5.4.08

All right, Mr. DeMille

I'm ready for my close-up !

El actor retirado busca en su baúl el disfraz para la nueva temporada: ha olvidado que no está en el elenco de ninguna obra en cartelera.

"¿Qué papel asumiré esta vez?", se pregunta. "¿Quién seré? ¿Jugaré a ser el neoliberal afiebrado que ruega de rodillas la vuelta de Vargas Llosa? ¿O seré el velasquista de plazuela, con un tomito de citas de Lenin bajo el brazo? ¿Seré el aprista o el antiaprista? ¿El tradicionalista o el de avanzada? ¿Me pongo la vincha o me pongo el casco?"

"¿Invito a Güido Pennano a mi balcón cada semana para lanzarle rosas rojas de amor a Fujimori? ¿O invito mejor a Hernán Garrido Lecca para lanzarle rosas rojas de amor a Alan García? ¿La máscara de anticastrista que usé en los noventas, o la máscara de procastrista que usé la semana pasada? ¿A Chávez le diré gorila como hace un par de años, o le diré Dios mío, bendíceme con tu inteligencia superior?"

"Ya sé", se responde el actor retirado. "Voy a crear un personaje extraordinario, caricatura de mí, versión torcida de mí mismo, que he sido tantos hombres: un personaje sin pies ni cabeza, mezcla contradictoria de todos mis yos anteriores".

"¿Dónde habré dejado mi traje verde olivo que no uso hace tanto? ¿Dónde están mi barba postiza, mi habano, mi foto de Camilo Cienfuegos? ¿Y dónde están mi bota de cuero hasta la rodilla, mi brazalete rojo, mi fuste, mi casco de acero negro, mi cruz de hierro? ¿Dónde está mi piedra para salir en la noche a romper vitrinas? ¿Dónde están mi chaleco de dinamita, mi perro ahorcado, mi chuspa con volantes del Che y mis libros de Cardenal y Henry Ford?"

"¿Y dónde está mi pistola que apunta siempre hacia Chile, y mi cañoncito que apunta siempre hacia Israel, y mi arco y mi flecha que apuntan siempre hacia Washington? ¿Dónde dejé mi ejemplar de
Los sabios de Sión, dónde mi novela que no he leído ni yo mismo? ¿Dónde, dónde están?"

El actor retirado se sienta en su oficina, respira oxígeno de su botellón metálico y deja de jalarse los cabellos un segundo. Coge papel y lapicero y se arranca a escribir. En dos días escribe dos artículos. En uno desliza la idea de que el MRTA no fue otra cosa que un grupo bienintencionado pero que equivocó sus métodos y que en buena hora quiere volverse partido político; en otro trata a Hamas como un partido heroico engrandecido ante la villanía nazi de los israelíes y de paso se las arregla para culpar a todo el pueblo judío de los delitos de Moisés Wolfenson.

"Esto es", murmura. "Esto no lo habría pensado nadie: esto me convierte en un nuevo yo, impredecible. Tengo más caras que Madonna. Soy más plural que el singular fénix del que hablara Jorge Luis Borges... ¿O fue Tomás Borge? Lo mismo da: a uno lo admiro por pinochetista y al otro por antisomosista, todo depende del día de la semana... Si tengo suerte, cuando los empresarios allá afuera sepan que estoy en esta nueva faceta, alguno me dará un papel estelar en su próxima obra... Yo volveré a ser alguien un día... Yo soy una estrella".

"All right, Mr. DeMille. I'm ready for my close-up".


37 comentarios:

Anónimo dijo...

Cambiando de tema, ¿alguien sabe cuándo regresa Iván Thays a Moleskine Literario? Nos hace mucha falta

Dr. No dijo...

Lo más increíble es que para los peruanos sea tan fácil caer en esos comentarios antisemitas cuando en el Perú casi ni siquiera hay judíos. Hay que ser bien cerrado mentalmente.

Anónimo dijo...

Paaaaaaaaasu. Esto es un post o la terapia publica de un patita acomplejado???? Digno de analisis profesional...

Anónimo dijo...

UN "OFF TOPIC" PARA OCRAM

Gustavo:

Sé que tú no estuviste precisamente de acuerdo con aquellos que clamaron por la inocencia de Patiño desde el primer momento, pero al menos diste a conocer tu posición al respecto sin esperar a que algún reconocido personaje o periodista más o menos masivo se pronunciara primero.

Tomando eso en cuenta, te remito un comentario que debió figurar en el post de Ocram referido al golpe del 5 de abril, pero que fue censurado tanto por Sifuentes como por su amigo Godoy.

Muchas gracias.

-----------------------------

TUS PALABRAS Y LAS NUESTRAS

Ocram:

No es sólo el autoritarismo lo que se perpetúa. Es también el cinismo de cierta prensa, que se acomoda y reacomoda según se dispongan las fichas de juego en cada gobierno.

El problema es que a veces ese cinismo viene disfrazado de humor, un humor que parece relativizar todo, pero que al final de cuentas sólo dice lo que quiere decir, no lo que se supone debe hacer un periodista: informar objetivamente.

El caso de Melissa Patiño es un ejemplo que ahora cae como anillo al dedo. Dices en tu post: "No toqué el tema antes por desconocimiento". ¡Qué extraño!, sobre todo viniendo de uno de los periodistas mejor informados del país, alguien que da la impresión de revisar prácticamente cada blog o página web referida al país antes de colgar sus posts.

Parece que hubieras esperado a que gente como Rocío Silva Santisteban y César Hildebrandt se manifestaran al respecto para recién señalar lo que ya es evidente desde hace varias semanas. Eso es tener poca personalidad, ¿o no?

Lo gracioso es que para cerrar tu post acerca de Melissa no dices nada concreto, o, en todo caso, dices dos cosas que se contraponen entre sí: "Su detención es un claro error de la policía. ¿O está detenida por cubrir un evento subversivo?". ¿En qué quedamos, Marco?

En fin. Te dejo con un diálogo poco probable pero no imposible, armado con retazos de intervenciones (tuyas y de otros) de tus anteriores posts.

Alguien: ¡Tu sabias muy bien de los siete detenidos de Tumbes, pero no te importo mucho porque estas cegado por el anti-chavismo fanatico de tus patrones. Ha pasado un mes desde esta detencion -y recien te das cuenta. Ha!
Ocram: Porque justo este post trata de separar la paja del trigo, darling.
Alguien: Jaja OcraM! Resultste ser un remedo de periodista!
Ocram: ¡Si quieres imparcialidad, lárgate a la bbc!

Anónimo Veneciano

Lucio Suárez dijo...

Un post que mas que contrastar ideas, polemizar o esclarecer, busca descalificar. Un post lamentable.
Alguna vez el propio Hildebrandt formuló el siguiente razonamiento: "Si el otro, el oponente no posee calidades suficientes; si no está calificado, entonces, para qué me ocupo de él?. Aquí, estimado Faverón, la bilis se destila con la misma agritura con que el viejo César Hildebrandt suele disparar.
Creo que Hildebrandt más que exculpar o justificar al MRTA, ha dicho: "que, en efecto, confundió la rebeldía de los pueblos con el asesinato sectario". No hay justifidación ni legitimación alguna para los delitos del MRTA.
Y, sobre el supuesto antisemitismo, en realidad, lo que se encuentra en lo vertido por el periodista, es básicamente una condena de esa vocación macartista de resolver los problemas de subversión por la vía más corta y sangrienta posible, que tan soberviamente suele mostrar el estado israelí. No el pueblo judío, sino, el estado israelí.
Pienso, que algo que sí habría que debatir, teóricamente, es si toda forma de subversión es necesariamente terrorismo, y si siempre fue inútil. Recuerda, que el pueblo judío en las épocas del colonialismo inglés, adoptó e hizo uso de la subversión como una forma de lucha contra el abuso de la corona inglesa.
Personalmente, pienso que ese camino. esa metodología, resulta ya contraproducente en el siglo XXI. Ya no comporta las posibilidades liberadoras o emancipatorias que alguna vez poseyó. Otra cosa es el terrorismo. ésto también merece un debate lúcido. Pero, de antemano, creo que forma parte de la sociopatía contemporánea. Es una perversión ejercida tanto por elementos resentidos del sistema, como por ciertos estados de naturaleza poco auspiciosas para el futuro de la humanidad.

Lucio

Gustavo Faverón Patriau dijo...

El post lo que busca es hacer notar la estrategia circular de Hildebrandt, su táctica de "reinventarse" cada cinco o seis años con una línea política distinta, una moral distinta, una ética distinta y unos supuestos ideales, también distintos cada vez. Respecto a lo otro: decir que el MRTA puede ser ahora un partido como cualquiera es, en efecto, lavarle la cara. Y una de las formas más elementales del antisemtismo, y de todas las formas de racismo, es inventar un colectivo al cual describir con unos ciertos rasgos comunes para luego atribuir a ese colectivo cualquier defecto de cualquier individuo asociable a él. Así, los delitos de Moisés Wolfenson terminan siendo atribuidos a "los judíos", o "el Estado de Israel", etc. Como si alguna de esas dos cosas (y la segunda la menciona usted mismo) tuvieran algo que ver con todo esto. ¿O es que usted no ha leído ni siquiera el título del artículo de Hildebrandt?

Anónimo dijo...

Cual es la diferencia entre ese off topic sobre Ocram que has validado y los comentaristas de Puerto El Hueco??? No entiendo.

Lucio Suárez dijo...

A ver. Pueden haber judíos nazis?, judíos intolerantes y de vocación fascista?. Creo que sí. No te parece?. Así como decir: pueden haber andinos terroristas?, evidentemente sí.
Decir que hay o han habido andinos terroristas, es descalificar o estigmatizar a todos los andinos, es ya una generalización de poltronería, verdad?.
Sin embargo, coincido en que talvez, no habría porqué juntar siempre, ambos conceptos. El de judíos y el de nazi. Pero, esa es una manía que el periodista H. deberá resolver.
Ahora bien, no creo que se pueda identificar tanta sinuosidad en H., como lo sugieres. Por ejemplo, para no mudar de tema, su postura respecto del problema del medio oriente, es el mismo que hace casi treinta años. Recuerdas?. Cuando le cerraron el programa Testimonio, que era la primera vez que le cerraban un programa. Es la misma postura que hoy defiende. Creo que hay mejores ejemplos de sinuosidad ideológica o política. Como por ejemplo, la de Macera. A inicios de los ochenta, hace un coqueteo intelectual con SL. Y, luego de años, termina participanndo en la lista de Fujimori.
Saludos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Al último anónimo: hay toda la distancia del mundo entre una cosa y otra. Para comenzar, no existe ni la menor injuria, ni la menor difamación, ni la menor calumnia en el texto al que haces alusión.

Lucio: decir que hay gente más sinuosa políticamente que Hildebrandt es muy poca defensa, la verdad. Y una pregunta: ¿cómo es eso de que "tal vez" no haya que juntar "siempre" el término "judío" con el término "nazi"? Esos dos términos juntos son enormemente aberrantes, no porque no pueda haber judíos de derecha, o judíos autoritarios, que los hay, obviamente, sino porque juntar esos dos términos es una operación destinada simplemente a denigrar de la manera más baja, dolorosa y ofensiva a cualquier judío al que se lo apliques. No tiene ningún otro fin. Cuando tú descubres que hubo más de veinte autoridades estatales de gran importancia en el gobierno de Fujimori que fueron de origen japonés, no empiezas a elucubrar acerca de las masacres de Hirohito y el autoritarismo japonés, ni terminas diciendo que esas personas fueron delincuentes por algún motivo relacionado con su origen étnico. Si lo hicieras simplemente serías un racista. Pues bien, eso es lo que sistemáticamente hace Hildebrandt con los judíos a quienes se refiere.

Andres dijo...

A proposito del titulo del articulo de Hildebrandt, recuerdo el titular del New York Daily News que copio abajo.

De la misma manera C. Hidebrabdt se refiere especificamente a la banda de judios nazis (de la misma forma que uno podria decir "banda de mexicanos narcos") que conforman: Uri Ben Schmuel, la familia Wolfenson y los hermanos Winter.

Solo una persona con tendencias nazistas (en este caso el judio Uri Ben Schmuel) puede escribir esto:"Las eliminaciones selectivas no son violaciones a los derechos humanos, sino un medio eficaz que permite al Estado defenderse de quienes quieren sembrar la muerte y destrucción. Y eso no es “guerra sucia”, como claman los “derechohumanistas”. No existe tal cosa como una guerra “limpia”. Es guerra a secas. Y demanda lo que sea para ganarla".


Tu odio hacia Hildebrandt ciega tu objetividad.


========================


Jewish Nazis raise heil in Israel



By CORKY SIEMASZKO
DAILY NEWS STAFF WRITER

Hamas, Islamic Jihad - and now Jewish Nazis.
As if they didn't have enough trouble with Palestinian militants, Israelis now have to contend with threats from a homegrown neo-Nazi group called Israeli White Unity.

And they don't just hate Arabs - they hate their fellow Jews as well.

Worse, they've infiltrated the Israeli Army and operate a Russian-language Web site on which they deny the Holocaust, make concentration camp jokes - and maintain links to other neo-Nazi groups elsewhere.

"It's not a big group, but unfortunately it's there," said Mark Weitzman of the Simon Wiesenthal Center's Task Force Against Hate.

Israeli officials have launched an investigation into the group, whose members are recent immigrants from Russia.

"They immigrated as Jews, but you have to understand the question of who is a Jew is not as clear-cut as in the U.S.," Weitzman said. "You have people who claimed Jewish ancestry to get out of Russia but who aren't all that Jewish."

Last night, the group's Web site, which is routed through a server in Holland, was shut down. The Israeli newspaper Haaretz published photos of White Unity members wearing Israeli Army uniforms and giving Nazi salutes.

Originally published on June 24, 2003

http://www.nydailynews.com/06-24-2003/news/wn_report/story/95086p-86206c.html

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Nadie pretende defender ni los delitos de Moisés Wolfenson ni las bajezas de Uri Ben Schmuel en su defensa de la dictadura. Pero ojo: nadie llama nazi a Martín Rivas ni a Fujimori ni a Montesinos. Por algo será que se elige a estos periodistas de origen judío para ligarlos con ese término. No hay que ser demasiado lúcido para darse cuenta del motivo. No hay que pretender tapar el sol con un dedo.

Anónimo dijo...

Oye, Faverón:

Tu odio hacia Hildebrandt te está conduciendo hacia el abismo.

Respeto al pueblo judío, a ese pueblo que fue abandonado por los judíos ricos a la masacre perpetrada por los nazis alemanes.

Detesto profundamente a los judíos que se aliaron con los nazis, a los que, por salvar sus riquezas y prebendas, permitieron el genocidio.

ESOS JUDÍOS RICOS QUE SE SALVARON SON LOS QUE FORMARON EL ESTADO JUDÍO DE ISRAEL EXPULSANDO AL NOBLE PUEBLO PALESTINO DE LAS COLINAS DEL GOLÁN Y SON LOS QUE AHORA ASESINAN CON IMPUNIDAD Y APOYO DEL SIONISMO INTERNACIONAL AL PUEBLO PALESTINO.

Una inquietud, Faverón:

¿Por qué habrán sido los judíos tan odiados en diferentes épocas de la historia y en tantos países del mundo?

Omar Benamú

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Gracias por ilustrar mi punto: esa última pregunta sólo es posible en una mente enferma.

Anónimo dijo...

A los judíos se les acusa de hipersensibilidad respecto al racismo y de una vocación por la victimización, hasta el punto de ejercer el monopolio del dolor. ¿Qué dices al respecto? Estoy seguro que un buen post, meditado y solidamente argumentado, resolverá esta falacia de la cual suelen colgarse quienes sueltan veladas puyas contra los judíos.

Javier dijo...

Sr. Gustavo Faverón. Yo entendí otra cosa al leer el artículo de Hildebrandt. No presentí una tendencia antisemita, ya que el artículo iba hacia otro asunto. Creo (a lo mejor no leí bien) que la crítica iba en torno a la postura de Wolffesson y también de Uri Ben Schmuel, por demás aberrante. Buscar tres pies al gato cada vez que Hildebrandt escribe algo es quizás (al igual que él lo hace con personas que no son de su agrado por "A" o "B" motivos) dejar a un lado la objetividad, aunque a estas alturas del partido hablar de objetividad en el periodismo es pedir peras al olmo. Lo mismo sucede cuando comenta sobre el MRTA, no vi una tendencia de traer bandejas y lavarle la cara. Afirma más bien que ellos equivocaron el camino (lo que sugiere que se convirtieron en un grupo terrorista). Quizás tengas razón en el hecho de tratar de ubicar ideológicamente a C.H. No sabemos hacia donde dispara, fue colaborador de Mario Vargas Llosa durante su campaña presidencial, y ahora critica lo que ideológicamente representa el escritor (que fuera o no correcta, se mantiene consecuente). Me parece más bien que es un tipo de anarquismo que de alguna manera está presente en su forma de ser. A lo mejor me equivoque, a lo mejor sólo trata de llamar la atención; pero lo cierto es que en la medida que los periodistas puedan decirnos algo que no esté escrito en los guiones de los que controlan la prensa o los medios en general, siempre serán una ventana donde al menos podremos mirar otras cosas, es decir diferentes a las que vemos de manera monotemática en los distintos medios de comunicación del país.

RAFALF dijo...

Una mente enferma?
La de los otros, y no la de la persona que es capaz de perpetrar el post contra Hildebrandt que comentamos?
Hay una línea de enlace nada tenue entre tus posiciones y las de Uri Ben Schmuel, el "intelectual" de la familia Wolfenson y de los hermanos Winter, a quienes César Hildebrandt los compara con los nazis.
Como Uri Ben Schmuel, tú también practicas el viejo juego del chantaje: ¨si criticas a un judío, o a Israel, o viceversa, eres antisemita¨, estratagema ésta con la que se ha intentado acallar, entre otras cosas, los mil crímenes que el gobierno de Israel y su ejército han cometido y cometen en los territorios palestinos ocupados.
Si practicas este juego es porque conoces los fines non sanctos de este juego y sabes perfectamente lo que defiendes. Eres pues, como Uri Ben Schmuel, un militante de tu pueblo, un activista de tu causa, un hombre que no puede alzar sin ruborizarse el estandarte de equidad ética y moral. No eres un intelectual libre.
No podrías asumir, por ejemplo, las posiciones del doctor Norman Finkelstein, el investigador judío que ha escrito y publicado el libro “La industria del Holocausto”.
Sobre la utilización que algunos judíos hacen de su tragedia, más allá de su raza, su religión o su cultura, Finkelstein dice: “Una gran parte de la literatura sobre la Solución Final de Hitler no tiene ningún valor para un erudito. Ciertamente, los estudios sobre el Holocausto están llenos de absurdos, si no de puros fraudes… Viendo las tonterías que se profieren a diario sobre el Holocausto, lo raro es que hayan tan pocos escépticos”.
Seria muy interesante saber cómo ves ese aserto, cómo te posicionas frente a este enemigo, verdadero, de la doble moral.
Alguien que ataca a César Hildebrandt como tú, debería intentarlo.

Lucio Suárez dijo...

!... esa última pregunta sólo es posible en una mente enferma".
domingo, abril 06, 2008 11:49:00 PM
Tranquilo Gustavo. Sabemos que los racismos, al igual que toda forma de intolerancia, son una distorsión de la realidad. Personalmente, creo que el pueblo judío, con toda su historia, no necesita que se la defienda con intemperancia. Se basta a sí misma para ser.
Saludos.
Lucio, un hijo de andinos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Y ya lo ven: Moisés Wolfenson comete un delito, Uri Ben Schmuel dice barbaridades, y de pronto los comentaristas, tal como lo anuncié, están juzgando a todo el pueblo judío. Esa es la mecánica. Les duela o no, se llama "antisemitismo".

Humberto dijo...

Es muy fácil llamar "antisemita" a todo aquel que no piensa como el rabino Faverón.

Anónimo dijo...

Faverón, soy Omar Benamú Canrubí, soy de la selva peruana, Iquitos.

Cuando te formulo la pregunta que descalificas tan groseramente lo hago por dos motivos:

1. Es una cuestión histórica. La de Hitler no fue la primera "matanza" (exagerada, por cierto) de judíos en el mundo.

2. Percibo cierta turra SIONISTA en tus post referidos al tema.
Existen muchos intelectuales judíos que niegan la existencia del llamado holocausto, entre ellos Finkelstein.

Pero son pocos los que mencionan a los cientos de miles de gitanos (un pueblo sin estado, un pueblo "paria" como el judío, sin territorio histórico ni estado ficticio como el de Israel), de homosexuales, de comunistas masacrados por las hordas nazis. Las industrias Ford emplearon a gente de los campos de concentración en sus fábricas, existen testimonios valiosos sobre este asunto que cubre de miasma a Ford y en ellos se menciona a miles de gitanos y comunistas, también judíos, que fueron explotados por la hoy democrática Ford en complicidad con los estados rivales.

Sin embargo, nadie habla sobre la masacre de la raza gitana,hasta hoy despiadadamente denigrada en Europa, pero sobre la supuesta matanza de judíos hay miles de tópicos en literatura, cinematografía, teatro, etc.

Espero responda a la altura.

Según me contó mi padre, mi apellido tiene un lejano origen sefardí, no por ello me siento judío como otros que anteponen su lejano ancestro europeo a la matriz indígena: soy charapa y defiendo mi patria grande y mi patria chica tantas veces denigrada por el estado criollo, centralista, RACISTA y corrupto.

Omar Benamú Canrubí

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ya que parece que no es nada fácil hacer que el punto sea comprendido, lo voy a intentar de una manera distinta: cuando la gente elogia a Salomón Lerner, a Augusto Álvarez Rodrich, a José B. Adolph, a Isaac o a Sonia Goldemberg, a León Trahtemberg, o a Gustavo Gorritti, nadie recuerda que son judíos. Nadie les atribuye sus méritos a su origen judío. (Por cierto, la cosa es distinta si lo que se quiere es atacarlos). Nadie dice: "obvio que se van a comportar bien, porque son judíos". Y sería una tontería decirlo, ciertamente, porque la gente vale por lo que es, no por cuál es su origen étnico. Pero cuando la gente acusa de bajezas a los hermanos Winter, los hermanos Wolfenson o Uri Ben Schmuel, entonces sí recuerdan inmediatamente que son judíos, y sacan las estúpidas comparaciones de Hildebrandt: la Mosad, Sabra y Chatila, etc, etc. Y la cereza sobre el pastel es acabar llamando nazis a los judíos. (¿Se imaginan que yo, por atacar a Hildebrandt, les recordara que los antepasados de Hildebrandt eran tan alemanes como el Partido Nazi? ¿No sería una completa imbecilidad?). Si no se dan cuenta de que hay un prejuicio racista detrás de todo eso, es porque están negándose a aceptarlo, nada más.

Anónimo dijo...

Yo creo que en tu odio a Hildebrandt estas interpretando algo (el antisemitismo) que nadie mas vio. Cuando lei esa columna lo unico que vi es que H estaba jugando con dos terminos que son opuestos: judios y nazis. Es obvio para todo el mundo que son terminos que se repelen, por lo tanto, la originalidad del titulo era mostrar que si podias encontrar UN judio con ideas nazis, como en el caso del director de La Razon (a proposito, por que nadie, a excepcion de Godoy, ha hecho un post contra esa salvajada de columna??). Entonces, lo que se deduce es que esa "rareza" si se puede encontrar. Por lo tanto, me parece que nadie (ni estaba en la intencion de H) interpreto que era un ataque al pueblo judio.

Y creo que nadie interpreto antisemitismo porqeu como dijo otro comentarista, en el pais no hay eso, porque ni siquiera hay una colonia judia grande.. El racismo es basicamente una cuestion de poder, por lo tanto, no puede haber discriminacion contra grupos poderosos (y, creo, que en el Peru, si podriamos ubicar a la colonia judia como poderosa o no??). En el Peru, ademas, el racismo pasa, inevitablemente, por una cuestion de color de piel, por lo que no creo que en el Peru, pueda haber algun judio que se haya sentido discriminado alguna vez.

Y concido con Suarez en que por mas motivos (justificados) que tengas para odiar o despreciar a Hildebrandt, te haces poco favor a ti mismo escribiendo posts enteros tratando de descalificarlo.

Saludos

Pamela

Good Wing dijo...

siempre es bueno leer la ley de godwin:

Godwin's Law (also known as Godwin's Rule of Nazi Analogies)[1] is an adage formulated by Mike Godwin in 1990. The law states:[2][3]

"As a Usenet discussion grows longer, the probability of a comparison involving Nazis or Hitler approaches one."

Godwin has stated that he introduced Godwin's Law in 1990 as an experiment in memetics.[3]

Linking by implication the fallacy of reductio ad Hitlerum to online discussion length had been done prior to 1990 by a poster named Richard Sexton in 1989: "You can tell when a USENET discussion is getting old when one of the participents[sic] drags out Hitler and the Nazis."[6] Godwin's Law does not, however, claim to articulate a fallacy; it is instead framed as a memetic tool to reduce the incidence of inappropriate hyperbolic comparisons. It has not been established whether Sexton's quip had any influence on Godwin's law, though Sexton has stated that Godwin has acknowledged that he borrowed the idea from Sexton and named it.[7]

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Buena observación de "Good Wing". Lo malo con los artículos de Hildebrandt es que parece que los escribiera siempre empezando en el tercer día de la discusión online recalentada. A todo el mundo lo compara con Hitler o con Pol Pot.

Anónimo dijo...

No entiendo ni quiero entender los ingríngulis que se dan es estos blogs peruanos, pero lo que sí me es increíblemente obvio es el denso olor a antisemitismo (¿rabino Faverón?) que sueltan muchos de los comentarios. No me sorprendería que ya ya alguien citara en serio los protocolos de Zion.

Anónimo dijo...

¿Nazis?

Aquí tienen algunos:

http://www.oldwardogs.us/files/PaliNaziSalute.jpg

http://www.cid-online.be/IMG/jpg/Hezbollah_nazi_3.jpg

Broncano dijo...

"Lo malo con los artículos de Hildebrandt es que parece que los escribiera siempre empezando en el tercer día de la discusión online recalentada"

¡Ja!

Como dije antes, en épocas de democracia al Chato deberían esconderle los lapiceros (o la laptop) y no dejarlo salir a la calle.

Anónimo dijo...

dices que nadie llama nazis a Martin Rivas o Fujimori, pero te equivocas. Mucha gente los ha llamado nazis, empezando por el siempre sensacionalista Hildebrandt.

Y aunque si concuerdo que C.H ha hecho alarde antisemita en varios casos(aunque dudo que este ultimo articulo sea el que mejor lo ilustre), si me parece valido asociar/recordar crimenes de Israel con el director de la razon ya que asi como ha defendido las matanzas de los colinas tambien ha defendido crimenes de Israel y deshumanizado a los arabes/palestinos en sus viles editoriales, incluso dando a entender que Israel deberia matar mas arabes.

No me pareceria aceptable en cambio recordar Israel/judaismo de Winter, Alvarez Rodrich o Tratemberg para criticarlos porque ellos no han defendido crimenes, o pedido crimenes del Estado de Israel en la Prensa, como si lo ha hecho el director de la razon. Eso si me pareceria antisemitismo (que C.H y mucha prensa si ha hecho contra ellos, empezando por llamar judio Winter o Baruch Ivcher, para criticarlos).
Y si concuerdo que el antisemitismo esta muy presente en el Peru, nada mas recordemos como la prensa derechista quiso descalificar a Humala como candidato de los judios por recibir aportes ecnomicos de Galsky.

Fermín dijo...

Para el anónimo de las 6:50, el cual señaló: "No entiendo ni quiero entender los ingríngulis que se dan es estos blogs peruanos, pero lo que sí me es increíblemente obvio es el denso olor a antisemitismo (¿rabino Faverón?)", no creo en primer lugar que sea extranjero o que no viva en el Perú, lo digo porque llevo revisando mucho tiempo este digno blog y no he encontrado que los comentaristas ajenos al Perú se amparen en el "peruanazo" anonimato o anonimia como diría Marco Aurelio Denegri. En segundo lugar, no veo la razón por la cual se tilde de expresión antisemita la de decirle "rabino" a Faverón. Para mí, alude a la tendencia de Faverón por defender a la cultura y religión judía con argumentos propios de una perorata densa, solemne, tal como la haría un sacerdote o padre. Yo nunca he escuchado a gente insolente para con los judíos decirle como ofensa "rabino". Y yo me he topado con gente intolerante hacia varias religiones, cosa que no comparto.
No veo por qué señalar antisemitismo donde no lo har Sr. Anónimo, discrepar u objetar lo dicho por Gustavo no implica ser antisemita.

Anónimo dijo...

Fermín, aunque no lo creas soy extranjera y no vivo en el Perú. Digamos que he gozado en algunas ocasiones del antisemitismo light y no tan light en Lima (además del machismo). No creo que llamar a alguien Rabino en el contexto en que lo he leído ya en varias ocasiones sea neutral. Me parece que el mismo hecho que se tematice tanto el judaísmo de ciertos peruanos como Gustavo Faverón (que dicho sea de paso, no conozco) ya dice algo. No veo que suelten lo de "el católico ese" o "el sacerdote tal y tal" para caracterizar a otros "solemnes" que sueltan sus "peroratas densas".

Fermín dijo...

Comprendo su punto estimado anónimo. Pero yo creo que lo de "rabino" en ese caso, sí aludía a la facilidad del Sr. Faverón que tiene para sermonear. Lo del católico ese, no crea, en un medio como Lima sí lo he escuchado y supuestamente lo dicen en buena onda cuando una persona insiste en respetar fechas como la Semana Santa. Y quiera o no, existe el verbo pontificar que alude a lo realizado o dictaminado por un pontífice, y como sabemos el pontífice o Papa sigue la fe romano-católica.
Yo respeto la posición de Gustavo, no crea lo contrario, incluso mi religión tiene la herencia judeo-cristiana, pero ello no me impide identificar cuando usan términos de pastores, padres o rabinos con intención burlona.

humberto dijo...

Bueno, tanto se ha hablado e interpretado hacia mi adjetivo "rabino", que creo conveniente decir a qué apuntaba yo. En mi caso (no puedo hablar por los otros comentaristas que usaron el mismo epiteto) lo dije como bien señala uno de los opinantes, como reacción a las constantes defensas de Faverón para con los que atacan o dicen algo en contra de la religión y cultura judía. Lo veía como un sermón machacón, severo, denso y lo mío quería advertir: el rabino ha hablado; pero como diciendo se expresó el sumo sacerdote. Estoy seguro que si decía sumo sacerdote o pontífice nadie se arañaba.
Bueno, que quede claro que no hice una práctica de antisemitismo.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Aquí nadie ha dicho nada contra la religión o la cultura judías, motivo por el cual nunca he escrito una sola línea en este blog sobre ninguna de las dos cosas. El antisemitismo nunca se preocupa por saber nada sobre una u otra, porque como cualquier prejuicio, la ignorancia es su terreno natural. "Humberto" no sabe de qué está hablando. No lo sabe cuando firma con su nombre, y tampoco lo sabe cuando se inventa un nombre ajeno.

Humberto dijo...

Usted no sabrá de lo que hablo porque también es ignorante. Realmente descarado también, al afirmar sin asidero real: "No lo sabe cuando firma con su nombre, y tampoco lo sabe cuando se inventa un nombre ajeno". Por favor, de lo del nombre ajeno es paranoia suya yo redacto de una cabina pública y no tengo como usted la facilidad de la computadora propia, así que no señale infundios.
Yo sólo aclaro lo de mi utilización del vocablo "rabino" y acerca de la gente que lo usa que no es antisemita. Quiera o no, algunos antisemitas abordan lo religioso, de manera primitiva y agresiva (lo reconozco) pero hay práctica de ello.
Yo no tengo deseo de decir que usted habla de cierto aspecto o no de lo judío, porque sencillamente no deseaba hablar de usted o sobre lo que hace, sino intervenir para que no se me atribuya inexactitudes.

Humberto dijo...

Qué pasa Faverón, te da miedo publicar mi respuesta.

Fermín dijo...

De verdad patinó Sr. Faverón; yo no soy un seudónimo de "Humberto" ni nada por el estilo. No estoy obligado a poner mi nombre completo ni mi DNI porque no he hecho nada que lo exija.
Para que vea que es una simple coincidencia de opinión con el otro comentarista: no hay que hablar de religión para decir que alguien expresa un discurso o argumentación más propia de un rabino o pastor, tal sea el caso de alusión que quiera hacer el receptor. Yo tengo amigos que hablan de anécdotas de modo denso, nada ágil y se creen didácticos y en más de una ocasión se les ha podido tildar de sermones y ya ve nada tiene que ver con la religión.
Dejo el tema ahí, porque no deseo se vuelva un tema eterno, algo que se puede malinterpretar innecesariamente.
Lo que sí reitero, es la digna calidad de su blog.

Anónimo dijo...

QUE ABURRIDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! Y MONOTEMATICOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO,LA VERDAD,DECEPCIONANTE\
OHHHHHHHHHH,PERUANOS ,AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS.