7.11.08

Heterodoxias

Sobre la censura a la muestra de Cristina Planas

Las autoridades del convento de Santa Chiara de Murano, en el siglo XVI, le encargaron a un pintor local, Quirizio di Giovanni Da Murano, que pintara un cuadro en el que apareciera Jesús ofreciendo una hostia en una mano y el pecho derecho con la otra, llamando a los fieles a comer de su carne hecha pan y de su sangre vuelta vino.

El pintor acudió al pedido y lo llevó a cabo: el cuadro, que sobrevive hoy en la Academia de Venecia, muestra a un Cristo notoriamente femenino, casi virginal, ofreciendo en efecto la hostia entre el pulgar y el íncide derechos y entreabriendo su vestido para mostrar el pecho del que manará su sangre salvífica: la postura del cuerpo, la torción de los dedos, la expresión en el rostro de Jesús son los mismos de aquellos cuadros en que se describía a la virgen dando de lactar al niño.

La idea, extraña para nosotros, acaso chocante para algunos, no era enteramente producto de la imaginación del artista. Por un lado, respondía a los pedidos de las pías religiosas que le comisionaron la hechura del cuadro; por otro lado, se inspiraba en una iconografía católica no mayoritaria, pero tampoco inusitada, que existía en aquel tiempo: la representación de Jesús como una madre caritativa que daba a beber la leche de su seno a los fieles.

La versión más sorprendente de esa inconografía era --como explica la historiadora del arte Caroline Walker Bynum (a quien tuve la oportunidad de conocer años atrás) en la página 272 de este libro,
Holy Feast and Holy Fast--, la imagen pictórica de Jesús dando de lactar a la virgen María, en una compleja pero de ningún modo irreverente inversión de la historia bíblica.

Tomar los íconos del cristianismo para construir con ellos y desde ellos discursos que proponen una imagen de la fe ajustada a la posibilidad de nuevas lecturas de esos íconos, no es ni una blasfemia ni una impiedad, e, incluso si pensamos lo contrario, o si no nos gusta esa nueva mirada, de seguro no tiene por qué interpretarse como una ofensa o como una burla. Hay una larga tradición de modificaciones y reversiones que, en muchos casos, han sido operadas por puntillosos creyentes --recordemos el escándalo por la película de Martin Scorsese,
The Last Temptation of Christ: Scorsese es un católico preocupado por su fe.

Todo esto lo digo sólo para darle un vistazo distinto al reciente problema ocurrido con la aparente censura de una muestra plástica de la artista Cristina Planas (a quien también tuve el gusto de conocer, hace varios años): por un lado, es evidente que la censura es una afrenta, un atropello y una limitación inaceptable. También es, muchas veces, la demostración de un tipo particular de ignorancia; la ignorancia del que cree poseer la última palabra sobre algo, aunque su conocimiento de ese algo esté inspirado por la miopía del dogmatismo.

Las esculturas de Cristina Planas muestran a santos de la tradición católica y a alguna que otra santa popular en ropa interior, semidesnudos, encarnando los avatares no de un asunto ultraterreno sino de uno específicamente real y de dimensiones sociales considerables: la vida de los marginados, los migrantes, los desplazados.

No pretendo, valga la aclaración, decir que los vecinos de San Isidro que se sintieron ofendidos por las obras de Cristina no tengan derecho a la protesta. Pero sí creo que se sienten afrentados debido, entre otras cosas, a su propia ignorancia y a su propia superficialidad: los han ofendido unas imágenes detrás de las cuales no se han dado el trabajo de interpretar, de entender o de juzgar nada: los han ofendido unos cuerpos semidesnudos, unas prendas de ropa interior, unas figuras que no son la obra en sí, sino sólo el exterior de la obra, sólo su rasgo visible, su imagen, pero no han podido ni han querido hurgar en ella y descubrir si el sentido de la obra es en verdad objetable, lesivo o, incluso dentro del marco de sus propias creencias, censurable.

¿Qué sentirán esos fieles sanisidrinos el día en que entren a ver los cuadros de la Academia de Venecia y se encuentren con el Salvador afeminado de Quirizio, que por siglos pendió de los muros de un convento católico? ¿Qué sentirán el día en que los sorprenda, desde las páginas de un libro de arte cristiano la figura del Cristo que da de lactar a su madre? ¿Qué sentirán cuando, si acaso ocurre alguna vez, abran un devocionario de la tardía edad media y encuentren la narración de la leyenda del Cristo que amamanta a sus fieles? ¿A quién censurarán? ¿A la Iglesia Católica y a toda la geneaología de sus líderes? ¿Y qué harán con el Cristo desnudo de casi toda la inconografía cristiana en los últimos veinte siglos?

37 comentarios:

Anónimo dijo...

iconografía.

(Del lat. iconographĭa, y este del gr. εἰκονογραφία).

1. f. Descripción de imágenes, retratos, cuadros, estatuas o monumentos, y especialmente de los antiguos.

2. f. Tratado descriptivo, o colección de imágenes o retratos.

Lorena dijo...

Pienso que nadie, ni el artista, tiene derecho a ofender públicamente los valores fundamentales de nadie y menos de un país. El arte no da licencia para ofender. No se puede ir a oriente y pintar un buda ridículo; no se puede ir los países musulmanes y pintar a Maoma desnudo; no se puede, por ejemplo, ir al Perú ridiculizar a Cristo...

No se debe ofender a los astrónomos por creer en teorías científicas no demostradas, a quienes dedican su vida a salvar a las ballenas, a quienes creen en los Apus o que el Río Amazonas tiene alma, a los amantes de Descartes...

La intolerancia no puede esconderse tras el disfraz de arte... digo, es mi opinión...
Saludos, Lore
Lorena... ¿cuánto cobras?

Anónimo dijo...

íncide, torción, inconografía, inconografía (bis).Estás envejeciendo, Gustavo.

SACAPUNTAS NEBRIJA (Grafólogo)

Anónimo dijo...

y entonces porque la gente de san isidro no protesta por tanto desnudo en los diarios? tv ? y etc??? no creo que la artista " haya ofendido" a nadie.
Solo existe la pacatería y tanto disfraz.

Anónimo dijo...

Ese Cristo semidesnudo colgado de una cruz, sangrante y agónico, ofende más que cualquier escultura, mucha gente que acepta esta imagen rechaza por ejemplo las corridas de toros, la censura siempre estará en las mentes de los que la ejercen y no en las figuras o iconografías expuestas...

A.L.P. dijo...

Lorena, estoy de acuerdo en que el arte no es excusa para ofender. Pero, y creo que ese es justamente el sentido del post, ¿Cuál fue la ofensa? ¿Hubo ofensa? ¿Quién determina eso? ¿Poruqe se cerró la galería con otras excusas? Muchas cosas pueden ser catalogadas como ofensiva si el alcalde del distrito es especialmente cercano al OPUS DEI, ¿no?

Por otro lado, los valores fundamentales del país (de mi país, el Perú del siglo XXI, no sé en qué siglo vivirán los sanisidrinos "bien") no están en la ortodoxia de las representaciones religiosas. Más bien, están en el respeto a la libertad de expersión.

Estoy de acuerdo en que no todo es aceptable. Pero la censura arbitraria es la mejor arma para los exagerados abogados de la libertad de expresión irrestricta, esos que defienden el derecho a humillar y calumniar.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Querido sacapuntas: obviamente todos los que notas son erratas, errores de tipeo; el único que parece error de ortografía es "torción", pero lamento decirte que no es un error, como podrás comprobar revisando un diccionario cualquiera.

schatz67 dijo...

Gustavo,

Yo no sabía que el estado peruano tenía como valor fundamental a la religión católica.Que yo sepa, reconoce el aporte tradicional e histórico de la Iglesia pero es LAICO y por ende tolerante a todas las manifestaciones religiosas SIN ALGUNA PREDILECCION O DEFERENCIA ESPECIAL.

Esta clausura no es otra cosa que una muestra más de la intolerancia terrible que viene siendo esgrimida por el sector más reaccionario de la Iglesia en diversos frentes.Una clausura disfrazada de razón burocrática pues hasta a los mismos perpetradores de esta burrada les da verguenza reconocer que en realidad estan censurando.

Lo que me causa arcadas es el doble rasero de estos Torquemadas de nuevo cuño.Si son tan defensores de los sacrosantos mandamientos de la Iglesia...porque el cardenal Cipriani recibe a un tremendo adúltero como García y permite que le bese la mano? Digo no? Y nadie protesta no?

Desacralizar un ícono o figura religiosa no es faltarle el respeto a una colectividad religiosa.Por el contrario, es una propuesta estética que desde una singular perspectiva busca humanizar a una figura deidificada y que en la práctica (a traves de sus mensajeros terrenales) se ha alejado hace mucho tiempo del mensaje cristiano primigenio.

Hacemos mal también en compararnos con las sociedades musulmanas.Justamente lo que nos diferencia como sociedad occidental y liberal de aquellos países donde la libertad es una entelequia es la decidida apuesta por la tolerancia, la libertad de expresión y la convivencia pacífica entre personas de diferentes credos y opciones políticas.

Aunque claro, si hay gente que se siente contenta con volver a los tiempos de la Inquisición ahi si la cosa esta jodida.Que sigan intentando y pataleando nomás,a diferencia de España aquí los fascistas y camisas negras NO PASARAN.

Saludos

Jorge

RODOLFO YBARRA dijo...

Una cosa es la ironía y otra la estupidez y la burla. Si tu avalas que una figura de Santa Rosa de Lima mostrada de forma libidinosa tenga un letrero de “no se gana pero se goza” en clara alusión al meretricio (por todos los elementos usados); o a San Martín de Porras (y a Cristo también) exhibiendo su pene tras unos boxer de estreeper mientras de corona lleva un montón de escobas (¿para barrer el pensamiento de quién?), entonces simplemente no hay mayor discusión. No me opongo a que el “artista” haga lo quiera, él está en el terreno de las libertades y las licencias, lo que se critica aquí es que el “objeto artístico” haya sido llevado a un lugar que se reclama católico (San Isidro, distrito conservador con nombre de santo no es acaso, al igual que La Victoria, el último bastión del catolicismo limensi) con el sólo hecho de crear provocación y ese estúpido fideicomiso de publicidad gratuita (se supone que la galería de arte no estaba tributando, quien da razones de eso). Eso es lo verdaderamente estúpido. Al leer tu artículo los lectores no se dan cuenta de la explicación, porque en vez de poner la imagen de lo cual vas a hablar pones una imagen medieval de Quirizio de Murano que no tiene nada que ver con Cristina Planas. Para los que quieren ver imágenes verdaderamente provocadoras invito a los lectores limeños a acudir a la Iglesia San Pedro ahí en el altar, en el ala izquierda de la nave hay un ángel embarazado que al parecer no han notado los sacerdotes, creo que eso no se podría comparar de ninguna manera con lo de Planas. Ah, por cierto, no soy cristiano, afortunadamente he sido criado en el erebo del ateísmo y de ahí he pasado, sin mayores pretensiones, al agnosticismo de Henry Huxley. Te invito a postear las imágenes “reales” de Cristina Planas. Quizá la tendencia de los comentarios vaya a cambiar drásticamente.

zeta dijo...

"También es, muchas veces, la demostración de un tipo particular de ignorancia; la ignorancia del que cree poseer la última palabra sobre algo, aunque su conocimiento de ese algo esté inspirado por la miopía del dogmatismo"

Esa ignorancia podría llamarme excesiva soberbia sobre la verdad que defiende. No es raro que esto pase en los extremistas, basta ver con los terroristas islámicos, claro, no son terroristas estos, pero en el ámbito mental causan daño, prohibir es siempre extremo, debatible, la censura es eso, prohibición. ¿Qué más podemos decir? Hay que intentar no quedarnos con la última palabra, y a las cosas que están sentadas en la verdad hay que debatirlas, solamente por el hecho de verificarlas. Suerte.

zeta dijo...

A.l.p., no entiendo qué tienen que ver los que defienden la libertad de expresión con la censura(?). Me parece una discresión tremenda... Y en todo caso, en el mejor sentido que le entrego, podría decir que no es posible la censura para controlar un medio de expresión, es casi como desear que la gente se pase al catolicismo a punta de pistola, ya vemos cómo eso terminó...Por cierto que no veo el lío con "iconografía".

zeta dijo...

Concuerdo con las diferencias entre nuestras religiones, también con el comentario sobre Alan y Cipriani. También, aclaro, la letra muerta de ser una nación tolerante con las religiones, más laico es el Papa.

zeta dijo...

Respondiendo a Rodolfo, hoy salió en el Comercio una respuesta en la que se dice que la reglamentación estaba en situación estable, según una interesada de la parte de la artista. Lo que me gusta de su comentario es que le pone de su parte a la imagen, como el caso de la frase que usted arroja al meretricio. Yo he visto la misma frase en varios micros, la he escuchado en distintas oportunidades; aunque también me gustaría ver a un cristo con boxers para matarme de risa. Tiene razón, la ironía es fina, por defición, pero las esculturas no lo son, por tanto no son irónicas, pero sí objetos de los que sacamos definiciones que de algún modo nosotros mismos aportamos. Particularmente, no me quedé en la primera impresión, y luego leí los comentarios de la artista. Mejor base tendrán los que hablen sobre el arte moderno, ese debate que tiene que ver con los materiales y a veces con las propuestas. No a la censura, que censurar también tiene mucho de idiota.

Por cierto, es obvio que la imagen tiene relación con este texto, no se necesita pensar tanto. Suerte.

Anónimo dijo...

Para mí eran obvios lapsus, apreciado Gustavo,y debo admitir que ignoraba lo de "torción". Eso me hace recordar que una escritora muy prestigiosa en la "esfera" caraqueña (¿Ida Gramcko?, en todo caso sí se llamaba Ida)hizo un papelón una vez al reclamar a viva voz (escrita, o sea a viva tinta, digamos)que en un congreso de sicoanalistas se hubiera escrito "intensión" y que eso desdecía del nivel cultural de los participantes. Pero sí era "intensión" la palabra del caso y aludía a una tensión interna (término sicoanalítico, supongo).
S. NEBRIJA (Grafólogo)

Anónimo dijo...

Me parece curiosas los comentarios de Ibarra, que es exactamente el problema? acaso San Martincito o Cristo no tenian pene, y la frase esa "no se gana pero se goza" puede ser interpretado de diferentes formas. Pareciera que la blasfemia esta mas en la mente de las personas que en la obra misma. Y para ser supuestamente vanguardista bastante conservador resulto ibarra.
La propuesta del artista debe ser considerada como un todo no solo en los detalles, y yo sinceramente no veo donde esta lo blasfemo. Pueden ver las fotos aqui
http://palabrasvanyvienen.wordpress.com/2008/10/12/cristina-planas-%e2%80%9ctodos-somos-unos-migrantes%e2%80%9d/

Anónimo dijo...

".....¿Obama, que con tanto entusiasmo apoyó el reciente regalito de setecientos cincuenta mil millones de dólares a los banqueros, gobernará, como es costumbre, para socializar las pérdidas y para privatizar las ganancias? Me temo que sí, pero ojalá que no.

¿Obama firmará y cumplirá el compromiso de Kyoto, o seguirá otorgando el privilegio de la impunidad a la nación más envenenadora del planeta? ¿Gobernará para los autos o para la gente? ¿Podrá cambiar el rumbo asesino de un modo de vida de pocos que se rifan el destino de todos? Me temo que no, pero ojalá que sí.

¿Obama, primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos, llevará a la práctica el sueño de Martin Luther King o la pesadilla de Condoleezza Rice?

Esta Casa Blanca, que ahora es su casa, fue construida por esclavos negros. Ojalá no lo olvide, nunca.

(Extraido de Página/12, escrito por Eduardo Galeano)

Lorena dijo...

No hay que confundir al Estado peruano con el Perú, su gente, su pueblo. El Perú es un pueblo católico. La inmensa mayoría de los peruanos (más del 90%) es católica. El estado ciertamente es laico en el sentido de que no pretende ser un estado religioso. Pero el Perú es un país donde la religiosidad popular católica está muy arraigada, tanto que es parte de su identidad mestiza (racial, cultural y religiosa). Basta ver cada bodega o tiendita y sus imágenes de santos, Cristos y Virgenes. Cada cerro tiene su cruz. Cada pueblito tiene sus procesiones y sus patronos.

Por eso digo que es una falta de respeto y una ofensa al Perú (no al Estado) el presentar personas que representan valores fundamentales de su identidad (santos, santas, Cristo, etc) en formas que denigran la vida que vivieron.

Estaría bien hacer y exponer una escultura del Almirante Miguel Grau semidesnudo y mostrando el pene en forma ridicula??? Sería una ofensa al Perú... pues es lo mismo.

Otro ejempo: en una familia el recuerdo de la abuela, del padre o la madre es muy importante. Dejarían que un artista pinte a la abuela o haga una escultura de una madre en forma muy distinta a la vida que vivió? Es un valor fundamental de la familia y nadie puede ofender a la abuela pintándola semidesnuda o en ropa interior y exponer el cuadro en una galería... por qué sí con Santa Rosa u otro santo o santa?

Una se pregunta ¿por qué? No hay razón más que la intolerancia... una especie de racismo ideológico... atacar la fe de un pueblo católico parece ser la última discriminación aceptada hoy en día. Atacar a los católicos por sus creencias sí, a ellos sí se les puede discriminar... es la última intolerancia permitida en nuestro tiempo.

Basta que una persona se manifieste católica para que pase a ser de los ignorantes, fundamentalistas, papistas, fachistas, camisasnegristas, y otros muchos "istas"...

Así que me reafirmo... no se debe ofender al Perú con cosas como esa.

Zeta: Gracias por escribir en mi blog.

Saludos. Lore
Lorena... ¿cuánto cobras?

Anónimo dijo...

Gustavo, Ybarra tiene razón por qué no pones esas imágenes...porque según eso yo que he dibujado a un cristo punk con mohicano soy artista!!!!

no pes, creo que el ybarrón ha dado en el clavo y otra vez te ha dejado tirando cintura.

E.A.

Carlos dijo...

http://100cuentos.blogspot.com/
quieres participar?

Anónimo dijo...

ahora, de sguro, para descalifcar a ybarra van a salir con tonterías.

yo pes

Bruno Ysla Heredia dijo...

Hay varias cosas que discutir aquí, primero hay algo que diferencia todos los ejemplos que citas de las obras de la muestra de Cristina Planas: Por lo que puedo entender, todas las obras que citas pasaron por un filtro, ya sean monjas o sacerdotes que supongo estudiaron teología y que sabrán por qué aceptaron esas obras y de la misma manera explicárselo a los creyentes; en el caso de lo de Cristina Planas no ha habido ese filtro, me parece, y la gente lo ha entendido así.

Es cierto que la galería no era un espacio sacro pero sabemos que Cristo dijo que donde hayan dos o más personas reunidas en su nombre, allí estará. Así que desacralizar una galería no es tan simple, sobre todo considerando que para algunos cristianos uno puede irse al infierno así no crea en éste.

De acuerdo con que el acto del cierre de la galería fue un golpe en la mejilla (amigos cristianos, Cristo dijo que si te golpean en la mejilla, hay que dar la otra, ¿recuerdan?) pero no deberías ser tan duro en juzgar a estas personas pues podrían ser tan neófitas como tú cuando hace exactamente tres años hiciste una interpretación del cuadro de Marcel Velaochaga basado en "Los funerales de Atahualpa"; ya sé que son casos distintos pero las preguntas que te hiciste con ese cuadro me parecen las mismas que podrían haberse hecho quienes estaban en contra de la muestra de Cristina Planas (ya sé también que no dijiste que se cierre la muestra donde se exhibía aquel cuadro, por si acaso). De hecho, todos deberíamos hacernos esas preguntas y ver si llegamos a un acuerdo con eso o si, al menos, nos acercamos a algo.

Lamento el cierre de la galería porque yo quería ver la muestra y ya no pude. Es cierto que vi las fotos en el artículo de "El Dominical" y me chocó que la artista haya hecho a San Martín de Porras tan feo (yo que estoy acostumbrado a verlo en las estampitas con las mejillas sonrosadas y la boquita pintada o en ese retrato ya viejito y cansado que podría ser de mi abuelito), si quería hacer feo a uno pues debieron serlo todos. Igual, tenía ganas de ver su propuesta, las pistolas en el "altar" del Señor de los Milagros me parecían interesantes.

La pregunta de A.L.P sobre por qué se cerró la galería con otras excusas me parece válida pero también me pregunto si existía alguna forma válida en que las personas ofendidas mostraran su molestia o si es que era legítimo hacerlo. Si alguien tiene alguna respuesta TOLERANTE al respecto, que me la diga, por favor.

Saludos

RODOLFO YBARRA dijo...

Para ese anónimo a quien mis respuestas le parecen “curiosas” y que, al parecer, desborda falta de lectura, simplemente, no estoy hablando de “blasfemia” (lo cual me pondría en una situación de “creencias” o “religiosidades” que no tengo ni me importan, al menos no por ahora ), sino de las diferencias entre ironía, estupidez y burla. Ese viejo truco del “veto” parece que es la constante en “artistas” que han visto en la provocación y la exhibición de estupideces un tabladillo para lanzarse a la piscina llena de curiosos y aprendices de crítico. Y sí pues, “San Martincito y Cristo tenían pene” eso no es lo que se discute (o hay alguien ahí que quiera hacerlo). Qué les parece si yo pongo (en una simulación) a San Marticinto sodomizando a Cristo en un escultura en movimiento (como las del fallecido escultor Jean Tinguely) y a colores fosforescentes para estar en onda con la retropsicodelia y la ortopedia de los maniquíes, de seguro mañana saldría en las carátulas de los periódicos y la iglesia católica pediría mi cabeza. Eso es fácil y por lo visto da resultados. Después de ver bien esas fotos de la “artista” veo que el camino emprendido por muchos egresados de la católica (y algunos triqueros de Bellas Artes) ha encontrado seguidores, algunos más sutiles que otros, algunos con cierto respaldo teórico, pero pobres en cuanto a la instalación o construcción del “objeto artístico”, etc.
En cuanto al veto, por supuesto que no estoy a favor de esa medida draconiana y por demás estúpida, pero, por lo menos, hay que diferenciar qué es arte y qué cosas son baratijas, supuestos kitschs que nos quieren hacer tragar en los mercados, perdón, galerías de arte.

PD: La municipalidad, para los que no leen los periódicos completo, en la pg.12 del “decano” aparece la versión de la municipalidad que señala que el local de “plascencia 350” no tenía licencia y que si hubieran querido vetar la exposición de arte no hubieran esperado los dos últimos días de la muestra. Después de leer la entrevista (pg.C15)“La migración de Cristina Planas” creo que el asunto queda zanjado.

Anónimo dijo...

Lorena: el Almirante Miguel Grau, que duda cabe, es un heroe y merece el respeto de todo peruano.
Te cuento una anecdota. Hace como 8años me encontraba en la ciudad de Piura con mi familia, de paseo y visitamos la casa de Grau. Todo muy bonito. En el libro de visitas de la casa de Grau, un turista de España habia escrito algo que no recuerdo textualmente, pero que te lo transcribo tal como mi memoria lo recuerda: "que salvaje, dejar a su mujer con ocho hijos menores, para ir a guerrear. Ni hablar, no va conmigo."
Mira tu, hay pues, otro rostro, otra historia si quieres, en todo heroe o santo.
Creo que es valido utilizar determinada retorica como medio de expresion artistica. El problema no esta en el arte, esta en los receptores, que se agitan y se razgan las vestiduras apenas descubren lecturas paralelas en determinada obra de arte. Porque esa es pues una de las propiedades del Arte, la de generar o despertar sentimientos ocultos. Los santos y Cristo, antes que criaturas divinas fueron seres humanos y como tales experimentaron lo que cualquier hombre o mujer puede experimentar: sexo, drogas, odio, amor, etc.
Acabo de ver las imagenes de la artista en cuestion gracias a la direccion dejada por un anonimo y la verdad no encuentro la ofensa, en absoluto, todo me parece muy humano, que es lo primero que hay que aceptar para intentar comprender lo divino. Desgraciadamente, la mayoria de religiosos, ocultan , reprimen lo humano para "vivir" lo espiritual o divino y ahi es donde vienen los problemas, y las actitudes represoras de estas gentes que casi siempre dicen "escuchar voces".
Dios me libre....

Anónimo dijo...

y una vez más se ve acá cómo concilias con los antisistema y bloggers basura como Ybarra que publican en su blog insultos racistas y sexistas. Toda una alianza contranatura la que tienes, Gustavo, con ese sujeto.

Anónimo dijo...

Gustavo, disculpa el off-topic. Soy uno de los pocos comentaristas de este blog que trata de seguir el tema y decir sus opiniones respetuosamente. Me extraña por eso que permitas la entrada acá a sujetos como Rodolfo Ybarra, cuyo blog está plagado de comentarios anónimos sexistas, homófobos y sobre todo RACISTAS que son inaceptables en cualquier foro mínimamente democrático.
Creo que aceptando a ese sujeto -no sé por qué motivo- tu blog pierde credibilidad bien ganada y el democratismo que siempre has practicado se pone en duda.

Esto no es una condena; si el señor Ybarra se pone a ley y deja de publicar comentarios anónimos de ese tipo -cosa que dudo porque el poco rating que tiene está relacionado directamente con la basura-, pues que entre, nadie se opondrá. Saludos.

Harry Cañari-Atoche dijo...

No nos olvidesmos que el artista no es el que pinta sino su estado inconsiente y a quién se le debe juzgar.

Harry

M. Isabel (antes Danza Invisible) dijo...

Hey... en la estatua de Planas no se le ve ni el vello púbico a San Martín.

Si quieren cerciorarse de la apariencia de las esculturas, pueden verlas en mi album online, ya que yo cubrí la muestra:

http://picasaweb.google.es/isabel.isabelg/2008_10_10CristinaPlanas#

saludos.

M. Isabel (antes Danza Invisible) dijo...

Y de pasarela los invito a ver esta estatua representando a Santa Teresa de Avila en pleno arrebato de éxtasis místico:

http://www.elzo-meridianos.blogspot.com/2007/08/el-xtasis-de-santa-teresa-de-jess-de-la.html

fíjense en la expresión de la cara… jeje.

Alguien que le avise a Cipriani para que se vaya hasta ese museo a tratar de censurar la estatua, sí??

alp dijo...

Ya pasaron los tiempos de Trento.

Que la lucha por la ortodoxia religiosa logre el cierre de una galería de arte en el distrito con mejor calidad de vida de una república en el año de nuestro señor de 2007 es señal de aturdimiento moral.

Que se saque una obra de arte y se permitan circular diarios de largo tiraje con difamaciones e insultos, como La Razón y muchos otros, es lamentable.

Lorena: el catolicísimo pueblo peruano podía manifestar su religiosidad popular (cuyo lado negativo estoy seguro de que conoces bien)a través de cartas en los medios, marchas pacíficas, plantones, pronunciamientos y muestras alternativas. Si no se prueba que hay algo abiertamente ofensivo en la muestra y que se cierra por eso, no hay derecho. El modus operandi del municipio y su reputación son pésimos indicios. ha habido vara del Opus, claramente.

zeta: me refiero a que la censura extremista fomenta reivindicaciones exageradas para la libertad de expresión. Esa libertad me parece un principio esencial, pero también son esenciales otras, en ciertos casos más, y a veces las libertades chocan. La hipersensibilidad acerca dela libertad de expresión (sin duda causada entre otras cosas en Perú en gran medidad por el exceso de censura y corrupción, por ejemplo, bajo Fujimori)puede terminar alimentado los "derechos" de difamadores o irrespetuosos crónicos como Magaly Medina o García Miró.

Chuto dijo...

Qué curioso e interesante el dato que regalas, Faverón. Nos da que pensar sobre los límites de la tolerancia y lo que podemos entender.

http://www.choledadprivada.com/2008/11/10/calzoncillos-blasfemos/

zeta dijo...

Últimamente, he pensado en cómo se da el contenido y la forma de una obra moderna: Antes era pinturas que mostraban un paisaje, estatuas que mostraban una forma. El contenido daba la información del mensaje, ahora es al revés, ante la ausencia de la forma nosotros llenamos la obra de contenido, por eso, quizá, en este caso se debe considerar que los que no están de acuerdo deben atenerse solamente a sus adentros.


Estoy de acuerdo, Lorena, el Perú es un país predominantemenete católico, pero la excepción es importante, porque no lo es, y al no serlo representa el otro lado de las ideas del catolisismo, está, muchas personas, contra él, aunque, si te fijas bien en las encuentas, casi el 90% de los católicos no son practicantes, muchos ni les interesa, son agnósiticos, como dice el Cardenal. La cultura la hacemos nosotros, el tiempo no es un cristal que mantiene o protege a las cosas sagradas, además mencionemos que somos muchas culturas, que apenas el cristianismo las tergiverza, y en el mejor de los casos eso no significa que en su razón esté encima sobre todas ellas. El tema del arte es de caracter académico, universal. Una verdad no tiene país.

Sería mejor ahorrar la incomodidad de decir Perú al referirse a los cristianos, no todos entramos en el saco, y eso se presta a suspicacias. Por cierto que depende, pienso que no a todos les debe haber ofendido eso. Hay que considerar el punto de uno, no todos vivimos igual, probablemente habrá gente que lo tome de otra manera.

Los símbolos son esos, aunque sean de mal gusto; pero los símbolos son usables para todo, mira que hay gente que pone sus calcomanías multicolor en los micros, al costado de insultos y todo y no pasa nada, además que mucha gente los usa como una figura sin valor. Muchos no son buenos ni respetan sus creencias. Particularmente, no me escandalizaría por un Grau con el sexo ridículo. Mucha gente así los tiene, depende de cómo cada uno lo ve.

En realidad esa sería una molestia personal, no siempre ajustada a la ira en todos los casos; pienso que si tú tienes una imagen clara de lo que fue y es entonces, si eres tolerante, no importará que otra persona te muestre algo distinto. Es como exigir que a Cristo todos lo vean igual. Eso no existe.

Concuerdo contigo, aunque también se discrimina a los musulmanes, a los judíos, a todos, en realidad, todos nos discriminamos, depende del lugar y el contexto. A mí no me gusta la iglesia católica por sus posturas. Pienso que se arropan más cosas que Dios mismo, y resulta desafiante ante el enorme poder que tienen, y tampoco hay que decir que somos santos, todos tenemos el lado malo que nos hace humanos y monstruos.

Pero así pasa, así mucha gente que se declara católica tiene posturas así de rígidas. Lo siento, pero nunca voy a estar de acuerdo que la religión acepte la explosión demográfica y no los métodos conceptivos, que diga sí a una cosa y no a otra. Lo peor es que no se queda en la religión, sino que mueve sus influencias hasta la esfera de la ley, de la vida. Basta con mirar las leyes del aborto para darse cuenta.

Acabo diciendo que mejor cada unodé su verdad y no se hable por todos, no es recomendable. Gracias por responder. Suerte.

Anónimo dijo...

Pero el éxtasis de Santa Teresa, de Bernini es, pues, una obra maestra de la escultura. ¿Cómo van a compararla con una Santa Rosa con brassiere y un letrerito que dice "No se gana, pero se goza?" La censura no otorga calidad a nada, menos aún a semejante muestra de figuretismo underground como el de Cristina Planas. Nombren a un solo crítico de arte que explique las bondades de la muestra. Uno solo.
Que se ofendan los católicos que van a misa una vez al año y escuchan salsa en Viernes Santo, no es mi problema, pero venir a comparar a Bernini con esto... eso es otra cosa.

zeta dijo...

Habría que agregar que el tema de los filtros es verdad, pero que justamente, ante la ausencia de mentes "doctas" para definir eso se recurre al público para que se haga de una definición de la obra. Tampoco se pida, por favor, volver a la época en la que los curitas te tenían que dar permiso para vivir.

Para algunos cristianos ellos son los jueces y el infierno, aunque traten de ignorar lo último.

Personas neofitas, interesante de alguien que se supone debe tener discrepancias entre su mente y su corazón, bueno.

Aquí hay algo interesante, se habla de la fealdad de los personajes, y además, como un plus, se menciona la tendencia a dibujarlos hermosos y perfectos; me recuerda eso al Cristo blanco que todos pintan y veneran (Que, por cierto, se supone que a una imagen no deben venerar; me gustaría que lo hagan sin ella a ver si pueden.), olvidando que Cristo tenía la piel curtida, como todos los que vivían en su época en esas tierras. ¿Racismo? No sé, yo no he visto Papas negros...

Yo, fácil, no destruir la obra, acercase, convocar a la artista, dejar que exponga, debatir sus puntos, no estar de acuerdo incluso. Cerrar la galería fue como cerrarle un libro a un mocoso: así de salvaje.

Anónimo dijo...

"lo que hacemos en nuestra vida privada es cosa nuestra" dijeron
las Seis Enfermeras Locas del Pickapoon Hospital de Carolina
mientras movían sus pechos con una
dulzura tan parecida a Dios

¿y si Dios fuera una mujer? alguno dijo
¿y si Dios fuera las Seis Enfermeras Locas de Pickapoon? dijo alguno
¿y si Dios movieras los pechos dulcemente? dijo
¿y si Dios fuera una mujer?"

zeta dijo...

Bueno, un par de anotaciones para Rodolfo:

-La respuesta de la galería es que sí cuentan con licencia, que el problema del que habla la municipalidad fue con un local colindante que solucionó sus problemas antes de que inicie este, y que claro, la galería está en orden y no se explica nada sobre el cierre. Eso para los que leen solo un artículo.

-Me encantaría ver a un Cristo somodita o fosforescente, igual que un marciano. En el caso que no se considere arte, pues, se deberá argumentar con razones, de preferencia, artísticas, y si resulta ofensivo se iniciará un proceso penal, si tanto interés tienen, o a lo mucho un debate público. Por cierto que parece raro que alguien que no apoya el cierre de opiniones con la censura imponga el fin del tema.

zeta dijo...

Concuerdo, las libertades siempre chocan, y no es lo único que hay, pero tampoco podemos decir que por obligación de producir, de trabajar, alguien entre a tu casa y te saque a patadas a que lo hagas, hay maneras y maneras, y lástima que mi ejemplo aquí ocurra.

En realidad no es sólo en Perú,eso viene de a nivel mundial. Tampoco podemos negar que los medios no son santos, eso ni se diga.

Estaré perdido, pero no ubico a García Miró, al no ser que le falte un Quesada, aunque lo dudo. Pero sí, estamos de acuerdo en eso, claro, no por eso voy a censurar el medio, hay mecanismos, ya lo dije, maneras.

zeta dijo...

Para acabar, no sé por qué ha pasado inadvertida otra cosa respecto a las muestras religiosas: Antes de que iniciara esta muestra una fotógrafa hizo la suya usando elementos de la liturgia y fetos de personas, animales muertos. Ahí no hubo ni pío, raro.