10.5.06

Dos más (y el esclavismo en el Perú)


Dos más son las novelas que Vargas Llosa viene anunciando desde hace años. Una de ellas tiene como personaje a Roger Casement, el principal acusador del genocidio causado por los belgas en el Congo, en tiempos de Leopoldo II, y directamente relacionado con la historia del Perú, también.

Roger Casement, irlandés, a quien Lawrence de Arabia comparara alguna vez con un arcángel, fue uno de los más rigurosos defensores de los derechos humanos a principios del siglo veinte, y un amigo de la fama mediática, no siempre preocupado por ocultar su homosexualidad, según se dice, en una época en que nada bueno le podría traer que ese rasgo de su vida entrara en el conocimiento público (que lo diga, si no, su coetáneo y compatriota Oscar Wilde).

Lo más interesante de la vida de Casement, en relación con el Perú, es lo siguiente: entre 1910 y 1912, el irlandés estuvo en nuestro país, investigando a la Anglo Peruvian Amazon, una empresa cuyo propietario era un compatriota nuestro, Julio Arana, que había iniciado la importación de nativos jamaiquinos a la selva amazónica para la explotación del caucho.

En su informe final, Casement propuso la cifra de muertos causados por el esclavismo empresarial que promovía Arana: 30,000 personas. Para todo efecto práctico, antes del genocidio de la guerra interna en los años ochentas y noventas, el Perú fue escenario de ese otro genocidio (de peruanos y jamaiquinos) en las primeras décadas del siglo, y Casement fue, él solo, la arriesgada comisión que investigó e hizo pública la barbarie.

Muchos recordarán que hace unos seis años, VLL publicó un artículo sobre Leopoldo II y el genocidio congolés; en ese texto (que pueden ver aquí), VLL no sólo se ocupa de la figura de Casement, sino que afirma que es un personaje que se merece protagonizar una gran novela. Al parecer, VLL se ha decidido a escribirla él mismo.

Reseñas

Para poner un poco de orden y ayudar a los lectores interesados en leer las reseñas aparecidas hasta la fecha de Travesuras de la niña mala, la más reciente novela de VLL, coloco aquí los links, y debajo iré agragando las reseñas que se sumen a las publicadas hasta ahora:

La utopía de la niña mala, de Alonso Cueto (en Perú 21).
Memorias de mi amorío triste, de La Vaca Profana (en Terra).
Vargas Llosa, el amor y el exilio, de Guillermo Niño de Guzmán (en El Dominical).
Madame Bovary es él, de Gustavo Faverón Patriau (en Somos, El Comercio).

Fotomontaje: gfp.

4 comentarios:

Tanque de Casma dijo...

Hola Gustavo
Yo también leí algo sobre el nuevo proyecto de Vargas Llosa en el blog de Paolo. El tema del esclavismo en la época cauchera es interesante, pues es algo que no se trata con frecuencia. Como tú apuntas, es un antecedente de lo que sucedió años después. Por cierto, en el libro Nuestros años diez de Carlos Arroyo se cuenta un poco sobre la labor de Casement y su relación con la Asociación Pro Indígena de Pedro Zulen respecto a los abusos de los caucheros.
Saludos

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Sí, yo también suelo leer el blog de Paolo de Lima. Pese a que por lo común parece el boletín de prensa de dos o tres personas, es, de todas maneras, un excelente noticiario: debido a que carece de cualquier forma de reflexión, resulta ampliamente informativo.

Vargas Llosa, como sabemos, viene hablando del personaje y de la novela desde hace ya algún tiempo, como suele ser el caso con él. Inglis, Sawyer y Dudgeon han escrito biografías de Casement, y espero leer alguna de ellas pronto. Yo sólo conozco el famoso "King Leopold´s Ghost", de Hochschild, donde Casement es obviamente un actor no poco importante.

peter elmore dijo...

hola, gustavo.
uno de los capitulos de "los anillos de saturno", de sebald, esta dedicado a la historia --tragica, excesiva-- de casement, que era irlandes y fue ejecutado como "traidor" por la corona inglesa, luego del levantamiento de la pascua de 1916. casement y conrad son las dos presencias de ese capitulo; borges y browne lo son del que lo precede. todo el libro --que une la forma del ensayo con la de la autobiografia-- es excepcionalmente lucido y melancolico. no se de ningun otro texto contemporaneo que demuestre tan bien la simbiosis entre las obras de la civilizacion y las practicas de la barbarie.

Tanque de Casma dijo...

A mí también me provoca leer algo sobre Casement, y mejor si es de Vargas Llosa. Pero, te confieso algo, tengo un poco de temor al recordar El paraiso en la otra esquina. Te acordarás de lo que comentábamos hace unos meses sobre el personaje de Flora Tristán, un poco repetitivo.
Pero lo que sí despertó mi interés es la cifra que das de muertos en el genocidio de principios del XX. 30 mil muertos en un país de menos de ¿diez?¿cinco? millones de personas. La CVR calculó que durante la violencia política de los 80 y 90 desaparecieron 75 mil peruanos en una población de más de 20 millones. Difícil no ver una relación entre ambas tragedias. Como que en 70 años no han variado muchas cosas en el Perú. Lo curioso que la tragedia de la época de los caucheros no es tan tratada como la que vivimos con el terrorismo. Al menos yo no recuerdo muchos títulos que aborden ese tema. Haciendo memoria el primero que se me viene a la mente, y de refilón, es... La casa verde de MVLL.
Bueno, un abrazo
Ernesto