4.7.07

Mi catastrofismo

A veces recordar es volver a morir

Inauguro mi antipática sección "Te lo dije" (que no necesariamente continuará) con el recuerdo de una vieja correspondencia. El 25 de mayo del 2004 le envié a la revista Caretas la siguiente carta:

"Según las encuestas la población sólo ve posibilidades de salvación en Alan García y Alberto Fujimori, los mismos que cavaron esa fosa común en la que se encuentra hoy el país. ¿Hasta cuándo conservaremos el hábito autodestructivo de regresar sobre nuestros peores errores? ¿Es el suicidio ritual y cíclico la versión peruana de la política?"


Al publicar la carta, la revista borró por completo el breve párrafo en que yo sostenía que el colmo del absurdo era que nuestro probable próximo presidente fuera García, quien había demostrado sin asomo de duda ser el peruano menos capacitado para el cargo. Caretas me respondió de esta manera:

"En el catastrofismo que está tan de moda hoy día, el lector ha encontrado ejemplos muy opuestos. En todo caso en el JNE hay registrados 22 partidos políticos que tienen hasta febrero del próximo año para adaptarse a la nueva Ley de Partidos y presentar sus candidaturas. Pero también hay otros nuevos que están en proceso de inscripción. Por lo pronto la ONPE ya verificó las firmas de `Y se llama Perú', del empresario pirotécnico Ricardo Wong; y están en proceso las firmas del Partido Reformista de Víctor Echegaray, del Movimiento Independiente Nueva Generación de Pedro Guillermo Ivo Koechlin Von Stein y la Coordinadora Nacional de Independientes de Drago Kisic. ¿Le gusta al lector alguno? ¿Tampoco?"


Pasados tres años, les pregunto a mis amigos de la revista: ¿qué pasó con las gestiones de los presidentes Wong, Echegaray, Koechlin y Kisic? ¿Estoy soñando o hemos elegido como presidente, nuevamente, al peor mandatario de nuestra historia?

En su respuesta, Caretas llamaba a Alan García y a Alberto Fujimori "ejemplos muy opuestos". ¿Estoy loco de atar o Alan García se parece cada vez más a Fujimori? ¿Es idiotez mía o las dos personas más activamente interesadas en negar las violaciones de derechos humanos en el Perú de los ochentas y noventas son Alan García y Alberto Fujimori? ¿Y no tiene cada uno alguna matanza por la cual debería responder? ¿Y no son ellos dos de los que con más poder manejan los hilos de la política en el Perú, gracias a un electorado que le da a uno de ellos la victoria presidencial y a la hija del otro una abrumadora victoria parlamentaria?

¿Decir eso también es "catastrofismo"?

Imagen: Mr Hyde y Mr Hyde intercambian billetes y miasmas: otra de las "diferencias" entre Fujimori y García.

2 comentarios:

juan carrillo dijo...

definitivamente no es catastrofismo. muy recientemente, por hacer el mismo tipo de observaciones me han dicho que estoy en el rollo de la "conspiracy theory". y no me lo han dicho ni apristas ni fujimoristas... realmente preocupante. la memoria es selectiva y sobre todo masoca.

Jorge Riveros Cayo dijo...

No solamente negar las violaciones de derechos humanos en el Perú, Gustavo, si no avalar descaradamente la censura como lo ha hecho García esta semana con respecto a la muestra de Piero Quijano. Este tema merecía que le dediques más tiempo y espacio, por cierto...