10.11.08

Lingüístika

Gramática, ortografía y lugares komunes

Deleuze y Guattari, los inseparables y no poco indigeribles Batman y Robin del postestructuralismo francés, escribieron alguna vez que "formar oraciones gramaticalmente correctas es, en un individuo normal, el prerrequisito para cualquier forma de sumisión ante la ley social".

Si estos dos hermanos siameses del Po-Mo supieran un poquito de lingüística (eso es exactamente lo que sé yo: sólo un poquito), se darían con la sorpresa de que todos los seres humanos que carezcan de problemas muy graves de lenguaje forman oraciones gramaticalmente correctas, lo quieran o no, todo el tiempo, desde que adquieren una lengua hasta que se les seca el cerebro, cosa que ocurre usualmente con el último suspiro. Y está por verse si no lo hacen también antes y después.

Lo que quiere decir que, si aceptamos la afirmación del Quijote y el Sancho de la filosofía a orillas del Sena, tendremos que concluir que todos los seres humanos (sin problemas del lenguaje) están condenados de nacimiento a la sumisión ante la ley social. Perro mundo.

O quizá lo que quisieron decir es que sólo las personas sin graves problemas del lenguaje son susceptibles de caer bajo el hechizo de la ley social. De cualquier modo, como se comprenderá, eso no resulta ni más esperanzador, sólo que es acaso incluso más perogrullesco.

Pero hay otra curiosidad: cuánto se parece esa idea del Gordo y el Flaco de la teoría post-teoría a la malhadada manía de los subtes de escribirlo todo con una ortografía espeluznante, komo si eso los sakara del mundo de la hegemonía y los sumergiera en el kerido y konkluyente deskalabro del kaos antisistémiko. O, para decirlo con otras palabras, komo si eskribir una "k" donde van una "q" o una "c" me konvirtiera en el paria ideal, el enemigo jurado de la ley de este mundo cíniko y no fuera, kasi literalmente, kambiar mokos por babas.


19 comentarios:

Asterión dijo...

yenelcasodelapoesiaespeorporquecreenquetodoesasuntodenousaracentosnimayuscualassindarsecuentadequeyosihellgadolejosconesteestilosinespaciosentrepalabras

Miguel Rodríguez Mondoñedo dijo...

Hay otra interpretación de la frase que la hace igualmente absurda---aunque sospecho que eso es lo que querían decir.

Si por "gramaticalmente correcto" entendemos simplemente aquellas opciones gramaticales que están aceptadas por el discurso normativo, entonces la frase quiere decir que someterse al discurso normativo es un requisito para la sumisión a la ley social.

Como es evidente, eso también es falso. Es perfectamente posible usar todas las convenciones normativas y ser un rebelde (los textos de Darwin y Chomsky, por ejemplo, están entre los más normativamente "correctos" que uno pueda imaginar en inglés).

Lo contrario también es posible: hablar sin prestar atención alguna a la normativa y ejercer una abierta sumisión a los dictados de la "ley social" (Bush o Fujimori, por ejemplo).

---las respectivas situaciones inversas (hablar normativamente y someterse, o hablar anti-normativamente y no someterse), por supuesto, son también posibles e igualmente comunes.

En otras palabras, no existe ninguna relación entre la actitud normativa y la actitud rebelde.

Eso, claro está, no hace más que confirmar tu conclusión de que no se avanza mucho al modificar la ortografía para señalar rebelión. De hecho, la modificación tiene que seguir ciertas reglas. Por ejemplo, KASA en vez de CASA, pero no CEPI en vez de KEPI.

Lo realmente valiente sería hacer algo como lo siguiente: escribir GYuYjopTVNKO en vez de CASA cuando CASA es la segunda palabra de una oración pero ANIS cuando CASA es la última palabra, y EL LUCERO DE LA en los otros casos, a menos que el ordinal de la palabra en el texto coincida con un número de Fibonacci, en cuyo caso hay que mantener la ortografía original CASA.

Eso sería un genuino acto de rebeldía: la subversión del sentido común. Cambiar simplemente CASA > KASA es solo un manera barata y comodona de fingir ser un rebelde.

zeta dijo...

Señor, eso ya lo hizo Cortázar, y por eso es genio. Pero hay cosas que deben mantenerse, una cosa es hacerlo por un fin y otra por las puras.

Xq 1o na podr ntendr l q 2ci se scribo cmo se se me diera la gana. Abajo la revolución infundada. Suerte.

Anónimo dijo...

Gustavo ¿en qué texto figura esta frase? estaría bueno para leer el contexto


Santi

Ricardo Mendoza Canales dijo...

Estás leyendo la frase de Deleuze y Guattari fuera de contexto y de modo literal, Gustavo. La frase original, que si mal no recuerdo es de Guattari y aparece en "Mil mesetas", no está dialogando ni con la sintaxis ni la semántica generativa, sino con la pragmática discursiva. Es decir, no están defiendendo ninguna relación entre la capacidad cerebral para construir enunciados y una inevitable sujeción a la "ley social". Por el contrario, en la cita que señalas, Guattari se está refiriendo a la relación entre política y lenguaje y establece, en su enrevesado estilo elíptico, eso sí, que todo enunciado, todo acto de habla, es performativo (dice algo haciendo algo) y se explica por su variación social (esa "ley social") y no por algo que sea inmóvil, inmutable y "natural" propio de las reglas de enunciación o del lenguaje en sí. De allí que sostenga que formar oraciones gramaticalmente correctas implique una "sumisión" a dichas reglas, pero ello implica al mismo tiempo una capacidad de agencia: el enunciado mismo se "realiza" en el acto de su enunciación y, con él, el propio sujeto enunciador. El enunciado pasa de ser potencia a devenir.

Anónimo dijo...

No se supone que este blog es democrático, entonces porque solo posteas comentarios a tu favor. No seas hipócrita Faverón.

Anónimo dijo...

mi GYuYjopTVNKO se parece bastante a la casa de mi hermano, y aunque la mía es el lucero de la en tamaño, sí que mi anis vale oro.

ahora si me siento un okupa

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ricardo: en efecto, el comentario lo extraje de ese libro de Deleuze y Guattari, que en mi edición americana se llama "A Thousand Plateaus: Capitalism and Schizophrenia". Pero no es verdad que se refieran a "ley social" como "variación social", ni nada similar. Se refieren a "ley social" en el sentido en que cualquiera lo podría entender, y ciertamente en el sentido que le dan casi todos los teóricos del postestructuralismo francés, es decir, como La Ley Social, el poder, de allí que hablen explícitamente de "sujeción".

Carlos Raul Molina dijo...

Como siempre, el post modernismo dice algo que suena "inteligente" porque no se puede entender, porque no se puede demostras o porque esconde una racionalidad "anti-narrativas" o lo que fuere. Totalmente de acuerdo con el palo a los seudointelectuales que creen que la gramática es una tiranía. Muy por le contrario: la gramática es posibilidad pura (como lo veía Saussure, p. ej.), es la manifestación más grandiosa de la imaginación.

Anónimo dijo...

Mondoñedo, tus ejemplos son infelices. Ni Darwin ni Chomsky son verdaderos rebeldes, primero porque son científicos y en la ciencia no hay rebeldía, luego porque son extremadamente racionalistas -en el caso de Darwin simplificadoramente racionalistas- y porque están en las antípodas de un lenguaje verdaderamente subvertor, como el de Artaud o el de Beckett, quienes corrompen el lenguaje para extraer una esencia metarracional.

Ciertamente que el lenguaje del amigote de Faverón, Rodolfo Ybarra, el negociante del anarquismo, el vendebaratijas de la izquierda posera, sea formalista y hueco, no convierte a todos en lo mismo.

Daniel Escoria

Anónimo dijo...

El ultimo comentario demuestra cuan perjudicial es hablar de lo que la mayoria no sabe, emitir una opinion sin contextualizar. El senyor Molina confunde posmodernismo y poestructuralismo, hace caso a la sugerencia de Faveron y llama seudointelectuales a quienes todo indica nunca en su vida ha oido mencionar. Craso error, dr, Faveron, esta usted haciendo de malinformador.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Nadie (al menos, yo no) pretende menospreciar el trabajo de todos los postmodernistas ni los postestructuralistas. Es falso que todos ellos se escondan en un lenguaje falsamente complejo para no decir nada. Lamentablemente, no es infrecuente que algunos de ellos lo hagan.

Nota: A Rodolfo Ybarra no lo conozco, salvo por las cosas que escribe en su blog. No he tenido ningún trato con él excepto el que ha sido visto por los lectores de Puente Aéreo, que dista mucho de ser amistoso.

Javier dijo...

Senhor Rodríguez, tengo una seria pugna interna: no sé si escribir GYuYjopTVNKO o CASA, ya que el requisito para GYuYjopTVNKO es que sea la segunda palabra de una oración pero a la vez el requisito para CASA es que en el orden de palabras coincida con un Fibonacci (y una segunda palabra coincide con un Fibonacci).
Por favor, explíqueme mejor su tesis o desarróllela correctamente.

Qué ocio (el mío).

Anónimo dijo...

¿En qué habrá estado pensando González Prada cuando escribió: "Pero no sólo hai el jenio que inventa i el injenio que rejuvenece i esplota lo inventado..."?

Miguel Rodríguez Mondoñedo dijo...

A Javier. La "revolución" propuesta es:

"escribir GYuYjopTVNKO en vez de CASA cuando CASA es la segunda palabra de una oración [...] a menos que el ordinal de la palabra en el texto coincida con un número de Fibonacci, en cuyo caso hay que mantener la ortografía original CASA".

Ser la segunda palabra en una oración no es lo mismo que ser la segunda palabra en el texto.

Por supuesto, como en toda "revolución" que se respete, las contradicciones no faltan: en este caso surgen cuando hay solo una oración en el texto. Imagino que para eso habrá que formar un partido único que se dedique a resolver por la fuerza estas contradicciones, según el aire de los tiempos.

Me parece estupendo que Daniel E. piense que Darwin y Chomsky no son unos rebeldes. Yo siempre lo he dicho, pero aquí usaba simplemente lo que creía era la percepción común. Darwin y Chomsky, en efecto, actualizan concepciones sobre la naturaleza y el lenguaje que han estado en la especie humana posiblemente desde siempre (basta leer el Génesis, por ejemplo). Ese es su enorme mérito.

Bajo esa perspectiva, los que sí son unos "revolucionarios" son Bush y Fujimori: la sistemática falta de respeto por la individualidad es, después de todo, la marca de toda "revolución".

Claro, tampoco es la percepción común.

Anónimo dijo...

Pregunta: todo lo que se ha dicho aquí se podría aplicar a la palabra "Kolumna Okupa". Espero sus respuestas (y ojalá no se vete este pequeño comentario porque es mío).

Anónimo dijo...

1) no soy el dueño del blog, pero´no veo cómo se podría vetar a alguien por su identidad en un comentario anónimo
2) ¿cuál es la pregunta?

Anónimo dijo...

oye qué chistoso es tu enemigo Ybarra; en un solo post confiesa que se mete a otros blogs a hacer comentarios basura anónimos, y hace una apología del robo y del secuestro. Y tú debates con él, qué locura!

Orlando

Coco Lucho dijo...

Tlön, Uqbar, Orbis Tertius:

"Las naciones de ese planeta son—congénitamente—idealistas. Su lenguaje y las derivaciones de su lenguaje —la religión, las letras, la metafísica—presuponen el idealismo. El mundo para ellos no es un concurso de objetos en el espacio; es una serie heterogénea de actos independientes. Es sucesivo, temporal, no espacial. No hay sustantivos en la conjetural Ursprache de Tlon, de la que proceden los idiomas "actuales" y los dialectos: hay verbos impersonales, calificados por sufijos (o prefijos) monosilábicos de valor adverbial. Por ejemplo: no hay palabra que corresponda a la palabra luna, pero hay un verbo que sería en español lunecer o lunar. Surgió la luna sobre el río se dice hlör u fang axaxaxas mlö o sea en su orden: hacia arriba (upward) detrás duradero–fluir luneció. (Xul Solar traduce con brevedad: upa tras perfluyue lunó. Upward, behind the onstreaming itmooned.)"