2.4.09

Chéjov y el otro

Sobre dos novelas cortas del autor ruso

Leí cinco novelas cortas de Anton Chéjov durante las últimas vacaciones. Dos de ellas me vuelven a la memoria mientras reviso
Los papales de Aspern, de su contemporáneo Henry James.

En
Los papeles de Aspern, un hombre se infiltra durante meses en una casa ajena bajo una falsa identidad, y oculta el propósito de su ingreso a la mirada de sus dos anfitrionas.

En las dos
nouvelles de Chéjov se produce también una suplantación. En La historia de un hombre desconocido (traduzco los títulos literalmente, a partir de las versiones inglesas), un activista político de origen aristocrático renuncia a su identidad para hacerse contratar como sirviente en la casa del hijo de un enemigo político.

En
Mi vida, el hijo de un arquitecto mediocre, pero de gran prestigio en su pequeña ciudad del interior, renuncia a su herencia y las posibilidades que le ofrece su posición en la burbuja de la nobleza provinciana, para buscar trabajo como obrero de una estación ferroviaria, primero, y como pintor de brocha gorda, después.

A diferencia de lo que sucede en la novela de James, en las de Chéjov el abandono de la identidad propia y la asunción de una nueva implica un tránsito en la escala social: de aristócrata a servidor doméstico, en una, de noble a proletario, en la otra.

Y en ambas esa metamorfosis se niega a ser sólo superficial: tanto el aristócrata activista vuelto sirviente como el heredero convertido en mano de obra barata se introducen en un proceso de aprendizaje social, y descubren lentamente, no sin atravesar penurias de índole diversa, de qué modo se ve el mundo desde una posición subalterna, marginal o sojuzgada.

En cierta forma, Chéjov dramatiza y pone en escena uno de los principios del realismo de su siglo: la capacidad de imaginar el mundo de las clases dominadas sin hacer de él una caricatura ni el blanco de un humor satírico o sardónico, ni una idealización sentimental o acaso romántica. Y da un paso más: imagina ese mundo desde los ojos de alguien que se introduce en él.

No es un retroceso ni un paso al costado con respecto a las novelas que se permitían contar el mundo asumiendo la perspectiva del marginal, que ya las había varias en ese tiempo; se trata, más bien, de incidir en el contraste mostrando ese universo desde los ojos de alguien que se va integrando a él pero que ha tenido su origen en otro.

Como tema, es un asunto moderno por excelencia; tiene que ver con el reconocimiento de las diferencias y la toma de conciencia de que el punto de vista ejerce un poder y acaso una violencia sobre el objeto observado. Como escaño en la tradición de la novela moderna, es un tópico que viaja desde
Heart of Darkness hasta El entenado o El hablador: las novelas de conversión que historian el tránsito de un sujeto entre dos mundos enfrentados.

8 comentarios:

Fulano de Chal dijo...

Y qué otras novelas estarían en esa línea ?

Felino sucio dijo...

¿por ke pichi de diablo ataca a mirko lauer?

a) porque es aprista
b) porque es intimo de García.
c) porque todavía no comenta Biopoetica de koser.

Rpta. C.

José Miguel Herbozo dijo...

Hola Gustavo. Aspern Papers es uno de mis libros favoritos. Creo, como señalas, que la diferencia entre un modo de suplantación que señalas y el de la novela de James es distinto, pero el de James es un proceso en el que se pone en relieve una pregunta: quién engaña a quien. El narrador, confiado de la vulnerabilidad de las herederas de Aspern, intenta ingresar en su mundo, pero queda preso en una fuerza que no conoce realmente, en un huerto cerrado dentro de venecia. ¿No te parece que la identidad del narrador protagonista llega a ser, al menos, amenazada? Al final del libro, se puede decir que la intención de suplantar es la de transmitir al lector el riesgo de perseguir los papeles.
Saludos

Anónimo dijo...

es bueno que te dediques a la olvidada literatura

estoy aterrado por la abundancia de controversias esteriles que hay en la blogosfera "literaria" peruana

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola Gustavo

Al amanecer, antes de salir de casa, leo un cuento. Luego, dentro de una botella bien tapada lo lanzo al mar y así dejo un rastro para poder regresar. Preparo entonces un morralito y me voy de paseo por la red en busca de contadores de cuentos, letras nuevas, fabuladores, nuevos amigos, para aprender y compartir.

Esta semana la estoy dedicando a leer cuentos de escritores de Francia y me he encontrado cosas maravillosas que deseo compartir. Te invito para que pases por mi Casa, espero que lo que estoy leyendo te guste tanto como a mí.

Saludos desde Mérida-Venezuela.
Jabier.

FRED dijo...

SE QUE ES UN BLOG LITERARIO, PERO ES NECESARIO PASAR LA VOZ: MIREN LO QUE SUCEDE EN LIMA. ACABO DE LEER UNA NOTICIA QUE ME HA DEJADO ESTUPEFACTO. LA MUNICIPALIDAD DE LIMA VA A DEMOLER EN ESTOS DIAS EL TRADICIONAL PUENTE TRUJILLO. ME PARECE INACEPTABLE DEMOLER EN VEZ DE RESTAURAR.
EL MUNICIPIO DEBERIA PONER TODO SU ESFUERZO EN SALVAR UNA DE LAS ZONAS MAS TRADICIONALES Y CONOCIDAS DE LIMA. DEMOLER ES EL CAMINO MAS FACIL Y DE MAYOR GANANCIA PARA LAS EMPRESAS CONSTRUCTORAS. PERO ESTAMOS HABLANDO DE LA MEMORIA VISUAL DE LIMA, DE LA MEMORIA HISTORICA DE UNA CIUDAD. CREO QUE ES NECESARIO PASAR LA VOZ DE ALERTA. NO SE PUEDE AVISAR UNA SEMANA ANTES DE SEMEJANTE ATENTADO URBANO EN LIMA.

El arrancacorazones© dijo...

Muy interesnate su punto de vista hacerca del alma de estas novelas.

Voy a leerlas en esta semana santa, creo que vale la pena...

Gracias!!

Primicia, chocherita, dijo...

Resulta que las novelas de Roncagliolo son lecturas sugeridas en algunos colegios de Lima. Pobres chicos, se nos van a ir por el arroyo...