5.8.09

Prohibido pensar

La lumpenización de la inteligencia ataca de nuevo

La cosa ya había sido apuntada por la revista Caretas hace varios meses, cuando Diccionario abracadabra: ensayos de abecechedario, del escritor Gregorio Martínez, resultó ganador de la I Bienal de Ensayo Premio Copé Internacional 2008.

Ahora, el blog de Rodolfo Ybarra saca a relucir el asunto nuevamente: el texto de Martinez está salpicado de ofensas gratuitas a terceras personas, dichas con la vulgaridad más notoria y con una inconcebible ligereza.

El libro de Martínez tiene otros rasgos que, hasta ahora, creo yo, no se han señalado suficientemente. Uno es su inconfundible estupidez, laboriosamente disfrazada de viveza criolla. Otro, su carencia de ingenio, mal barajada por un fraseo tan trabajoso que sería impensable en una mala tarde del Chato Barraza.

Desde el punto de vista intelectual, el problema es que ese volumen, como digo, resultó triunfador no en un festival de chascarrillos ni en una maratón de humoristas vecinales, sino en un concurso internacional de ensayística, en el que quedaron relegados a la simple mención trabajos serios de investigación elaborados por autores como los peruanos Eduardo Dargent y Carlos Garatea Grau y las venezolanas Beatriz Peña Núñez y Mariana Libertad Suárez.

¿Quiénes premiaron a Gregorio Martínez? En el jurado estaba un autor de tanto mérito como el novelista Edgardo Rivera Martínez; dos profesores de la Universidad Catolica: Jorge Iván Pérez y Víctor Vich; además de Sinesio López y el crítico literario y profesor sanmarquino Miguel Ángel Huamán.

La opinión de ese jurado sobre el libro de Martínez fue la siguiente:

"Este ensayo no solo recorre el pasado y el presente sino que los hace dialogar por medio de una prosa literaria muy fluida, sobre la base de una muy asentada radiografía cultural".

Un ejemplo de la fluida y sutil lengua literaria de Martínez y la profundidad de la mencionada "radiografía cultural" lo podemos encontrar al final de su larga parrafada circunstancial sobre el concepto de zoofilia:

"Entonces, ¿qué anatema impide que el sentimiento manifiesto, besos, caricias, infinita ternura como la que el poeta Juan Cristóbal le brindaba a su perra Zorba, pueda ahondar por la ruta sexual? ¿En qué radica la monstruosidad? Nada más pregunto si la manteca es unto. Porque Michel Foucault pensaba que se trataba de una confrontación entre la mitología griega, que acepta la zoofilia, y la mitología judeocristiana que la rechaza de plano".

Así, con la premiación de este libro que hace pocos días presentaron Marco Martos e Hildebrando Pérez, ha empezado a brillar la Bienal de Ensayo Premio Copé Internacional. La millonaria empresa que respalda al concurso y los académicos que sirvieron en el jurado nos mandan un mensaje transparente: nada de pensar demasiado, nada de investigar, nada de elaborar ideas: lo que vale es el palabreo idiota y la grosera agresividad, lo que se premia es el ataque personal y la verborragia sin ton ni son.

(Mi opinión sobre los escritos "ensayísticos" de Gregorio Martínez ya ha aparecido antes en este blog: aquí, aquí y aquí).

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Una pregunta:

¿Entonces que tipo de ensayos o trabajos se debería premiar?¿Cual sería el criterio que debería servir para premiar un trabajo?

Nos has dado las criticas, pero falta la otra parte de la critica. El nuevo canón de la literatura.

Espero que no sea personal el ataque a Gregorio Martinez, porque he leído sus artículos en peru21 y la mayoría se ocupa de comida. Nada desagradable por cierto. Pero gustos son gustos, y hay que respetarlos.

Mirko.

M.L. dijo...

No sé lo que piensan ustedes, pero con todo lo que dice Gregorio Martínez en su diccionario es posible llevarlo a juicio. Sería bueno la opinión de algún abogado.

Anónimo dijo...

Faveron
que paso con quipu??????

Anónimo dijo...

Se esperaba que alguien como Gregorio Martínez ganara el Premio de ensayo de Petroperú. El COPE es un premio sesgado, proclive a cierta tipo de literatura de "izquierda". Siempre gana ese tipo de literatura en todos los premios Cope, el premio de novela que ganó Percy Galindo no despertó ningún interés de parte de nadie. Ahora la misma gente ha galardonado en el premio de novela de Feria internacional de Lima a Selenco Vega, que es del mismo corte de los ganadores del Cope, que en sus declaraciones públicas manifiesta una grosería parecida a la de Martínez. Como diría el maestro Mario Vargas Llosa hay que premiar a los izquierdistas conservadores, a los utopistas arcaicos, a los que utilizan la literatura para destilar su resentimiento de clase, de la cual el diccionario de Gregorio Martínez es un ejemplo patético.

Anónimo dijo...

¿De qué mierda habla el anónimo que comienza así: "Se esperaba que..."?

Anónimo dijo...

¿Literatura de izquierda? ¿Es de izquierda El Derby d elos penúltimos?, ¿o Fuego?.
Leí la novela de Percy Galindo hace poco y tampoco me parece que tenga nada de izquierdoso ni de telúrico, me parece más bien una muy buena novela que peca de no tener un fin comercial. Los libros de Petroperu no "despiertan el interés de nadie" por una sencilla razón: su poca o nula distribución.
Creo que en este concurso, como en todos, hay acertadas y desacertadas elecciones, solo eso.

Anónimo dijo...

Perdón, al anónimo "Se esperaba que...", ¿lo entendí mal o afirma que la gente de Petroperú es la misma de la Cámara Peruana del Libro? ¿Qué, o sea que tienen doble chamba?

Anónimo dijo...

Oye "se esperaba que", ¿dices que Selenco hace literatura de izquierda y por eso lo premian? ¿Selenco Vega de izquierda? Lo único de izquierda que tiene ese compadre es su nombre, que suena un poco a ruso, pero después... A ese tío lo puedes encontrar por el Jockey, adonde va tomar cafecito por las tardes, además enseña en la universidad de Lima. Mejor tómate tu ansiolítico y cambia de ejemplos, ya?

Anónimo dijo...

Tu post me recuerda a esa fábula china en las que dos guerreros enemigos se encuentran en una acequia, y al no poder pelear por estar muertos de sed, uno de ellos bebe el agua y la escupe, pues le pareció mala, y el otro pensó; "El es mi enemigo, pero no por eso voy a morir envenenado solamente por hacer lo contrario que él hace", y no la bebió.
Asimismo, tú e Ibarra se han parado insultando, despotricando entre ustedes, declarándose una rivalidad de lo más agria, pero ahora que Ibarra publica la última "belleza" de Martínez, tú no solamente haces mención de su post sino que publicas también tu parecer, porque te has encontrado con él en la misma acequia, en esa desembocadura de coprolitos llamada Diccionario Abracadabra, ambos guerreros asqueados por el fallo de un jurado a todas luces denigrante.
Que siga pues, Martínez, llamándole "rapiña" a Bryce, o que diga que el pavo es originario de Piura, al fin y al cabo el libro no es un ensayo, lo único que le importó al COPE es que fuera Martínez el ganador, porque se nota que en dicha institución le tienen cierto "camote", pero eso sí, lamento profundamente que tan distinguidos catedráticos se haya hecho presentes para ensalzar este trabajo. Un desliz que sólo las décadas y una probable intrascendecia del libro podrían hacer olvidar.

Anónimo dijo...

Compadre, si insultas, no te quejes de que te insulten. E insultas pidiendo rigor y ciencia. Qué contradictorio. Bueno el rigor y el látigo están cerca. Qué pena. ¿Por qué no te callas?

Anónimo dijo...

Esa frase del ultimo anonimo si que es de antologia, atencion a ella:

"E insultas pidiendo rigor y ciencia"

...o de como perder el sentido de la realidad en solo seis palabras..
genial

Anónimo dijo...

A propósito de los premios COPE, alguien le acaba de dar con palo al cuento ganador de COPE en el facebook (aunque si es complaciente con muchos otros de los finalistas). Copio.

"Finalmente, me ocuparé del cuento ganador. A despecho de los desbordados elogios de un prólogo tendencioso, firmado como hemos dicho por Jorge Valenzuela, "Relámpago inmóvil", de Pedro Ugarte Valdivia, no es sino una sucesión de imágenes que podrían estar mejor acomodadas en las páginas de un fanzine de sci-fi de los cincuentas. El poderoso que, antes de llegar a serlo, se encuentra con un amuleto capaz de detener el tiempo, es un tema que sólo un tratamiento eficaz lo haría despegar. En este sentido, el cuento adolece de dos grandes problemas: el primero, la ausencia de elementos trascendentes (alguna sub-trama consecuente, la presencia de algún adlátere, etc.) que son los que, en los relatos de este tipo, ayudan a equilibrar la trama. Es precisamente la habilidad en su inclusión y manejo lo que marca la diferencia entre, digamos, un Huxley y un simple columnista aficionado a los OVNIs. Y el segundo problema, el más grave en realidad, es el final abrupto, que ni siquiera es sorpresivo sino tan previsible como la despedida de una carta. Este final, corolario de una falta evidente de desarrollo argumental, lleva a pensar que se trata de un trabajo a medias, o un proyecto inacabado que pretendía ser más largo, el cual por motivos incomprensibles hizo las delicias de un jurado impresionable. Algo que refrenda esta afirmación es un “epílogo” evidentemente puesto allí para cerrar de una vez un tema en el cual Ugarte Valdivia ya no quiso o ya no pudo abundar. "Relámpago inmóvil" es, a mi entender, el cuento más débil que jamás haya recibido el Copé de Oro, muy lejos de la calidad de su predecesor, "El Mestizo de las Alpujarras" de Selenco Vega, y, empleando términos astronómicos, a años luz de los trabajos de Tord e Iwasaki". (etc. etc)

Anónimo dijo...

Al último anónimo: sería paja que copies también el resto del comentario sobre los demás cuentos.

Anónimo dijo...

Gregorio Martinez no necesita que le hagas tanta propaganda.
Y al parrafo que citas no le encuentro el menor desbarre. Mas bien tu post insulta destempladamente {"estupidez")
El rapto de Europa por el Toro, o las preferencias de Pasifae pueden bien confrontarse con la ira mosaica contra el becerro de oro.
Sin haber aun leido el libro de Martinez, por lo que dices parece obvio que se trata de un ensayo literario mas que estrictamente academico.
Tal vez deberias de tener menos anteojeras y prejuicios, y aceptar otras eticas, esteticas y tipos de discurso.
Tu critica es a todas luces personal, carece de distancia, y de argumentos. Busca provocar por el insulto, para recuperar lectoria.
Donde se puede conseguir el libro de Martinez?

giacomo dijo...

Estimado "Augusto" Faverón (así lo llama Gregorio Martínez), esperamos su respuesta al artículo escrito por el ganador del último COPE, sección ensayo, en la edición dominical de Peru21, del día 16 de agosto de los corrientes. ¿Ad portas de un nuevo y prolongado debate?

Jota de Ur dijo...

"Fascismo en la blogósfera peruana".

Su post, Sr. Faverón, no es -en absoluto- una crítica literaria, sino un escupitajo de envidia contra el Sr. Martínez, el cual deja mucho -tanto- que desear sobre Ud. como persona.

P.D.: De los que han comentado, muy pocos realmente conocen lo que escriben. Aquellos que hablan de política dentro de la literatura no son más que una jauría con plumas en las fauces.