9.7.07

Desopilante

Cuando Borat es demasiado abstruso

Justo cuando el actor inglés Sacha Baron Cohen pensaba que no quedaba ser humano sobre la tierra que aún se pudiera tragar la ficción de que el personaje Borat es realmente de Kasajstán, aparece una excepción. Adivinen de quién es el siguiente texto:

"Santiago Roncagliolo [estuvo] de visita en el pueblo de Borat. En el blog del autor de la exitosa Abril rojo -que sigue funcionando- me entero que estuvo dando unas charlas en Kazajistán, el pueblo del famoso actor Borat, protagonista de una desopilante película muy comentada el año pasado. Reproduzco la parte -el texto completo fue publicado en El País hace un par de semanas- donde Roncagliolo describe Astana, el pueblito del famoso actor".

Obviamente, el autor del texto es el polifuncional y multivocálico Víctor Coral, poeta, narrador, crítico y krayola mayor del mundo del graffiti peruano, quien nos regala con una nueva joya de las suyas: un párrafo de cien palabras en el que demuestra que él no necesita ver una película para juzgarla (la llama "desopilante" pero es evidente que no la ha visto, de otra manera sabría, por lo menos, que Borat es un personaje y no un actor) y que no ha leído tampoco el mismísimo artículo que recomienda (de otra forma estaría advertido de que Astana no es un "pueblito", sino la ciudad capital de Kasajstán, y sabría también, como dice Roncagliolo, que "Borat nunca estuvo realmente en este país".

Claro, la otra posibilidad es que sí haya visto la película y también haya leído el artículo y, simplemente, ambos le hayan resultado excesivamente abstrusos. A decir verdad, esa explicación parece más probable.

Y a todo esto: ¿no se podrá presentar ante el Congreso de la República un proyecto de ley para hacer obligatoria la carrera de la crítica literaria como requisito para su ejercicio? Si eso es demasiado, quizá se pueda lograr al menos que los que quieran llamarse críticos deban pasar antes una prueba básica de lectoescritura. Así respetamos la democracia pero también el nivel intelectual del oficio.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Ooops! ¿O sea que Borat no era de Kasajistán?

Anónimo dijo...

volvemos a las mechitas!
grande borat!

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No, no. Nadie vuelve a nada. Sólo me levanté con ganas de hablar sobre payasos. Y Borat, claro, es mi payaso favorito.

Anónimo dijo...

Gustavo, si hubiere esa ley que pides, primero no se cumpliría; y dos, sería muy aburrido no poder reírse de las "ocurrencias" de Coral.

Anónimo dijo...

Cambiando de tema, salio hace unos dias el numero de 40 aniversario de la revista
Rolling Stone y hay una excelente y extenso articulo de celebracion titulado 1967 The summer of Love. Lo que mas me gusto fue la interesante narracion sobre como se gesto y edito el album Sargent Pepper's Lonely Hearts Club Band y en particular la cancion A day in the Life, que la revista considera "in what may be the finest recording in the Beatles' catalog."
A day in the Life, entonces la mejor cancion de los Beatles...

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Hay que tener en cuenta que en inglés se suele hacer una diferencia entre "recording" y "song". Si te fijas, muchos premios de música hacen esa diferencia. Es decir, es posible que la revista considere "A Day in the Life" la mejor grabación sin que sea necesariamente la mejor canción: "A Day in the Life" es peculiarmente interesante por la manera en que fue construida en el estudio, hecha de retazos e incrustaciones y colmada de trucos de sonido, como las célebres vibraciones de la caja del piano y los dos pasajes ad lib de la orquesta de cuerdas y vientos. Eso no quiere decir los Beatles no puedan tener grabaciones más simples y primitavias de canciones que, sin embargo, acaso sean mejores.

Anónimo dijo...

Si, en realidad la frase "in what may..." se escribe luego de una interesante explicacion sobre como se grabo esta cancion en la EMI's Abbey Road Studios.
No la mejor, pues, pero tal vez una de las mejores, eso si.

Anónimo dijo...

Ya que Alan concurre con la Bákula a ceremonias fúnebres, alguien debería decirle que se digne condecorar al unánimemente considerado "Krayola Mayor del Círculo de Grafiteros Asesinos". Es decir, a Borat.

Anónimo dijo...

ya la cambió, je je je:
"En el blog del autor de la exitosa Abril rojo -que sigue funcionando- me entero que estuvo dando unas charlas en Astana, Kazajistán, el pueblo del famoso protagonista de una desopilante película muy comentada el año pasado. Reproduzco la parte -el texto completo fue publicado en El País hace un par de semanas- donde Roncagliolo describe aquella ciudad."
Bien chato, sin duda

Anónimo dijo...

"*Editado gracias a las constructivas sugerencias del corrector de estilo de LDL, Gustavo Faverón. Supongo que debo sentirme honrado; así nomás nadie tiene a un hígado avisor tan presto a las minucias y gazapos, pero lamentablemente ciego para las cosas importantes como los actos de censura."

Anónimo dijo...

Coral está tan mal que ni siquiera pudo corregir todos los errores de su párrafito. Parece que sí necesita editor y corrector urgente. ¿Quién se anima a ser la niñera de Crayola?

Anónimo dijo...

Faveron, ya deja en paz a Coral. Te, te, te lo advierto.

Mario Cossío dijo...

here here por lo de crítica, pero no seas tan malo con víctor, al final mucha gente (sobretodo en gringolandia) se confundió y creía que borat era real, ya sabes, las historias de las demandas de los conductores del show que lo entrevistaron, los chicos que lo llevaron.

Anónimo dijo...

( Gustavo, me comí la url, sorry:)

http://sol-negro.blogspot.com/2006/12/metalurgia-del-instante-notas-sobre-la.html