28.11.05

Žižek al matadero









Un amigo que a su vez es amigo de Slavoj Žižek me cuenta ciertas novedades referidas al filósofo esloveno.

Debido a su matrimonio con una modelo argentina, Žižek pasa ahora la mayor parte del tiempo en Buenos Aires, donde se va volviendo una figura simpática en el mundo intelectual (lo que quizá explique en parte el hecho de que, súbitamente, su ex amigo Ernesto Laclau, argentino bastante impopular en su patria, se haya transformado en enemigo del esloveno).

Bueno, ese es el chisme puro; la novedad, que también llega en forma de chisme, es otra: Žižek anda leyendo los clásicos del canon argentino, con la intención de escribir sobre alguno. Su lectura de estos días es El matadero, de Esteban Echevarría, la estupenda primera nouvelle de América Latina, y su objetivo, al parecer, es el de reevaluar la compleja figura del dictador Juan Manuel Rosas, a quien Žižek querría reivindicar (y, de paso, reivindicar a quien consideraría su reencarnación en el siglo veinte, Juan Perón). Se trata, probablemente, de las dos figuras más polémicas de la historia argentina, y uno cruza los dedos para que el filósofo no vaya a escribir un ensayo provocativo por el puro afán de provocar.

Imágenes: Perón de armas tomar; Juan Manuel Rosas, Slavoj Žižek.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

En uno de sus ultimos libros, La suspension politica de la etica, Zizek ya nos adelanta algo sobre ese texto. Dice: "'El matadero' de Esteban Echeverria, uno de los textos fundadores de la literatura argentina escrito a principios de 1840 y que permanecio inedito en vida de su autor, una critica feroz de la dictadura de Juan Manuel de Rosas, es tal vez la muestra mas reveladora de sesgo fantasmatico de la imaginacion politica liberal". En un largo parrafo Zizek sintetiza el texto, y relata como la gente del matadero, que era "el bastion del apoyo a Rosas" y "compuesta por las clases mas bajas" humilla desvistiendolo a "un joven y orgulloso 'unitario' (un caballero de clase alta elegantemente vestido, opositor a Rosas)" que pasaba por el matadero. Producto de esta humillacion, y en un ataque de rabia, "congestionado por la furia", el joven muere. "La vision de la tirania no es simplemente la de una brutal fuerza politica e ideologica impuesta a la sociedad; el mensaje clave del relato es el vinculo subterraneo entre los estratos mas bajos -el lumpen proletariado- de la sociedad, el desecho que disfruta de su suciedad. En consecuencia, las 'victimas de la tirania' por excelencia no son los pobres, sino los respetables y educados caballeros de vestimentas y modales nobles, orgullosos y dignos. Aqui quedan claramente opuestos el liberalismo y el 'gobierno mafioso' de las clases mas bajas, y el logro no deseado de 'El matadero' es que hace visible el fantasmatico telon de fondo de su 'odio a la tirania': el rechazo a la propia vida [estas dos palabras aparecen en cursivas] en su sudor, dolor y sangre. Lo que pretenden los liberales sensibles es una revolucion descafeinada, una revolucion que no huela a nada, en terminos de la Revolucion Francesa, un 1789 sin un 1793".

Buen, aqui hay algo mas que un chisme, sobre esto se puede desarrollar con un poco mas de consistencia el dialogo. Y, siempre, sobre la base y fondo de la Revolucion.

Miguel dijo...

Excelente este dato. Y efectivamente, miren como termina Echeverria su cuento, calza muy bien con la conclusion a la que llegua el genial (buen provecho con esa argentinaza, matador!) Zizek:

"En aquel tiempo los carniceros degolladores del Matadero eran los apóstoles que propagaban a verga y puñal la federación rosina, y no es difícil imaginarse qué federación saldría de sus cabezas y cuchillas. Llamaban ellos salvaje unitario, conforme a la jerga inventada por el Restaurador, patrón de la cofradía, a todo el que no era degollador, carnicero, ni salvaje, ni ladrón; a todo hombre decente y de corazón bien puesto, a todo patriota ilustrado amigo de las luces y de la libertad; y por el suceso anterior puede verse a las claras que el foco de la federación estaba en el Matadero."

Miguel dijo...

llega

Anónimo dijo...

Veo una equivalencia entre lo postulado aqui por Zizek ("el mensaje clave del relato es el vinculo subterraneo entre los estratos mas bajos -el lumpen proletariado- de la sociedad", "el logro no deseado de 'El matadero' es que hace visible el fantasmatico telon de fondo de su -"su" por "el liberalismo"- 'odio a la tirania'") en relacion con lo expresado en el post anterior dedicado a Zizek por parte de Rodriguez-Mondoñedo, cuando escribia lo siguiente:

"el autor considera una doble actitud en el liberalismo (un ejemplo del autor: los países ricos envían ayuda caritativa los mismos países que empobrecen con sus políticas más generales). En particular en los momentos previos al pasaje en cuestión [relacionado a unos asesinatos cometidos por SL], critica Žižek la idea de que haya una verdadera oposición entre actos políticos estratégicos y actos políticos destructivos; es decir, no hay actos apolíticos, y más importante, no se puede decir sin costo que una particular forma de organización, la democracia, digamos, sea una forma que excluye otras alternativas (lo cual, por supuesto, no es ninguna novedad). Menciona Žižek algunos de los que él llama experimentos de “auto-organización” (NO-democrática): entre otros, los rebeldes de Canudos (una banda de fanáticos religiosos), los combatientes vietnamitas (que cortaban los brazos de los niños vacunados por los soldados norteamericanos) y los así llamados “pueblos liberados” de la banda terrorista Sendero Luminoso (que prefería matar ingenieros y campesinos)---nosotros podríamos añadir seguramente a los talibanes, a los extremistas que se niegan a hacerse una transfusión de sangre, a los anti-abortistas que asesinan médicos abortistas, y a otros de esa calaña. Todos estos son ejemplos de gente que busca una verdadera “autonomía” con respecto a su enemigo: no importa cuánto bien venga del enemigo, todavía es el enemigo; no importa cuánto nuestros métodos nos alejen de nuestro ideal, el objetivo es lo que importa."

Anónimo dijo...

El nudo de la relacion entre lo que comenta Rodriguez-Mondoñedo (la doble actitud en el liberalismo, mas alla de las discutibles y/o reprochables estrategias que quienes se oponen al mismo utilizan) y Zizek esta en este parte del argumento del esloveno:

"En consecuencia, las 'victimas de la tirania' por excelencia no son los pobres, sino los respetables y educados caballeros de vestimentas y modales nobles, orgullosos y dignos. Aqui quedan claramente opuestos el liberalismo y el 'gobierno mafioso' de las clases mas bajas... Lo que pretenden los liberales sensibles es una revolucion descafeinada, una revolucion que no huela a nada, en terminos de la Revolucion Francesa, un 1789 sin un 1793".

Retomando la pregunta que hace unos dias hiciera Salas. Se puede establecer un modelo distinto al capitalismo? Costa Rica es la voz como ha dicho en otro post Zelada?

Miguel Rodríguez Mondoñedo dijo...

Lo que dice Zizek no es ni nuevo ni particularmente profundo. La misma idea de que “la revolución” se sobreimpone a la ética está directamente expresada en “Las manos sucias” de Sartre, por poner otro ejemplo famoso; también es la idea detrás del infame “vean clases, no individuos” con el que el criminal genocida A. Guzmán arengaba a sus sicarios, cuando estos dudaban antes de cometer un horrendo crimen. Se le puede rastrear en Mariátegui, Marx, Stalin, Mao, y hasta el ayatolla Khoimeni (quien no en vano impuso una “revolución islámica”). Es la misma idea detrás del Holocausto, aunque aquí no se llamaba “revolución” sino “raza”. Los Cananeos la llamaban Moloch, y le sacrificaban a sus primogénitos. “Honor” la llama el marido cuando asesina al amante de su mujer.

Tampoco es una novedad la conexión entre las clases más bajas y el tirano. En todas partes, el tirano aparece siempre como el salvador del pueblo. Esa conexión está en el origen mismo de la formación del Estado, y en especial, de los Estados-Nación. Desde un punto de vista ideológico, el poder absoluto del monarca es una consecuencia de la relación entre el rey y la clase baja, en detrimento de los “nobles y ricoshombres” (no en vano, en “El gran teatro del mundo” el rico es el único que va al infierno). En las sociedades de la Grecia primitiva, los nobles nombraban como Rey al más idiota de la región; le daban un trato majestuoso por un tiempo; cuando sobrevenía una crisis, lo cargaban en procesión y lo tiraban por un despeñadero, así el pueblo quedaba satisfecho---y nombraban al siguiente idiota de la lista (es el caso opuesto del monarca absoluto). Pero el Rey va adquiriendo su poder absoluto a través de golpes ideológicos muy bien jugados: el senado proclama dios en vida a Tiberio, los reyes medievales expanden el rumor de que tienen poderes de taumaturgo (pueden curar enfermedades con solo tocarlos), y otras lindezas por el estilo. La Revolución Francesa es precisamente un intento por quebrar ese vínculo directo entre las clases más bajas y el poder absoluto---no se olvide que los campesinos (los más pobres) se rebelan contra el gobierno civil y a favor del Rey. De más está decir que ese vínculo no tiene otro objetivo que mantener el statu quo, no favorecer a nadie. Así fue en Roma y Grecia. Así en Francia y Rusia. Así en toda “revolución” de la que tengamos noticia.

Zizek no ignora nada de esto, por supuesto. Es un astuto fabricante de provocaciones. Está tratando de venderle una historia bonita a los incautos, quienes aplauden felices. No me sorprendería que un día de estos descubrieran que es, él también, un taumaturgo---después de todo ya disfruta de la mejor carne argentina.

Anónimo dijo...

Jaja, muy bueno el comentario Mondoñedo. Solo una cosa en relacion a esto de aqui: "Es la misma idea detrás del Holocausto, aunque aquí no se llamaba “revolución” sino “raza”. Mira lo que escribe Zizek en el libro citado: "la oposicion entre stalinismo y nazismo era la oposicion entre civilizacion y barbarie: el stalinismo no termino de cortar el ultimo vinculo con la civilizacion. Este es el motivo por el cual, en la mayor guerra del siglo XX, la Segunda Guerra Mundial, el comunismo stalinista y las democracias capitalistas lucharon juntas contra el fascismo". En relacion a esto Zizek hace tambien el siguiente comentario: "En resumen, el stalinismo no esta prohibido del mismo modo que el nazismo: aun cuando tenemos plana conciencia de sus aspectos monstruosos; se tolera 'Good bye Lenin' pero no 'Good bye Hitler' (por que?)".

malu dijo...

"Así en toda “revolución” de la que tengamos noticia." Para el Sr. Rodriguez (que significa ese coqueto guien junto a su apellido materno?) toda la historia de la humanidad es la misma viana, desde Grecia hasta ahora todo es lo mismo. Un novisimo Luis Jaime Cisneros.

Daniel Salas dijo...

No sé de dónde saca ese rollo Zizek. Hasta donde recuerdo, Stalin empezó a combatir el fascismo cuando Hitler lo atacó. Un error que fue muy favorable a los aliados, sin duda.

Anónimo dijo...

Miren lo que escribe Santiago Roncagliolo en su welog. Saludos:

Rusia 1. La ciudad de las cosas grandes 02/11/2005

No todo lo soviético se cayó con el muro de Berlín. Cincuenta años después de su muerte, Stalin aún saluda a su pueblo desde los afiches, postales y camisetas que atiborran las tiendas para turistas. Uno no consigue mecheros con esvásticas en Alemania ni ceniceros de Franco en España, pero hay que admitir que el look soviet ha envejecido más decorosamente. O al menos así luce en las insignias, sombreros, petacas, matrioshkas y hasta vajillas con hoces y martillos que pueblan la oferta. Y por supuesto, en la arquitectura.

Anónimo dijo...

Salas, y por que se tolera 'Good bye Lenin' pero no 'Good bye Hitler', como se pregunta Zizek? Lo de Roncagliolo nos demuestra que efectivamente se tolera mucho mas (y promueve, incluso es parte del mercado) lo comunista. Lo nazi, nunca jamas. Y Franco tampoco. Incluso el propio Zizek es un pensador muy famoso y difundido que continua reflexionando a partir del Manifiesto Comunista, de Lenin, etc.

Miguel Rodríguez Mondoñedo dijo...

En primer lugar, es falso que Hitler (o Perón o Pinochet...) no tenga ya admiradores. Hay, y por montones---pregúntenle a Haider o a LePen. No veo cómo el hecho de que haya más admiradores de Stalin que de Hitler (si acaso es cierto) tiene alguna relevancia moral.

Con Stalin ha pasado lo que pasaría con Hitler si los revisionistas (los que niegan el Holocausto) tuvieran éxito en imponer su (falsa) versión. Se conceden "sus excesos" pero se admira su presunta contribución a "la revolución" [ ¿cuál fue, dicho sea de paso? ¿la ejecución de miles de prisioneros de guerra polacos? ¿la muerte y persecusión de judíos? ¿las purgas, las masacres de campesinos ucranianos? ]. Ha habido un ejército de intelectuales (de Shaw a Žižek, pasando por Sartre y Neruda) dedicado a exaltar la gloria del tirano, un ejército de revisionistas dedicado a borrar la memoria de sus millones de víctimas. Han tenido un clamoroso éxito, por desgracia. Y Žižek se vanagloria de ese éxito.

Anónimo dijo...

En la competencia de tiranias genocidas tanto el nazismo como el stalinismo -sin duda brutales totalitarismos- se quedan muy por debajo de otros dos sistemas criminales, uno del pasado y otro del presente: el imperio español (que diezmo millones de "indios") y el imperialismo norteamericano, que ahora mismo tortura gente a escondidas en Europa, y desde hace mas de un siglo sobrepuja en cantidad de asesinados directa e indirectamente a Stalin o Hitler.

Anónimo dijo...

Vargas Llosa en Guadalajara (opiniones recogidas por El Pais): "Es positivo, dijo MVLl, la defensa de "una comunidad explotada y silenciada por la cultura oficial", pero consideró negativo que quienes enarbolan la bandera del indigenismo no sean los indígenas, sino "intelectuales de clase media, urbanos y de habla hispana". "

Mario Michelena dijo...

Anonymous de las 9:05, estás haciendo trampa pues cuñao (además de tu pobreza argumentativa, por supuesto). Si quieres comparar el Stalinismo o el Nazismo, no lo puedes comparar con una categoría abierta como el imperialismo estadounidense (que abarca siglos), sino con una circunstcrita, como p.e. el gobierno de Bush, caso en el cual no hay punto de comparación cuál es más nefando. Si quieres comparar el "imperialismo estadounidense" así a saco abierto, por los siglos de los siglos amén, podrías compararlo con el imperialismo ruso, de los zares a el hijo-de-puta de Putín, y te aseguro que los rusos (o durante una época, soviéticos) ganan de punta a punta. Digo, si te indigna SOLAMENTE el imperialismo y el abuso de poder y las violaciones a los derechos humanos de los gringos, es porque Chechnya te queda lejos, evidentemente.

Anónimo dijo...

Michelena, en el post a que te refieres condeno tambien a Stalin. Y estoy en contra de cualquier imperialismo, sea yanqui, ruso o chino, o arabe si fuera el caso. Y tienes razon en que la comparacion es un tanto anomala pero la intencion era poner las cosas un poco en perspectiva: Se estaba hablando tanto de cual era mas irracional y cruel, si el stalinismo o el nazismo, por ello dije que poniendo las cosas en perspectiva los sistemas mas sangrientos han sido los imperios español y estadounidense. Y no odio a los estadounidenses, simplemente digo algo que es de dominio publico. Y el imperio ruso y sus masacres repudiables se queda corto ante el genocidio americano: "The destruction of the Indians of the Americas was, far and away, the most massive act of genocide in the history of the world." David E. Stannard.