30.10.09

Sentido y forma

El descubrimiento de Melody Mir

Ya lo leyeron en algún otro sitio: Melody Mir (izquierda) es la Señorita España que en cierto concu
rso de belleza, en Bolivia, declaró a los cuatro vientos, hace unos días, que el descubrimiento de América se produjo en el año 1980.

La noticia es tan similar a otras anteriores que no es exagerado verla como parte de un género:

a) La ex-miss California Carrie Prejean (abajo, derecha) mostró su descontento con el "same-sex marriage" y defendió, en cambio, la institución del "opposite marriage".


b) Una miss Bolivia (última foto), en el 2004, pensó necesario aclarar (aparentemente en tono reivindicatorio) que no
todos los bolivianos eran indios, chatos y misios.

c) Una candidata a miss Panamá, hace no mucho, nos informó sobre la vida y la obra de Confucio, filósofo "chino, japonés" que "inventó la confusión".

d) Una miss South Carolina (más abajo, izquierda), este mismo año, concluyó que muchos americanos no son capaces de ubicar la posición de Estados Unidos sobre el mapa porque... no tienen mapas.

e) Una miss Venezuela, hace no muchos años, afirmó que el ser humano lleva solamente veinte siglos sobre la faz de la tierra. (Ok,
ese fue Hugo Chávez, pero digamos que el ejemplo no rompe la misma lógica de los anteriores).


En ningún lugar la corrección política genera tantos absurdos como en los concursos de belleza, que siendo nítidamente antitéticos con ella, han decidido sin embargo maquillar su impropiedad adoptando la práctica de preguntar cuestiones de "cultura general" o de actualidad política o social.

La intención de los organizadores es, claro está, proponer la borrosa noción de que una chica no ganará un concurso de belleza a menos que quede en evidencia que, además de bonita, armónica, seductora y modélica, es también apolínea o tomista o gnóstica o platónica o, al menos, como dicen, medianamente articulada (lo que en el dialecto oficioso se traduce como "bella por fuera y bella por dentro").

En este punto del post, yo debería añadir un sólo párrafo proponiendo que los propietarios de estos concursos hagan una de las siguientes dos cosas:

(a) Que se dejen de venias vacías a la corrección política y asuman que su trabajo es juzgar estructuras óseas, coberturas epidérmicas, masas capilares y pigmentaciones del cristalino, sin detenerse en ejercicios mayéuticos, como si esperaran en verdad descubrir entre sus concursantes a una nueva Simone de Beauvoir, una nueva Marie Curie o una nueva Indira Gandhi, tan despampanante en traje de baño como en traje de noche.

(b) Que explosionen, implosionen o se disuelvan en el aire, y contribuyan con ello a desaparecer una tradición que, bien vista, es tan anacrónica como la heráldica, las polainas, el tendido de sombra, el día de la canción criolla, Marco Aurelio Denegri y la calata de Caretas.

En vez de decir todo eso (o a continuación, en vista de que ya lo dije), tomaré el camino largo y en una dirección distinta. Porque sucede que, de manera insospechada, a mí todas estas noticias me han llevado a pensar sobre un tema en apariencia completamente distinto: si es válido elegir como reina en un concurso de belleza a una chica absolutamente hueca e ignorante, esto se debe no a que los jueces hayan renunciado a la idea de encontrar una mujer perfecta en sus circuitos internos y externos, a la vez, sino a que los jueces saben que, después de todo, no están buscando ninguna coherencia de interior y exterior porque la mujer (y el hombre, claro) no es una obra de arte.

Porque, creo yo, si Melody Mir, en vez de ser una modelo canaria, fuera una novela de Saramago o de Vila-Matas, o una película de Bigas Luna, o un cuadro de Antoni Tapies, entonces, enconces sí, entonces con toda razón, le exigiríamos que a la total armonía exterior le sumara ese otro rasgo que sería imprescindible y necesario: le pediríamos que no nos dijera idioteces.


Y por el contrario, si los jueces de un concurso de estos se ciñeran de verdad a la máxima de la armonía exo/endo, entonces tendrían que aceptar que una mujer con apariencia de torva y despiadada, con pinta de malhadada contumaz, satisfaría el requisito clave si, al abrir la boca, soltara un discurso digno de una borrachera de Jean Genet o una mala amanecida de Louis Ferdinand Celine.

Lo que me lleva, porque así son las tardes de los viernes, colmadas de ociosidad en potencia y en acto, a la siguiente reflexión, mi axioma del día de hoy: mi seguridad de que un magnífico peluquero y un excelente chef y un extraordinario decorador no son artistas se debe al hecho de que al goce de los sentidos que su trabajo puede provocar es casi imposible hallarle un sentido que no sea más o menos trivial, un mensaje que no sea, en el peor de los casos, equivalente a declarar que Colón llegó a América en 1980 (afirmación que tiene, eso sí, el logro de la casi desconcertante originalidad), o, en el mejor de los casos, a la platitude de afirmar que llegó en 1492 (statement cumplidor pero, a estas alturas, opacado por quinientos diecisiete años de repetición).

(Quienes conocen mi última monomanía saben que el objetivo final de este post es hacer notar que Gastón Acurio no es un artista, pero no pienso estirar este texto con otro párrafo tan gratuito como todos los anteriores, así que les dejo el alcance de esa conclusión a mis aguerridos lectores).



50 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. Faveron,
aunque existe una larga lista de videos de soberanas brutalidades de las candidatas a concursos de belleza, se quedó corto, ya que menciona a Chavez aqui un video famoso de un pseudo periodista deportivo de Venezuela.

http://www.youtube.com/watch?v=jZEItFOKlHc

De otro venezolano con doctorado y todo he escuchado disparates no tan graves pero si con la misma actitud. Será que oler tanta gasolina les disuleve las neuronas.

Juaneco

Miriam Solari dijo...

no pudiera haberlo explicado mejor, y no es que me caiga mal Gastón Acurio, una gran persona de hecho, sino que las cosas como son... aunque seguro sus hinchas habrán de saltar de sus sillas.

Anónimo dijo...

vargas llosa:
"Los camareros de Gastón Acurio -juro que esto no es invención de novelista- siguen cursos de inglés, francés y japonés, y toman clases de teatro, de mimo y de danza."


con esas exigencias,
deberían llamarlo Guasón Acurio...

Anónimo dijo...

¿Un músico tampoco sería un artista? Ellos ofrecen un deleite profundo de los sentidos (como la comida), pero no así un sentido elaborado o complejo.


Javier

LuchinG dijo...

Te darìa la razòn si no fuera porque hay gente que se mete tanto, pero tanto en estas trivialidades que empiezan a encontrarle sentido, de modo que pueden decir que tal o cual combinaciòn es armoniosa y tal otra no lo es. No podrìa darte un ejemplo concreto, yo le hecho ketchup a todo.

Jen dijo...

por si acaso, no todos los peruanos somos indios, chatos y misios

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Buena, Shatira.

Anónimo dijo...

Tú y tus absurdideces: Denegri nunca ha aparecido en Calatas de Caretas.

Anónimo dijo...

Pero si nuestro 'padre de la patria', el aprista Aurelio Pastor no necesitó untarse de lentejuelas ni desfilar por pasarela alguna para afirmar en pleno hemiciclo que la hectárea tenía 100 mil metros cuadrados ! Y el doctor García, por entonces candidato a presidente de la República, 2006, último debate antes de la Segunda vuelta, no pudo sumar tres dígitos. Y hace un par de días una de nuestras Juana de Arco del periodismo mermelero se retractó a la velocidad del rayo de una frase suya dicha en condicional porque mereció unos comentarios del dueño del circo. No sólo eso. Concluido el ditirambo palaciego, la ‘martir’ fue paseada en hombros por plazas y mercados; llovieron aplausos, hurras, "si se puede" y "eres lo máximo", hasta que, sin que se lo solicitaran, muy lírica, se hizo el dos, el uno y el ocho... encima de la tapa de la olla y delató a su fuente, que resultó tremendo pozo !

Comino

javier moran dijo...

Despues de haber comido hace unos meses en Schwa, en Chicago, estoy en desacuerdo contigo. La comida que fue, en principio, mirada con incredulidad, y devorada con alegria despues, fue para mi arte. No solo porque el sabor fue exquisito (requisito indispensable para una comida epica pero no el mas indispensable) sino porque, a travez de algo tan trivial (el acto de comer) lo reinventa, lo reconstruye y lo vuelve algo completamente original y que solo llamarlo comida, es ser un poco meszquino. Comparto su sensibilidad en muchos aspectos pero creo que no se puede ser condescendiente cuando alguien (en este caso michael Carlson) es un innovador y sobretodo, un artista.
Atte,
Javier Moran

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Hola, Javier. ¿Lo que estás diciendo es que una cosa es si la comida está buenaza y otra si está buenazazaza? Pues, me temo que eso no tiene mucho sentido. "Arte" no es un grado de belleza y "artista" no es un adjetivo reservado para el mejor de cada oficio: usarlo así no sirve para mucho.

Anónimo dijo...

Porque no sacamos de tu lista a Saramago y ponemos a Javier Marias que segun La Fiera Literaria es el campeon del idiotismo.

Anónimo dijo...

ceguera ideológica numero mil:

no reniegues de las preguntas en busca de belleza interna a las modelos.
Aunque no es raro x que te he seguido en muchos post y si, perteneces a los creyentes en la democracia liberal con rostro humano.
la corrupción es el reverso de la democracia su constructo y los medios son su oxigeno. si pretendes eliminar una disuelvas la otra. Creo que el ejemplo que pones explica perfectamente estas incoherencias estructurales de las cuales esta compuesto no sólo el sinfin de instituciones democraticas sino ademas el sujeto mismo. Este punto, mancha que subvierte nuestros propios fundamentos al igual que les da su congruencia.

Eso es lo que creía marx en relación al capital. él pensaba que las contradicciones del capitalismo lo llevarían a una vorágine que terminaría en el socialismo. Pero justamente en ese proceso de crisis periódica que se enfrentaba el capital, era la manera que tenía de remodularse en la realidad social.

No veo nada de malo que le pregunten a una cojuda si la Retórica es obra de aristoteles o sólo es floro de enamorados. ta todo bien.
Si la creemos necesaria caemos en la trampa del CAPITALISMO CON ROSTRO HUMANO. El concurso de misses es un buen ejemplo de esta socialdemocracia q aún vive como uno de los modelos ideales.
Si la creemos innecesaria caemos en el error de suponer que una entidad social y psiquica puede mostrarse tal cual es sin la máscara de su representación que nos salva del horror de la verdad desnuda.

firma: un peruano que no es indio ni chato ni misio. ja

Anónimo dijo...

¿Shatira?

Javier M.D.

Anónimo dijo...

Una concursante puede decir lo mas absurdo o ridiculo, quizas no sepa leer ni escribir... pero si esta mas guapa que las demas, gana.

En verdad, no todas las concursantes son calabacitas. El porcentaje de las calabasas incorregibles en un certamen de belleza, es el mismo que en cualquier otro oficio.

Anónimo dijo...

lectura tranversal:
¿es que tu idea de la belleza física cuestiona tu idea de la verdad? puedes salir de tu visión agustiniana, gustavo, no siempre la verdad tiene que ser bella, y viceversa.

javier moran dijo...

No me refiero a la calidad de la comida, (alguno de los platos de Carlson no me gustaron) porque si esta rico no es razon suficiente como para llamarlo arte, como tampoco si un cuadro o una escultura estan muy bien hechas, y son "bonitas" no podria llamarse arte, creo que ambos coincidimos en que solo demuestra un grado bastante alto de craftmasnship. A lo que voy es lo siguiente: en terminos culinarios, antes de ir a Schwa para mi lo unico importante de una comida era su valor gustativo, despues de la experiencia de Schwa, creo que ir a un restaurante de estas caracteristicas, no es solo si "sabe rico" son otras cosas que implican jugar con nuestra idea de lo que deberia ser una comida. Obviamente, supongo que debe haber cientos depersonas que "cocinen mas rico" que Carlson o Adria; dudo mucho que haya otras personas que cuestionen e innoven tanto como ellos en algo tan trivial como es, al fin y al cabo, la cocina.
Javier Moran

LuchinG dijo...

Javier Morán: ayudaría a tu argumento que des un ejemplo concreto.

Anónimo dijo...

LuchinG pide algo que no siempre ofrece en sus argumentaciones: ejemplos concretos.

Anónimo dijo...

Sostener, como indica uno de los comentarios, que Claudia Cisneros es una periodista mermelera es grave ¿no? ¿Hay pruebas de ello? ¿Y qué tenía que ver con este tema?

cecilia dijo...

Pero si son rejovenes, ya les quedara tiempo para evolucionar.
saludos.

LuchinG dijo...

La unica razón por la que pido un ejemplo concreto es porque mi sentido del gusto es débil, y me cuesta trabajo intuir lo que Javier Morán dice.

Me imagino lo siguiente: alguien se pasa la vida probando sabores, aprendiendo a notar diferencias, a comprender procedimientos, conoce las diferentes tradiciones, estilos, un millón de cosas de las que no tengo idea. Luego, por alguna razón incomprensible, empieza a percibir todo esto como si se tratara de personajes (tal vez sea instintivo, fíjense en este video). Una combinación de elementos contraditorios, mil veces intentada antes pero nunca lograda, que inesperadamente consigue ser rica, podría darle al comelón una experiencia estética.

Bruno Ysla Heredia dijo...

Sobre "cocina no es arte" también se ha hablado aquí:
http://kolumnaokupa.blogsome.com/2009/09/27/mistura-por-santiago-lopez-maguina/

"Para ser [ser arte] tendría que invitarnos a cuestionar nuestra forma de vida, a dejarnos sin piso, a caer en el vacío de lo innombrable y de lo ilegal, a salir de los comedores y de los restaurantes donde se sirve, que en el Perú se asocia con mundos de servidumbre y sumisión. Para ser arte la cocina tendría que ser campo de emergencia de la verdad, lo que significa vérselas con situaciones imposibles que dieran lugar a cambios radicales. La técnica de la nueva cocina, que se pretende artística, busca deslumbrar con lo extraño o con lo familiar rediseñado, pero no podría suscitar la experiencia de la desazón de lo incierto, de la descolocación social y cultural. ¿Cómo un plato en mesa opulenta podría producir sensaciones que hagan pensar en lo sórdido y precario?"

Saludos

Anónimo dijo...

(En este momento los mimos de Gastón Acurio se sacan de golpe el sombrero de chef y se abrazan en medio de un llanto descontrolado.)

Anónimo dijo...

Lo de Carrie Prejean no es ninguna brutalidad. El organizador, Perez Hilton (seudónimo de Mario Lavandeira) pretendió manipular el concurso para que las candidatas dijeran lo que a él y su comunidad les convenía. Algo realmente patético, más si se tiene en cuenta que en un referéndum la población californiana ya se había manifestado en contra del same-sex marriage.

Anónimo dijo...

para Bruno Ysla Heredia,

entonces como las pintura de Botero van a producir todo lo que la culinaria peruana o de un cheff según Ud. no ha podido mover.

saludos

Juaneco

Anónimo dijo...

1) Lo de la boliviana era pertinente, en contra de un difundido prejuicio y el resto fue obra de los coño de madre de los periodistas.
2) Lo de la española era una metáfora (¿qué sabes tú en 2009 de Tegucigalpa?) y el resto idem.
3) Lo de la máxima exo/endo te salió algo huachafito, criticable por ti mismo en futuro post.
4) Lo de la mala amanecida de Louis Ferdinand Celine, te conozco bacalao…..
5)Te debe gustar mucho Miami; eso sería compatible con sentenciar a Marco Aurelio de anacrónico…..
PIRULO

Esteban Gutierrez dijo...

Vaya, sólo falta que digas que bloggear no es un arte, mira qué van a decir los tontuelos que hasta arman talleren y lucran con su inabarcable sapiencia
(http://tallerestruendomudo.blogspot.com/2009/10/taller-de-periodismo-online-de-marco.html).

Malo malo.

Anónimo dijo...

Se te pasó un dato, mi querido Fav: nos encanta que estas misses digan estupidez y media. El día en que digan algo con cierta coherencia, el universo implosionará, los huevos pondrán gallinas y la billeterá no matará galán.

Juan Manuel Robles dijo...

Creo que lo único más patético que estas chicas diciendo bobadas es ver cómo sus palabras son una especie de consuelo vigorizante para quienes no somos ni bellos ni plásticos. Nos hacen sentir tan profundos, tan elevados. De paso, llenan espacio valioso en los noticieros y dan licencia a cualquier presentador ignorante a sentirse súper sabio (y editorializar con la sonrisa).

El otro día le pregunté a unos amigos muy intelectuales que hablaban del tema. ¿A ver por qué no se levantan el polo y muestran sus abdominales? ¿Qué? ¿Les da vergüenza tener los abdominales chorreados? Pues bien, entonces no les exijan a misses y a futbolistas entender a Jung.

Yendo al tema que planteas, Gustavo, me gustaría copiarte este titular de El Comercio para que sigas renegando. "Juan Vargas tiene a todos locos en Italia: "Es un fenómeno”, afirma la crítica".

Ahora el oficio de comentar fútbol se hace llamar crítica. Con artículo y todo, "la crítica".

A Esteban Guitiérrez, creo que eres muy duro con el buen Marco Sifuentes. En todo caso, que se impartan talleres de blogs no evidencia de su condición o pretención artísitica, sino todo lo contrario.

Un abrazo desde Nueva York.

Anónimo dijo...

Cuando comemos sabrosísimo, con mayor propiedad cuando comemos refinado y delicioso, decimos que el cocinero es un artista, lo cual expresa un elogio muy aprobatorio que a veces asciende de "artístico" a "divino". Pero la cocina no es arte sino artesanía. Sin olvidar por cierto que un artesano puede alcanzar ribetes de verdadero artista. Pero Paul Bocuse y Alain Ducasse no son artistas, Picasso y James Joyce sí. Gastón Acurio por cierto que no y aquí sí que Gustavo toca la verdad en pleno.
JOTABE POQUELIN

Jorge Frisancho dijo...

Me quedo pensando en esto: "Para ser [ser arte] tendría que invitarnos a cuestionar nuestra forma de vida, a dejarnos sin piso, a caer en el vacío de lo innombrable y de lo ilegal..." según dice Kolumnaocupa y, en alguna medida, Gustavo. Me pregunto si "Arte" es siempre eso, en todo contexto, en toda circunstancia. ¿Delacroix movía el piso a su audiencia? ¿Campoamor empujaba a la suya al vacío de lo innombrable? ¿Polikleytos le hacía cuestionarse su forma de vida? ¿O estamos pensando sólo en "arte moderno" (ni siquiera "pos-")? Si la culinaria sigue ciertas reglas de composición, admite la formación de tradiciones concretas, admite formas de innovación con respecto a estas tradiciones, y apela directamente a los sentidos (olfato, gusto, vista en menor medida), ¿por qué es menos arte que la música, que tampoco produce realmente significados pero es una experiencia muy significativa? Con independencia del estatus artístico de G. Acurio.

Jorge Frisancho dijo...

Gustavo, ¿qué significa "trivial" en la frase "...al goce de los sentidos que su trabajo puede provocar es casi imposible hallarle un sentido que no sea más o menos trivial..."? ¿No es una categorización en extremo subjetiva? Desde cierto punto de vista, ¿no se puede decir lo mismo de casi toda la poesía? ¿De la novela gótica? ¿De la escultura pública? ¿De la arquitectura? ("casi" todo lo que se hace en esos terrenos es, me parece a mí, más o menos trivial).

Anónimo dijo...

¿Y qué es lo que dice Gastón de todo esto? Me tinca que se caga de risa y que le importa un carajo ser artista. Lo suyo es hacer su enésimo millón (el primero hace rato que lo logró) y supongo que también de vez en cuando una sabrosa infidelidad conyugal solapa nomás, como buen macho peruviano, que lo cosmopolita no va contra los genes como creen los infelices.
PIRULO

LuchinG dijo...

Es trivial porque no creo que alguien consiga sacar algún significado de un cebiche mixto, un clásico U-Alianza o un cuadro de punto de equilibrio fuera del ceviche, el clásico o el cuadro. Los que están metido en esos temas, no ven las diferencias; los que están fuera, se dan cuenta que el significado es cero. La parte subjetiva es que uno podría decir eso de una obra literaria: cuando estaba en el colegio, los cronopios y las famas me parecían la ñoñada más insoportable del universo entero; tres años después, eran lo máximo. Pero aún así, la piedra de toque de RSS se mantiene: ¿Es posible que un arroz con pollo te muestre la profundidad de la miseria humana? Naranjas huando.

Jorge Frisancho dijo...

Otra pregunta, Gustavo. ¿Es lo que hacían los Beatles arte? ¿En qué sentido no es trivial? (Yo respondería que no lo es, estrictammente, en el sentido de su forma, pero si la validez de un objeto como arte es determinada por su forma y no por lo que "dice", la culinaria es un arte, aunque no diga nada).

Anónimo dijo...

miss Cucacocha
diz tar feliz
porque la viste
Pajuelo Ortiz

Bruno Ysla Heredia dijo...

Ojo que la cita que puse es de la autoría de Santiago López Maguiña (sí, Juaneco, era una cita; creí que al haberla puesto inmediatamente después del enlace daba entender que era la parte del artículo donde se tocaba el tema en cuestión). A mí más que darme una verdad me genera algunas preguntas (lo que supongo era la intención del autor): ¿Es posible que un plato de comida pueda funcionar de la manera que propone López Maguiña? ¿Podría existir un plato que al comerlo nos lleve a la desesperación, "a pensar en lo sórdido y lo precario" y que no sea porque tiene mal sabor? ¿Son necesarias el grupo de sensaciones de las que habla López Maguiña para que una disciplina o lo que sea pueda ser llamada "Arte"? ¿Necesita la cocina que la llamen "Arte"? ¿Lo necesitamos, perdón, lo necesito yo? (esto si lo puedo contestar: NO, preferiría que llenen más el plato... igual me divierto leyendo a los que dicen "sí" y a los que dicen "no", como a los que también se hacen preguntas) Finalmente, pregunto: ¿El que cocinó la margarita de Proust era un artista?

saludos

p.d. Igual, me parece que López Maguiña no se refiere a un plato o a una persona en particular sino a todo un grupo de personas.

Jorge Frisancho dijo...

Pero la pregunta no es inconsecuente. LuchinG: ¿Sólo es "arte" aquello que te muestra la profundidad de la miseria humana? ¿No llamas entonces "arte" a la escultura griega del periodo clásico o al trabajo de Andy Warhol, por citar dos ejemplos de cosas convenconalmente aceptadas dentro del universo de lo artístico, que nada tienen que ver con la profundidad de ninguna miseria? Y también esto: ¿Lo que hace que algo sea "arte" o deje de serlo es el sentido que la audiencia puede extraer, o su ajuste a determinados parámetros formales? Si es lo primero, ¿qué sucede con los sentidos que cambian, por ejemplo con el paso del tiempo (no es lo mismo escuchar la Odisea como griego del siglo V ac que leerla como estudiante de Gymnasium alemán del siglo XIX, que leerla hoy)? ¿Y qué sucede con el "arte" que no le dice nada a la inmensa mayoría de su audiencia posible (el orinal de Duchamp)?

Jorge Frisancho dijo...

Otra pregunta, Gustavo (y ahora sí ya la corto): el goce de los sentidos, ¿no puede ser en sí mismo suficientemente no trivial (suficientemente sublime, digamos)? ¿Hace falta un sentido transcendente para que un objeto que produce placer en virtud de a) su adherencia a ciertas reglas formales y b) su impacto en nuestra sensibilidad deje de ser trivial? ¿Es que el goce estético es en sí mismo una trivialidad?

Ya.

Anónimo dijo...

"¿Es posible que un arroz con pollo te muestre la profundidad de la miseria humana?"

Entonces los emoticones sí son obras de arte.

Anónimo dijo...

"Yo respondería que no lo es, estrictammente, en el sentido de su forma"

las letras de los Beatles son triviales?

Anónimo dijo...

las preguntas de Frisancho podrían vincularse al tema de la última de Tarantino

LuchinG dijo...

Esa pintura, esa escultura y esa música no expresan la misea humana, pero la música, la pintura y la música en general sí pueden hacerlo; en cambio, un mustang del 67, un cuadro contable o la teoría de la relatividad pueden ser bellos a los ojos de determinados observadores, pero nunca el diseño automovilístico, la contabilidad o la astrofísica estarán en capacidad de expresar el dolor humano. Por eso decía en mi ejemplo que el comelón puede haber tenido algún goce estético, pero el arte culinario no es un arte.

Anónimo dijo...

Coño, parece que eso de la papa sí es arte....Aquí la post data de Pierre Assouline a su post sobre el Premio Goncourt 2009:
"P.S.: On aurait tendance à l’oublier, les Goncourt déjeunent. Personnellement, je n’ai touché à rien car je trouve que c’est trop, mais chacun fait ce qu’il veut de son estomac. Il leur fut donc servi une coquille saint-Jacques tiédie au caviar “Grande sélection Byzance”, un pâté en croûte de cheuvreuil (sic) au foie gras et à la truffe, une crème de châtaignes à la poule faisane et au fenouil, du bar de ligne et coquillages aux légumes croquants, un perdreau de chasse rôti avec une salade de mâche et betteraves crues, du fromage de chèvre frais au lait cru des Deux Sèvres, une tatin aux coings et un sorbet au pamplemousse, le tout arrosé de Magnum Champagne Drouant Blancs de Blancs, 2006 Magnum Bourgogne “Peite Jumalie” H. Darnat, 2006 Riesling Kessler Domaine Schlumberger, 2006 Magnum Puligny Montrachet 1er Cru Champ-Canet JM. Boillot, 2005 Magnum Domaine de Terrebrune Bandol, 2003 M. Château Rauzan-Ségla Margaux Grand Cru classé, 2000 Toyaji Aszu 4 Putnyos Château Waldbott, suivis d’une eau de vie blanche Domaine Hagmeyer. Et tout le reste, comme disait Antoine Blondin, n’est que litres et ratures"
PIRULO

Jorge Frisancho dijo...

Anónimo: las letras de los Beatles, en su mayoría, sí son triviales. I wanna hold your hand; I love you yeah yeah yeah; etc. La definición misma de bubblegum pop. Y sin embargo, en la historia de la música, y no sólo de la música popular, los Beatles son muy trascendentes.

LuchínG: pero, "expresar la miseria humana" no es una posibilidad universal de lo que, en términos generales, llamamos arte. Requiere de un entendimiento consensual de qué es aquello a lo que uno se refiere cuando dice "miseria humana", y ese entendimiento es determinado por condiciones históricas y culturales. Esa noción le hubiera resultado incomprensible al público de Fra Angelico o al de Hesíodo. En esa medida, decir "el arte puede expresar la miseria humana, aunque ciertos objetos artísticos no lo hagan", equivale a decir "en ciertos objetos artísticos leo/percibo una expresión de esto que yo llamo miseria humana, porque mi cultura y mi lugar en la historia me condicionan a hacerlo". Y eso no dice nada del objeto artístico, sino de la lectura que hacemos de él.

Además, ¿cómo, exactamente, expresa la "miseria humana" un arte como la música? Y estoy pensando en la alta música, en Beethoven o Brahms. Cualquier intento que hagas de describir cómo lo hace será estrictamente metafórico, porque la música en sí misma no tiene contenidos más allá de sus reglas de composición (que son matemáticas) y de la experienca que de ella tiene el oyente (que es suibjetiva). En principio, ¿no se puede decir lo mismo de algo como la culinaria, aún si nuestra cultura no tiene la costumbre de decirlo? Es decir, ¿no es posible imaginar una civilización en la que un plato de comida expresa "altos" contenidos emocionales e incluso intelectuales, en virtud de la experiencia que provoca y del proceso de su producción?

Jorge Frisancho dijo...

Y además la pregunta es la misma, LuchinG (y Gustavo): lo que define a un obbjeto como "arte", ¿es la experiencia estética que produce, o los contenidos que transmite?

LuchinG dijo...

=> A mì me costarìa trabajo definirla; a un crìtico experimentado, tal vez no. En muchas conversaciones me he encontrado con el problema que describes: a menos que dos personas estèn de acuerdo en que han observado el mismo fenòmeno, ninguns definión o metàfora les permite comunicarse. Por puse de ejemplos a los cronopios y famas: emn 1986 no habrìa fuerza capaz de hacerme admitir que ese era un juego sin sentido; tal vez Fra Angèlico y Hesiodo habrìan estado de acuerdo conmigo, pero ral vez tambièn habrìan estado de acuerdop con que no es psible que un arte (un arte en general) sea incapaz de explorar la miseria humana, aunque nunca estemos de acuerdo en què es y què no es "miseria humana"

"Es decir, ¿no es posible imaginar una civilización en la que un plato de comida expresa "altos" contenidos emocionales e incluso intelectuales, en virtud de la experiencia que provoca y del proceso de su producción?"

Buena idea para un cuento. Serìa Tlön meets Gastòn Acurio

Bueno, a ver què puso Faveròn.

LuchinG dijo...

"lo que define a un obbjeto como "arte", ¿es la experiencia estética que produce, o los contenidos que transmite?"

Apuesto a que se trata de la combinaciòn de ambos.

UNO DE TANTOS dijo...

Gustavo, divertido post sobre las candidatas de belleza, mas quisiera comentar sobre las últimas líneas del mismo. Con todo respeto, declarar que algo "es arte o no" va a depender más de una determinada realidad socio-económico- cultural, en un momento de la Historia, que de una norma académica que declare que algo es arte "porque nos da un mensaje" y lo otro no. Si durante cientos de años el hombre ha considerado "artistas" a chefs como Vatel o a peinadores como Leonard, o consideramos a Chanel y a Dior como geniales, y ahora exista ese deseo de depurar entre las artes, digámosle "utilitarias" de las artes "inútiles" pero "significativas", eso solo podemos atribuírselo a la obsesión taxonómica del occidente moderno.

Tienes razón, hay un arte que dialoga con el receptor, que cuestiona, que sugiere, que reta... pero también existe el arte efímero, que se viste y se come, que trata de sublimar lo que es burdo y trivial de por sí.

Meterte en ese terreno te va a llevar a diálogos peligrosos: no va a faltar por allí quien saque al tema más significancia de la que en verdad tiene usando, como analogía, la confrontación entre arte académico-comercial y artesanía y me figuro que hasta terminarás tildado de clasista y racista.

Más bien, si lo que quieres es polemizar (y escandalizar) te sugiero crear un post con opiniones académicas (y de otros entrevistados) donde, en la época del kitsch chicha y el happenin', dilucidemos el más espinoso asunto...

QUE ES ARTE EN EL PERU??
(Yo no puedo y ni me atrevo, ejejej.)
Saludos.
Francisco.