6.12.05

La revolución previa

No todos fueron fanáticos ni se mancharon de sangre ajena (gfp).


"Revolución" debe ser una de las palabras que más rápida y radicalmente cambiaron de signo entre el principio y el final del siglo veinte: pasó de ser una noción salvadora para unos, y terrorífica para otros, reivindicadora para los primeros y apocalíptica para los segundos, a ser, básicamente, una pieza central en el museo de las palabras huecas, o, peor aun, de las palabras que todavían pueden tener sentido pero que ya nadie quiere usar.

Es claro que el desprestigio de "la revolución" está sobre todo asociado a la sangre y el fracaso de tantos intentos transformadores que devinieron en carnicerías, y cuya mayor éxito fue convertir aparatos estatales en máquinas genocidas. Tras la caída de esos regímenes, lo que ha quedado son sociedades tan injustas como las que había antes, sólo que, ahora, incluso los más oprimidos de esas sociedades le temen a la idea de una revolución.

Pero incluso si nos olvidamos de las palabras que antes usábamos para hablar de un cambio social y político radical, sabemos que ese cambio es necesario. En el caso peruano, una cosa es meridianamente obvia: ningún cambio significativo puede esperarse de nuestros políticos, por lo menos no en la medida en que no exista una clase intelectual que señale caminos y piense variantes, que discuta activamente y alcance consensos, que sea lo suficientemente dúctil como para conectarse con el pueblo sin perder su capacidad de elaboración teórica. Pero esa clase intelectual jamás podrá penetrar el cráneo hueco de nuestros políticos, nunca podrá establecer esa otra conexión necesaria; simplemente, porque el noventa por ciento de esos políticos es demasiado idiota. En lugar de eso, los intelectuales tendrían que convertirse, ellos mismos, en el origen de una nueva clase política.

Lo que quiero decir es que, si nuestra esfera política se ha acabado de podrir, tal como parece, mal hacemos en reemplazarla (como ocurre desde hace al menos quince años) con payasos y oportunistas, criminales y aprovechados, con lo que sólo hundimos más el clavo de nuestra casi eterna crisis. Parece, más bien, que estamos en una circunstancia sui generis, en la que toda una clase, la de los políticos, se ha descompuesto hasta tal extremo que sólo podemos pensar en crear otra que la reemplace, y que esa nueva clase debería salir de la esfera de quienes se dedican a estudiar el Perú, desde cualquier disciplina.

No se trata de crear un partido político, ni siquiera de lograr un gran consenso: se trata de llevar la inteligencia de investigadores, profesores, sociólogos, historiadores, antropólogos, lingüistas, escritores y artistas a la calle, de que ellos reclamen y busquen una responsabilidad fuera de aulas, bibliotecas y laboratorios, que sean el origen de nuevos movimientos intelectuales capaces de vincularse con el país, como lo hicieron alguna vez Mariátegui o Haya, o lo como lo intentó Vargas Llosa. Eso sería ya, en sí mismo, suficientemente revolucionario; es el cambio que necesitamos antes de buscar un cambio mayor.

26 comentarios:

espartako dijo...

Gustavo:
No estuvo mal tu texto, hay mucho de razón en el. Te paso un texto, de un muy joven pensador peruano. Ya dirás algo al respecto. De nada. Ojo es mi amigo. Lo conozco personalmente.

Antagonía Política
Miguel Guerra León (librepensador)

La política es el arte de gobernar, es el manejo pertinente de un estado. En consecuencia, la política es la que dirige la historia de un país, es como él director de orquesta que encamina una sinfonía clásica. “Los políticos son mayordomos magnificados”, decía Diógenes de Sinope[1]. Mediante una apreciación crítica, nace la antagonía política, que es una respuesta a la labor de aquellos políticos que tienen como obra, un arte vulgar.

La historia enseña que las grandes concepciones políticas fueron concebidas por culturas que gustaban por la imposición y la esclavitud, como ejemplo tenemos a la Antigua Grecia y al Imperio Romano, y muy recientemente a los Estados Unidos y a sus aliados. El artista y licenciado en filosofía, Antonio Palomo Lamarca, manifiesta: “Existe un peligro, la historia –curiosamente– suele ser escrita por aquellos que invaden, que conquistan, que matan. ¿Fueron los españoles los que "liberaron" a los Aztecas?, ¿Fueron los Galos y los Germanos "liberados" por César? ¿Qué podemos decir de la "liberación" de almas que la Inquisición y la Iglesia Cristiana deseaba llevar a cabo mediante el uso de la tortura, el hierro y el fuego?”[2].

Una radiografía política
Se podría decir que la estructura política es una mutación de la religión, así representaríamos a la Patria como a Dios, al gobernante como al Gurú, a la constitución como el libro sagrado y al parlamento como al Templo. A lo largo de la historia, los políticos han desarrollado estilos personalizados para redactar un mismo discurso retórico donde sus promesas se asemejan a milagros dignos de un hombre santo.

Las preguntas son, ¿Cómo está mejorando la política a nuestra sociedad?, ¿Los políticos están cumpliendo sus promesas?, ¿Se debe esperar las próximas elecciones para escuchar el mismo discurso? En el carrusel de la vida se distingue a una ciudadanía electoral que gusta ir a espectar, escuchar y aplaudir a aquel hombre que luego sufrirá de amnesia. La austera visión de la población da como resultado sentar en el poder a individuos y luego quejarse de ellos. En definitiva, una población es engañada porque democráticamente la mayoría se dejó engañar.

Para que una democracia funcione, debe existir participación en las ideas políticas y llenar el vacío en la actitud de los políticos que experimentan las esferas de poder. “Se debe emplear una reorganización intelectual, moral y política del orden social”, decía el filósofo Auguste Comte[3], enfocando su tratado al devenir científico. Sin embargo, Comte olvido que para reorganizar y/o crear un nuevo orden debía antes liberarse del pasado que obstruye a un cambio inédito.

El presente esta marcado por un exacerbado poder oligárquico que normalmente es asolapado por la palabra democracia. Montesquieu[4], expresó: “La democracia debe guardarse de dos excesos: el espíritu de desigualdad, que la conduce a la aristocracia, y el espíritu de igualdad extrema, que la conduce al despotismo”.

El proceso político seguirá su camino mientras que la estructura social busque su continuidad. Sin embargo, se observa una exclusividad del poder político dentro del ámbito del foro institucional. Es decir, la influencia de la política hace que el poder corrompa o entorpezca la acción de los representantes del pueblo. Por lo tanto, las obras políticas no están resolviendo las expectativas del mundo y los ideales normalmente enaltecidos sólo están produciendo rupturas y un desorden contrario al plan que prometieron.

Los políticos hablan de las tradiciones del pasado, queriendo revivir antiguas concepciones ideológicas que en su momento no resolvieron los problemas que aún en la actualidad perduran. Los demagogos interpretaran discursos elocuentes donde utilizaran la energía de los jóvenes y adultos para encaminarlos hacia una lucha que en realidad desconocen.

Existe a todo esto otra pregunta, ¿Existirá algún político comprometido a servir al pueblo y que no se sirva de el? Si la respuesta es afirmativa, nace otra pregunta, ¿Qué es uno entre tanto poder y entre tanto desorden?

Al hacer una introspectiva con una realidad más cercana –la peruana–, se recuerda a Manuel Gonzáles Prada cuando dijo: "En el Perú donde se pone el dedo salta la pus"[5]. En el presente vemos que la pus se ha vuelto gangrena, el país sufre una septicemia generalizada que parece no tener cura. Para que la situación actual del Perú mejore, los peruanos tienen que comprender qué “deben canalizar la fuerza y energía en sí mismos, y olvidarse de esperar que terceros sean quienes solucionen sus problemas”. La cosmovisión del peruano está sujeta a la vidriera irrespetuosa de los cambalaches. La historia Política del Perú nos narra que éste país fue conquistado por un español[6], fue libertada por un argentino [7] y sufrió dictadura de un japonés[8].

http://www.gratisweb.com/miguelguerra/principal.htm

PVLGO dijo...

Espero que esa nueva clase no la conformen los escritores que participaron en la necia polemica de "andinos" y "costenos". Si ellos son representativos de la intelectualidad peruana, entonces podemos concluir que la crisis es general, no solo en el terreno de la politica.

Esperemos que los intelectuales de campos fuera del literario lo sean verdaderamente -- es decir, que sepan pensar.

Anónimo dijo...

Gustavo:
¿crees que con "una nueva clase dirigente intelectual" el Perú(su gente) puede cambiar en algo? ¿acaso piensas que los políticos son el único problema? no niego que ellos tienen el poder, pero quién se lo da, quién vota por el que habla fácil, por el guapo o el que promete imposibles.
Además,veo muy dícil que los llamados intelectuales se logren ponerse de acuarda para lograr algún frente, partido... ya sea por sus interes o porque(a la mayoría) sólo les interesa escribir en peridiódicos sóbre lo que estaba mal o lo que se debió haber echo.
Erick

Martín dijo...

Si no te he entendido mal, propones que los intelectuales generen toda una contracultura… Ésta claro que no hablas de formar un partido político… Quizás algo similar a lo que propone Gunther Grass: fundar grupos literarios o promover conversaciones sobre la responsabilidad del arte ante la sociedad (tal como apuntaste en tu anterior post). Pero la gran pregunta es ¿qué forma asumiría en la Sociedad Civil un movimiento de esa índole? ¿Dónde podrían hallar los intelectuales su responsabilidad fuera de las aulas? Tu propuesta es interesante y, por lo mismo, me genera muchas preguntas… (perdón que repita el comentario, pero lo coloqué en el post equivocado, un lapsus)

Martín Rodríguez-Gaona dijo...

"En el caso peruano, una cosa es meridianamente obvia: ningún cambio significativo puede esperarse de nuestros políticos, por lo menos no en la medida en que no exista una clase intelectual que señale caminos y piense variantes, que discuta activamente y alcance consensos, que sea lo suficientemente dúctil como para conectarse con el pueblo sin perder su capacidad de elaboración teórica. Pero esa clase intelectual jamás podrá penetrar el cráneo hueco de nuestros políticos, nunca podrá establecer esa otra conexión necesaria; simplemente, porque el noventa por ciento de esos políticos es demasiado idiota. En lugar de eso, los intelectuales tendrían que convertirse, ellos mismos, en el origen de una nueva clase política".

Creo que esto hace explícita la intención de tu blog, y yo, modestamente, la avalo (y ojalá que, llegado el momento, alguien supere el miedo escénico de González Prada) El asunto es que los políticos profesionales, en general, son más listos (o tienen más instinto) de lo que los intelectuales les quieren reconocer. Es decir, al menos tienen un lenguaje de gestos que no comunica reproche, prejuicios o descalificación (taras inmemoriales en el Perú).

Por eso, más allá de sembrar temas de discusión, creo que los blogs (y no sólo éste) son una especie de psicoanálisis colectivo, en el que se ven todas nuestras frustraciones, contradicciones y deseos.

Y regresando a la literatura, que es el discurso que priorizamos frente a otros: quizá como los vanguardistas, hemos descubierto un norte pero, ¿no estaremos errando en el lenguaje?

Christopher Logue dijo...

Gustavo:
¿Y como se llegaría a ese cambio mayor, luego de formar otra clase política, conformada por intelectuales?

espartako dijo...

Borges, confesó haber leído solamente "El Ulises por fragmentos", y sin embargo, sabía de lo que se trataba, eso es lo que hace un buen lector. Y García Márquez se quejaba de que los académicos hacían antojadizas interpretaciones a sus libros, que ni él mismo entendía, incluso alguien, comparó, uno de sus libros, con una composición para piano, de no recuerdo qué autor. Los símbolos de los libros, de la música, de las artes, hasta de la misma naturaleza, nos vuelven locos, están regados por todas partes, nos atrapan, nos seducen , cuando sabemos distinguirla, comprenderla, interpretarla. Pero la locura total, es cuando ves cosas de dioses en ti mismo.
Estaba leyendo algunas referencias de Antonin Artaud, sobre algunas cosas que dijo: ese loco, luego sobre el gran teatro del mundo, lo que somos y representamos, y no me parecen malas ideas, pienso en que, de por sí, ya estamos actuando: tragicómicos todos, en un absurdo de existir, la más grande locura que algún dios se permitió, nuestra creación, aunque para estar más loco, hay que creer todavía en utopías, y yo aún las tengo. Soy para agarrarse a patadas, llegar a una conclusión. Y todavía creer en algo. Cuando en nada hay que creer. Saludos

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Bueno, pero sí esa cita de Borges fuera cierta, eso querría decir que Borges no se estaba burlando de la cultura; se estaba burlando de ti.

Mario Michelena dijo...

Una pregunta suelta: ¿Borges no tradujo el "Ulises"? ¿O solamente esa última página del monólogo de Molly Bloom que tanto se cita?

espartako dijo...

O de mí, o de ti, o de ustedes, o de nosotros. Todos sabemos de que Borges era un hombre cultísimo. Y que tuvo sentencias memorables, dignas de un hombre profundo. Yo no busco al Borges de las formas, busco el contenido de Borges, su profundidad como ser humano. Y ojo, no es uno de mis autores preferidos, pero me gusta más el Borges poeta. Creo que ya cumplí con mi temporada en materia de soltar opiniones, desde hoy, salvo raras excepciones, me dedicaré a mi blog, y a tratar de acabar las cosas que he dejado pendiente. En fin, los dejó con las frases de Borges:

No sé hasta qué punto un escritor puede ser revolucionario. Por lo pronto, está trabajando con el idioma, que es una tradición.

Yo creo que habría que inventar un juego en el que nadie ganara.

La Universidad debiera insistirnos en lo antiguo y en lo ajeno. Si insiste en lo propio y lo contemporáneo, la Universidad es inútil, porque está ampliando una función que ya cumple la prensa.

Que cada hombre construya su propia catedral. ¿Para qué vivir de obras de arte ajenas y antiguas?

Democracia: es una superstición muy difundida, un abuso de la estadística.

La felicidad no necesita ser transmutada en belleza, pero la desventura sí.

Si viéramos realmente el Universo, tal vez lo entenderíamos.

Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón.

Que el cielo exista, aunque nuestro lugar sea el infierno.

Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.

Creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos.

Estoy solo y no hay nadie en el espejo.

La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido.

El tiempo es el mejor antologista, o el único, tal vez.
Nadie es patria, todos lo somos.

Quizá haya enemigos de mis opiniones, pero yo mismo, si espero un rato, puedo ser también enemigo de mis opiniones.

Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos.

El infierno y el paraíso me parecen desproporcionados. Los actos de los hombres no merecen tanto.

Siempre he sentido que hay algo en Buenos Aires que me gusta. Me gusta tanto que no me gusta que le guste a otras personas. Es un amor así, celoso.

La paternidad y los espejos son abominables porque multiplican el número de los hombres.

Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mi me enorgullecen las que he leído.

Las tiranías fomentan la estupidez

Dicen que soy un gran escritor.
Agradezco esa curiosa opinión, pero no la comparto. El día de mañana, algunos lúcidos la refutarán fácilmente y me tildarán de impostor o chapucero o de ambas cosas a la vez.

Todas las teorías son legítimas y ninguna tiene importancia. Lo que importa es lo que se hace con ellas.

matías dijo...

estimado, me parece que es precuparse tanto de "los intelectuales", palabra improbable hoy en día, sino de lo que se podría llamar "la esfera pública" o "sociedad civil". así se podría bajar el tonito a tu comentario y dejar de parecer un arielista-elitista, al menos en el discurso. duro asunto, querido amigo. entre rodó y habermas, al menos se avanza algo. en términos pragmáticos, te sugiero una revista, à la octavio paz, para crear grupos de influencia, o si prefieres, un "tanque de pensamiento", o sea "think-tank" con el mismo fin. de otra manera, este blog podría terminar tan solo como zona de descargos personales, lo cual, me parece, que no es la idea.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pero es que tampoco es la idea que yo esté proponiéndome a mí mismo como articulador de todo eso; creo que es un deber de todos. Por otra parte, Matías, tendrías que darte una vuelta por el Perú para saber que cada vez es más difícil distinguir la "esfera pública" de un "baño público".

matias dijo...

gustavo,
me parece claro que con este blog esperas que se discutan asuntos. una revista en perú, por lo tanto, es una extensión de esto.
no sugiero que tú redimas a la nación, pero que sigas aportando a que el dramático circo se vaya ordenando. esta es una afirmación "pragmática" en el sentido político del térmico: acción sobre la realidad, acción "simbólica" si quieres.
por otra parte, si la democracia fuera lo que debiera ser ese "deber de todos" sería una afirmación y no (lamentablemente) sólo un deseo.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Bueno, de hecho sí existe el plan de publicar una revista de discusión cultural (en un sentido muy amplio) en el Perú. El nombre aparentemente será Letra de Cambio, y ya hay una convocatoria on line en www.dissidences.org

Mario Michelena dijo...

Gustavo,
Si bien el post con que espartako abrió esta discusión no me pareció demasiado interesante (vaya sorpresa), si me llamó la atención que el autor del texto se identificara como "librepensador". ¿No era éste un término común del XIX? Mi impresión vaga es que entonces aglutinaba vagamente a quienes se veían a sí mismos como liberales, anticlericales y supuestamente progresistas, amigos de la ciencia, etc. ¿Qué sentido tendría señalarse "librepensador" hoy, por qué lo habría hecho el Sr. Guerra Leon? ¿Sería interesante especular sobre eso?

el toyo dijo...

Estos palomillas de ventanas, sí que dan risa, ahora planean un frente de intelectuales, se rotulan intelectuales, y marginan a un muchacho que se hace llamar libre pensador. Además : citan y citan nombres o actos, en una interminable fiesta sin sentido. Dividen el mundo, y dicen querer unirlo. Fragmentan, usan etiquetas, y discuten por cosas sin valor. Supongo que tipos como estos han existido siempre. Así que, no es una osadía pensar como lo hace ; Espartako( dicho sea de paso, he visitado su blog, y tiene un estilo interesante, una propuesta que no es común)que Borges sí se burlaba del mundillo cultural de su época. Con intelectuales así el Perú es insalvable. Todos obtusos, cabezas podridas, borrachos seguramente de lectura, mas no tienen ideas propias. El análisis de Guerra León es brillante, lúcido, pero las cabezas huecas no lo ven así.

Anónimo dijo...

Sí pues, son unos revolucionarios de cafetín, igual que los politicos, pura boquilla.

Pinter

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Dejo los dos mensajes anteriores aquí como ejemplo de una propuesta lúcida de gente que sí quiere la "unión".

No perderé tiempo con los insultos, pero sí quiero hacer notar las pocas luces de alguien para quien decir que Borges se "burlaba del mundillo cultural de su época" significa lo mismo que decir que "Borges se burlaba de la cultura".

Queda claro: mejor ser un "borracho de lecturas" que un abstemio de inteligencia.

el toyo dijo...

Si que lo eres, pues pierdes el tiempo en tonterias.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Regresa por aquí cuando en verdad tengas algo que decir; sabes que nadie te obliga ni a leer esto, ni a hacer hígado, ni a repartir insultos sin dar la cara.

Anónimo dijo...

Faverón, en lugar de perder tiempo comentando las tonteras de Toyo y Espartako, por qué no respondes algo a lo que plantea Rodríguez-Gaona. Sus consideraciones son interesantes.

el toyo dijo...

Alguien,(en en blog de aguirre) ha dicho que soy el mismo espartako, la verdad es que me gustaría serlo, pero no, no lo soy, así que, al tipo ese, que no siga especulando. Aunque ahora sigo con lo que dejó espartako(grande maestro!!!), les dejo un artículo de miguel guerra león, que está buenísimo, en realidad estamos frente a filósofo de proporciones y las grandes orejas no quieren oírlo :
"OS MUESTRO SU CREATIVIDAD"
Ponencia sobre el tema de "Creatividad"
Realizado en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC)

- Introducción

...Y todo empezó hace mucho, cuando el hombre vivía como cualquier otro animal en la quietud de la naturaleza. Sin embargo, en un momento nació el sentimiento más nefasto que pudo haber alumbrado el pensamiento, esta sensación causó en el hombre la impresión que era distinto del medio que lo rodeaba, este por su parte trato de superar la disociación identificándose con su entorno, con el fin de reencontrarse. Su búsqueda se volvió una necesidad que demandó respuesta a preguntas irrelevantes. En el camino halló consuelos que apaciguaron su soledad, así invirtió anhelo y energía a lo que llamó metas trascendentales y fundamentales.

Se examinará una serie de comportamientos que en más de una oportunidad han creado caos y separación en la humanidad. Los movimientos que estaban por nacer, tenían la intención de ayudar a reinsertar al hombre a ese todo, así que se empezó a manifestar preguntas cómo dios, verdad absoluta o salvación. Sin embargo el intento por volverse uno con la totalidad de la vida, es lo que más lo a distanciado, jamás existió división por lo tanto es absurdo querer reencontrarse. El pensamiento político y religioso seguirá fallando porque son la herramienta que creó los espejismos que estan confundiendo y dividiendo al planeta.

No creo en la creatividad humana porque el cerebro captura mediante sus sentidos lo que está fuera, lo procesa y finalmente lo devuelve. Esas funciones no tienen nada que ver con la verdadera creatividad, la única creatividad que existe, es la que proviene de la naturaleza. Toda persona es un verdadero sello de originalidad y creatividad. Sin embargo, esa creatividad no tiene nada que ver con el arte.

Los artistas sienten gran satisfacción creyendo haber logrado movimientos de arte creativo, música creativa, literatura creativa, sexo creativo, ideas creativas o filosofía creativa. El engaño se ha vuelto permanente en los ellos, realmente no existe un sentido de originalidad en la creación de estos individuos. Un artista redescubre y recrea, mas no crea. Ningún artista será capaz de crear algo que esté fuera de su conocimiento, ni siquiera seria capaz de reconocer aquello que se le presenta, solo podrá relacionar o comparar lo nuevo, con algún otro conocimiento que tenga almacenado.

Los artistas toman algo de aquí y algo allá, lo fusionan y piensan que han creado algo novedoso o fantástico. Sin embargo los elementos que usan se basan en algo que ya existía; su trabajo es una imitación, solo que no son lo suficientemente valientes para reconocerlo. La única creatividad que puede existir en el ser humano es la variación de estilos. El hombre está condicionado al conocimiento que aprendió en su vida, ese conocimiento hace que adquiera un estilo pero no, que a creado un estilo nuevo que sea diferente de lo que hay aquí y de lo que hay allá.

En la actualidad nada se inventa, sólo se mejora, teléfonos, automóviles y aviones son algunos ejemplos de la infinita lista. La tecnología busca perfeccionarse pero por alguna razón sus esfuerzos no están sirviendo de mucho, o mejor dicho, no sirve a todo quien la necesite. El siglo XX a sido la era de los grandes avances tecnológicos, entonces la pregunta es, ¿Qué motivó estos avances?, la respuesta es simple, "la guerra". Los avances se producen por el deseo de querer perfeccionar ataques en la Guerra Fría y obtener el titulo de primera superpotencia mundial. Un ejemplo de esto es Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA, Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para la Defensa) que estuvo dedicada a investigar formas mas eficientes de comunicación militar, actualmente es lo que se conoce como Internet. También podemos mencionar a El Sputnik que fue el primer satélite puesto en orbita por los Rusos. El temor de los EU a ser destruido lo llevo acelerar sus investigaciones en la competencia por el liderazgo mundial, así nace la carrera espacial.
III- Epílogo de la Creatividad

El hombre necesita liberarse de todo el pasado, pero no solo del pasado personal, sino del pasado del hombre que vivió, pensó y experimentó antes que usted, es el único camino para decir que es usted mismo, solo así, permanecerá su capacidad original. De esa manera podrá engendrar una obra verdaderamente creativa. Por otra parte, dicho enfoque resulta ser imposible para el pensamiento, puesto que todo lo que conoce, esta basado en el simbolismo y en el conocimiento trasmitido.

La cultura esta atacando a la raza humana encasillándola en moldes establecidos que mancillan su capacidad de seres únicos. El hombre seguirá sintiéndose un extraño mientras este en la estructura creada por el pensamiento.

A muchos no les agrada que ponga en tela de juicio sus ideologías. En consecuencia, más de uno se a vuelto mi detractor, resulto improductivo a las empresas de ilusiones y consuelos. No dirijo un movimiento o ideología que aliente a la lucha, solo expreso mi desacuerdo cuestionando las respuestas a conceptos establecidos. Sugiero que cada persona enfrente los problemas y halle sus propias respuestas.

Los avances hacen que un medio evolucione y logre conseguir su objetivo de forma más eficiente, por ejemplo vemos que los avances en las comunicaciones han sido gigantescas, pero sólo sea a perfeccionado el método, porque el objetivo final es el mismo.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No quiero ser duro con alguien que debe estart haciendo su mejor esfuerzo, pero el artúculo que han copiado aquí es absurdo, desinformado y disparatado.

Mario Michelena dijo...

Además de tener muchos horrores de sintaxtis y ortografía lo cual, tratándose de una ponencia y no de un post en un blog (disculpen los anglicismos), da que pensar respecto a la talla del "filósofo". Cito:

invirtió anhelo y energía a lo que llamó metas trascendentales y fundamentales.

es lo que más lo a distanciado

El pensamiento político y religioso seguirá fallando porque son la herramienta que creó los espejismos que estan confundiendo y dividiendo al planeta.

El engaño se ha vuelto permanente en los ellos

ese conocimiento hace que adquiera un estilo pero no, que a creado un estilo nuevo que sea diferente de lo que hay aquí y de lo que hay allá.

Y eso que obvié mencionar los que brillaban por la falta de acentos, o meramente por lo cantinflescos.

espartako dijo...

Me gustan los desprolijos, los que escriben con la barba sin afeitar, los que escupen sobre el lenguaje, aunque también me gustan algunos formales, que después de serlo se burlan de si mismos, Y de paso se bajan a lo que llamamos cultura. la verdad es que es tan absurdo todo, yo a ti, te veo absurdo como tú también me ves a mí.
Diógenes el cínico: Proclamaba que los dioses habían otorgado a los hombres una vida fácil, pero que éstos lo habían olvidado en su búsqueda de exquisiteces, afeites, etc. Solía también decir que, cuando observaba a los pilotos, a los médicos y a los filósofos, debía admitir que el hombre era el más inteligente de los animales; pero que, cuando veía a intérpretes de sueños, adivinos y a la muchedumbre que les hacía caso, o a los codiciosos de fama y dinero, pensaba que no había ser viviente más necio que el hombre.
Y como te dije y como lo expliqué anteriormente, (mi muy queridísimo amigo gustavo). No tengo la pasión que tal vez la tengas tú, en el asunto de defender ideas o hombres. O sea no hago hígado, pues lo mío es actuar en este teatro absurdo que es la vida, yo, ya encontré la formula para no crearme problemas mayores, me encantaría vivir en un tonel pero creo que es demasiado, hay que tener dosis de cinismo no? La vida no da para más, hay que ser un cínico calculado, pienso escribir un texto sobre eso de igual modo. Ahora mismo estoy siguiendo un curso de teatro, y qué crees? Pues eso mismo, he llegado a la conclusión que el único papel que puedo desempeñar a la perfección es el mío, soy la vida, la locura espontánea, el payaso más divertido que pueda existir, el más dramático de los hombres también, tragicómico hasta los huesos. Soy yo mismo, no el invento de los hombres, ya lo dijo Borges, lo dijo Artaud, y el mismo Nietzsche
Si pues el texto de Miguel Guerra León esta un poco desafinado(mira quién habla)hablo en el sentido de la estética, pero las ideas sí, que están vigentes.

Y ese toyo, a ese tío no lo puedo controlar (La paternidad y los espejos son abominables porque multiplican el número de los hombres: Borges). Con eso no quiero decir que sea yo, pero sea quién sea(risas). Esta jugando igual que yo.

victor villacorta dijo...

Te felicito espartako al fin tenemos en ti al verdadero "maldito", que mucha gente estaba reclamando, sin poses, en ti todo parece natural, abajo la hipocresia, los idolos de barro, !!viva espartako carajo!!