27.2.06

Sigue la racha

Iván Thays habrá renunciado a la blogósfera, pero no abandona su papel de mensajero de buenas nuevas. Temprano por la mañana, me encuentro con un correo suyo en el que me avisa, con notable alegría, que el narrador peruano Santiago Roncagliolo es el flamante ganador del último Premio Alfaguara.

No tengo que refrescarle a nadie la memoria sobre el hecho de que, a mí,
Pudor, la anterior novela de Roncagliolo, me pareció atravesada de incontables defectos, pero tampoco dudo en celebrar este premio, que quizá sea un indicio de que la nueva novela supera, corrige y echa al olvido los errores de la anterior.

Habrá que leer el libro, obviamente, pero, por lo pronto, el premio es auspicioso y corona una racha extraordinaria de victorias peruanas en importantes concursos literarios recientes (
Lauer, Bayly, Corcuera, Cueto, Begazo, etc).

La noticia en El País dice poco sobre el libro mismo: apenas consigna el título:
Abril rojo (¿será la ficción sobre la violencia senderista de la que Roncagliolo había hablado recientemente?). Y abunda en números: ciento setenticinco mil dólares para un libro ganador que compitió con más de quinientas novelas de todo el mundo hispano. El jurado, esta vez, no fue encabezado por ningún notable escritor, como en años anteriores, sino por una más bien exitosa pero irrelevante: Ángeles Mastretta.

Felicitaciones a Roncagliolo y esperamos ver Abril rojo pronto en librerías.

6 comentarios:

Magda dijo...

Y yo que pensé que habias visto la noticia en mi blog ;)

Enhorabuena, muy merecido el premio. Ya lo visité en su blog para felicitarlo:

http://blogs.prisacom.com/roncagliolo/

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Aprovecho este post circunstancial para poner sobre la mesa un tema menos superficial: la coincidencia de los premios a Begazo, Cueto, Bayly y Roncagliolo (y olvidé el premio a Mirko Lauer, aunque acabo de corregir el error), sumada al hecho de que el concurso de novela más importante del Perú lo gane una escritora primeriza, como Zoila Vega, y la coincidencia de tantas editoriales nuevas, paraecen los síntomas de un renacimiento de la narrativa peruana, por lo menos a nivel de volumen de producción, ensanchamiento del ambiente literario y capacidad de llegada. Es en verdad un momento auspicioso para nuestra literatura narrativa, y sería bueno celebrarlo como se merece: con lecturas críticas a la altura de las circunstancias.

Ivan Thays dijo...

Hola Gustavo, gracias por la mención y por el post Cambio y Fuera.

Te comento quienes son los otros miembros del jurado. Verás que son realmente interesantes: el escritor colombiano Antonio Caballero, la cineasta española Isabel Coixet, el novelista peruano Fernando Iwasaki, y los escritores españoles Juan Antonio Masoliver Ródenas, Carme Riera y Juan González.

Me imagino a la Coixet muerta de risa con las cosas de Santiago.

Podemos prever un poco el estilo según algunas declaraciones. Angeles Mastretta dijo que "Abril rojo" es una novela "intensa y fuerte, que mantiene en vilo al lector durante toda la lectura. Es triste en algunas ocasiones, íntima, irónica y fina". Iwasaki recordó la efervescencia que está viviendo la literatura peruana y añadió que "la novela (premiada) resuelve como nadie el lado diletante, cómico y ridículo del terrorismo de la guerrilla y del Gobierno. Es una mirada refrescante".

Por su parte, Santiago declaró: "más allá de Perú, ("Abril rojo") es la historia de los inocentes de la Guerra Civil española, de la Segunda Guerra Mundial, de Irak"... y además calificó de "thriller" político a su novela (que sí es la que habían comentado antes).

Saludos

IVAN

Daniel Salas dijo...

Estemos de acuerdo o no con la escritura de Rocagliolo, hay que saludar este premio. Mucha gente se olvida de que el ganador ha tenido que trabajar muchísimo para abrirse paso en España y que no la ha tenido precisamente fácil. En cierto modo, es un premio al empeño. Pero además este premio ayuda a abrir la vitrina internacional para el Perú. Eso es muy positivo y debería ser suficiente para acallar a los envidiosos. Eso sí, con un premio tan jugoso, es una lástima que yo no sea amigo de Roncagliolo: en este momento estaría esperando que se portara, cuando menos, con un panetoncito.

Arturo Gómez dijo...

Que bueno por las letras peruanas y sobretodo por la nueva generación de escritores. Ojalá más compatriotas destaquen en el mundo y promuevan la lectura en los niños y jóvenes de en nuestro país. Saludos.

Arturo

Álvaro Ramírez dijo...

Via Rulemanes de Telémaco encuentro tu blog que me ha gustado mucho y me interesa seguir visitando y leyendo. Así que te enlazaré. Un saludo muy cordial