9.12.05

¿Macondo era bonito?

Esta es la casa natal de García Márquez. En años posteriores a esta fotografía, ha sido refaccionada, pero aún está en peligro de venirse abajo.

El alcalde de
Aracataca, el misérrimo caserío de la Magdalena colombiana donde nació Gabriel García Márquez, está empeñado en que el sitio cambie de nombre, para llamarse Aracataca-Macondo, como fórmula para atraer a los turistas (el año pasado tuvieron apenas tres mil visitantes).

No faltará el desubicado lacaniano que diga que ese guión entre un nombre y otro es algo así como un puente entre realidad y ficción, o quizá, quién sabe, entre lo real y lo maravilloso.

Lo que sin duda es real, y nada maravilloso, es que el pueblito natal del Nobel colombiano, poblado por cincuenta y tres mil habitantes extremadamente pobres en su mayoría, carece hasta el día de hoy de agua potable y tiene un municipio en quiebra. Su edificio más célebre (ver fotografía) es una cabañita destartalada que se está viniendo abajo, a la que llaman Casa Museo García Márquez, y que es el lugar donde nació y vivió sus primeros años el más famoso de sus ciudadanos. Por cierto, así como las hormigas acabaron con la dinastía de los Buendía, a esta casita en ruinas, según dice una autoridad local, "se la está comiendo el comején".

Curiosamente, luego de haber servido de inspiración para
Macondo, símbolo real-maravilloso de la región, Aracataca nos deja ver que también es una cifra realista del estado actual de nuestras economías y nuestros intentos de supervivencia.

10 comentarios:

Oskar Matzerath dijo...

Siendo irónicos y un poco cínicos, podríamos decir que García Márquez podría seguir el "ejemplo" de los narcos colombianos, que reconstruyen sus pueblos natales e invierten parte de su dinero en sacar de las ruinas a esos lugares.

Anónimo dijo...

El usar de gancho turístico la presencia en la literatura de un sitio es tan válido como cualquier otro medio de marketing. En España hace poco varios pueblos se han recurseado con el cuento de la ruta del Quijote. Inclusive Zaragoza se promocionaba como posible cuna del autor del Quijote apócrifo. Dentro de poco los recorridos turísticos de Lima incluirán la casa donde creció Bayly. Por cierto, ¿ya te enteraste de la descripción de Bayly de la crítica peruana? La califica de pueblerina por denostar de sus libros. Afirma que no se le comenta bien sus novelas por no ser del cogollo. Comenta, además, que el lío éste de andinos y criollos está lleno de odios mesquinos. Parece que es una respuesta a un post anterior tuyo.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No, no lo he leído. ¿Puedes pasarme el link (si es que está en Internet?

Ernesto dijo...

El comentario lo hizo en Hildebrandt. Lo puedes ver entrando a http://www.frecuencialatina.com.pe/noticias/en_boca_lobo.asp . Allí están los videos del programa.
Saludos
Ernesto

Anónimo dijo...

La dire salió cortada. Es
http://www.frecuencialatina.com.pe/noticias/en_boca_lobo.asp

Anónimo dijo...

Suponer que Bayly replique a Faveron es un poco despistado: asi como no hay proporcion entre la fama de Vargas Llosa y la de Bayly, tampoco la hay entre la de Bayly y la de Faveron. Este blog es sin duda interesante, pero la critica a que se refiere Bayly es la que lee la mayoria de lectores, cuyo caso no es este site.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

En efecto, evidentemente, los artículos de crítica que yo he publicado, que son académicos y han aparecido casi todos fuera del Perú, sobre todo en Estados Unidos, no son algo que Bayly lea; ni siquiera son algo que Bayly pueda leer, me temo, porque dudo que sepa algo de teoría literaria. Y jamás he escrito un solo artículo de CRÍTICA sobre él, sólo un par de reseñas en periódicos y alguna más en Quehacer. Gracias por hacer esa aclaración.

Oskar Matzerath dijo...

Si me permiten que meta la cuchara: yo lo que me pregunto es por qué la gente le da tanta importancia a quién es más conocido y quién es menos conocido, como el Anónimo anterior.

¿Creen que un crítico que hace un trabajo académico, un trabajo de investigación, tiene algún interés en ser popular?

Además, los reseñadores de periódicos son más leídos por quienes menos saben de literatura, mientras que los críticos de verdad son leídos por expertos. Eso parece más relevante.

ernesto dijo...

Creo que el comentario de Bayly fue más una confirmación de lo dicho por Gustavo que una respuesta.

cesargutierrezrivas dijo...

Y por qué GGM no colabora con su pueblo deshaciéndose de un pedacito de su fortuna para reconstruir esa choza, que da vergüenza? Sería un bonito gesto, de paso paga en parte todo lo que le ha dado Colombia.

((Bayly estuvo particularmente juicioso y divertido en la tele, especialmente a la hora de describir las pequeñas rencillas entre andinos y criollos en Guadalajara: “se esquivaban en los ascensores”, “contaban la cantidad de asistentes en sus ponencias, yo 28, él 21”, “al final, no hay mucha diferencia entre ambos bandos”, etc. Es decir, nada nuevo: formar grupos, prodigarse mutuos afectos y pelearse por quítame estas pajas son parte del rico acervo folklórico peruano.

Para nadie es un secreto que a Bayly le aburre la teoría literaria (véase su respuesta a la pregunta 45 de un malhadado chatero limense en El Mundo: http://www.el-mundo.es/encuentros/invitados/2005/11/1766/

Es preciso comentar, además, que JB fue al programa de Hildebrandt en oposición al de Palacios, donde hace tres días el autor de El Enano cuestionó a su archienemigo)).