13.7.07

Brecht y la construcción de las ruinas

Sobre las sombras anónimas de la historia (a propósito de Machu Picchu)

A propósito del post sobre Machu Picchu, José B. Adolph nos envió una cita de memoria de un viejo poema de Bertolt Brecht, en el que el escritor se pregunta sobre el paradero de los constructores de Lima.

En verdad, el poema entero alude a los sirvientes, los esclavos, los anónimos sacrificados de la historia.

Me pareció interesante recurrir a la fuente: no tengo a la mano una versión en español del poema, así que lo traduzco desde una versión en ingles (con todos los riegos que eso implica):

Preguntas de un obrero lector

¿Quién construyó Tebas con sus siete puertas?
En los libros hallarás los nombres de los reyes.
¿Pero esos reyes remolcaron las piedras?
Y Babilonia, tantas veces destruida,
¿Quién la reconstruyó todas esas veces?
¿En cuál de las casas de Lima la dorada
Vivieron sus constructores?
¿Adónde fueron los obreros
La noche en que terminaron la muralla china?
La Gran Roma
Está llena de arcos triunfales,
¿Quién los erigió?
¿A quién conquistaron los césares triunfantes?
¿La famosa Bizancio
Sólo tenía palacios para su pueblo?
Incluso en la lengendaria Atlántida, la noche en que se la tragó el mar,
Los que se ahogaban llamaban a gritos a sus esclavos.
¿El joven Alejandro conquistó la India.
¿Es que lo hizo él solo?
César conquistó a los galos.
¿No llevó con él siquiera a un cocinero?
Felipe de España lloró al ver su armada hundida.
¿Nadie más lloró?
Federico II salió victorioso en la guerra de los siete años.
¿Nadie más ganó esa guerra?
Un triunfo en cada página.
¿Pero quién cocina las cenas de la victoria?
Cada década un gran gobernante.
¿Pero quiénes pagaron por todo eso?

Tantas historias.
Tantas preguntas.

5 comentarios:

Esteban Lanoche dijo...

Bacán el poema de Brecht aunque él está hablando más en contra de la idea romántica del héroe que sobre el asunto específico de la esclavitud, creo yo.

Aníbal García Dulanto dijo...

Buena recomendacion del escritor Adolph. ¿El recordará la cita en alemán?

Anónimo dijo...

¿Quien realiza huelgas en el Peru? ¿Solo patria roja?

Juancho dijo...

Resulta paradójico este poema de Brecht el moralista. A él se le acusa de convertir a sus secretarias en amantes, a sus amantes en secretarias (una de ellas murió de tuberculosis), de plagiar a sus colaboradores. No creo que estuviese haciendose una autocrítica secreta.
Es imposible dejar de mirar a los judios victimas y a lo que hace ahora Israel.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿Una "autocrítica sincera"? ¿Y los judíos? Parece que el comentarista se llama Juancho Stalin.