18.2.09

Los mejores policiales

Resultados de la encuesta

Hace días se cerró la votación y los lectores de Puente Aéreo eligieron sus narraciones policiales favoritas de la literatura latinoamericana en español.

Ganador absoluto y probablemente indiscutible: el cuento "La muerte y la brújula", de Jorge Luis Borges, publicado inicialmente el año 1942 en la revista Sur e incluido desde 1944 en "Artificios", segunda parte del libro
Ficciones.

El cuento es uno de los relatos detectivescos más complejos y polisémicos que se conozcan. Echa mano de la cábala, la filosofia hermética y la paradoja preclásica. Unos y otros han visto en él un comentario sobre el laberinto de la guerra europea, el caos de las migraciones a la Argentina, la relación entre lectura y escritura, o entre creación y crítica, etc.

De los primeros puestos, la mitad fueron argentinos. Lo que es, por un lado, un reconocimiento a la tradición latinoamericana que más se ha inmiscuido en el género. Pero también puede ser un indicio de cuán poco se conoce la genealogía, no breve, que tienen el policial mexicano o el chileno.

Estos fueron los más mencionados:

38% La muerte y la brújula, de Jorge Luis Borges
30% Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez
08% El perjurio de la nieve, de Adolfo Bioy Casares
07% La caverna de las ideas, de José Carlos Somoza
06% Luna caliente, de Mempo Giardinelli
06% Triste, solitario y final, de Osvaldo Soriano
05% El enigma de los cuerpos, de Peter Elmore
05% Las muertas, de Jorge Ibargüengoitia

También quiero dejar constancia de que hubo ciertos reclamos de lectores que protestaban por la ausencia de
La conciencia del límite último, novela de Carlos Calderón Fajardo. Dije entonces que todos los comentarios que llegaran mencionando esa novela contarían como votos por ella, a pesar de que no había sido propuesta por nadie cuando pedí las nominaciones. Cumplo con informar que llegaron tres comentarios, es decir, un total de 2.3%.

Y para calmar los ánimos, les aviso que pronto haré una encuesta similar solo de policiales peruanos; vayan proponiendo sus candidatos. Y recuerden que solo es un juego.

12 comentarios:

Biyu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Biyu dijo...

Ya vemos como es el perfil del lector medio de este blog :)

Propongo Identificación de David de Eduardo Gonzalez Viaña

Anónimo dijo...

El enano Hildebrandt no calificaría en ningún enésimo lugar en esta encuesta, aunque sus buenos bodrios debe tener encaletados y si fuera ingenuo (no lo es en modo alguno, como todo sujeto que se quiere casar con Dios y con el Diablo pretendiendo convivir con ambos pero que ineluctablemente termina rascándole los testículos a Satanás y alejado de toda real divinidad) los habría publicado hace rato. No obstante, cada cierto tiempo, no resiste a la tentación de pajearse con la literatura para lo cual se apoya en las muletas-muletillas de justicia, decencia, honestidad, desinterés, etc, acusando fariseamente a todos de injustos, indecentes, deshonestos, interesados, etceterados. Quien quiera ver una muestra de su rampante mediocridad literaria, leer su serie actual, “Historias imaginarias de la década del asco” en el diario de financiamiento soterrado que dirige César Lévano.
SACAPUNTAS NEBRIJA (Correctómano)

Anónimo dijo...

Es una lástima que ni siquiera como dato "anecdótico" no se haya considerado "El policía de las ratas", de Bolaño.

baudelaire3 dijo...

Policiales peruanos: las de Mirko Lauer, con y sin seudónimo, pero por sobre todo Peter Elmore, en especial con Enigma de los cuerpos. La de Calderón Fajardo es buena, pero no es (creo) el mejor Calderón Fajardo. Y no te respondo aquí lo del Che Guevara y la escritura de los asesinos porque daría para largo.

Atte.,

CGO

Anónimo dijo...

La encuesta tambien nos dice sobre lo malos que son aquellos relatos policiales. Cuentos como El Sur, El Perseguidor o Por las Azoteas, definitivamente son mil veces superiores que los mecionados.

Seria interesante hacer una encuesta mas abierta, como: Cual cree usted que es la mejor novel, el mejor cuento y el mejor poema latinoamericano?

bioy dijo...

hay un claro sesgo racista en la elección que yo me atrevo a denunciar!!! Borges habla de culturas que no conoce, evbidentemente, eso debería ser suficiente para sacarlo de la lista.
Ah, y García Márquez es amigo de Fidel, qué asco.
Literatura o muerte, venceremos, salud!!

Anónimo dijo...

Yo no sé si "La conciencia de límite último" es lo mejor de Calderón Fajardo. A mi gusta mucho como cuentista. Pero sus novelas también son muy buenas, aunque no las he leído todas. Pero La conciencia del limite último es una novela realmente muy interesante. Con niveles de complejidad muy profundos y al mismo tiempo una novela entretenida y muy bien escrita. En Buenos Aires estaba siendo esperada con gran interés ya que iba a ser publicada por Interzona, pero al parecer todo se frustró porque Interzona, la editorial que iba a publicarla, que publicaba a Bellatín y a Villoro quebró. Yo vivo en Argentina y estoy de vacaciones en Perú y recuerdo que la novela de CCF fue anunciada por Página 12 como uno de los títulos más importantes a ser publicados en Argentina el 2008.

Anónimo dijo...

Yo no sé si "La conciencia de límite último" es lo mejor de Calderón Fajardo. A mi gusta mucho como cuentista. Pero sus novelas también son muy buenas, aunque no las he leído todas. Pero La conciencia del limite último es una novela realmente muy interesante. Con niveles de complejidad muy profundos y al mismo tiempo una novela entretenida y muy bien escrita. En Buenos Aires estaba siendo esperada con gran interés ya que iba a ser publicada por Interzona, pero al parecer todo se frustró porque Interzona, la editorial que iba a publicarla, que publicaba a Bellatín y a Villoro quebró. Yo vivo en Argentina y estoy de vacaciones en Perú y recuerdo que la novela de CCF fue anunciada por Página 12 como uno de los títulos más importantes a ser publicados en Argentina el 2008.

Anónimo dijo...

"La muerte y la brújula" es la crónica de un castigo: el castigo sufrido por un intelectual que no se da cuenta que se están aprovechando de su exquisito intelectualismo
para jugar con él como el gato con el ratón, y para atraparlo y matarlo.

Es algo así como una desdeñosa lástima de Borges hacia los eruditos como él mismo.

Anónimo dijo...

Al comienzo del cuento, Treviranus, a quien Borges presenta como un policía de intelecto vulgar y medio palurdo, dice: "—No hay que buscarle tres pies al gato. Todos sabemos que el Tetrarca de Galilea posee los mejores zafiros del mundo. Alguien, para robarlos, habrá penetrado aquí por error. Yarmolinsky se ha levantado; el ladrón ha tenido que matarlo. ¿Qué le parece?"
"Posible, pero no interesante", responde Lonnrot.
No sólo era posible, era la verdad. El vulgar y pragmático Treviranus acertó desde el comienzo, mientras que Lonnrot, por buscar el sabor del enigma o del "misterio" o "la cosa estética" en los motivos del crimen, cayó en la trampa de Scarlach y terminó muerto.

Coco Lucho dijo...

La muerte y la brújula