25.10.05

Cuánto importa el pasado: José Antonio Mazzotti

¿Juzgar los libros de Mazzotti por su pasado? (Fotomontaje: gfp).

Desde que escribí acerca de Leonardo Aguirre, ha llegado más de medio centenar de comentarios sobre el tema, muchos de ellos anónimos y varios donde se sugieren otros nombres, como quien construye una nómina de futuros enjuiciados. (Pero este blog no es un tribunal de justicia, aquí no habrá death rows).

Entre esos nombres, uno sobre el cual se insiste es el de José Antonio Mazzotti, poeta, crítico, profesor de Harvard University, y, según muchos (acusación que él ha negado en repetidas oportunidades), antiguo simpatizante de Sendero Luminoso y miembro de la redacción de
El Diario en los años de la violencia.

Cualquier intelectual que haya estado vinculado de una u otra forma con Sendero, ya fuera por creencia ideológica o por devaneo juvenil, debe responder, afrontar su responsabilidad, explicar y transparentar su situación. Mazzotti no ha rehuído esa confrontación, sea que sus explicaciones nos satisfagan o no (yo soy de los últimos).

Y sin embargo, la sombra de Sendero parece indesligable de su figura pública en el Perú (algo parecido ocurre con otros, como Miguel Gutiérrez) y emerge cada vez que Mazzotti entra en una polémica o es objeto de una: ésa es el arma secreta con la que todo rival espera desacreditarlo.

Que quede claro: si el vínculo es cierto, entonces es válido el descrédito personal. Pero es otra cosa juzgar la pertinencia intelectual del trabajo de Mazzotti a partir exclusivamente del dato biográfico o de la supuesta mácula pasada.

Aclaro (en este mundo donde tantos quieren reducirlo todo a odios, favores y amiguismos) que mi único trato personal con Mazzotti se produjo hace dos años, más o menos, y sólo por correo electrónico. No fue un contacto amical, ni simpático; fue más bien un roce, relacionado con un artículo acerca de Mazzotti que Víctor Coral había publicado en Somos. Mazzotti me acusó de formar parte de un grupo de gente que complotaba para perjudicarlo. A la mayor parte de esa gente yo no la conocía (esto incluye a Coral) o no la había visto en varios años; a los que sí conocía, la idea de un complot les parecía un tanto delirante.

Ahora bien: si yo leo un ensayo escrito por Mazzotti, y el ensayo está seriamente argumentado (como suele ser el caso, se discrepe o no con él), si es teórica y críticamente sólido, nada tiene que ver su pasado con el juicio que yo me haga acerca de ese texto. Así de simple.

Es desproporcionado (pero resulta ilustrativo) recordar que uno de los más influyentes filósofos del siglo veinte, Paul De Man, según se reveló hace varios años, había sido en su juventud un activo redactor antisemita en diarios nazis. Aunque nos moleste, ese dato, que puede generar justificadísimas suspicacias, no basta para falsear su obra posterior.

¿Quiere decir que los críticos literarios no deberían ocuparse de la ideología de los escritores? Eso es claramente un disparate. Pero el asunto es encontrar la ideología en el texto: quienes se desgañitan acusando a Mazzotti podrían, por ejemplo, hacerlo a través de un análisis sustentado de su obra, sus antiguos artículos, los recientes, sus poemas, sus ensayos sobre poesía contemporánea y sobre el periodo colonial, etc. Mientras se objete su pasado, refrescando cada cierto tiempo las mismas acusaciones sin jamás hacer nada más serio, se regresará siempre al mismo punto muerto. También para acusar hay que ser inteligente.

A raíz de mis críticas al blog de Aguirre, un anónimo me acusó de inconsecuente por haber hablado de la seriedad intelectual de los ensayos de Mazzotti. ¿Cómo podía yo acusar al uno de homofóbico por unos cuantos chistecillos y sin embargo reconocer méritos a los textos del otro, si a este otro se le acusa de prosenderismo? El caso es que esos textos son intelectualmente serios. Eso no va a cambiar incluso si quedaran plenamente demostradas todas las cosas de las que se acusa al autor. Y a mí no me causa ningún placer particular decir esto.

¿Si mañana descubriéramos que La Divina Comedia la escribió Satanás, tendríamos que decir que es un mal libro? Claro que no. Pero tampoco tendríamos que decir que Satanás es un buen pata.

Y no, no estoy satanizando a nadie.

63 comentarios:

Daniel Salas dijo...

A mí me extraña que mucha gente que condena a Mazzotti por senderista haya pasado por alto mi crítica a la carta de Ricardo Vírhuez dirigida a Iván Thays. "Coros mestizos" es ya parte de la bibliografía sobre el Inca y, si bien puedo discrepar de la tesis (la presencia de un substrato quechua en la prosa, demostrada por la puntuación de las ediciones príncipes), no deja de ser un libro correcto, inteligente y que hay que tomar en cuenta. Yo no pude ver nada de lenguaje autoritario en "Coros mestizos". En cambio, el texto de Vírhuez posee la estructura de un texto autoritario, de un decreto comisarial. Sin embargo, esto no parece ser muy importante para la mayoría de comentaristas. Y esto, que quede claro, no significa acusar a Vírhuez de "senderista". Para ser senderista, hay que pertenecer a la organización; pero para asumir una postura autoritaria basta poseer una estructura de pensamiento autoritaria. Señalar esto no es buscar ni proponer una caza de brujas; es, simplemente, ejercer la crítica. Llamar la atención sobre el discurso autoritario es un tarea urgente para que el Perú no vuelva a pasar por la desgracia de 20 años de guerra en la que sacamos a relucir, para vergüenza nuestra, lo peor de nosotros mismos.

Anónimo dijo...

Acaso "lo peor de nosotros mismos" actualmente no esta tambien en tener a pirañas como Coral de critico literario del diario "mas serio" del Peru? O en los comentarios malsanos de Aquiles Cacho? Lo peor de nosotros mismos sigue vivito y coleando hoy por hoy. De ahi que haya sido una verguenza que las propias paginas de El Dominical de El Comercio reivindiquen y elogien la actuacion anonima de Aquiles Cacho hace unos meses. Hasta parecerian dos caras de una misma moneda.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No entiendo nada. ¿Qué problema puedo tener yo que se relacione con Coral, a quien nunca he conocido, con quien jamás me he comunicado de ninguna manera, y de quien apenas si he leído un par de artículos?

Por cierto, yo supe de la existencia del artículo semanas después de que había salido. Como Somos no tiene página on-line, no pude leerlo (yo estaba en Ithaca). Le pedí a Óscar Malca que me hiciera el favor de enviármelo, por curiosidad. Óscar (a quien yo no había visto en un par de años) me lo dio. Dos personas con las que luego conversé sobre el artículo me pidieron que les diera una copia. Lo hice. Una de ellas se lo alcanzó a una tercera, colega de Mazzotti (curiosamente, un ex roomate mío). Esta persona le comentó algo a Mazzotti y Mazzotti entendió que yo era un "complotador". Claramente, estaba equivocado.

Tampoco entiendo lo de la "complicidad": precisamente estoy diciendo que "a los que sí conocía, la idea de un complot les parecía un tanto delirante", es decir, la idea de que había un complot contra Mazzotti les parecía completamente absurda. ¿Qué "complicidad" puede haber ahí?

¿Ahora tengo que dedicarle un post a Coral? ¡Qué buena! Tal vez tú quieras escribirlo en mi lugar, porque yo, la verdad, no tengo absolutamente nada que decir sobre él. Repito: apenas si he leído dos notas suyas (y poemas, si no me equivoco), jamás lo he conocido, no tengo ninguna información sobre él. Sé que tenemos amigos en común, nada más. Lo siento.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ahora que se vuelve a mencionar a El Comercio. Yo dejé de trabajar allí hace cinco años. Tengo varios y excelentes amigos allí. Nada de eso es un obstáculo para que señale sus defectos. Si no critico a Coral, ni para bien ni para mal como he dicho ya antes, es simplemente porque no tengo ninguna oportunidad de leerlo. Insistir en que diga algo en su contra resulta un sinsentido.

Anónimo dijo...

El beneficio de la duda de que no hubo "complicidad" de tu parte. Pero el tema esta mas alla. Que opinion tienes tu sobre el articulo en si? Ese articulo de Coral si lo has leido, pues entonces pronunciate sobre el mismo. No basta decir "¿Qué "complicidad" puede haber ahí?" Cual es el ahi en todo caso?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿Tienes una copia del artículo? Yo boté la mía.

Entiendo que lo dirás sin mala intención, pero ¿qué es eso del beneficio de la duda? ¿Ahora de nuevo soy yo el sospechoso?

Increíble. Más increíble aún si notas que mi reciente post no hace sino reivindicar la seriedad intelectual de Mazzotti más allá de otros asuntos. Y eso, créeme, es pura honestidad y no me va a generar ni un solo amigo nuevo.

Anónimo dijo...

En fin. Te doy la razon. Quien deberia pronunciarse en cualquier caso (si le provoca) es el propio Profesor Mazzotti.
PD: Tampoco tengo copia del articulo. Pero seria bueno lo consiguieras y dijeras algo sobre el. La manipulacion es evidente. Jamas en la historia del Peru un critico literario ha sido tratado tan dura e injustamente por el solo hecho de publicar un libro de ensayos donde no aparecen mencionados dos escritores de los ochenta que trabajan en El Comercio. La vendetta era clarisima. Ese punto es central tambien dentro de la discusion.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Si alguien quiere conseguir el texto de Coral sobre Mazzoti y publicar una crítica, explicar por qué está o no en lo cierto, este blog está abierto.

Siempre que la crítica sea fundada, no me interesa a priori que sea a favor o en contra de uno o de otro.

Lo único que me interesa es que estos temas, que son siempre objeto de apasionamientos y rencillas, se traten razonablemente.

Anónimo dijo...

Faveron, en el web de Salas, en el post "Fernando Ampuero y los que no tienen vela en este entierro" publicas un comentario referido a la polemica de escritores andinos/criollos. Dices:
"Con respecto a los insultos --y otros ataques que bordearon el insulto--, estos fueron desde resentido hasta mentiroso, sectario, prosenderista, etc." Ahi esta. Y ahora quieres que alguien escriba un estudio equilibrado y serio sobre el articulo calumnioso de Coral contra Mazzotti? Si ese articulo insulta con el mismo adjetivo prosenderista a Mazzotti! Tu lo sabes muy bien. Como tambien sabes que en el pais donde ahora vives y trabajas difundir notas que atacan como "terroristas" a las personas es sumamente delicado. De ahi que Malca no haya perdido un solo segundo a la hora que le pediste te "hiciera el favor de enviarte" ese texto. Tu estabas en Estados Unidos, donde no podias leer Somos porque no esta online, asi que con el recurso del forward colaboraste con el trabajo de desprestigio de Malca y su instrumentalizado Coral contra Mazzotti. Si ese es solamente un involuntario error, de todas formas es un error que deberas asumir por siempre.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿Hacer forward de un attachment A DOS PERSONAS es un grave error que llevaré en mi conciencia para siempre? ¿O sea que a los que me pidieron el artículo yo debí haberles dicho "disculpen, pero he decidido que ustedes no deben leerlo"? Bastante absurdo, ¿no?

Por otra parte, no fui yo quien dijo que debería revisarse y criticarse ese artículo. Lo dijo algún anónimo (tal vez tú, no sé, de noche todos los anónimos son pardos). Y dijo que debería hacerlo yo. Yo NO VOY a hacerlo, pero sí invito a los interesados a que lo hagan y publiquen sus lecturas en este blog. Nada más. Y si nadie quiere hacerlo, pues será una oportunidad más que pierden de aclarar si está o no en lo cierto.

Mario Michelena dijo...

Personalmente, veo un problema en el primer post (para variar de "anonymous") sobre este artículo. Y es que incluso en el supuesto de que Gustavo Faverón fuera un intrigante más dentro del ilustre cogollo literario nacional, incluso si fuera el intrigante numero uno (supuesto sobre el que no tengo la menor opinión formada), lo que él está planteando es un concepto ético y abstracto sobre el justo juicio intelectual. Tuvo la valentía de hacerlo usando nombres propios peruanos, para que fuera directo, pero la idea tendría el mismo sentido si se hubiera planteado solamente con nombres que no hirieran a nadie, como DeMan o Dante, o hasta con nombres hipotéticos como Perico de los palotes y Fulanito de Tal.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Y de hecho el comentario de Mario Michelena es un ejemplo muy claro de lo que significa hacer juicios éticos y morales sin caer en el argumento ad hominem. Como el dice, incluso si yo fuera el papá de todas las argollas (yo sí tengo motivos para saber que no lo soy), eso nada tendría que ver con la veracidad de mi argumento. Igual que nada tiene que ver el pasado de Mazzotti con la veracidad o la solidez intelectual de un libro suyo.

Anónimo dijo...

El caso Mazzotti fue discutido hace tiempo y aclarado hasta por escritores como Gonzalez Viaña Por favor cuelgue esta nota en su blog para tener todas las perspectivas presentes:


POETAS Y MACARTISMO
(Correo de Salem 322, 29 de setiembre del 2003)

Por Eduardo González Viaña (*)

En 1607, Francisco de Quevedo emprende un viaje al infierno, y pregunta al demonio si en esas calurosas regiones hay también un lugar para los poetas.
La respuesta es positiva. Cada vate goza de un hermoso salón, con mullidos sillones y una bien enterada biblioteca. Cualquier bebida les está permitida, y ningún placer les está vedado. A través de los amplios ventanales, les llega de rato en rato toda la frescura del paraíso.
Entonces, ¿cuál es el castigo? "Oh," dice Satanás, "se me estaba olvidando. Aquí al lado, hay otra hermosa sala y dentro de ella, un diablo que hace crítica literaria. El castigo del poeta es pasarse la vida eterna escuchando los elogios que hace ese diablo sobre la obra de otro autor".
En el año 2003, la envidia continúa siendo opulento patrimonio de las clases literarias, y un literato poseído por los celos es sin duda muy peligroso. En la revista Somos de El Comercio de Lima, durante todo setiembre del 2003, no ha cesado de aparecer una muestra típica de esos engendros.
Tres poetas han sorprendido a los editores de ese periódico –cuya primera característica ha sido siempre la decencia– y han emprendido campaña contra uno de los latinoamericanos de más renombre en los Estados Unidos, José Antonio Mazzotti, catedrático en Harvard, a quien quisieran ver expulsado de este país, tal vez "taxeando" en Lima o maldiciendo a Vargas Llosa con ellos, roncito en mano, en algún resentido bar de la capital peruana.
Poeta como sus detractores, pero de los buenos, Mazzotti ha pasado por algunas de las universidades más prestigiosas de este lado del mundo, Cornell, Pittsburgh y Princeton, donde hizo su doctorado, para convertirse en una autoridad en la literatura colonial y uno de los conocedores más acuciosos de la obra del Inca Garcilaso de la Vega. Cualquier buscador del internet ofrecerá centenares de entradas acerca de sus diferentes trabajos.
Invitado por el Congreso de la República del Perú, Mazzotti publicó hace poco Poéticas de flujo, un libro destinado a estudiar la poesía peruana surgida a fines del siglo al compás de la violencia y las grandes migraciones humanas. Se trata de un intento trascendente de comprender la producción artística al compás de los procesos sociales y políticos que la afectan.

Nadie diría que eso es un pecado, pero sí lo es, porque el profesor de Harvard no mencionó en su obra a los tres poetas, de los cuales dos trabajan en Somos y el tercero aparece como entrevistado, y no lo hizo porque las plaquetas de aquellos no son demasiado recordables.
¿Qué vino después?... Aprovechando de un periódico –cuya ética evidentemente no comparten– y en un evidente abuso de confianza por tomar un papel ajeno para expresar sus frustraciones, los poetas –habrá que llamarlos así– emprenden una investigación sobre la vida del académico y descubren que, casi 20 años atrás, para costear sus estudios en la Universidad Católica, laboró unos meses en el suplemento literario del Nuevo diario, que pertenecía a un colectivo de intelectuales y entidades progresistas. Años más tarde, periodistas afines a Sendero echaron a los antiguos dueños, se adueñaron del papel y lo usaron con una razón social diferente.
¿Y que deducen de ello los "poetas"? Soplan a medio mundo que el famoso académico es un terrorista, que debe ser investigado por la policía y echado cuanto antes de su universidad. Se olvidan que hace 4 años Mazzotti reunió en Harvard a centenares de científicos sociales y hombres de empresa interesados en las ilimitadas posibilidades del país andino. El prestigioso nombre de quien convocaba atrajo a muchos. E incluso, ministros del estado peruano acudieron a la cita a la que también fue invitado un representante de la empresa propietaria de El Comercio. ¿Un terrorista tratando de levantar la imagen del Perú en el extranjero…? Hay que ser cacaseno para afirmar eso.
Y además hay que ser infame para acusar a alguien de terrorista en un país donde todavía subsisten leyes draconianas y aberraciones procesales que obligan a un ciudadano acusado falsamente a temer largos años de prisión si no logra demostrar antes su inocencia. En el extranjero no hay nada que temer porque las universidades norteamericanas que asilaron a un judío llamado Einstein tienen predilección por los cerebros que nuestros países desprecian, persiguen o arrinconan.
¿Los nombres de los "poetas"? De ninguna forma. Ejecutaron su infamia para ser famosos, y este artículo será leído en 40 países. No les daremos el gusto. Que sigan siendo famosos en algún alcohólico cafetín de su barrio límense donde van los que tienen perdida la fe.

(*) Se le puede escribir: Gonzale@wou.edu

Apareció también en edición internacional en el semanario Tiempos del mundo, lunes 6 de octubre del 2003, y en Lima en el diario oficial El Peruano, el lunes 13 de octubre del 2003.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pues el envío queda ya publicado aquí mismo. Si el usuario anónimo sale del anonimato, no tendré problema incluso en convertir este texto en un post y colocarlo en la página principal de este blog. (Sólo necesito la autorización del autor y conocer la identidad de quien envía el texto: me sentiría un tanto absurdo obedeciendo a un anónimo).

Anónimo dijo...

Seria interesante que alguien diga quiénes son esos tres pobres diablos para nuestra historia peruana de la infamia.

Anónimo dijo...

son los que estan mencionados en el mensaje del primer usuario anonimo.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pero sí debo decir una cosa: eso de "los tres poetas" cuyos nombres no se mencionan, ensucia despreocupadamente la imagen de varias personas que escriben poesía, que trabajan en El Comercio y que nada supieron del artículo de Coral. Nada se perdería con decir sus nombres. A una acusación transmitida por un anónimo y que recae en personas también anónimas es bastante difícil hacerle caso.

Y una pregunta: ¿cuál fue el paso de José Antonio Mazzzotti por Cornell? Estuve cinco años allí, regreso con frecuencia, y nunca escuché a nadie referirse a él, de modo que este dato me ha picado la curiosidad.

Anónimo dijo...

Faveron, por que no le escribes tu mismo a Gonzalez Viaña y le pides autorizacion. Ahi aparece su email.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pues, porque no soy el mandadero de nadie. No vaya a ser que le hago caso y me empiezan a llamar "Mayordomo del Usuario Anónimo"

Anónimo dijo...

los tres poetas son dos poetas -coral y alonso ruiz rosas- y un narrador (que tambien escribio y publico poesia a inicios de los 80): oscar malca. quiza gonzalez viaña esta haciendo un uso libre y amplio del termino poeta. pero esos son.

Anónimo dijo...

Jajaja, buen sentido del humor

Anónimo dijo...

Hola, les escribo G. desde San Marcos, acabo de encontrar un poema de Oscar Malca en una revista estudiantil del año 81, se los paso:

Cactus y moños rojos

I

Árbol de luz ya no somos
muchos Somos inmortales ahora
nuestros pálidos cuerpos
quedarán siempre desnudos expuestos al ardor
de las monedas Queman mis palabras y
no he de gritar pues hace varios momentos
tus latidos detuvieron mi sudor
tornaron en un bronce que penetra
la carne más amada

II

Sé también que pronto soledad
no será tu aliento suficiente No será
escapatoria ni sosiego en los recuerdos
sino silencio isocronía mi FAL-o entre tus muslos
Del aguaje brota espuma salta
lo cubre todo con el rojo
y la luz es una exhalación
estalla e ilumina nuevamente
La pirámide no estará más
en la posición acostumbrada
Una estaca que se hunde hasta ser horizontal
como una nube o un lecho destendido
en un bello acariciarse allí con humedad
en las espaldas
Venceremos

III

Te confieso a esta altura del poema
Que he recorrido mis lugares caminando
para llegar hasta tu cuerpo y me pregunto
si será esta la historia que nos referirán luego
del bullicio y la euforia del encuentro
No lo sé pero conservaremos nuestras armas
y con el foco podemos destruir crear Procrear
hemos entonces
insaciable mujer que traes violencia en el cabello

Anónimo dijo...

Buen pase estimado G.
Ven? Malca tambien se la daba de terruco. Eso de "mi FAL-o entre tus muslos", el Fal es un fusil como se sabe. Y cosas como "lo cubre todo con el rojo", "Venceremos", "conservaremosnuestras armas", "podemos destruir", "violencia en el cabello". Som juegos, por supuesto, la linea que gano (y que es la estacion actual de Malca en tanto editor de ese suplemento) es la que esta anunciada en estos versos: "Árbol de luz ya no somos
muchos Somos inmortales". Eso es lo que alucina, en cualquier caso.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

A ver, a ver: ¿cómo está eso de que Malca "TAMBIÉN se las daba de terruco"?

Anónimo dijo...

Faveron, escribele a tu pata Malca y preguntale si efectivamente ese poema es suyo. Nos cuentas.

Anónimo dijo...

Claro, porque si el como editor de somos sale (a traves de gorritos, leyendas de fotos, etcetera) sale a decirle terruco a Mazzotti, pues el tambien tiene rabo de paja en ello, ese es el sentido del tambien.

Anónimo dijo...

Creo que el derecho al anonimato es una prerrogativa de quien así lo
desee. El artículo de Eduardo González Viaña vale por sí solo. En Lima hay mucha gente maligna como Coral, Malca, Alonso Ruiz-Rosas, capaces de tomar represalias en su medio
pirañero. De ahí la protección. El correo de EGV es gonzale@wou.edu. Por favor, en honor a la democracia, no hay que condenar antes de ver todas las partes. Escríbele al escritor a ver qué dice.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

En efecto, se permiten los comentarios anónimos en este blog, pero no veo por qué hacerle caso a pedidos hechos anónimamente.

Ya dije que estoy dispuesto a publicar el texto en la página principal del blog tan pronto se identifique quien lo envía y/o llegue una autorización directa del autor del texto. Pero no soy yo quien debe ponerse a buscar esa autorización.

Respecto al "también": ¿debo entender que el comentarista anónimo supone que Mazzotti tiene "rabo de paja" en este asunto (pues de otro modo no entiendo el "también")?

Anónimo dijo...

El tambien va exclusivamente vinculado a la propia actividad periodistica y cultural de dos cañones de Oscar Malca. Si el dice algo de alguien el tambien posee esa condicion. Claro, se dira que el yo de un poema no corresponde con el yo del autor.

Anónimo dijo...

Claro, Coral ya entro por aqui.

Anónimo dijo...

En el CV de Mazzotti que aparece en la web sale esto:

Other studies
1992 Cornell University's Latin American Studies Summer Program in Cochabamba, Bolivia.

Anónimo dijo...

Pirañita de la Biblioteca Nacional (local de la Av. Abancay, cerquita al Jr. Miro Quesada) lo que dice lo que dices es lo que te dice Faveron: "Mientras se objete su pasado, refrescando cada cierto tiempo las mismas acusaciones sin jamás hacer nada más serio, se regresará siempre al mismo punto muerto."

Anónimo dijo...

Coral, no te desgañites mostranto tus pesquisas policiales sobre el suplemento Asaltoalcielo: esta en camino una edicion facsimilar completa y total del mismo. Anda comprando un sanador de ronchas.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Bueno, de hecho un estudio de esos artículos sí tiene sentido. Es evidentemente parte de la obra del autor. Lo que yo digo es que no sé que se haya hecho tal estudio.

Anónimo dijo...

Si la revista Asaltoalcielo esta en la Biblioteca Nacional quiere decir que es parte del patrimonio cultural de la Nacion.
Saludos, Angelica.

Anónimo dijo...

Tambien se puede hacer una lectura de tus articulos literarios en el contexto de una dictadura criminal y asesina como la de Fujimori. Que decias entonces desde El Comercio, Faveron?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

En El Comercio, como editor de Somos, me tocó, entre otras cosas, editar y publicar la famosa entrevista a los primeros testigos de la falsificación de firmas de la fábrica de Fujimori (si no recuerdo mal, la entrevista fue de Pablo O´Brien, pero puedo equivocarme).

Y si lees los ejemplares de los años en que yo fui editor, es decir, 1999 y el 2000, y buscas las editoriales, sabrás qué cosa pensaba y qué cosa decía yo acerca de Fujimori. ¿Algo más, "comentarista anónimo"?

Anónimo dijo...

Respondes a un comentarista anonimo sacando a relucir articulos anonimos. En ninguno aparece tu nombre.

Lucio dijo...

Y en los ochentas mi amigo Gustavo no podia decir nada porque recien terminaba la secundaria en el San Agustin.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Al absurdo anónimo que dice esto: " Respondes a un comentarista anonimo sacando a relucir articulos anonimos. En ninguno aparece tu nombre".

¿No está claro que yo era el EDITOR de la revista? ¿Sabes qué cosa hace un
editor? ¿Crees que la editorial, por salir sin mi firma, salía sin mi respondabilidad?

Lector de Asalto dijo...

Hablar de caras de Abimael y lemas senderistas, sacándolos de su contexto de collage contracultural es pura mala fe. También hay figuras pornográficas, art pop, Andy Warhol. Muchos guardamos nuestra colección de Asaltoalcielo como suplemento contracultural capaz de denunciar los abusos del gobierno de Alan García en todos los terrenos. Mientras otros como Malca y Alonso Ruiz-Rosas trabajaban en los medios que se callaban en siete idiomas sobre las violaciones a los derechos humanos en lo años en que ocurrían. Uno de esos medios, El Comercio, incluso justificó el 20 de junio de 1986 la matanza de los penales ocurrida el día anterior. ¿Los susodichos son cómplices directos de la guerra sucia? En todo caso, actúan como tales.
Ser editor no es ser director. Es sabido que en Asaltoalcielo también había como redactores y colaboradores otros poetas y escritores más allá de Kloaka (Hugo Salazar del Alcázar, Igor Castillo, Rodrigo Quijano, Andrés Cotler, etc., etc.).
Aquí hay una vendetta que apesta a ventosidad de Jr. MQ.

Luis dijo...

Efectivamente. Coral esta enfermo y ciego. Con el mismo argumento, un cuadro como "El entierro de Atahualpa", de Marcel Velaochaga, exhibido hace solo un par de meses en el Centro Cultural de España tambien seria senderista por contener la figura de Abimael Guzman con el puño en alto y la cabeza gacha ante el cuerpo muerto del Inca. Es una trasposicion de la figura Abimael sacada del famoso video donde aparece ante el cuerpo muerto de su primera esposa. En el cuadro aparecen decenas de figuras mas, a manera de collage. Es un cuadro extraordinario que ha sido silenciado (cuando no) por la prensa local. Solo atinaron a difundir los cuadros de la exposicion colectiva en los que aparecian las fotos de conocidas vedettes de la farandula local.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿"Ser editor no es ser director"? Correcto. Pero quien escribió esto debe saber, imagino, que, al ser Somos técnicamente una sección de El Comercio, el "director" es quien sea en ese momento director del diario. Durante mi época, el director del diaro (hubo más de uno, en verdad) fue visto en Somos exactamente cero veces. Los editores de Somos son los responsables reales de su contenido.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿Alguien podría enviar una fotografía de la mencionada "obra maestra" de Marcel Velaochaga?

Anónimo dijo...

en la pagina web del CC de España aparece la exposicion donde esta la obra de Velaochaga, pero tampoco ponen el cuadro. Supongo que escribiendoles se les puede pedir una foto de la obra. La gente del CC de España es muy buena gente. Seria genial si colgaras el cuadro y propiciaras una discusion en base al mismo. Es actual, de hoy, esta es la pagina de la exposicion:

http://www.ccelima.org/setiembre/
artesvisuals.htm

Dagbertty dijo...

Faveron, no me parece que no pongas en tus links la pagina de Leonardo Aguirre: asi no es!

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Yo lo veo así: no tendría sentido que critique el contenido de un blog y al mismo tiempo lo recomiende colocando un enlace en el mío.

pirañita bibliotecólogo dijo...

UTILIZAR EL CACHARRO DEL ASESINO EN UN CUADRO, SEA DE VELAOCHAGA O DE QUIEN SEA, ES COMPLETAMENTE DISTINTO A PONER UN AFICHE LLAMANDO A LA "GUERRA POPULAR DEL CAMPO A LA CIUDAD" EN LA CONTRAPORTADA DE LA REVISTA (ASALTOALCIELO) QUE DIRIGES.
NEGAR ESA SIMPLEZA ES ESTAR ENFERMO LÓGICA Y MORALMENTE... AH Y FELICITACIONES POR EL PREMIO DE POESÍA QUE TE DIO TU AMIGOTE ZAPATA (PARA HABLAR DE AMIGUISMO Y COMPLOTS...)

Anónimo dijo...

Es fácil acusar así cuando tu poesía nunca va a recibir ningún premio, ni el de peor libro del año, mi querido amigo Víctor Coral. Que Norma saque tu novela, hijo del resentimiento.

leonardo aguirre dijo...

Ahora resulta que encima de sospechosos de senderismo de cantina (que es en cierto modo peor que ser senderista de verdad) estos señores son profetas poéticos...
cómo saben que el tal Coral "nunca va a ganar" un premio de poesía?
acaso escribe tan mal como leo zelada o mauricio medo?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

A quienes prefieren enviar mensajes sin revelar sus nombres: confórmense con el anonimato; no usen como seudónimo el nombre de otra persona.

Anónimo dijo...

asi es, me parece justo el ultimo mensaje de gustavo: si este medio posibilita la opcion libre y democratica del anonimato (o de seudonimos webernautas) no veo cual es la necesidad de enturbiar el dialogo poniendo el nombre de personas publicas y conocidas. eso es llevar la discusion a la locura y a la sinverguenzada. no falsear identidades, unica regla valida, estamos de acuerdo?

Anónimo dijo...

Faveron, sobre no poner en tu pagina el link de L Aguirre porque lo criticas, no estoy de acuerdo. Ayer Thays saludo un nuevo blog de un escritor peruano y paralelamente lo critica, dice que su autor, L Zelada, es un
"cuestionado antologador de una cuestionable Antología de Poesía Latinoamericana". Sin embargo, eso no le ha impedido añadir este blog a su link de blog de autores peruanos. Otra cosa es que en la pagina de L Aguirre estan diciendo que tanto tu como Salas primero entraron a esa pagina a hacer debate, luego sacaron su propio blog, criticaron desde ahi a Aguirre, y se terminaron jalando a la gente que leia ese blog. Hay un fondo de verdad ahi, se ve algo inconsistente.

Dagberty dijo...

De acuerdo con el ultimo post, Gustavo. Un enlace con el blog de Leonardo Aguirre demostraria que "lo cortés no quita lo valiente".
Otro si digo: hay un "Dagbertty" que puso

"Faveron, no me parece que no pongas en tus links la pagina de Leonardo Aguirre: asi no es! ".

Amigo, celebro la gracia de usar mi seudonimo, y de hecho, tambien estoy de acuerdo que se incluya un enlace a la pagina de Leonardo Aguirre. Eso si, si no puedes copiar un estilo de escribir tan simplon como el mio, es que no naciste para escritor. Sorry.

Marcial del Marfil dijo...

Utilizar un blog ajeno para desde el anonimato insultar a otro sin dar su nombre, no solo deja en babia a todos los demás consumidores del blog, sino que reduce el blog a un mero chat, lo cual es por lo menos aburrido.
Mejor hablemos de temas concretos y públicos, como por ejemplo el lamentable paso de ciertos poetas de los ochenta de senderistas cantineros a senderistas de gabinete, que me parece es el tema de un libro que viene haciendo Víctor Coral.
Tal vez pueda este enviar un avance de su trabajo -que yo ya he visto- para plantearlo como punto de partida de un debate más fructífero.

Anónimo dijo...

Jajaja, Marcial del Marfil (una manera de aludir a Marcel Velasquez o El reves del Marfil?) dice que queda en babia cuando sabe muy bien que ese post esta dirigido a su amigo el piraña bibliotecologo, de ahi que mencione un libro en curso de Victor Coral. Y legitima incluso las "investigaciones" de su defendido. Definitivamente ese libro lleva el asesoramiento total y absoluto de su hermana Isabel Coral.

Zafiro dijo...

Bravo Marcel, asi se defiende a tu pata Victor Coral!

Anónimo dijo...

Carajo, o sea que ya ni apodos se pueden poner porque uno se convierte en racista. Esa mentalidad es tipicamente puritana, mas gringa que los propios gringos.

Anónimo dijo...

Acaso cuando Coral felicita por los premios y enseguida dice que los dio un "amigote" no esta insultando? Tu cinismo enferma.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Parece que acá todo el mundo se conoce, excepto el anfritrión.

¿En verdad no prefieren presentarse?

Si no, les propongo que al menos firmen con un seudónimo original, reconocible y permanente, para evitar confusiones (a veces tengo la impresión de que un orate se ha mentido al blog y está peleándose con sus demás personalidades).

Sin ánimo de ofender, claro.

Anónimo dijo...

El autor del comentario anterior no es otro que Domingo de Ramos en su Viernes de Resurrección

Anónimo dijo...

Jja Gustavo, o sea mismo el extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Bueno. Les pedí que no usaran como seudónimos los nombres de personas reales. Les dije que iba a borrar los mensajes que cayeron en eso. Ya comencé. Y si no hay un mínimo de orden, tendré que sacar la opción de los anónimos.