31.1.07

Las hormigas matonas y la cultura - 2


Hace unos días escribí aquí mismo algo acerca de la desértica política de promoción cultural de la Municipalidad de Lima. Entre los comentaristas apareció más de uno con la aparente creencia de que promover formas complejas de arte es una elitista pérdida de tiempo en un país como el Perú.

Ese tipo de convicción me ha parecido siempre un síntoma de menosprecio hacia la gente del pueblo, un menosprecio reflejo, en el fondo: ¿quién sino alguien que se siente rechazado por la complejidad de ciertas formas artísticas puede inventarse la tontería de que "el pueblo" todo es ajeno a ellas?

En Caretas, hace tres años, el crítico de arte Luis Lama publicó una interesante columna acerca de la destrucción de la promoción cultural que la Municipalidad empezaba a emprender por aquel tiempo. Entre otras cosas, Lama hizo notar que la Bienal de Lima había llegado a recibir hasta un millón y medio de visitas en su versión más reciente. ¿Alguien sabe en el Perú de un festival "popular" que sea así de popular...? Los dejo con el texto de Lama:

BRUTITO

1.- Esta nota no está motivada por intereses personales. Ninguno de los trabajadores renunciantes del CAV tiene el menor interés en regresar a la Municipalidad. Reconocemos a toda administración su derecho a nombrar a quienes estime conveniente para los puestos de confianza, así como truncar proyectos en desacuerdo con su política cultural. Pero también tenemos absoluta convicción de que los cargos relacionados con la cultura deben ser ocupados por profesionales capaces -hay abundantes y desocupados- y no por favores políticos. Sí agradezco a Caretas el respeto a mis ideas que, admito, pueden ser conflictivas.

2.-El actual embrollo pudiera originarse por la carencia de planes y se agrava con la designación como presidente de Cultura a Betito, rancio miembro de la televisión abierta. Le llaman el Midas del rating y el canal lo reverencia, pero nos han enajenado tanto, que basta mostrar culos, tetas y mariconadas para que cualquiera se la lleve fácil.

3.-Para Betito todo lo realizado anteriormente era elitista. Se ignora cómo puede saberlo ya que nunca asistió a los Festivales ni visitó la Bienal, porque "simplemente no tuve tiempo". El quiere que la cultura sea asequible a la gran masa. Pero no explica cómo. La Bienal de Lima, por ejemplo, tuvo millón y medio de visitantes y si esa multitud constituía la elite capitalina, vivimos en el primer mundo. Presumo que para él "asequible" serán los cómicos ambulantes o -gracias al publicitado convenio con Anchorena- convertir a Jeanet Barboza en imagen municipal. Que el 5 se convierta ahora en canal cultural resulta un chiste de grueso calibre.

4.-¿Y cuando traigan a Schütz, qué hará Betito? Dice que quiere llevar los espectáculos del CCPUC a los conos. Y uno se pregunta si no sería mucho más respetuoso y menos caro poner varios ómnibus para llevar a este público al teatro. Porque paternalismos al margen, resulta obscena la discriminación de privarle al pueblo de una correcta puesta en escena, en un local con todas las comodidades de ley. Allí radica la educación y no en ese populismo setentero, culposo y decadente, que no alcanza a comprender que la capacidad y sensibilidad del pueblo peruano son infinitamente superiores a la de cualquiera de los genios de la tele.

5.-Si en realidad las intenciones eran orientarse a los conos, deberían explicar por qué -sin evaluación previa- han truncado "La cantera" desarrollada por Karin Elmore, que estaba forjando allí a los futuros actores del Perú, y por qué la ópera infantil programada para julio terminó castrada, a pesar del espléndido trabajo de Rafo Ráez y Celeste Viale. De igual manera se eliminó "La Cultura da Trabajo", un proyecto entre artistas visuales y las señoras que hacen arpilleras para desarrollar productos alternativos y conseguir nuevos mercados. Por su parte, en "Lima Centro Cultural" se planificaban talleres gratuitos para artistas y encuentros semanales entre producción y consumo. También se ha cancelado.

6.-Betito es suspicaz con lo que ignora. Bajo la acusación de especialización del personal se ha procedido a desmantelar los centros, aduciendo una drástica reestructuración. Sin embargo ahora hay tres direcciones de cultura y un desorden de tal magnitud que él ni siquiera sabe quién es Director de Educación y Cultura. "Aquí tengo su nombre en un papelito....(busca su bolsillo) Luciano no sé cuántos, creo que es Revoredo, el nuevo Director de Educación y Cultura". (El Comercio 9-1-2003). Castañeda tampoco está bien informado del organigrama.

7.-Aprende compadre. Según la última de TOOODAS las reorganizaciones, la estructura es la siguiente: La Directora de Educación y Cultura es Lola Franco -siempre le digo Lola Flores- química farmacéutica de anónimo pasado. Cuando se le pregunta su experiencia en el área cultural aduce haber viajado mucho y se cree que se le cree. Un Director de Cultura es Luciano No-sé-cuantos, antes Director del C.C. Ricardo Palma, brazo derecho de Luis Repetto en el INC y asesor personal de Keiko Sofía Fujimori. Consiguió chamba en el Congreso y como profesional es buena persona. Asumirá el registro y control de espectáculos... y cuentan que de promoción cultural, pero habrá que esperar qué hace porque dicen que no hay dinero. En el INC salió de la oscuridad gracias al escándalo de la comisión calificadora de espectáculos culturales, que integraba junto a Elida Román y otros censores que debieron renunciar por la protesta del gremio artístico. Hasta el lunes 13 a.m. ningún empleado lo conocía. La otra Dirección de Cultura está dedicada a Patrimonio y Turismo. ¿Entendido?

8.-En realidad el problema radica en la indefinición de funciones, el silencio que genera la certeza de carencia de planes y la improvisación. A Castañeda se le informó con mucha anticipación sobre los proyectos culturales en marcha para que pudiera decidir cuál de ellos continuar con nuevo personal y distintas orientaciones. Sin embargo su Comisión de Transferencia sólo exigió la relación de empleados, sueldos y tipo de contrato. Tenían deudas políticas que pagar. ¿Pruebas? Entrevisten sobre cultura a Lola Franco (si la ubican), a Veira en el ex-CAV, o a quienes deseen, y se pondrán a llorar, aunque sea de risa.

9.-Finalmente, más trascendente que la minucia política y la envidia profesional, será el momento en que Esteban, mi nieto, me pregunte ¿quién jodió al Perú? Y tendrá fácil la respuesta. Total, la vida me ha enseñado que no hay mayor venganza que la felicidad. Chau.

6 comentarios:

LuchinG dijo...

¿Betito fue presidente de cultura? Qué tal chongo (quizás literalmente). Tampoco tenía idea de que había asistido millón y medio de personas a la bienal. Igual me parece que debe haber formas más eficiente de hacer promoción cultural ¿Cuántos se habrán quedado viendo el armario de escobas pensando que es una instalación?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿Formas más eficientes que organizar una bienal en una ciudad de ocho millones de personas y recibir un millón y medio de visitas?

Esta frase:

"¿Cuántos se habrán quedado viendo el armario de escobas pensando que es una instalación?"

Es un ejemplo exacto de eso a lo que llamo menosprecio reflejo: que tú no entiendas no quiere decir que nadie entienda. Y si nadie entendiera, además, entonces sería el momento preciso para empezar a explicar. Nadie dice que el arte deba ser comprendido de inmediato, nadie dice que la experiencia del arte sea cuestión de ciencia infusa: todos aprenden y todos aprenden por contacto. Un millón y medio de visitas dice claramente que la gente es mucho menos reacia que tú a esa experiencia.

Anónimo dijo...

¡Asi es! ¡Betito a cargo de cultura!
Cuando me enteré pensé que era una broma. ¡Qué espeluznante! Ni hablar, eso dice suficiente sobre el criterio con que se maneja la cultura en el Perú. Una completa desgracia, sin duda. Pero que se puede esperar, si en verdad ese es el botin con que se saldan arrugas politicas…

LuchinG dijo...

No seré Arsenio Dupin, pero tengo la ligera sospecha de que el millón y medio de personas no sacó mucho provecho de la Bienal... Repito: no puedes pasar de leer el Trome a leer Borges en hora y media. Yo más bien pasé de leer "Los tres investigadores" a los 11 a Borges a los 15 (una verdadera tortura al principio, diccionario en mano... pero TENIA que saber qué pasaba al final), pasando primero por los libros condensados de Selecciones, Sofocleto, Groucho, MVLL y algunos libros de cuentos que ni me acuerdo de quiénes eran. Hombre, hsta hace unos años yo no sabía de qué c#r#j* trataba La secta del Fénix, y a pesar de eso me gustaba. Hace un rato estaba leyendo otra parte de tu blog: un pata que firma como Dagberty decía "antes de poner bibliotecas habría que ver la forma de que la gente lea" A eso me refiero.

Anónimo dijo...

No olvidemos que la bienal se desarrolló en dos ámbitos: el nacional y el iberoamericano. En este último por un tiempo fuimos el epicentro de la atención.
Y luego de ello algunas cosillas pa la reflexión: En medio y luego de las bienales de lima, el arte producido en nuestro medio (mejor no decir nacional, si no más bien, gran parte del él) se vio involucrado en una profusión de producción. Algo casi inedito en nuestro medio.
Incluso, ante el apego de nuestros artistas por la instalación, se suscitó el debate de quienes estaban a favor y en contra de esta manifesdtación artistica. Que mucha instalación, que la pintura ha muerto (Danto revisited), que el arte "oficial" y el "no oficial", etc....
¿Fue eso sano?,si. Que hoy vivimos una resaca creativa, si. Que hubo espacio para la creacion y para el debate. Lo hubo. Uno de los mas interesantes ejemplos de accionismo realizado en el peru, tuvo lugar a cargo de Elena tejada, precisamente en uno de los conversatorios internacionales de la bienal.
Que lama fue o no el indicado?. bueno más allá de sus discutibles puntos de vista artísticos, como empresario y promotor, mis respetos.
Lo de betito no es noticia nueva, si no, una lamentable versión de la realidad que nos rodea. Lo de Garavito en cultura, idem.
otra perla capitalina: ¿sabian que el nuevo personal del area de cultura de la municipalidad de jesus maria, ninguno, pero ninguno sabe usar una computadora?.

Anónimo dijo...

No olvidemos que la bienal se desarrolló en dos ámbitos: el nacional y el iberoamericano. En este último por un tiempo fuimos el epicentro de la atención.
Y luego de ello algunas cosillas pa la reflexión: En medio y luego de las bienales de lima, el arte producido en nuestro medio (mejor no decir nacional, si no más bien, gran parte del él) se vio involucrado en una profusión de producción. Algo casi inedito en nuestro medio.
Incluso, ante el apego de nuestros artistas por la instalación, se suscitó el debate de quienes estaban a favor y en contra de esta manifesdtación artistica. Que mucha instalación, que la pintura ha muerto (Danto revisited), que el arte "oficial" y el "no oficial", etc....
¿Fue eso sano?,si. Que hoy vivimos una resaca creativa, si. Que hubo espacio para la creacion y para el debate. Lo hubo. Uno de los mas interesantes ejemplos de accionismo realizado en el peru, tuvo lugar a cargo de Elena tejada, precisamente en uno de los conversatorios internacionales de la bienal.
Que lama fue o no el indicado?. bueno más allá de sus discutibles puntos de vista artísticos, como empresario y promotor, mis respetos.
Lo de betito no es noticia nueva, si no, una lamentable versión de la realidad que nos rodea. Lo de Garavito en cultura, idem.
otra perla capitalina: ¿sabian que el nuevo personal del area de cultura de la municipalidad de jesus maria, ninguno, pero ninguno sabe usar una computadora?.