11.8.09

Otra mirada

La compleja segunda cinta de Claudia Llosa

Apenas hace dos días pude ver
La teta asustada, segunda cinta en la ya más que interesante filmografía de la directora peruana Claudia Llosa.

Es una historia hecha de contrapuntos: los interiores opacos y los exteriores inabarcables; los silencios y la invasión de ruidosa festividad; el quechua y el español; el nacimiento y la muerte; los ascensos y los descensos; la opresiva inercia de la vieja aristocracia y la transitiva movilidad de lo popular, etc.

Fausta, la protagonista (extraordinaria Magaly Solier), no parece atravesar muchas calles para llegar desde su casita pobre y desmoronada hasta la mansión donde trabaja como sirvienta: el portón eléctrico del jardín sirve de frontera y de aduana entre la casona burguesa y el ajetreo de un laborioso mercado.

Ese es el tipo de concisión y de síntesis que engendra símbolos en la cinta de Claudia Llosa: la hoy clásica metáfora de Ángel Rama (la imagen de la ciudad letrada, cercada por muros, ensimismadamente generándose a sí misma como fuente de un poder ilustrado) es invertida, puesta al día, incluso corregida, en una sola imagen.

En
La teta asustada, la ciudad de Rama sobrevive apenas, entre las cuatro paredes de la mansión y en el mínimo y tangencial atisbo de una sala de conciertos. La ciudad popular, en cambio, es por lo menos doble (y sus dos regiones las une una flaca escalera en la ladera de un cerro): por un lado, un haz de callejuelas comerciales; por otro, un dédalo de barrios marginales, palpitantes, acaso transitorios.

Voluntariamente o no, Llosa toma la alegoría de Rama y la transforma en muchas direcciones, de las que acaso dos son especialmente notables.

Por un lado, Llosa enforca su atención en la densidad de formas y formalidades que organizan el múltiple universo de las clases populares, es decir, precisamente, el anillo exterior de la ciudad, en el que Rama parecía no percibir organización alguna (se refería a él como una exterioridad un tanto amorfa, a la que llamaba "la campana de vacío").

Por otro lado, Llosa subraya la idea de que es entre las clases populares, especialmente entre los migrantes andinos y su descendencia, donde han de buscarse las nuevas voces de la creatividad, la imaginación, la evocación de la historia y la memoria; que, aun habiendo sido las más maltratadas, desplazadas y escarnecidas, son esas las voces más vivas de la ciudad, de la nueva ciudad.

Ese es el sentido del contrapunteo que se establece entre la voz de Fausta, narrativa y memoriosa, expiadora e introvertida, armoniosa y original, y la sequía creativa de la dueña de casa, mujer enclaustrada y desértica, menguante, que de alguna manera alcanza a intuir la cratividad de la otra y pretende, aunque sólo superficialmente, sólo por instinto de supervivencia, alimentarse de ella.

En uno de sus ensayos más recurridos, Walter Benjamín comparó la distancia y la lejanía que media entre la voz de un narrador contemporáneo y su audiencia, por un lado, con, por otro lado, la cercanía inherente a la voz de un tradicional contador de historias y la comunidad a la que le hablaba y de la cual hablaba.

La Fausta de Claudia Llosa (y de allí tal vez la terquedad sobreviviente que evoca su nombre) quiere mantener lo mejor de ambos mundos: es cada vez más parte de una sociedad moderna, y sin embargo mantiene la vitalidad inmediata y el enraizamiento de lo tradicional.

Al plantear ese asunto (con la delicadeza de un estilo que transita del surrealismo al neorrealismo con insólita naturalidad), Claudia Llosa nos recuerda, por segunda vez, que el arte narrativo puede ser inmensamente original, audazmente innovador, tremendamente personal, y hablar, al mismo tiempo, de los grandes temas de una sociedad de maneras provocadoras e inteligentes.

15 comentarios:

Asterión dijo...

Además de demostrar que es en esas voces marginadas (prefiero periféricas) donde se encuentra la creatividad, lo cual suscribo plenamente, se deja ver una denuncia en contra de los colonialismos y los abusos de poder.

http://asterionloft.blogspot.com/2009/07/la-teta-asustada.html

Saludos.

Anónimo dijo...

Oh really?? pues hagan algo, apoyen, escriban, griten, solidaricense con los indigenas, con los campesinos, con los pobres que el gobierno y la sociedad con su indiferencia sigue matando en Bagua con balas o en Puno con la inatencion de salud. O esperaran unos 20 años para que sus hijos hagan peliculas pitucas sobre la masacre de Bagua y digan hay que lindo!.

zorradeabajo dijo...

Cuando vi la peli, me sorprendio en mi misma una paradoja: miraba con mi inteligencia, la historia no la apabullaba, no la silenciaba, miraba con cierta distancia pero no ajena, sino interesada. Y la otra parte de mi estaba muy enojada porque yo puedo etender el miedo de Fausta: no salgas a la calle, la noche es tu enemiga, el hombre es tu enemigo, el hombre te va a violar y perderas algo mas que la vida, no cantes no sueltes tu riqueza no confies... ¡tantos mandatos horribles! Es una peli de mujeres, sin duda, que les deja a los hombres asomarse para ver la esterilidad de tanto trauma. Pero hay una luz, una esperanza al final ¿verdad? Hasta ahora me sube la sangre a la cabeza y casi quiero llorar cuando me acuerdo de Fausta en las escenas finales: ¡tenemos eseranza!

Anónimo dijo...

Aquí el asunto es lo mismo que en en la literatura. Si una novela es leída en el Perú, o una película es vista en el Perú y por peruanos vamos a ver una novela o una película distinta, a la misma novela o película que lee o ve un europeo. Los europeos ven "La teta asuatada como película", no pueden captar las conexión de sentido que tiene con la realidad porque no conocen la realidad peruana. Lo que ven en la película es "la realidad" cinemtográfica. Nosotros no podemos librarnos de la pelicula y sus conexiones con la realidad, y al hacerlo no la vemos como una películsa, vemos la película como si fuera la realidad y una película no es la realidad.

Anónimo dijo...

¿de verdad crees que Claudia es tan aburrida como para basarse en Rama para hacer su pela? Estás loco, oe

víctor

Harry Cañari dijo...

No tengo nada con la directora ni con la actriz, pero no debió ganar esa pela. Mucho menos celebrarles tanto. Pero así son los concursos, los jueces deciden, no el público. Nosotros opinamos-criticamos.

Harry Cañari

Gustavo Faverón Patriau dijo...

E imagino que esa opinión la ofreces después de haber visto las otras películas participantes.

Igual sería interesante que dijeras qué te pareció la película.

cecilia dijo...

Lo que esta claro es que todo estan de acuerdo en que hay talento, los expertos y no expertos dicen les ha gustado y han recibido mensajes, aunque para nada positivo sirve ir hablando mal del Peru,sea la intencion que haya, cosa que la mayoria de peruanos hace incluida esta directora, que aunque no haya ninguna clase de mala intencion todo lo contrario, nadie en el mundo desarrollado o de paises emergentes lo hace, al contrario incluso mienten al hablar de sus paises y cuando lo dejan mal tienen cuidado de mostrar temas sobre poblaciones que quieren aislar por ejemplo.
Ella participa con dinero de inversion publica de un ayuntamiento o comunidad (o municipalidad) de Espana, por lo tanto la mirada es hacer de esta pelicula una que cuadre en lo mediatico, y para los peruanos les sirve para dejarnos mal, no nos favorece en nada ir aumentando los prejuicios que ya hay , todo lo contrario mas que nos estamos posicionando ofreciendo productos que brinda la naturaleza, y que la idea es incrementar el turismo.
Siempre de inocentes!
Creo que los directores deben comprometerse con esto de subirle los humos al Peru , no bajarselos mas, y si claro que dejan ver lo de las posibilidades creativas en otras poblaciones del Peru, pero de todas maneras tampoco se puede generalizar ni en esto ni en el tema que ella presenta , como si todas en la sierra del Peru fueran tan llenas de miedos producto de actos que ella presenta y que parece ser parte de una forma de vivir generalizada, y para nada es asi.Cuando la entrevistan habla de sus investigaciones particulares antes de hacer la pelicula, pero no habla de investigaciones oficiales, y eso me parece mal , porque los temas son muy fuertes.Igual hizo con la otra pelicula "Madeinusa", generalizaciones para todos los integrantes de una poblacion y eso no es veridico.
El tema del miedo se puede genralizar y cualquier mujer de cualquier pais lo puede entender e incluso identificarse de alguna manera, pero el contexto en que lo muestra ya deja que pensar en algo particular de un pais, por que no es verdad lo que muestra.
Por otro lado me encanta tu vision personal, pero los directores deben mirar mas alla de una perspectiva personal, y comprometerse con el Peru , mas si participa en este tipo de certamenes.
Seguro seguro , ha aumentdo los prejuicios en contra del Peru, y de todos no solo de los de la sierra.
Tiene mucho talento, pero es una directora inmadura, y con los fondos que ha hecho la pelicula seguro seguro se han aprovechado de esto.Y si ella escucha las criticas que las hay y fuertes al respecto, de que no se compromete con su pais, pues puede irsele en su contra como siga en la linea.
saludos.

Anónimo dijo...

polemica

http://www.elpais.com/articulo/opinion/America/Latina/democracia/abre/fuego/elpepiopi/20090720elpepiopi_11/Tes

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Precisiones/elpepiopi/20090725elpepiopi_9/Tes

Anónimo dijo...

polemica

http://www.elpais.com/articulo/opinion/America/Latina/democracia/abre/fuego/elpepiopi/20090720elpepiopi_11/Tes

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Precisiones/elpepiopi/20090725elpepiopi_9/Tes

Anónimo dijo...

El comentario de Cecilia está basado ideas erradas.
1)Los autores de obras de ficción pueden tratar de los temas que quieran y con la financiación que quieran. No importa quién las financie. Lo del "encuadramiento mediático" obligado por el ayuntamiento español es una conjetura con poco sentido.
2)No "hablar mal" de ciertas cosas en el Perú es mucho peor que hacerlo. En todo caso, artistas de todo el mundo critican sus sociedades. Afirmar lo contrario es, simplemente, ridículo.
3) La película no "generaliza" en absoluto, todo lo contrario. Igual, tendría derecho a hacerlo.
4) Su propuesta de "lo que deben hacer los directores" es chauvinista.

cecilia dijo...

1.-Hay personas en el mundo que no van con nadie , simplemente sufre las consecuencias por ejemplo por ser emigrante peruana, y es que las generalizaciones estan a la orden del dia en todos lados, y como estrategia incluso, y mas.¿O te crees que a ella , la directora la apartan tanto de la protagonista?, para nada que su inicitiva es tipica de peruana=hablar mal del Peru, y aunque ella se distancia de la protagonista, el circo esta en quien queda peor, si ella por hablar de algo con lo que tal vez " cree " que nada tiene que ver, o la protagonista, que no se da cuenta lo que va dando con su actuacion osea las dos=Tercernmundismo puro.
2.- Y no se necesita ser nacionalista ni nada (a proposito "odio" el nacionalismo)para saber que todo el mundo tira para su terreno, porque lo globalizado no esta ni minimamente ordenado ni regulado ni nada.
3.-Luego soy mama y me preocupo, mas que patriota que para nada , todo lo contrario.
4.-Y aunque paresca contradiccion me gusta que el peruano sea individualista, me gusta la gente que va sola ,no en "manadas".Pero el individualismo depende tambien en que queda...
5.-Pero todo el mundo tiene estrategias y no va tan de inocente.
6.-Y claro los que tendrian que manifestarse mas energicamente son los de las regiones tocadas,y la protagonista tambien que tampoco, incluso mas que la directora,aunque lo primero es que tendrian que poder hablar, y seguro seguro sienten que no pueden....Para esto tiene que haber solidaridad , sino no se habla nunca...
7.-Bueno por ahora les va bien a los LLosa por aqui siendo utilizados vamos a ver mas adelante.......aunque supongo que no sienten identificacion con esas poblaciones,es mas se distancian, pero esto tambien realmente es de la incumbencia de todos los peruanos , sino estamos en ninerias y sus consecuencias....
8.-O es que el Peru se va a dividir en dos o tres?......o en 32 millones?
9.-Y al productor espanol que le acompano , tambien se le ha criticado, no solo a ella.
10.-Anonimo, tu anarquismo=tercermundismo.


saludos.

Anónimo dijo...

Cecilia:

No se te entiende nada por la redacción y por la mescolanza de ideas. Un gusto.

Ángel dijo...

Soy español, de una región periférica isleña, lejos del continente, y por tanto algo alejado de toda la parafernalia política eurocéntrica y sus dislates nacionalistas, precisamente por la angustia que representa en ocasiones el aislamiento geográfico. Digo esto para situar mi neutralidad sobre eurocentrismos trasnochados y sobre juicios a priori del mundo más allá de las "viejas fronteras europeas". A mí la película de Claudia Llosa me pareció bella, inteligente, personal, y como bien dice un comentarista, deja espacio al espectador, para que vea y sienta la obra desde su propia inteligencia. Pero claro, como persona tendente a la reflexión y no sólo a la pasión o al sentimentalismo sobre las cuestiones que atañen al ser humano, me invadió un pensamiento y una sensación durante la proyección: ¿hasta donde es esto pura ficción y hasta donde verdad?, y ¿se tocan en algún punto o asidero real esos aparentementes distantes, mundos de etnias y de clases? si es así ¿ese encuentro es natural o impostado? A causa de mis dudas y mi desconocimiento sobre la sociedad peruana, no levanté acta de "gran obra" con "La teta asustada". Es lógico y hasta saludable tener este punto de incertudumbre. Sí, el cine es ficción, pero se basa en numerosas ocasiones en realidades, se nutre de ella, se baña de ella, se contagia de ella, aparte de la naturaleza fantástica e imaginaria del cinematógrafo. En España, como en muchos países europeos, hay una etnia que ha sido rechazada hasta la saciedad, la gitana, y sus costumbres se siguen viendo hoy día como algo exótico y fruto de una cultura y leyes de otros tiempos. Por eso entiendo los recelos de algunos o de muchos peruanos hacia las nobles cualidades que han visto en la película, con sus múltiples alabanzas y premios en Europa. Ningún país está libre de miserias morales, ningún continente es ajeno a las barbaries, pero los tópicos sobre los pueblos, sobre el otro, sobre lo "diferente" se repiten en todos sitios, no lo podemos evitar, no todos tenemos esa neutral mirada que nos acercaría a todos en vez de alejarnos. Y digo todo esto por el largo debate que sé que tienen en Perú a causa, entre otras cosas, de las dos películas de Claudia Llosa. El debate siempre es enriquecedor cuando se da con respeto e intentando encontrar una vía dialogada con el otro, una posibilidad de mejora. Si no es así todo se torna imposible, y hasta juzgar, criticar o sobre-juzgar una simple película se puede tornar en un dolor.
Un afectuoso saludo

Anónimo dijo...

Pues exactamente Angel has dado en el clavo. Para muchos peruanos lo indigena y en general lo andino son como los gitanos para muchos espanoles: folkloricos, chabacanos, salvajes e irredimibles. Son estos prejuicios los que Llosa trasmite en sus peliculas. Independientemente de la calidad visual de la pelicula esta forma de representar es profundamente ofensiva y no ayuda en nada a superar los prejuicios de la sociedad peruana.