18.11.06

5 sobre Puta linda

Qué mejor manera de juzgar que leer por uno mismo. Aquí les dejo cinco textos referidos a la novela Puta linda de Fernando Ampuero, que expresan cuatro actitudes muy diferentes.

Se ha estado diciendo que quienes han criticado las reseñas de Rodríguez Ulloa y Maribel de Paz lo han hecho con el afán de silenciar cualquier crítica contra Ampuero. Revisando los textos siguientes se notará que no es así.

En primer lugar, la reseña de Olga Rodríguez Ulloa. Dije que era una mala reseña y, oh maravilla, la gente de
Correo fue más rápida que un rayo a pedirle a Beto Ortiz que nos insultara un poco a Ampuero y a mí. En la reseña verán verdaderos prodigios: una comentarista que pide regalos a la editorial públicamente y se refiere a su propio oficio como el de "tasar así nomás, al ojo".

En segundo lugar, la reseña de Maribel de Paz en
Caretas. Ya se sabe: falacias, mucha rabia contra el escritor y poco que decir sobre el libro. Hice esa observación y apareció su ex jefe para inventarme una biografía completa en cierto diario semiclandestino.

En tercer lugar, la reseña de Javier Ágreda en
La República. Ágreda dice que la novela de Ampuero es fallida. Lo dice argumentando sus razones y ciñéndose metódicamente al texto. Eso vuelve a la opinión de Ágreda la única expresión seria en la crítica contraria al libro.

En cuarto lugar, el comentario de Ricardo González Vigil en
El Comercio, donde el crítico saluda la novela como un "feliz tributo" al tópico de la "puta orgullosa de serlo". Una vez más: un comentario argumentado y claramente expuesto; en este caso positivo y no negativo como el de Ágreda.

Finalmente, un texto publicado hoy por Abelardo Oquendo, también en
La República. Entre otras cosas, Oquendo hace notar lo curioso que es acusar a Ampuero de ser algo así como la niña de los ojos de la crítica en los medios hegemónicos: no sólo Correo, Caretas y La República han publicado textos negativos sobre la novela, sino que los dos primeros han sido encarnizados y ad hominem. La evaluación de Oquendo es positiva. Hay que lamentar que el espacio de su columna sea demasiado breve para desarrollar sus ideas finales.

1 comentario:

Víctor Coral dijo...

Sin duda Oquendo nos deja con la miel en los labios cuando sugiere que Ampuero trata el tema del sexo "como Bryce el de las clases altas". Como para otra columna.

Por otro lado, revisar las reseñas a Puta linda me ha hecho tomar cuenta del buen síntoma que puede ser el hecho de que un crítico proclive a cierta narrativa ubicada en las atípodas de lo ampueriano (recordemos sus reseñas encomiosas a los libros de Miguel Gutiérrez, Oswaldo Reynoso y otros) haya encontrado notables virtudes en la novela de Ampuero. Casi estoy por irme a un segundo round con Puta linda.