21.8.07

El último de la fila

Propuesta de afiche para el Festival de Cine del próximo año

Una de los temas de los que mucho se escribió y se dijo durante las últimas semanas, y que no tuve oportunidad de comentar, fue la acusación de racismo de la que fueron objeto los autores del afiche del Festival de Cine de Lima.

Un par de cosas quiero decir sobre el asunto: a mí el cargamontón me pareció sumamente hipócrita. La norma corriente en la publicidad peruana, como en la televisión, como en el cine, etc., es la obliteración de los tipos andinos, o su reducción a roles muy marginales.

El afiche subrayaba eso de todas las maneras posibles. Su pecado fue que lo hizo tan obvio que las antenas de los falsos hipersensibles se electrizaron con el hallazgo: si el afiche no hubiera dado espacio alguno al hoy famoso personaje del cholo vuelto de espaldas, nadie habría dicho nada: hubiera sido cosa de todos los días, y todos tranquilos.

Si eso es lo que prefieren quienes se indignaron con la imagen, les propongo que adopten esta nueva versión, que garantizará una rápida y silenciosa paz a sus conciencias, una paz en nada diferente de esa ceguera parcial que es la costumbre de los que se incomodan con la representación del racismo pero no se incomodan tanto con el racismo cotidiano.

(Recuerdo una de las primeras cosas que aparecieron sobre el tema en internet: el indignado denunciante hacía notar cuán insultante resultaba la presencia del personaje andino, al que él describía como jorobado, sucio y mal vestido. Por más que me apliqué a la observación del póster, no fui capaz de descubrir ni la mugre ni el mal gusto ni la deformidad que, paradójicamente, había creído percibir el acusador. Vallejo preguntaría: ¿confianza en el anteojo, no en el ojo?).

13 comentarios:

el conde nado dijo...

O sea que discutir el tema del racismo en el Perú es "un cargamontón sumamente hipócrita". ¿Qué opinarías si se hace un afiche para un festival de cine donde en la cola están nazis y se ve a un judío puesto en actitud sumisa y de espaldas?

Anónimo dijo...

Pero los rostros de ese afiche no representan al comun de la gente en Lima. Ahi donde dice "Festival de Lima", yo leo "Festival de Bilbao o de Barcelona o de Madrid..."
Mas que racista el afiche me parece totalmente ajeno y pesimamente concebido, salvo el micro que vemos atras, claro esta...

LuchinG dijo...

Hay que tomar en cuenta que el cargamontón viene impulsado por un montón de campañas en las que se ataca estas mismas actitudes (no sólo el racismo adrede sino el involuntario), en discotecas, columnas de opinión, programas de televisión, tiendas y playas. Lo que no me convence es que -esto lo puse también en el blog del Morsa- parecería que las quejas son para que la gente cumpla con su aspiración (legítima, por cierto) de ser unos diligentes y orgullosos discotequeros, pagadores de tarjetas de crédito, consumidores de moda, etc. Por ejemplo, no ha habido quejas por la propaganda de una universidad en la que una voz dice "...cuando estudias para ingeniero, no te imaginas poniendo ladrillos...". Uno se pregunta qué van a pensar de eso los que trabajan poniendo ladrillos.

Daniel Salas dijo...

El primer comentarista incurre en confusiones y reducciones bastante groseras. Confunde, por ejemplo, filiación con afiliación.

La filiación es heterónima, no está determinada por mí sino por los otros. Uno es blanco, negro, indio, cholo, mestizo porque hay un conjunto de prácticas sociales que lo definen. Asimismo, uno no es responsable por quiénes son sus padres. Si todos vemos "blanquitos" en esa cola del cine, no es porque los personajes retratados sean blancos en un sentido realista, sino porque los consideramos, debido a nuestras prácticas, blancos. Más allá de esas prácticas que definen las identidades, la raza blanca no existe.

La afiliación, en cambio, es autónoma. Uno es nazi, comunista, liberal, cristiano, musulmán o judío en tanto que elige serlo. Claro que puede haber un campo en el que afiliación y filiación se intersecten (por ejemplo, cuando la presión social, la ausencia de libertad, nos impide cambiar de religión).

Reconocemos a los nazis no por su aspecto "racial" sino por sus ideas y sus gestos. En un póster, un nazi tendría que estar representado por su uniforme, por ejemplo. En este caso, no entiendo por qué alguien pondría en la cola de un cine a un grupo de nazis para promocionar un festival en Lima, es decir, no entiendo qué significado se querría producir con esa representación. No podría decir que se trataría de un afiche racista. Podría ser, por ejemplo, un afiche satírico. La analogía que propone el primer comentarista no funciona.

Mucho cuidado, que el racismo consiste precisamente en combinar arbitrariamente filiación con afiliación: "todos los serranos son hipócritas", "todos los árabes son terroristas", "todos los negros son ladrones, "todos los blancos son nazis", "todos los gringos son ignorantes y codiciosos". Estas idioteces las veo incluso en opinantes "progresistas" como el siempre errado Guillermo Giacosa, que se refiere despectivamente a los norteamericanos como "gringuitos".

Jorge Frisancho dijo...

Por lo demás, el afiche comenta una realidad muy concreta del festival de cine de Lima y de muchas actividades del mismo tipo (incluido este blog): el sujeto social que definimos como "cholo" -más allá de que esta definición, al menos en la forma en que está representada en este afiche, tenga validez o no en estos tiempos- está en efecto de espaldas, no está mirando el festival, no tiene nada que ver con el asunto. Decir lo contrario es pura demagogia; el afiche intenta hacer explícito algo que subyace a todas las prácticas cultas en una ciudad como Lima: independientemente del fenotipo o la genética o el color de los participantes, son siempre cosa de blancos.

Anónimo dijo...

lo de "jorobado, sucio y mal vestido" fue uno de los primeros comentarios que aparecieron sobre el tema, pero ¿todos los comentarios fueron de ese tipo? ¿ningún comentario rescatable? ¿todos hipócritas?
¿siempre está errado giacosa?

siempre, todos, ningún

jorobado, sucio, mal vestido

Anónimo dijo...

Al asunto de definir la "choledad" le salen nuevas interpretaciones, y saldrán otras, dictando nuevos estereotipos y paradigmas, esto es importante, al parecer, porque nuestra noción de identidad está evolucionando tan rápido que se nos escapa dentro de otros escenarios y complejidades... En otro post se habla de nacionalismo, patriotismo e imperialismo,etc., el querer ser cosmopolita hace pesada la carga del color de tu piel, jamás como hoy un hijo puede o quiere ser distinto de su padre...

Anónimo dijo...

O sea que Toronja tuvo que diseñar ese afiche para que, de pronto, despertara la buena conciencia de los peruanos antiracistas y pusieran el grito en el cielo. Toronja ha mencionado que en al afiche aparecen actores y cineastas que han visitado Lima en anteriores festivales, no veo cuál es el problema. Quizá faltó poner nombres en el afiche y santo remedio. Lo que no me explico, en todo caso, es la hipersensibilidad de los opositores al afiche, cuando los medios peruanos están plagados, hace tiempo, de racismo. Sin embargo, los señores se quedan calladitos y no dicen esta boca es mía.

Anónimo dijo...

si, me referia anoche al micro que vemos atras en el afiche, de la linea A San Juan de Miraflores; es una pena que se rescate lo cholo a traves del micro (y eso... no es del todo clara mi afirmacion), ese horroroso objeto metalico que inunda y contamina las calles de Lima, y no a traves de la imagen de personas de carne y hueso.

Anónimo dijo...

sacar al sujeto andino es una solución final en pequeño. es una no solución. con eso demuestras que para ti el problema es el sujeto andino y no la segregación que se hace del mismo por parte una minoría ilustrada. si en el afiche se hubiera puesto a aristóteles picho y a tula rodríguez en la cola, como cualquiera de los otros, no estaríamos discutiendo nada. pero proponer la supresión de los sujetos que no puedes entender desde tu posición cultural y moral, es una desgracia, la misma desgracia que nos aqueja a todos, el racismo. ojalá que publiques este comentario pues no insulta a nadie.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

El comentario sí es insultante: insulta la inteligencia de todos los lectores. Mi post dice:

"les propongo que adopten esta nueva versión, que garantizará una rápida y silenciosa paz a sus conciencias, una paz en nada diferente de esa ceguera parcial que es la costumbre de los que se incomodan con la representación del racismo pero no se incomodan tanto con el racismo cotidiano".

El anónimo entiende todo al revés.

Anónimo dijo...

Ese anonimo de las 7y52 se paso con la frase "solucion final", totalmente fuera de contexto y que remite al genocidio nazi. ¿Que tiene que ver la excelente intension de promover cultura, en este caso a traves de un afiche,
-justamente para evitar genocidios futuros en nuestra region-; con la frasesita esa de "solucion final" que si me parece insultante?
Por lo demas reitero mis comentarios de la 1y15 y 7y31

Anónimo dijo...

está bueno afiche tu afiche, efectivamente el Festival es finalmente un evento sólo para la "gentita", al igual que tu blog.