6.12.08

Plagios al azar

Dos noticias de copiandanga furtiva

Una de ellas la recibo por email, la manda mi facebook friend Laura García, y ella la publicó originalmente en su blog de La Tercera: es una nota que pueden leer aquí acerca de un aparente plagio cometido por Pablo Neruda a partir de unos versos del cubano Miguel Ángel Macau.

La prueba del delito:

LOS NAUTAS (de Macau)

Amo el amor de los marineros

que besan las mujeres y se van,

dejando una promesa de naufragios
para huir y no volver jamás.

Vienen a la vida entre los brazos

de los trigueños cantos del azar,
y una noche se acuestan con la muerte

en el lecho letal de la mar.


FAREWELL (de Neruda)

Amo el amor de los marineros
que besan y se van.
Dejan una promesa.

No vuelven nunca más


En cada puerto una mujer espera,
los marineros besan y se van.

Una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar…


La otra noticia la encuentro en el Huffington Post y tiene que ver con el asombroso parecido entre el primer single del último álbum de los antipáticos de Coldplay y un disco del célebre guitarrista Joe Satriani. Otra vez, las puebas a la vista (o al oído):




14 comentarios:

Silvio Rendon dijo...

Bueno, Reyes Basualto tiene no sólo a Tagore entre sus víctimas, sino a ¿cuántos más? El hombre andaba ocupado con la política estalinista, tenía que apoyarse de otros...

Nando dijo...

qué roche. esto me alimenta la antipatía profunda que siento por neruda.

me da pena que los de coldplay se hayan vuelto tan pesados. su primer disco es muy bonito, y supusieron una especie de esperanza de credibilidad y llegada. extraño los tiempos en los que había música arriesgada y buena en el mainstream. en fin...

Anónimo dijo...

Descarado el plagio. Creo que en ambos (Neruda y Coldplay) se les paso la mano. Ahora bien no entiendo como en los EEUU, existiendo tanto estudioso de la musica pop, aun no se haga publico este plagio, a no ser que exista algun acuerdo con las disqueras, para evitar el escandalo...

zeta dijo...

Lo de Neruda me parece interesante, aunque me da la sensación de que no ha sid plagio, sino más bien una escupida de su inconsciente. Sé que es algo tirado de pelos decirlo, pero lo comento por algo personal: Una vez escribiendo noté que lo que escribía a una compañera le parecía conocido, por lo menos me lo pareció a mí cuando escuché el título... Meses después, revisando mis libros de poesía, descubrí que el dichoso era de un poema de Machado, y que algunos versos eran similares, y similares de forma, no tanto de contenido. La mente es perversa, o mejor dicho, no sabe de plagios, por lo menos no la subconsciente... La otra la leí, luego lo escucho...Suerte.

zeta dijo...

Oigan, hay que recordar que en los tiempos de Neruda el concepto de derechos de autor era muy magro...¿Cómo consideran eso?

Anónimo dijo...

“El amor de los marineros”(entidad a tratarse), “besan y se van”(descripción absolutamente natural), “dejan una promesa”(idem, casi lugar común), “No vuelven nunca más”(idem recontraconocido), “acostarse con la muerte”(después de hacerlo con tantas mujeres) y “el lecho del mar”(dictado por eso de acostarse), son expresiones comunes, sin hallazgo poético digno de mención, no “plagiables”. No creo para nada que haya habido plagio sino simple “circunstancia” común. En todo caso, Neruda mejora sensiblemente los versos de Macau: “dejando una promesa de naufragios/ para huir y no volver jamás”, o “besan las mujeres y se van” parece escrito por un borracho inédito del antiguo Palermo.
R. BARTHES

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Si eso no es plagio, tú tienes la sutileza de Barthes. Y eso es plagio.

Anónimo dijo...

¿Crees tú, por ventura, que la sutileza y la inteligencia se pueden plagiar? Si así fuera, que viva el plagio y a mí en particular me gustaría entonces ser más pirata que Barbarroja.Yo creo que no y que lo que sí se puede plagiar es la palabrería discursiva, muy particularmente la académica.
R. B.

Anónimo dijo...

"en los tiempos de Neruda el concepto de derechos de autor era muy magro."

Que gracioso eres, hablas de los tiempos de Neruda como si hablaras del siglo quince.
En aquellos tiempos si exitian derechos de autor y todo eso pues...

zeta dijo...

¿Sí? Entonces escuché mal una anécdota de cuando, por ejemplo, Borges comentaba con Casares sobre el ánimo que sentía al ser difundido a través de copias piratas, lo cual, en palabras de la persona a la que oí tratar dicha anécdota, delineaba de buena manera el concepto, o mejor dicho, el interés que existía en ese tiempo sobre los derechos de autor, cosa que no es igual al mentado siglo XV, donde la publicación y la pirateria de ésta iban de la mano, casi como una sola cosa, y es que los tiempos cambian; una simple pregunta de coletilla: ¿Por qué lo mismo no ocurre ahora? Obviamente porque son otros tiempos, como los fueron los de Neruda y los de Quevedo, y ahora ningún escritor está dispuesto a ser sangrado. Cabe recordar que Neruda fue un poquito antes que Borges, para mejorar la idea. Suerte.

La inteligencia y la sutileza se pueden imitar, aunque se consigue a través de una propia inteligencia y sus determinados límites, tal vez por eso las copias no igualan al original. Lo de Neruda es aparentemente visible, aunque faltaría hondar más, porque el tema , de pura desconfianza, no puede ser tan simple. Suerte otra vez.

Anónimo dijo...

El caso de Coldplay es tan descarado como el de George Harrison (My Sweet Lord, su canción más famosa, es casi idéntica a He's so Fine de The Chiffons), que también adujo en su momento que fue un "plagio inconsciente"

Anónimo dijo...

¿Será sutil el afirmar que una máquina prestigiosa de hacer versos, por amor propio no copiaría (con tan flagrante apariencia además) el poema de un autor oscuro?
¿Será sutil creer que el cristal con que se mira un poema de corto vuelo creyendo que es digno de ser plagiado, es un cristal cuya creatividad tiende a cero?
¿Carecerá de sutileza el situar a los blogs en el mismo rango “pasatiempista” del sudoku y del crucigrama, lo cual sucede con este tosco y primitivo servidor?
RUMESILDO B.

zeta dijo...

Sutil no, fragante, yo pienso que Neruda usó esos versos para crear un poema más, no sé si mejor, pero igual; el amor propio no tiene mucho que ver en eso.

Decir que el otro no es bueno no tiene nada de sutil, si comparamos ambos poemas tienen igual, no mella la fama de uno de los poetas.

Lo otro tampoco es sutil, siempre y cuando se quiera sugerir que todos los blogs son de ese rango, fuera del interés de cada blogger. Simple.

Luis Aguirre dijo...

Y parece que Satriani tomará cartas más serias en el asunto:

http://www.rollingstone.com/rockdaily/index.php/2008/12/08/joe-satriani-says-coldplay-figured-this-little-guitar-player-guy-will-leave-them-alone/

Alguna vez la RS sacó una nota en su web sobre los plagios notables del rock (con comparaciones de audio) y aunque varios de ellos se resolvieron a favor de los plagiados con compensaciones economicas siempre me quedé con dudas sobre si fueron o no verdaderos plagios. Por ejemplo, el de George Harrison. Sí, son las mismas notas y la misma armonía, pero la canción es completamente diferente. Si mal no recuerdo, Harrison adujo un plagio "inconsciente".

El caso más alucinante para mí fue el de Vanilla Ice. Mientras que todo el mundo pensó que el rapero habia tomado un sample del bajo de "Under Pressure" con todas las de la ley, él siempre declaró inocencia reclamando la originalidad de su canción. Para él sonaban completamente diferentes.

saludos