6.12.05

Alemanes vs. Andinos vs. Criollos

Mientras que nuestras polémicas literarias se reducen, al parecer, al nivel de acusaciones sobre argollas y mafias, amistades y enemistades, simpatías y antipatías, un escritor de la talla y los logros del maestro Günter Grass (autor, por supuesto, de la brillante novela El tambor de hojalata) intenta revitalizar la discusión entre los escritores alemanes, promoviendo conversaciones sobre la responsabilidad del arte ante la sociedad e, incluso, fundando, al estilo de la vieja guardia, un grupo literario (el Lübeck 05), destinado al intercambio de ideas sobre creación, política, etc.

Esta frase de Grass, referida a la necesida de escribir sobre la sociedad y de afrontar desde la literatura los problemas cruciales de nuestro tiempo, queda para la polémica: "
Lo más seductor y fácil", dice Grass, "es escribir sobre la propia experiencia, las propias historias de amor, arreglar las cuentas con el padre o la madre. Pero esto se agota rápidamente".

Está claro que Grass lanza, sobre todo, un reto a las nuevas generaciones. La pregunta que viene a la mente es si el Perú podría ser escenario, ya no para la formación de un grupo y la adopción de una moral de compromiso literario, como pretende Grass en Alemania, sino, al menos, para la discusión profunda y responsable de temas como la relación entre la literatura y la coyuntura social o los procesos culturales propios de nuestro país.


Imagen: Günther Grass (montaje: gfp)

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo un comentario respecto a "El tambor de hojalata" de Grass; a mi tambien me parece una novela brillante y la incluyo entre mis favoritas, sin embargo, opiniones que considero autorizadas no le otorgan mayor relevancia e incluso afirman no haber podido terminar de leerla. Les resulta enteramente aburrida. Pero la belleza de esa novela no encubre su densidad?

Saludos,

Antonio

Oskar Matzerath dijo...

En mi calidad de personaje suyo tengo que saludar este post sobre el gran Günter Grass, el más genial escritor alemán de posguerra junto con el otro capo Heinrich Böll.

Y sobre tu comentario final Gustavo, la verdad es que no veo muy posible que los escritores peruanos dejen de mirarse el ombligo para sentarse a hablar coherentemente sobre temas de sociedad y política.

Quiénes tienen la capacidad de hacerlo? Vargas Llosa, Lauer, Cueto pero es un aburrido, Miguel Gutiérrez, Peter Elmore, Edgardo Rivera, Prochazka, Reynoso pero es un poco bruto, y algunos poetas como Pablo Guevara, y algunos críticos. Pero quién los pone a esos en la misma mesa. Ni Fray Martincito de Porres.

Daniel Salvo dijo...

Hola Gustavo:
En tu post, escribiste: La pregunta que viene a la mente es si el Perú podría ser escenario, ya no para la formación de un grupo y la adopción de una moral de compromiso literario, como pretende Grass en Alemania, sino, al menos, para la discusión profunda y responsable de temas como la relación entre la literatura y la coyuntura social o los procesos culturales propios de nuestro país.

Muy buena pregunta, y creo que este espacio virtual es ya una respuesta parcial. Creo que la primera preocupación es buscar el lugar donde pueda darse este encuentro, y creo que la internet es ese espacio.
Ahora, hay un temor muy fundado en que no haya una respuesta inmediata a una eventual convocatoria a participar en dicho agora virtual, pero creo que eso no deberia desalentar a los escritores.
Sugiero que un grupo de escritores (o intelectuales) creen una pagina web, o sitio, con caracteristicas que permitan el dialogo que planteas. No habría la excusa de costos de ingreso ni formalidades excesivas.
Creando un espacio, hay donde llegar.

Saludos
Daniel Salvo

Anónimo dijo...

Habrá que preguntarle a las señoras poetas qué es lo que piensan. Ellas creo hace tiempo ya inciaron su debate. Quizá solo habrá que indicarles que ello se puede extender más allá de sus intereses.
saludos,

Anónimo dijo...

Pues yo encantado de formar un grupo asì... Y ¿què propones?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Para comenzar, me parece que la figura del Intelectual Anónimo no funciona bien. Habría que empezar por saber quién eres, ¿no?

Martín dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Obras de Autor Anónimo

En el estudio de la Historia de la Literatura de distintos países, han sido publicadas obras, que por distintas circunstancias, sus autores no se conocen. En ocasiones, por pertenecer a las primeras manifestaciones literarias de una lengua, o por haber aparecido primeramente en forma oral y transmitidas de boca en boca, hasta ser transcriptas, otras veces por los problemas socio-políticos, o religiosos que pudieran existir en un momento histórico determinado.

Obras célesbres del célebres anónimos: Lazarillo de Tormes. Popol Vuh Robin Hood

Me molesta la fijación que tienen por saber quién escribe. ¿La meritocracia no les permite por un momento dejar de competir? ¿El ego necesita tanto saber a quién se tumban al otro lado? Quizá por allí sea lo que hay que comenzar a debatir. Dejarse de querer ser héroes públicos y empezar a hacer cosas en silencio. Pues como que la mejor literatura está a veces en la conversación; es decir, en lo que hablamos todos los días...
saludos
ANONIMO

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Qué alucinante, qué loco ese comentarista. ¿O sea que su idea genial es formar un grupo de intelectuales que reformen la clase política peruana escondidos en el anonimato?

Y además aconseja que conversemos en silencio...

¡Quí buina! ¡Desopilante!

Mario Michelena dijo...

Anonymous: tú eres el que parece considerar que lo que se hace aquí es discutir para tumbarse al otro (y después poder exclamar, realmente ufanos: le tapé la boca a ese notable cerebro, Leo "Augusto" Zelada). Otros concebimos el debate como un tratar de avanzar en conjunto, aunque eso a veces consista en enmendarnos la plana. Ya sabes: "dos cabezas piensan mejor que una, etc." Digo, además, eso de la acción a través del anonimato debe ser bien Warholiana a la hora de recolectar firmas para una carta abierta.

Anónimo dijo...

No. No estimado crítico Favarón. Nunca le he dicho que conversemos en silencio. Por el contrario. Hay que hablarlo, pero más de tú a tú, de invididuo a individuo sin esperar acceder a las esferas públicas. Está mal interpretando las cosas. Aunque eso es uno de los problemas comunes de la crítica en el Perú.
Sin embargo, hay que decir también algo. Pues es muy rescatable y plausible. De hecho su espacio lo muestra desde hace tiempo y en el paseo de blog que puedo hacer durante la semana -no soy fanático de ellos solo me parecen interesantes e informativos-, es uno de los pocos lugares adonde lo veo frecuentemente: "la relación entre la literatura y la coyuntura social o los procesos culturales propios de nuestro país".
Sí, es un tema importante. Urgente diría.(entre las muchas que hay) Y no sólo debería ser discutido, sino llevado a la práctica. Y esa práctica se manifiesta en obras de mayor calidad, menos embrutecedoras. ¿Cuántos autores nuevos han aparecido estos dos últimos años que ud. me pueda decir han innovado al menos en técnicas de escritura, o tienen una visión de mundo que al menos ayude de alguna forma a vivir? He allí por lo considero que "la relación entre la literatura y la coyuntura social o los procesos culturales propios de nuestro país", sea importante. En el Perú, creo, nos estamos llenando de mucho ripio. Están apareciendo muchos autores nuevos, pero mientras no se den cuenta que lo primero que les toca es el fervor por la creación, los debates públicos serán en balde como los grupos. En eso también concuerdo con ud. Pero le vuelvo a decir que la mejor literatura siempre estará en las conversaciones diarias, pues es el primer nivel que los creadores tienen de saber qué cosa está pasando dentro de la gente y qué coyuntura social existe.
Saludos y mil gracias por su espacio.

Anónimo dijo...

pd: Estimado Mario,
El anonimato no me parece una actitud Warholiana. Al revés. Me parece una actitud coherente, pues debatimos asuntos de bien común. No privados. Mi nombre sobra y no quiero ser hiriete, pero el tuyo también. Sin embargo, no tus ideas ni tu sensibilidad. Te doy mi perspectiva. Tu espacio nunca podrá ser igual al mío y viceversar. Jamás. Pero tus ideas y sensibilidad sí pueden alimentar mi espacio y, de nuevo, viceversa. En tu espacio necesitarás de tu nombre, por supuesto, pero aquí, en la net, hasta donde veo, no sé que tanto importe.
Te diré que no soy muy apegado a los grupos ni a las cartas como refieres. Tengo mis dudas al respecto. En los últimos años he visto publicadas muchas cartas y es jodido decirlo -pues quita ganas- pero de ahí no pasa. Mucha buena intensión, pero la producción sigue igual. Veo y compro estudios críticos, pero poco en verdad lee con agrado. Me parecen de espaldas a lo que está ocurriendo. Hay un desface entre lo que tú quieres y lo que ellos dice. Ciertamente estos espacios ayudan a conectarse con uno y otro, sin embargo, la mayor conección que los intelectuales podrían -pues cada uno es libre de elegir cómo trabaja al fin y al cabo -empezar a valorar es la de escuchar más a la gente en las calles. Allí adonde se dan las cosas sin teorías ni las fundas del papel. Viejo, en una realidad historica que nos ha tocado vivir en que tienes toda segunda realidad técnológica adelante, quizá valdría empezar a dar una mirada a las realidad en estado natural ¿no crees? Los efectos especiales pasaron de moda hace rato. Y no sé tu, pero al menos yo pertenezco a la feliz genereción que creció con atari, pero también a la que está pidiendo menos fantasías y más realidad. Y definitivamente la generación de esos equilibrios recae en los hombros de los intelectuales.
Cada uno elegirá sí como los produce, y cuánto más propuestas mejor, sin embargo, infundir un poco de armonía creo que a nadie le caería mal ¿verdad?
saludos y mil gracias si lo lees. Gracias también al dueño del blog, pues es un espacio por donde se mueven las ideas

Mario Michelena dijo...

Querido anónimo: mencioné a Warhol solamente porque me pareció una imagen muy de serigrafía warholiana una hilera de firmas que solamente dijera:
ANONIMO
ANONIMO
ANONIMO
ANONIMO
ANONIMO
ANONIMO
ANONIMO
etc.
Por lo demás, respecto a cartas abiertas de intelectuales peruanos y su efectividad o falta de ella ha habido un par de debates recientes en el blog de Daniel Salas. Mi nombre carece de toda importancia, y no me hiere para nada que lo remarques. La primera vez que intervine en un blog alguien me acuso de ser el seudónimo de otra persona.