19.12.06

Time y la grosería del año

Hace dos noches, en el Daily Show de Jon Stewart, retransmitieron fragmentos de un programa de CNN dedicado exclusivamente a la elección de la "persona del año" de la revista Time.

El show de Stewart (abajo, derecha), acaso el más inteligente y lúcido de la televisión americana, es un programa donde las noticias diarias reciben un tratamiento cómico, que va desde la burla infantil hasta la ironía, el cinismo o la parodia.

Poco de eso tuvo que añadirle Stewart a las imágenes originales de CNN, que eran ya de por sí ridículas: Soledad O´Brien, conductora de noticias de CNN, entrevistaba al director de Time. Ambas empresas son parte del mismo consorcio, Time Warner, y lasociedad era evidente en la modosa estulticia de los interlocutores: preguntas arregladas, fingidas, estúpida admiración mutua, etc.

Time acaba de elegir como "persona del año" en el mundo a los usuarios de internet. Ha puesto en su carátula un titular que dice "Person of the Year: You", y la pantalla de una computadora reemplazada con un papel acerado y brillante, como un espejo, para que el lector de la revista vea su rostro reflejado en la cubierta.

En el programa de CNN, la conductora Soledad O´Brien le decía al director de Time: "¿y seguramente la gente va a coger la revista en los kioskos y va a decir ´¡yo!, ¡yo!, ¡yo soy la persona del año según Time!"... ¿Alguien puede imaginar un comentario más idiota?

Por supuesto, no escasearán los bloggers, los corresponsales de listas de opinión, los directores de revistas cibernéticas y de seguro hasta los ociosos fanáticos del shopping online compulsivo, que salgan a festejar esta pachotada de
Time como si fuera una defensa de la democratización del mundo gracias al medio virtual, y digan que ya era tiempo que se les reconociera su importancia.

¿Qué lleva a Time a nombrar personas del año a los usuarios de internet? Para comenzar, el mismo afán consumista que llevó a George Bush a decir que la forma en que los americanos deberían responder a los ataques del once de setiembre del 2001 era ir a las tiendas a comprar más que nunca y gastar su dinero: Time Warner, empresa dueña de la revista Time, es uno de los proveedores de conexiones de internet más grandes de Estados Unidos, si no el más grande.

Si
Time nombra a los usuarios de internet como las "personas del año" en el mundo, no lo hace pensando en la democratización del mundo virtual, ni en las opiniones de los bloggers, ni en la difusión horizontal del conocimiento, ni en Wikipedia, ni en ninguna otra de esas nociones ajenas a la moral de las transnacionales (cualquier cosa que eso sea). Lo hace pensando en los miles de millones de dólares que la gente gasta diariamente en internet.

Hace muchísimo tiempo que
Time Warner se dio cuenta de que eso de nombrar a dedo a la "persona del año", paradójicamente, podía dar a la revista un aire democratizante (por ejemplo, nombrando a un grupo vasto de gente, cuanto más vasto mejor, en lugar de una sola gran personalidad).

En años recientes se ha dado cuenta, además, de que puede usar el nombramiento para su beneficio directo: semanas atrás, por ejemplo, nombraron a
YouTube el invento del año, premiando a sus inventores, al mismo tiempo que iniciaban un juicio millonario contra Google, actual propietaria de YouTube, por publicar en You Tube videos de CNN sin permiso.

Al premiar a los inventores de
YouTube, los señores de Time Warner dejaban en claro que la página en sí les parece notable, una gran idea, que ellos no son unos reaccionarios que vayan a querer acabar con YouTube. Al mismo tiempo, subrayaban que el más notable invento de hoy podía ser perjudicial en manos irresponsables, como las de Google.

Todo ese asunto es notablemente hipócrita si uno tiene en cuenta que
YouTube había estado en la manos de sus inventores originales hasta hacía apenas unos cuantos días... Ahora, el perfil que Time Warner (tanto en la revista como en CNN) le da a su juicio contra Google es el de una suerte de cruzada por la decencia de internet: están luchando porque el notable YouTube no se convierta en un instrumento pirata...

En verdad, sólo están dando el primer paso en un proceso que (recuérdenlo) va a conducir sin duda a un esfuerzo de
Time Warner por comprar Google.

En fin. Volviendo al tema: si después de
Time Magazine y CNN, la empresa más grande del grupo Time Warner no fuera Time Warner Cable, sino una panadería, Time no dudaría en nombrar personajes del año a los consumidores de pan. Y no faltaría un aficionado al pan francés que pensara, tremendo zonzonazo, que en verdad él es el hombre del año.

"Yes, you. You control the information age", dice la portada de Time. Claro, nosotros somos los capos, tenemos la fuerza, movemos la nueva democracia. Pero Time es la que hace los billones.

¿Qué es lo que premia
Time Warner cuando su revista Time encumbra a los usuarios de internet? Premia el ego de sus clientes y promueve su consumismo. ¿Qué el lo que premia Time Warner cuando les echa flores a los inventores de YouTube? Premia la normalización de un mundo en el que el individuo con grandes ideas no debe aspirar a otra cosa que venderle esas ideas a una gran superempresa.

2 comentarios:

eduardo dijo...

Desde Chile sorprende lo ideologizado del comentario, un punto de vista muy distinto lo encuentran en: http://www.blogsuc.cl/earriagada/medios/medios-escritos-prensa/felicitaciones-hombre-del-ano/

txitua dijo...

Exacto. Time Warner no está pensando en los bloggers, ni en la comunidad de software libre, ni en wikipedia, ni en nada de ello.

Ellos díficilmente desean reinventar su modelo de negocio, tal vez, se actualicen y busquen nuevas oportunidades pero no he visto ninguna nota que demuestre que realmente desean re-pensar el sistema para que éste sea mas justo para el autor (creador de la obra), peor aún si agregamos que también tenga en cuenta a "Nosotros", al ciudadano que usa la obra. Su estrategia ha sido contraria no solo por las demandas contra Google sino a través de su política corportiva de control de los contenidos digitales, (*) que no tiene en cuenta ni a los autores (creadores) ni mucho menos al ciudadano final. Cuando lo leí me pareció que Times estaba intentando lavarse la cara frente a la mala imagen que tiene ahora con aquella gran masa de personas, que de una u otra forma, copian de manera no autorizada sus obras digitales o hacen obras derivadas de sus obras. Algo que a Times definitivamente no le agrada.
(http://www.eff.org/IP/SSSCA_CBDTPA/20020322_eff_aol-intel_critique.html)