han sido muchos. Claro. Lo mío es algo imperdonable; más aún, para quien pretende realizar crítica alguna.

"Yo trato el pecado y no el infierno, que es un lugar destinado para los condenados de la tierra, pero no es la condición del pecado, que es una experiencia más atroz que el infierno, donde ya no no pecas si no que vives la condena". Palabras de Enrique Verátegui sobre uno de sus libros, Ética.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Es texto de Elvis que alguien ha pegado aquí contiene un error de concepción que no se puede dejar pasar: supone que, por ser influyente, Alonso Cueto debería abstenerse de dar una opinión, debería callarse lo que piensa. ¿Y por qué? Porque Elvis no piensa lo mismo. Eso es un rasgo evidente de intolerancia. Por otra parte, esa idea se sustenta en el prejuicio de que Cueto sólo escribe positivamente acerca de sus amigos, lo cual no sólo es una afirmación imprudente, sino, bien mirada, una afirmación sin sentido, pues el mismo Elvis parece señalar también que Cueto no conoce a todas las personas a las que menciona. ¿En qué quedamos? ¿O es que el único objetivo es censurar a Cueto sin importar el motivo?

Tony Soprano dijo...

Me parecía más honesto si Cueto dice "un escritor de la talla DE MI AMIGO Iván Thays", en vez de querer hacer pasar esa alusión muy subjetiva (y cuestionable) como un hallazgo crítico, objetivo.

No creo que haya problemas si alguien hace sus rankings personales y en esto están sus amigos. Parece lógico. Pero que quieran contrabandearlo como un asunto no-personal, es reprensible.

Al menos Thays (con las constantes alabanzas que le da al -en mi opinión- muy discreto Cueto) dice que Cueto es su amigo. Franelero, pero más honesto.

Ivan Thays dijo...

Tony soprano: Lo que entiendo de tu comentario es que no te gusta la obra de Cueto, por lo que piensas que alguien que escribe bien de él solo puede ser franelero o amigo suyo. Es decir, crees que tu medida es la medida de todos, y ni siquiera explicas cuál es esa medida por la cual cueto es "muy discreto".

Cuando encuentro fallas en el libro de un amigo, como Santiago Roncagliolo, soy un "envidioso". Cuando me alegro de que un amigo, al que considero buen escritor, gane un premio soy un "franelero".

¿Qué opción me queda? No tener anmigos, no escribir nunca nada más, o quizá convertirme en un anónimo con alias de mafioso que escribe comentarios sin argumentos.

Esta última la descarto por lamentable.

Félix Reátegui dijo...

Discutir los motivos por los que alguien dice que la obra de Cueto es buena o es mala conduce, naturalmente, a un despeñadero sofístico. Más que los motivos interesan las razones. A mi – pero aclaro que no soy especialista en literatura – siempre me ha resultado un enigma por qué el sobresaliente y jovencísimo autor de La Batalla del Pasado no ha vuelto a escribir – a mi juicio – nada con la solvencia artística que tuvo su libro de debutante. Y sí, pues, no entiendo qué valores literarios especiales se encuentran en, por ejemplo, “Grandes Miradas” más allá del mérito de haber querido tratar un tema de especial interés. ¿Logró algo con esa novela? ¿No incurre en demasiados simplismos de escritura, de composición y de concepción ideológica (innecesario aclarar que no hablo de ideología política)? ¿No suenan huecos sus intentos de recreación del habla popular? ¿No es un poco ramplón eso de recrear el ambiente de clase media-baja limeña con el fácil expediente de decir que había un Corazón de Jesús en la pared? Pero seguramente este es tema para otra nota…

Christopher Logue dijo...

Lo que me parece discutible es que siempre, desde que he empezado a leer, he encontrado a escritores amigos, hablando uno del otro (Y a a si mismo se autoproclaman, soberbiamente, intelectuales). ¿No resulta esto cuestionable? Y no hablemos sólo de columnas de opinión sino, de denominadas críticas, en suplementos o secciones de cultura. Es una práctica, bastante extendida en nuestra sociedad. Y esto es algo innegable.

Sin duda, sería mucho más serio decir, por parte del escritor Alonso Cueto, lo que 'tony soprano', escribió:

Me parecía más honesto si Cueto dice "un escritor de la talla DE MI AMIGO Iván Thays"

Y espero no ser acusado, como un resentido o frustrado, de esos que acusan la existencia de: sectas o mafias. No es ese mi fin.

Escribió Thays:
"Elvis: desde hace 13 años trabajo estoy vinculado a medios de difusión cultural, he sido editor y he colaborado en casi todas las revistas y suplementos culturales del país. Además, desde hace 5 años llevo un programa cultural ¡en TV!"

Ante esto último: ¿Tendré que exponer algunas razones para responder al, excelente escritor e intelectual, Ivan Thays? La pretención, es también, para algunos, una virtud.

Christopher Logue dijo...

Sobre si Alonso cueto es un buen escritor o no, unicamente el tiempo lo determinará. No los denominados 'críticos' amigos. Que siendo conscientes de ser autores y escritores (re)conocidos y, discutiblemente escriben bien; además de tener lectoría y generar expectativas, se sientan a escribir para sus amigos. Y entonces siempre encontramos en las reseñas de los suplementos y secciones culturales, los mismos nombres y los mismos libros. Y más aún no lo ocultan. Hablan abiertamente de sus amigos y entre ellos se llaman: la nueva generación de escritores. ¿Se puede admitir ello? Sólo basta leer, para entender lo que desde siempre viene sucediendo.

Ivan Thays dijo...

"Hablan abiertamente de sus amigos y entre ellos se llaman: la nueva generación de escritores. ¿Se puede admitir ello?"

Bueno, Elvis, déjame decirte que se te ve el plumero, y no creo ser demasiado suspicaz si agrego que siempre lo supe, desde tu primer post en el blog de Daniel.

Para ti, el tema de discusión no es si Cueto es o no buen escritor o si es amigo mío o no. Tampoco si soy o no yo mismo un escritor importante para una generación. Lo que realmente te preocupa, lo que te deja insomne, es que haya surgido una generación de muchachos casi de tu edad (el menor tiene 21 años) con un talento EXTRAORDINARIO. Así, en mayúsculas. Sí, algunos de ellos son mis amigos pero algunos no (hay uno de ellos que me insulta siempre gratuitamente, por ejemplo). Y de todos hablo con admiración porque se lo merecen. Hacerme muy amigo de algunos de ellos me ha vuelto más exigente con sus obras, al contrario de lo que piensa la mayoría. Felizmente ellos lo saben y no esperan halagos gratuitos, como tampoco mezquindades de mi parte.

Elvis, ¡deja de preocuparte hombre!La literatura no es una carrera de caballos, no se trata de quién llega primero y quién está retrasado (tu admirado Bolaño consiguió lo que merecía pasados los 40, por ejemplo). Y tampoco es cierto que exista un solo sitio pues éste no es el juego de las sillas en el que si ya alguien se "sentó" en el "trono" de joven promesa los demás se quedan de pie. Preocúpate en hacer bien tus libros, escribe y corrige en vez de mirar de reojo qué tan lejos está el "contrincante", y seguro conseguirás todos esos "padrinos" y "amigos" que hablarán de ti pero, ojo, no por lo que tú crees sino por algo real: por que tu obra lo merece. Nadie que se respete a sí mismo puede jugar su prestigio defendiendo una obra mala solo porque es de un amigo suyo.

Repito: nadie que se respete a sí mismo. Y puedes apostar de que Cueto y yo pertenecemos al grupo de los que se respetan a sí mismos.

Saludos

IVAN

PD: ¡Ja! Por primera vez te creo que tienes 20 años.

PD: No es cierto que eso de que "entre ellos se llaman: nueva generación" Ellos siempre rechazan que se les llame así, como afirmó Luis Hernán en su presentación. Pero el hecho de que aparezcan 4 o 5 escritores con tanto talento llama la atención en cualquier parte del mundo. Pero arrancar es fácil. Yo espero que perseveren. Y ojalá perseveres tú también.

Christopher Logue dijo...

"Para ti, el tema de discusión no es si Cueto es o no buen escritor o si es amigo mío o no. Tampoco si soy o no yo mismo un escritor importante para una generación. Lo que realmente te preocupa, lo que te deja insomne, es que haya surgido una generación de muchachos casi de tu edad (el menor tiene 21 años) con un talento EXTRAORDINARIO. Así, en mayúsculas".

1.- Le confieso al escritor Ivan Thays que no me preocupa, en absoluto lo que viene sucediendo con estos escritores. No soy yo de los que sueñan con el reconocimiento y los homenajes. Al igual que muchos escritores pienso que el escribir es un acto en solitario. Y esto, también por el post de Capote, que a escrito Gustavo: sin duda que es una condena el escribir. Y no sólo esta condenado el escritor, sino todos aquellos hombres que finalmente se deciden a seguir su vocación, sin pensar en nada, sólo en el ser ellos mismos.

2.- Sugiere usted, que más que preocuparme, estoy bastante perturbado por la aparición de estos 'Extraordinarios' escritores. Si su idea no es la de calificarme de hacer de estos, objetos de mis envidias.

3.- Mi objetivo fue el de describir, lo que viene sucediendo en la escena literaria en nuestro país. Es innegable la sutileza de usted para hacer de su respuesta, una especie de consejo, del escritor mayor a uno que pretende serlo.

4.- Lamento desilusionarlo. Desde hace un tiempo, es cierto, que he pensado en escribir un poemario. Pero esto no puede hacer pensar que mi interés va más alla. Y que esto pueda ser el inicio de mi carrera como escritor.

Christopher Logue dijo...

PD: ¡Ja! Por primera vez te creo que tienes 20 años.

¿Penso usted que era un atrevido adolescente o algún escritor resentido, de los que aún recorren las calles literarias de Lima?

Anónimo dijo...

Estan muy bien estos intercambios entre Elvis y Thays. El otro dia la cosa habia quedado fea, en el insulto. Ahora la cosa viene llegando a buen terreno. Fuera de bromas, pienso Elvis que debes esforzarte al maximo e ingresar a la Universidad. A San Marcos o a la Catolica, a ninguna otra mas, y a estudiar literatura. Tienes talento. Tu weblog es interesante (lejisimos del de Zelada, por ejemplo, y aunque eso no es tanto, al menos es algo en relacion a un autor que tiene mas de una decada en este negocio y por necio no avanza casi nada). Otra cosa: revisa tus comas, algunas estan pesimamente puestas.

Dagberty dijo...

El anterior usuario anonimo propone a Elvis postular a literatura en San Marcos o La Catolica, a ninguna otra mas.
¿Hay otras universidades que tengan esa especialidad? ¿Cuantas facultades de literatura hay en el Peru?

tony soprano dijo...

Le contesto, Sr. Thays:

1. "Tony soprano: Lo que entiendo de tu comentario es que no te gusta la obra de Cueto, por lo que piensas que alguien que escribe bien de él solo puede ser franelero o amigo suyo. Es decir, crees que tu medida es la medida de todos, y ni siquiera explicas cuál es esa medida por la cual cueto es "muy discreto"."

La medida (subjetiva, claro) es el interés puede mantener en sus extensos libros. Lentamente, el dialogo interno de los personajes languidece, se hace fofo y acumulativo. Desafortunadamente, las alusiones la "terrorismo" y "la corrupción" son algo evidentes y como colocadas de telon-de-fondo. Carece de la visceralidad de Vargas Llosa en sus primeras novelas y no tiene el puncho o aliento de fondo para mantener una trama larga sin eventualmente deambular por su propia novela. Si a ud le gusta esto, nunca estaremos de acuerdo.

2. "Cuando encuentro fallas en el libro de un amigo, como Santiago Roncagliolo, soy un "envidioso". Cuando me alegro de que un amigo, al que considero buen escritor, gane un premio soy un "franelero"."

Yo no he dicho lo de Roncagliolo, no la mezcle. Me excedí con el término franelero, por que no es el tema.

El punto, si no lo entendió (lo evade en su respuesta) es: no es honesto e integro hacer una observación alabatoria sobre alguien SIN MENCIONAR nuestra relacion personal con él, y pasándola de contrabando como una observación de crítico. Eso es hacer un cherry fingiendo objetividad. Conteste que le parece esta actitud y déjese de jeremíadas.

3. "¿Qué opción me queda? No tener anmigos, no escribir nunca nada más, o quizá convertirme en un anónimo con alias de mafioso que escribe comentarios sin argumentos.
Esta última la descarto por lamentable."

Le queda una: fingir semanalmente por tv que le gustan o NO le disgustan ciertos libros (de marketing, de autoyuda, de Cattone) mientras se las da de crítico acucioso en su blog... ¿le suena familiar?

Anónimo dijo...

Cuando Vargas Llosa escribio sobre Cueto no dijo que era su amigo. Cuando Cueto dice "un escritor de la talla de Iván Thays, que introdujo un modo de narrar cuya preocupación fundamental es proteger la plasticidad y versatilidad del lenguaje literario", no esta traficando nada. Simplemente esta diciendo que Ivan tiene esa talla, o que talla a secas. Que sea su amigo, socio o etcetera es secundario. Ademas, Cueto es amigo de Thays despues de que Thays demostrara sus dotes narrativas. Por otro lado, el circuito literario en Lima es tan diminuto que todo el mundo se conoce y no vamos a terminar usando las paginas y columnas literarias de los medios de comunicacion como una especie de Ellos & Ellas (a despecho de que lo pueda parecer). Lo que si no entiendo es ese weblog de Thays (junto con algunos de los jovenes escritores que Cueto menciona en su articulo) dedicado a un juego electronico de futbol. Quiza seria interesante si Thays dijera algo en relacion a ello. En verdad es tan indispensable o 'liberador' que le dediquen tiempo a ello? No les basta con encontrarse en una de sus casas y ponerse a jugar? Seria bueno que Thays dijera algo sobre eso. Aunque quiza ahora mismo este volando rumbo a Guadalajara.

Mario Michelena dijo...

Hola, Dagbertty. Facultades de literatura hay 3 en el Perú: La PUC, la UNMSM y la de Arequipa. Por lo menos, así era hace 10 años. Estoy completamente de acuerdo con el último comentario anónimo: no tendría sentido que cada quién ande anunciando que con tal escritor se lleva mostro, con el otro más o menos y con la poetisa se supone que bien pero después de que se tiró un lance y le dieron calabazas, la odia en secreto. Contar con esas variables informativas haría aún más complicado entender por qué les gusta tal o cual libro. Otrosí: con lo diferentes que son las cosas que escriben los amigos y con lo dispares que deben ser sus talentos, o falta de ellos (a menos que uno se relacione obsesivamente con gente que le parezca "genial" y no, simplemente, que le caiga bien)sería una verdadera contorsión intelectual el tratar de hacerle publicherry literario a todos. En lo personal, me parece más bien que a uno tiende a gustarle más (tiende, no siempre) aquello que se relaciona con sus propios gustos o intereses, y de allí el entusiasmo de IT por la literatura bien de aquellos noveles. Está en su derecho. Ya se lo juzgara de acuerdo con un conjunto de obra crítica y no cuatro parrafitos. Igual, aprecio la participación volcánica y bien adolescente de Elvis, yo a su edad no sabía ni atarme los pasadores.

Carlos M. Sotomayor dijo...

¿Tiene algo de malo que tengan un weblog dedicado a un pasatiempo que los une más allá de la literatura? A mí me parece genial. Incluso me parecería más divertido que pusieran los resultados de los campeonoatos -que presumo reñidos- celebran cada vez que se juntan.

Anónimo dijo...

No tiene nada de malo, Carlos, pero una pregunta natural es: a que hora leen, a que hora escriben, a que hora escriben sus weblogs mas literarios, a que hora trabajan para ganarse la vida, a que hora se transportan en taxi o combi, a que hora duermen, a que hora juegan el juego en si, a que hora se decican a su propia persona, a que hora se distraen, a que hora asisten a reuniones, conferencias, presentaciones, a que hora ven television?

Dagberty dijo...

Segun El Hablador, hay cuatro: la PUCP, UNMSM, Federico Villareal y San Agustin de Arequipa.
Curioso. 3 en Lima y 1 en Arequipa. Basicamente, en ciudades costeras.
Me pregunto si habrá alguna relacion con el debate andinos-criollos. ¿Es posible que, despues de todo, si exista una suerte de marginacion hacia algunos escritores, por cuanto estos no tienen acceso a los servicios que genera una universidad a los escritores? Si asumimos que los movimientos literarios se generan o relacionan con las facultades de literatura, ¿es dable asumir que un gran numero de escritores o aspirantes a escritores estara fuera de estos movimientos al no haber cerca una institución que les permita una "profesionalización", en el buen sentido de la palabra?