14.7.07

Mil páginas en cinco horas

Se estrenó adaptación teatral de 2666 de Bolaño: la crítica aplaude

Cinco horas: ese es el tiempo de duración de 2666, versión teatral de la novela de Roberto Bolaño que el director catalán Àlex Rigola acaba de estrenar en el Lliure de Barcelona.

Cinco horas es mucho tiempo para una obra teatral, pero poco para siquiera empezar a recoger los muchos sentidos de la novela del chileno.

Así que, si la pieza es tan buena como asegura el crítico
Marcos Ordóñez en su comentario publicado en el suplemento Babelia, de El País, sólo queda ponerse de pie y aplaudir.

Y dado que también han sido entusiastas las críticas (aquí republicadas) de María José Ragué en El Mundo, Sergi Doria en ABC, Santiago Fondevila en La Vanguardia, Gonzalo Pérez de Olaguer en El Periódico y Begoña Barrena en El País, parece que precisamente eso habrá que hacer, aplaudir (al menos, si nos cruzamos con alguna de las giras que la compañía emprenderá llevando esta obra por el mundo).

Las cinco horas corresponden cada cual a una de las cinco secciones de la novela: "La parte de los críticos", "La parte de Amalfitano", "La parte de Fate", etc., y cada una, según describe Ordóñez, tiene un cariz y un tono completamente distintos de las demás, así como una estética diferenciada, desde la sobria corrección del primer acto, hasta el laberinto de violencia y locura del cuarto, por ejemplo.

Por cierto, el último número de The New York Review of Books trae una larga reseña de Francisco Goldman acerca de las versiones en inglés de cuatro libros de Bolaño (The Savage Detectives, Distant Star, Last Evenings on Earth y 2666, que aparecerá el año próximo).

La lectura que Goldman hace de 2666 es más que recomendable (si me permiten el comentario: cada vez que leo The New York Review of Books y me acuerdo de la calidad promedio de las reseñas en la prensa peruana, una lágrima se me salta y rueda hasta mi taza de café de cada mañana).

Fotografías de prensa. Hacer clic en las imágenes de la izquierda para ver versiones más grandes.

9 comentarios:

Madrugalia dijo...

Si esos españoles han hecho la adaptación, quiere decir que compraron los derechos. Si alguien en el Perú se los comprara a ellos, podría hacerse un montaje de la obra en Lima sin necesidad de que esa compañía viniera de gira, lo que seguro nunca va a ocurrir. ¿Pero quién puede pagar esos derechos en Lima? Sólo la PUCP.

Anónimo dijo...

¿Pero quién puede aguantar cinco horas?

Gonzalo Del Rosario dijo...

Me hace recordar cuando Nabokov adaptó Lolita para 8 horas.

Anónimo dijo...

que yo recuerde, hasta ahora no se ha publicado ninguna crítica o reseña del libro 2666 en algún periódico de Lima.es que nadie se aprete, les cuesta tanto leer más de mil páginas,etc,etc.?(quizás lo hacen para Gustavo no siga bebiendo sus lágrimas)
F.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Verdad, eso es cierto. También es cierto que si el libro es muy caro, como en ese caso, los reseñadores no querrán siquiera comprárselo (sus sueldos son un desastre) y como no hay Anagrama-Perú, sino sólo pequeños importadores, probablemente tampoco nadie se ha preocupado por enviarlo a las redacciones. (¿Recuerdan el caso de la reseñista que exigía que le regalaran más libros, y lo hacía en medio de una reseña?)...

Anónimo dijo...

entonces la carencia de críticas se da x una cuestión monetaría. puede ser, pues tampoco se ha reseñado o criticado el libro Borges( a pesar de que si existe un Planeta-Perú que, si no estoy errado, es la editorial que lo distribuye).
f.

Anónimo dijo...

en tu último post leo que haces referencia al Borges de Bioy.
además de la falta de una "caja chica" y la falta de interes que hay sobre las secciones culturales; creo que se sobrepone a todo esto un cierto temor o inseguridad por dar una opinión sobre un libro que presumiblemente será un futuro clásico. parece que prefieren dedicar sus críticas a medianías.en fin, no tengo cómo probarlo, es solo una impresión.
f.

Anónimo dijo...

Un reseñista que exije en medio de una reseña que le regalen mas libros para poder seguir reseñando. Que bravo, es patetico.
(¿Por curiosidad, quien era?)

Creo que en Peru se lee poquisimo, y como dicen "no hay mercado" para reseñas en los medios sobre libros de escritores foraneos. Si a eso le agregas que no existe casi una clase media (que en cualquier pais del mundo es la clase consumidora de libros de ficcion), sino por el contrario gran cantidad de pobreza y de gentes preocupadas mas con los ingresos para poder comer y seguir viviendo, entonces como que algun cabo se termina atando.
Sin embargo, me permito expresar en paralelo a esta reflexion, otra que me llama la atencion: cuando Vargas LLosa o Bryce publican un nuevo libro, en Lima las reseñas no se dejan esperar y como que nos hemos quedado entrampados con estos dos escritores y lo increible como dice el anonimo de las 12 y 58 es que una novela como 2666 de Bolaño no haya recibido en Lima ni una sola reseña.

A ver GFP, si te animas y nos envias tu reseña. El libro es 2666 de Bolaño.

Anónimo dijo...

De acuerdo, si te encuentras con el tiempo allí en Vermont, ¿por qué no compartir con nosotros unos pensamientos tuyos sobre el libro de Bolaño? Con toda seriedad, serían muy bienvenidos.