21.9.06

Club del libro

El club del libro anglosajón que tuvimos mis amigos y yo años atrás está irremisiblemente condenado al olvido en la larga historia de los clubes libreros. Una historia que, a nivel mundial, tiene en el club del libro de Oprah Whinfrey su más célebre y efectivo ejemplo.

Un libro recomendado por Oprah es un best seller automático, indiscutido y millonario. Los libros de la semana en nuestro pequeño club, en cambio, solían levantar sus ventas a nivel metropolitano en exactamente... cinco ejemplares, cada uno de los cuales era leído por dos miembros del club.

En fin. Al parecer a Oprah se le viene una competencia tremenda: Hugo Chávez habló ayer ante las Naciones Unidas y, entre otras cosas, recomendó a los norteamericanos la lectura de Hegemony or Survival: America´s Quest for Global Dominance (Hegemonía o supervivencia: la búsqueda norteamericana del dominio global), de Noam Chomsky, el genial lingüista americano, metido desde hace mucho en el activismo de izquierda en Estados Unidos, opinador lenguaraz, a veces atinado, a veces desvariante. Y gran defensor de Chávez, claro está.

¿El resultado? Según un cable de AP, el libro de Chomsky, tras la recomendación de Chávez, ha dado un triple salto mortal dese el puesto cuchumil del ránking de Amazon, hasta colarse entre los diez libros más vendidos, en apenas un día. Y la editorial Metropolitan Books ha colocado ya en la imprenta una orden para una reimpresión de 25 mil ejemplares ipso facto.

Pensar que, cuando uno los escucha hablar, tiene la impresión de que Chávez y Oprah nunca han abierto un libro en su vida. Sobre todo Chávez, si tenemos que ser justos.

4 comentarios:

lucho lópez dijo...

El "triple salto mortal" del que hablas, Gustavo, se debe a la inmensa cantidade de perosnas que creen, como Chávez, que es posible una oposición coherente al imperio estadounidense, y que las campañas de difamación y calumnias del sistema político norteamericano -léase los insultos a Chávez y al ONU en diarios de derechas de EE UU- no pueden tapar ni disimular los errores y horrores de la política internacional estadounidense.

Chávez tal vez no sea un paradigma confiable en América Latina, pero sin duda su opisición a EE UU, como la de Castro, debe ser ejemplo a seguir antes que objetos de burla. Saludos.

Tanque de Casma dijo...

Hola, Gustavo
Sorprende que, con la expectativa y venta que ha generado la propaganda de Chávez, la editorial sólo haya colocado la reimpresión de "25 ejemplares".
Un abrazo, que mañana somos punteros
Ernesto

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No entiendo. ¿O sea que los ataques a Chávez en los medios de derecha de Estados Unidos son "campañas del sistema político norteamericano" y las defensas de Chávez en los medios de izquierda no lo son? ¿Entonces qué son? ¿Campañas marcianas?

Lamentablemente, pese al decidido optimismo de "Lucho López", Chávez es un personaje objetable en sí mismo, no según el contexto, y la respuesta de los lectores a su llamado tiene bastante que ver, más bien, con la peliculina propia del pueblo americano.

Chávez le ha dado a Bush una gran ayuda de popularidad al decir una cosa tan evidentemente ridícula como que el tipo es "el diablo". De hecho, tras las palabras de Chávez, incluso Chomsky se ha desmarcado y los periodistas de abierta oposición en los medios americanos han llamado al venezolano de payaso para abajo y han defendido a Bush por primera vez en muchos años.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Bueno, Ernesto: eran 25 mil, que, de todas maneras, es una cantidad mínima para este mercado. Mañana somos Boys.