22.10.10

Medio Evo, 3

La lamentable cucufatería de izquierda

Algunos defienden el evidente clima de censura que se cierne sobre Bolivia como si fuera un rasgo revolucionario o, a lo sumo, una simple reforma políticamente inspirada, como cualquier otra que cualquier gobierno del mundo tenga la facultad y el derecho de formular.

Resulta inverosímil la miopía voluntaria de los que apoyan la decisión de Morales, sus ministros y su bancada congresal. La ley (de la que hablé en el post anterior) no sólo deja aún sin regular el mecanismo por el cual se decidirá, desde el Estado, qué texto es racista y qué texto no.

Además, consagra como legal el retirarle a un medio de comunicaciones la licencia por transmitir, imprimir o publicitar un texto que se considere racista, lo que, en la práctica, es colocarle por delante una alfombra roja a cualquier capricho del gobierno, que ahora tiene la facultad de decidir ex cathedra qué cosa es racista y desaparecer del mapa a diarios, revistas, estaciones de radio o de televisión a los que él juzgue pertinente retirarles la licencia de funcionamiento.

El ejemplo de cómo serán esas decisiones ya lo dio el gobierno de Evo Morales al declarar racista las obras de Alcides Arguedas y Díaz Villamil. Si un diario ahora quisiera, por ejemplo, publicar en fascículos la novela Raza de bronce, el Estado tiene la facultad de clausurar el funcionamiento de ese diario. Si yo, o cualquier otro crítico, escribiéramos un ensayo sobre aquella novela, reproduciendo párrafos de ella en un medio de prensa, el Estado boliviano tiene la facultad, en efecto, de ordenar el cese del funcionamiento de ese medio.

¿Qué medios de prensa peruanos han publicado textos que puedan considerarse racistas? Imagino que todos. El Comercio y varios otros diarios han distribuido ediciones de Duque o de las Tradiciones peruanas o de los cuentos de Clemente Palma o García Calderón o López Albújar. Varios canales de televisión han transmitido adaptaciones de esas obras. El diario Correo publica con frecuencia textos de un columnista que destila tanto racismo como estupidez. Frecuencia Latina, si no me equivoco, fue la estación en la que Bayly declaró que las poblaciones andinas decidían su futuro tontamente porque en la altura escaseaba el oxígeno.

Yo he escrito críticamente y he denunciado cada uno de esos casos, pero nunca me ha pasado por la cabeza pedir que se ilegitime a Correo, Frecuencia Latina o los otros medios que nombro. Si en el Perú existiera una ley como la boliviana, el funcionamiento de todos y cada uno de nuestros medios de prensa podría ser declarado ilegal de un solo plumazo. Eso exactamente puede pasar en Bolivia al ritmo y la velocidad con que Evo Morales y su gobierno lo decidan.

Quienes piensan que no hay abuso alguno en la ley de Morales no parecen preocupados en lo más mínimo por ciertas libertades fundamentales. Y quienes creen que es una medida progresista ignoran, quizá al propósito y sin demasiados escrúpulos, la evidencia de que sólo es una medida represiva dentro del marco de un proyecto general para legislar desde el Estado qué tipo de producción cultural, artística, intelectual o simplemente mediática puede ser consumido por los bolivianos.

Ahora, Evo Morales encarga a sus parlamentarios "estudiar" la manera en que se puedan censurar las telenovelas con algún contenido erótico. En el colmo del conservadurismo pacato y la cucufatería, los ejemplos que los parlamentarios han mencionado aluden incluso a la simple semi-desnudez de una mujer; con eso basta: censura.

Obviamente, no hay que ser adivino ni particularmente perceptivo para notar que si los medios de prensa y las telenovelas pueden ser censurados así desde el gobierno, entonces todo puede ser censurado desde el gobierno: ¿por qué prohibir una telenovela seudo-erótica y no prohibir directamente todo lo que se considere pornográfico? ¿Por qué prohibir el erotismo en la televisión y no en el cine? ¿Por qué prohibir una serie televisiva "subida de tono" y no prohibir una novela o un documental o una exposición pictórica o una performance o una obra de danza moderna que se consideren, también, "subidos de tono"?

Lo que Morales está haciendo no es revolucionario ni aquí ni en Bolivia ni en Júpiter. Lo que está haciendo es simplemente imponer su moral individual o el discurso y los límites de su moral individual, que es patentemente conservadora en extremo, a todos los bolivianos. Y es evidente que una moral como esa sólo es articulable a través de la prohibición, la censura, el veto y la deslegitimación.

Morales no planea simplemente un periodo de gobierno de acuerdo con sus ideales: planea, a imagen y semejanza de sus mentores, Fidel Castro y Hugo Chávez, una vida entera dedicada a forzar a un país a comportarse como a él le venga en gana.

Imaginemos, por un momento, que el gobierno de Morales termina y la legislación aprobada por sus adeptos queda en pie. Imaginemos que un partido opuesto a Morales pero con similar espíritu autoritario toma el poder. ¿Qué podría hacer ese gobierno ante la aparición en un medio de comunicaciones de un titular que contuviera la siguiente frase, dicha, en efecto, tiempo atrás, por Evo Morales: "A ver si los indios y los negros nos unimos, pero el negro está siendo el mejor alumno del blanco Bush".

No me interesa alegar si esa frase es racista o no. Me interesa que noten que cualquier rival de Evo Morales tendría muy fácil la tarea de declarar que esa frase sí es racista e inmediatamente quitar la licencia de funcionamiento al medio de comunicaciones que la haya reproducido.

Eso no pasará, probablemente, nunca. Pero si Evo Morales tiene la libertad de decir frases así, caminando al filo de la navaja del racismo, en el mismo país donde funciona una legislación como la que él ha hecho aprobar en el Congreso, es porque esa legislación no se aplica a él, y no se aplica a él porque es un instrumento que él ha construido y que está en sus manos, cuyo uso será abiertamente político y seguramente represivo.

En América Latina tenemos esta desgracia: tenemos revolucionarios como Fidel Castro, que encarcelaba homosexuales y consideraba homosexual a cualquier hombre que llevara el pelo demasiado largo. Tenemos revolucionarios como Hugo Chávez, que alienta la violencia contra la comunidad judía venezolana. Tenemos ahora revolucionarios como Morales, que anda cubriéndole los pechos a las actrices y dibujando hojitas de parra en las ingles de los actores.

Tenemos revolucionarios que piensan que prohibir, limitar, censurar, silenciar o recortar es propiciar una transformación. Sí, ok, quizá lo sea: una transformación como la que imaginó con asco Orwell, con un ministerio dedicado a tachar magazines, borronear revistas, incendiar libros y reescribir el pasado. Porque también se puede hacer una revolución hacia atrás, y ahí están los dinosaurios que gobiernan en Cuba, en Bolivia y en Venezuela para probarlo.

...

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Verdaderamente un muy buen post.

Salvador dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que expresas en el post. Evo Morales, bajo el pretexto de defender legítimos derechos humanos, aprovecha para tener la posibilidad de afectar otros derechos importantes. De Castro y Chávez ni hablar pues ya todos conocemos su calaña.

Sólo te ha faltado pronunciarte en un post anterior sobre la tibieza (o incluso simpatía) que tiene MVLL con regímenes que también atropellan los derechos humanos, como el de China, la Colombia de Uribe o los EEUU que invadieron Iraq.

Jorge Frisancho dijo...

Gustavo,

Confundes a Ávalos con el MAS y con el gobierno. No son equivalentes.

García Linera, vicepresidente, ha desmentido que haya ningún impulso oficial detrás de esa campaña y ha descartado categóricamente que el gobierno, en tanto que gobierno, esté buscando censurar la televisión o prohibir la lectura. Lo reporta EFE y lo puedes leer en Terra Noticias.

La ley que condenas no ha sido presentada a debate y nadie la conoce. Es posible que ni exista más allá de las ganas de Ávalos de salir en primera plana. Y es posible que si llega a ser propuesta, el propio MAS la desestime.

E insisto en lo que trataba de decir, entre otras cosas, ayer: Hasta ahora, lo único que hay sobre el tapete es una propuesta de redefinir el currículo escolar. No hay libros prohibidos, no hay diarios censurados, no hay ninguno de los fantasmas que pareces haber visto.

Tú crees que la intención del MAS es utilizar la ley para censurar medios de comunicación. No tienes en realidad ninguna prueba de ello. Tu único criterio es que desconfías de Evo Morales. Pero eso no basta, o no debería bastar.

El espíritu de la ley está obviamente dirigido a contener los discursos racistas en la esfera pública, no a prohibir la publicación de tal o cual libro. El gobierno boliviano no ha "declarado racista" la obra de A. Arguedas o la de Villamil. Un funcionario ha dicho que esos libros, cuyo contenido es racista (lo es, eso no lo disputas), no deben ser estudiados como representativos de la literatura nacional en el contexto escolar, al menos no sin un régimen crítico controlado.

Decir que en consecuencia, si un periódico publica a A. Arguedas en fascículos le quitarán la licencia y lo "desaparecerán del mapa", es proponer un escenario fantástico salido de tu imaginación, no de la realidad. Equivale a decir que si un crítico escribe un tratado de historia en Alemania y cita largos párrafos de Mein Kampf o de los escritos de Rossemberg, lo meterán a la cárcel por promover la ideología nazi. Técnicamente, la ley podría justificar que se intentara hacerlo. Pero obviamente no va a suceder.

Y claro que Bolivia no es Alemania y que los aparatos judiciales de ambos países funcionan de maneras distintas. Pero eso no invalida la decisión del gobierno del MAS de legislar sobre la circulación de discursos racistas.


Jorge

pringl dijo...

Yo opino que, a la larga, tras una serie de advertencias y sanciones, sí se debería poder cerrar y censurar un medio como Correo por columnas racistas y que invocan violencia, como las de Bedoya Ugarteche o las del mismo Mariátegui.

Lo de las novelas es otro cantar, y estoy de acuerdo contigo.

Anónimo dijo...

Evo no solo es racista, sino homofóbico. Recuerda la frase sobre los transgénicos. Saliendo un poquito del tema, ninguno de los blogueros de tendencia izquierdista/comunista dijo nada del puntapie de Evo a una persona con la que jugaba futbol, persona a la que no solo agredió cobardemente sino a la que mando detener. Pero con la bofetada de Alan, por supuesto, si saltaron todos y obviamente el culpable es el capitalismo y la unica salida la revolución. No se mide las cosas con la misma vara. Tanto Alan como Evo o Chavez son dos caras de la misma moneda.

R. Euribe dijo...

Llamarle a una persona por su color, no tiene nada de racista. Racismo es cuando le queremos atribuir ciertas caracteristicas que emanan de esa cualidad racial.

Decir "es bruto por que es indio" es una frase racista. Decir "es explotador por que es blanco" es tambien racismo.

Decir "Gentiles exist only to serv jews" es tambien racista:
http://www.jpost.com/JewishWorld/JewishNews/Article.aspx?id=191782

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Y decir que los malos de la película son los blancos y que los negros y los indios deben de unirse contra ellos, y que los negros no lo hacen y prefieren aliarse con los blancos... Etc... ¿Eso no es una perfecta reducción racista? ¿O crees tú que en verdad es justo decir que "los negros" son aliados de "los blancos" que son enemigos de "los indios"? El problema no es sólo el desprecio contra una raza; el problema es pensar que en verdad la sociedad se mueve en bloques donde todos los de una raza se comportan o deben comportarse de una manera determinada. Es la misma forma de pensamiento que comparte cualquier racista.

Anónimo dijo...

Faveron revela el problema de muchos intelectuales peruanos, escribe cosas lindas e inspiradas contra el racismo pero cuando se toman medidas puntuales, efectivas contra el racismo que por supuesto tendran un efecto en sus amigos. Los Quiroga, Banzer, Urquidi, Llosa o Paz Soldan, es decir la familias oligarquicas que se han beneficiado secularmente del racismo, los barones agroindustriales, dueños de los medios de comunicación, etc ahi si saltan y dicen "no asi no". La lucha contra el racismo alguna vez tiene que salir de la pura retorica y hasta donde se ve la dicha ley tiene primero un proceso de llamado de atencion y en ultima instancia es el cierre, no es asi de facil tampoco.
OTra cosa, en Latinoamerica negro no es "nigger" y puede ser usado neutralmente e incluso como apelativo cariñoso. No se nos agringe tanto.
Y en la parrafos como este
"revolucionarios como Hugo Chávez, que alienta la violencia contra la comunidad judía venezolana. Tenemos ahora revolucionarios como Morales, que anda cubriéndole los pechos a las actrices y dibujando hojitas de parra en las ingles de los actores." ya le restan total seriedad a su argumento pues parece que no supiera que el "episodio judio" fue totalmente aclarado aun por el gobierno de Israel y de lo otro no se que quiere decir o es que ya se compro la paranoia "antichavista" en apelar a miedos, fobias, burlas en vez de argumentos al criticar a estos gobiernos.

Anónimo dijo...

En esa frase Evo se refiere a Obama si no te has dado cuenta.
Decir que Obama es negro es racista?.

Anónimo dijo...

MVLL escribio contra un curso de educacion sexual en el se trataba de la masturbacion, osea merecera un post sobre la cucufateria de derecha?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Penúltimo anónimo: ¿y referirse a Obama como "los negros" no te parecería racista? ¿O sea que si Obama hace algo todos los negros son co-responsables? Increíble.

Roy dijo...

http://grancomboclub.com/2010/10/%C2%BFborrarlas-de-la-memoria-y-de-la-tradicion.html

cecilia dijo...

Seguro hay razon en todo lo anotado, pero habria que ver que se puede hacer para evitar los resultados de actuaciones en nombre de la libertad de muchas personas en otros paises que tienen a esta como bandera que se ha convertido realmente para muchos como pretexto para hacer una carrera usando los defectos legales a su favor y se resume en que se llega a una
convivencia "desequilibrada"por ue son muchos los mal educados.Por ejemplo Espana en nombre de la libertad se ha llegado ahora al punto de necesitar repasar las gestiones de todas las instituiones casi, porque hay desequilbrio , no solo de las cuentas economicas....
Seguro este hombre lo esta haciendo mal pero ¿que se puede hacer con tal de no llegar a esos modelos, que creo es lo que Evo no quiere para su pais?. es la pregunta.Por que libres nos gusta ser a todos.
Para los defensores de la libertad hay respuestas validas ,pero no dicen nada y no hay repuesta a las contradiciones a que lleva a muchas personas o etc.ejercerla.
Y la ley tampoco tiene alcance para estas.
O bien primero se educa a la gente o bien primero se previene , o si no hay nada que contenga a nivel legal todo esto , supongo cualquiera que vea los resultados en otros paises se cierra , creo esto le pasa a Evo.
saludos.

Anónimo dijo...

Las sociedades sí están divididas en bloques donde los de una raza se comportan o deben comportarse de una manera determinada. Asimismo, reconocer la jerarquía racial de una sociedad, aceptando la existencia de estos bloques, no es una forma de pensamiento racista. Negar la existencia de estos bloques y de sus jerarquías implica no reconocer que las sociedades también están estructuradas racialmente (en el caso peruano, por ejemplo, no es casualidad que los más pobres sean los indígenas). Afirmo “también” porque seria limitado afirmar que las nociones raciales son las únicas que determinan jerarquías en una sociedad, aunque “raza” es una de las principales. Hago esta aclaración para mantener distancia de las nociones de “reverse racism,” pues éstas son frecuentemente usadas con la intención de llevar el debate racial a la superficie y tratar el racismo como un asunto discursivo, dejando de prestar atención a las desventajas de las poblaciones mas discriminadas, así como a la discriminación ejercida por las razas en ventaja relativa. En este sentido, afirmar que la raza blanca de una sociedad discrimina (apuntando a una regla general, a pesar de que la noción de blancura racial varía de lugar en lugar) no debería entenderse como “todos los blancos discriminan”, sino como la predisposición de un grupo, no de un individuo, para dominar a otro. Esa predisposición se aprende, se hereda, es consciente, es inconsciente y es compleja. Ahora bien, es necesario denunciar la afirmación de Evo Morales como una reducción lamentable (usa las categorías raciales insidiosamente); y sus políticas, como bastante cuestionables.
Cristian

cesar dijo...

El racismo no es tanto el problema, la verdadera traba es la "idiiotez intelectual sublimada" que nos separa de los demas sean estos verdes, violetas o fluorescentes.
Paris 2010, Cesar Escalante.

Daniel Salvo dijo...

Asumiendo que el racismo sea "natural", como parecen afirmar muchos, ¿nos resignamos entonces a vivir en un mundo racista? ¿Cómo sería una sociedad racista "ideal"?

Anónimo dijo...

no dije, son impermeables